EL PREDIO LA BALLENA


Único territorio de excepción en Baja California Sur

Por Cuauhtémoc Morgan

Este 17 de noviembre se cumplen dos años de una de las operaciones más infames del Partido de la Revolución Democrática en Baja California Sur que, bajo la directriz del gobernador Narciso Agúndez Montaño, promovió la invasión de tierras del Ejido de San José del Cabo bajo una mascarada ejecutada por su compadre y fiel servidor, César Uzcanga Amador.

El tiempo ha confirmado las tesis que denunciamos desde hace más de un año en distintos foros y que hoy es del dominio público: esta agresión fue promovida desde la esfera gubernamental con un objetivo meramente electorero.

Por eso la situación para el gobernador Narciso Agúndez y para el secretario general Luis Armando Díaz se ha tornado complicada, pues está por darse el fallo del Tribunal Unitario Agrario que dejará al descubierto el más grande fraude cometido contra familias humildes de Los Cabos que de buena fe, adquirieron un pedazo de tierra para sus familias y entregaron dinero  a cambio de un simple recibo de la Unión de Colonos Independientes, organización que tutela el ex regidor César Uzcanga Amador.

EL PREDIO LA BALLENA

Se trata de una extensión de más de 1750 hectáreas ubicadas en las inmediaciones del aeropuerto internacional de San José del Cabo y que desde mayo de 2007 estaba en la mira de César Uzcanga Amador para invadirla y perjudicar de esa forma al principal opositor al PRD en ese tiempo, Ángel Salvador Ceseña Burgoin quien se perfilaba como un candidato “difícil” para los intereses de la mafia política representada por el gobernador Narciso Agúndez Montaño.

Para llevar a cabo esta operación, Uzcanga Amador entra en contacto con Martín Ceseña Cosío en la ciudad de La Paz, quien deseaba iniciar un reclamo por ese predio a nombre de sus familiares intestados, oportunidad que aprovecha la nomenklatura perredista para disfrazar la compra – venta de los terrenos de La Ballena en el mes de septiembre ante el notario público número 22 y abogado personal del gobernador, Karim Martínez Lizárraga.

EL ENGAÑO A INCAUTOS

A nombre de la Unión de Colonos Independientes, César Uzcanga Amador convoca a juntas en su domicilio particular de la colonia Magisterial de San José del Cabo, donde líderes del PRD reúnen a centenares de familias con necesidad de terrenos. Estos terrenos son vendidos desde el mes de septiembre por César Uzcanga Amador a 45 mil pesos cada uno, con dos mil y cuatro mil pesos de enganche. Sin embargo para esas fechas aún no anunciaba donde se daría la mega invasión de tierras.

Es así como miles de personas, principalmente de otros estados de la república recién arribados a Los Cabos, “adquieren en oferta” lotes. Para realizar esa adquisición se deberían depositar los enganches de terrenos en la cuenta No. 0550242019 de Banorte, a nombre de César Uzcanga Amador, lo que elevó considerablemente la fortuna personal del regidor, quien algunos domingos, después de cada junta, acudía al rancho del gobernador Narciso Agúndez Montaño para rendir cuentas de lo que hacía.

SE PREPARA LA INVASIÓN DE TIERRAS DEL EJIDO

A pesar de que el Ejido de San José del Cabo había advertido a través de desplegados en la prensa local que se preparaba una invasión a tierras de su propiedad, las autoridades cómplices otorgaron una patente de corzo a Uzcanga Amador para reclutar a un grupo de maleantes que encabezarían al contingente que ingresaría al predio La Ballena, que estaba resguardado por elementos de seguridad privada.

Este grupo de maleantes fue encabezado por la líder del PRD Yolanda Ramos García, recomendada por Luis Armando Díaz para participar en la violenta operación.

Ellos recibieron la instrucción de brincar la cerca y neutralizar a los elementos de seguridad privada para luego derribarla alambrada y permitir el acceso a la gente para que tomara posesión del predio. Para tal efecto, Uzcanga Amador aseguró que los elementos de la Policía Municipal y Ministerial no intervendrían en ningún momento, pues “eso ya lo había arreglado con su compadre” en alusión al gobernador.

LA INVASIÓN AL PREDIO “LA BALLENA”

La tarde del 17 de noviembre de 2009, César Uzcanga Amador instruye a sus líderes para que reunieran a la gente que había solicitado y pagado terrenos en el predio “La Ballena” en el parque de la colonia Vista Hermosa, donde se les darían instrucciones.

Así fue, esa tarde más de 500 familias solicitantes de terrenos se dieron cita en el parque donde al oscurecer se les anunció que la invasión sería en San José Viejo, al final de la calle principal, donde deberían de concentrarse para entrar a la tierra.

El grupo de choque conformado por pandilleros y personas de mal aspecto, se reunió con Yolanda Ramos García y un sujeto identificado como “Leonel” recomendado por Ariel Castro Cárdenas en el vado de la colonia El Zacatal, donde recibieron las instrucciones finales sobre la forma en que deberían actuar para controlar a los guardias de seguridad privada que cuidaban el predio “La Ballena”. Todos ellos previamente habían recibido un teléfono celular Telcel para estar comunicados con mayor estrechez.

OCURRE EL ENFRENTAMIENTO

Alrededor de las ocho de la noche, más de mil personas se apostaron a la entrada del predio “La Ballena” donde comenzó la discusión con los guardias de seguridad privada que se encontraban detrás de la cerca. Al sitio arribaron oficiales de la policía municipal que sin intervenir dejaron que continuara la discusión, pues ya se sabía que su intervención únicamente se daría para ayudar a la invasión de los terrenos ejidales.

También estuvieron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública que dialogaron un momento con las familias y se retiraron a la distancia obedeciendo las “instrucciones superiores” de sólo observar.

Fue cuando repentinamente el grupo de choque de Yolanda Ramos García y el brazo derecho del hoy diputado Ariel Castro Cárdenas, identificado como “Leonel”, ingresan repentinamente y sorprenden a los guardias de seguridad privada por la parte de atrás. Es así como inicia un enfrentamiento a golpes y pedradas con el saldo de un guardia herido.

Posteriormente se derriba la cerca e ingresan centenares de personas que “toman posesión” de la tierra que ilegalmente compraron al entonces regidor del ayuntamiento de Los Cabos, César Uzcanga Amador.

EL PREDIO “LA BALLENA” HOY EN DÍA – TERRITORIO DE EXCEPCIÓN

A la fecha el predio se ha transformado en un territorio de excepción donde ninguna autoridad tiene influencia. Es la “tierra de nadie” donde la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ha perdido vigencia. Veamos por qué.

El predio sigue ocupado por decenas de familias. Muchas se han retirado al enterarse de que todo es un fraude. Otros más han optado por traspasar sus terrenos, pues ya se cansaron de aportar “cuotas” que por diversos servicios les exige César Uzcanga Amador a través de su personero y compadre José Luis Gutiérrez conocido como “el contador”.

Hoy se sabe que Uzcanga Amador les ha exigido a cada familia 2 mil 500 pesos para la introducción de energía eléctrica, situación que no se dará y que ya ha desmentido el superintendente de la Comisión Federal de Electricidad en Los Cabos, Armando Fierro.

También se les cobra el suministro de agua y sin permiso ni autorización alguna, se ha perforado un pozo para el abasto.

Los servicios de seguridad preventiva no son prestados por la policía municipal, sino por la policía privada de César Uzcanga Amador.

El sistema de justicia adentro del predio, no es el mismo al que nos sometemos todos los mexicanos, ahí se aplica de manera personal y a criterio de los vigilantes. Algo así como la “Ley del Garrote”.

Funcionarios federales han tenido dificultades para la realización de diligencias.

A pesar de que es del conocimiento del alcalde de Los Cabos René Núñez Cosío, en “La Ballena” se sigue fraccionando sin permiso, se sigue construyendo sin permiso, se sigue depredando sin permiso y en esta depredación, hasta maquinaria del agua potable (OOMSAPAS) participa.

Esa es la patente de corzo que esgrime César Uzcanga Amador con la anuencia de su compadre el gobernador Narciso Agúndez Montaño y Luis Armando Díaz, secretario general de gobierno.

EL CASO ARTURO ROSAS

El nerviosismo de las autoridades perredistas involucradas en este asunto, fue evidente luego de las declaraciones temerarias que hizo Arturo Rosas, director de Planeación Urbana, sobre la grave corrupción en oficinas municipales relacionadas a los asentamientos humanos.

Arturo Rosas denunció ante este reportero que tiene en sus manos “la permanencia del PRD en el poder en Los Cabos… y tal vez a nivel estatal”, pues ha recabado pruebas de escandalosa corrupción donde no queda bien parado el gobernador Narciso Agúndez Montaño, el secretario general Luis Armando Díaz y varios regidores entre los que se encuentra el representante de los intereses de la mafia política del sol azteca en el cabildo de nombre Enrique Pascual Navarro Barajas.

Y es que a este funcionario además de hostigarlo, fue amenazado por Enrique Pascual Navarro Barajas, “amenazas que tengo grabadas”, dijo.

Entre las revelaciones hechas por Arturo Rosas, se encuentra la presión recibida para falsificar y autorizar planos del predio “La Ballena” y favorecer así intereses que representa el gobernador del estado que en este caso, “sobrepasan los 70 millones de pesos”.

Y fue precisamente Narciso Agúndez Montaño quien tuvo que intervenir para que se dejara de hostigar al funcionario.

CONCLUSIONES

Me consta porque lo viví, que la invasión al predio “La Ballena” fue orquestada desde el gobierno del estado de Baja California Sur. Sin embargo para desfortuna de los vivales, el caso no solamente se ventila en tribunales estatales. El ejido se rige por leyes federales y las denuncias se ventila en el Tribunal Unitario Agrario, donde la influencia de nuestro desprestigiado y desgastado gobernador no alcanza.

Es cuestión de días para que salga la sentencia que va a cimbrar al palacio de cantera desde sus más hondas estructuras y ponerlo en peligro de derrumbre. Me refiero, obviamente, al palacio del gobierno del estado de Baja California Sur.

El "Mero Jefe"


Narciso Agúndez Montaño, a nombre del Partido de la Revolución Democrática, es autor intelectual de la invasión a tierras ejidales.


El ejecutor

César Uzcanga Amador, con la anuencia de su compadre, realizó la invasión a tierras ejidales disfrazándola con un contrato de compra - venta. Por eso siempre se presenta como "comprador de buena fe".

Otro de los tutores del fraude

Luis Armando Díaz, hoy secretario general de gobierno, fue otro de los que tutelaron esta invasión a tierras ejidales con fines electorales. (Foto: www.villanotas.com).

Ahora es diputado

Otro de los integrantes de la mafia de cuello blanco, de la nomenklatura perredista, es el diputado Ariel Castro Cárdenas.

17 de Noviembre de 2007 - La invasión

A las ocho de la noche del 12 de noviembre de 2007, centenares de familias se dieron cita en el acceso al predio "La Ballena".

La policía conoció el hecho

Elementos de la policía conocieron los hechos, pero sólo se limitaron a observar obedeciendo "instrucciones superiores".

Yolanda Ramos García

Líder del PRD en Los Cabos, representante personal para la "operación" del entonces alcalde Luis Armado Díaz. Gráfica tomada el día de la invasión.

Guardia herido

Guardia de seguridad privada, herido la noche del 17 de noviembre de 2007 por el grupo de choque de César Uzcanga Amador.

Maquinaria del agua potable

También participó en la depredación dentro del predio "La Ballena"... ¿Más claro?... ¡Ni el agua!

Los nuevos guardias

A los pocos días en la entrada del predio ejidal, aparecieron los guardias contratados por César Uzcanga Amador.

"El Contador"

José Luis Gutiérrez, personero y compadre de Uzcanga, es el encargado de cobrar "las cuotas" y de recibir dinero por la venta de terrenos en La Ballena.

El caso Arturo Rosas

Tiene en sus manos el destino del PRD en Los Cabos, pues conoce a fondo la corrupción de las autoridades municipales, principalmente regidores del ayuntamiento... "Tengo en mi poder una grabación de Enrique Navarro", dijo a este reportero. (Foto: Cuauhtémoc Morgan).

La cuenta personal de Uzcanga

Depósitos hechos por incautos en la cuenta personal de César Uzcanga Amador, lo que engrosó su fortuna personal. Supuestamente ampara la venta de lotes de una tierra de la cual no ha comprobado propiedad.

Vista del predio

Sin permiso para desmontar, mucho menos para fraccionar, Uzcanga ha hecho del predio La Ballena un territorio donde no tiene vigencia la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.


Comments