EL VIOLADOR SERIAL

PUEDE QUEDAR LIBRE EN CUALQUIER MOMENTO

SAN JOSÉ DEL CABO - LUNES 5 DE OCTUBRE DE 2009

  • Sólo hay una denuncia vigente en su contra que en cualquier momento “se cae” por falta de elementos
  • Sus “víctimas” se han retractado: Admiten sexo con su consentimiento
  • Recibe visitas en el CERESO de dos mujercitas, ¡que antes lo denunciaron!
  • ¿Síndrome de Estocolmo?

Por Cuauhtémoc Morgan

San José del Cabo, B.C.S.- El caso del violador serial Salvador Cordero Escareño que durante el mes de julio de 2008 sembró el terror en Los Cabos, en cualquier momento puede dar un giro inesperado que pondrá en inmediata libertad a este sujeto, a quien se juzgó como un sicópata violador de jovencitas.

Y es que de siete denuncias sobre casos de violaciones que según tenía en su contra, todas se han caído por falta de argumentos, además de que la varias de las jóvenes mujeres abusadas admitieron haber tenido “sexo con su consentimiento”. O sea el “desistimiento de las partes”. Otras ni siquiera presentaron denuncia.

Actualmente sólo queda “vivo” un caso, que en cualquier momento también será archivado (sobreseído) por falta de argumentos, pues Salvador Cordero Escareño no fue capturado en flagrancia. Pero lo increíble de este embrollo jurídico, es que dos de sus supuestas víctimas le hacen visitas al Cereso de Los Cabos.

En su edición de hoy, el periódico local “Tribuna de Los Cabos” publica una entrevista que realizó la reportera Paula Montero Becerril al juez penal de primera instancia Efrén Cabrera Trillas, quien da a entender que se ha debilitado el caso del estado contra este violador serial que dentro de poco obtendrá un amparo. “Que se suspenda el proceso penal, quiere decir que yo como Juez me quedo en pausa hasta que otra instancia resuelva el amparo, ya sea a favor o en contra”, dice el magistrado.

Hoy, Salvador Cordero Escareño, que fue detenido el 29 de julio de 2008, transformado en fervoroso cristiano dice que esta experiencia le ha servido para “acercarse a Dios” y sólo esta a espera de obtener de un momento a otro su exoneración plena. Cabe destacar que el detenido ostenta  gran facilidad de palabra y una personalidad atractiva que destaca de los otros internos con los que lleva excelente relación y no generó el natural rechazo que tienen los prisioneros contra los violadores.

SU NEGRA HISTORIA – MODUS OPERANDI

De acuerdo a parte informativo emitido por la Procuraduría de Justicia, Salvador Cordero Escareño, residente de San José del Cabo y gerente nocturno del hotel Crowne Plaza, utilizaba un automóvil FORD Van con el que abordaba a sus víctimas en las paradas de camión, de preferencia mujeres jovencitas a quienes les preguntaba “¿dónde queda la tienda Soriana?”.

Una vez entablada la conversación, las invitaba a subir a su unidad donde las ultrajaba y luego las dejaba en cualquier lugar y les entregaba una pequeña cantidad en dólares “para que tomaran un taxi”.

Las primeras denuncias alertaron a las autoridades, a las que trajo en jaque durante el mes de julio de 2008, pues no daban con su paradero.

Fue hasta el 26 de julio cuando una de sus víctimas golpeó los vidrios de la unidad en una estación de gasolina. Esta situación alertó a los empleados quienes identificaron el automóvil Ford Van que utilizaba Cordero Escareño para cometer sus fechorías.

Finalmente, las autoridades ubicaron el vehículo y detuvieron al violador serial el martes 29 de julio de 2008.



Salvador Cordero Escareño, a punto de quedar en libertad por falta de elementos. dos de sus supuestas víctimas le hacen visitas al Cereso de Los Cabos.


Esta era la FORD Van donde el presunto sicópata violaba a jóvenes mujeres. Hoy se sabe que sus víctimas se han desistido.

EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO


Debe su nombre a un hecho curioso sucedido en la ciudad de Estocolmo, Suecia. En 1973 se produjo un robo en el banco Kreditbanken de la mencionada ciudad sueca. Los delincuentes debieron mantener como rehenes a los ocupantes de la institución durante 6 días. Al entregarse los captores, las cámaras periodísticas captaron el momento en que una de las víctimas besaba a uno de los captores. Y, además, los secuestrados defendieron a los delincuentes y se negaron a colaborar en el proceso legal posterior.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_Estocolmo



Las secuelas de una víctima

OPINIÓN DE UN SICÓLOGO

En muchos casos un patrón de violaciones repetidas forma parte de un estilo sociopático de vida. Las víctimas de violación quedan a veces traumatizadas tanto mental como físicamente por esta experiencia. Se han presentado varios casos en que se puede comprobar cómo la experiencia de una violación puede dejar marcada a la víctima durante muchos años después, imponiéndole una actitud negativa hacia la relación sexual con su pareja; en el caso de la mujer, los ligamentos del área pélvica, pueden desgarrarse durante la lucha con su atacante. Afortunadamente las víctimas de violación a menudo capaces de alejar de su mente, después de un tiempo razonable, los efectos potenciales traumáticos de su experiencia. Algunas mujeres que han sido víctimas de violación informan que conocían a sus atacantes; en caso de que la mujer lo provoque y después el hombre se da cuenta que sus intenciones no son las de tener relaciones con él, éste puede forzarla a realizar el coito; sin embargo, esto no quiere decir que en todos los casos la mujer de ciertos motivos para que el hombre aplique la fuerza para realizar la relación sexual; en muchas ocasiones las víctimas son transeúntes comunes que son raptadas en automóviles y llevadas a lejanos lugares insalubres donde se procederá a la ejecución de este acto. Ciertas jóvenes que tienen una mala reputación social, presentan el problema que en esta circunstancia, la autoridad no considera, que este hecho sea una violación, a pesar de que la víctima se haya visto forzada a hacerlo y de que haya habido violencia; especialmente cuando el nivel social del hombre implicado en el asunto es más alto que el de la muchacha.




Comments