Mateo 1:1


Capítulos 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
Versículos 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25


      Libro     de la genealogía     de Jesucristo,     hijo de David,   hijo de Abraham.
                                   
     βιβλος          γενεσεως           ιησου  χριστου      υιου   δαυιδ       υιου     αβρααμ
      biblos          geneseôs          iêsou christou      huiou  dauid      huiou    abraam
       Libro      de la genealogía         de Jesucristo         hijo de  David       hijo de   Abraham


Textus Receptus Stephanus 1550

Vulgata
liber generationis Iesu Christi 
filii David filii Abraham

Almeida Revista e Atualizada

La Nuova Diodati
Libro della genealogia di Gesú Cristo, figlio di Davide, figlio di Abrahamo.

Luther Bibel 1545
Dies ist das Buch von der Geburt Jesu Christi, der da ist ein Sohn Davids, des Sohnes Abrahams.



Libro de la genealogía

βιβλος γενεσεως [biblos geneseôs]

Así titula Mateo el registro genealógico de Jesús, que aparece en los vers. 1-17. Las primeras palabras del cap. 2:1 sugieren que posiblemente Mateo quería que este título sirviera también para la narración de los acontecimientos que antecedieron al nacimiento de Jesús (cap. 1:18-25).

Al redactar el relato de la vida de Jesús, dirigido en primera instancia a lectores de origen judío, Mateo comienza en forma típicamente judía, dando el linaje familiar de Jesús. Debido a que la venida del Mesías había sido tema de muchas profecías, Mateo muestra que Jesús de Nazaret fue en verdad Aquel de quien Moisés y los profetas dieron testimonio.  

Puesto que el Mesías había de nacer de la descendencia de Abrahán (Gén. 22:18; Gál. 3:16), el padre de la nación judía, y de David, fundador del linaje real (Isa. 9:6-7; 11:1; Hech. 2:29-30), Mateo presenta la evidencia de que Jesús cumple con las condiciones de ser descendiente de estos dos ilustres personajes.  Si no existiera esta evidencia, sus afirmaciones de ser el Mesías de nada valdrían, y podrían desecharse todas las pruebas adicionales sin siquiera examinar la veracidad de lo que Jesús decía (cf.  Esd. 2:62; Neh. 7:64).

Cuando Mateo escribió, es probable que fuera posible verificar la genealogía de Jesús comparándola con los registros públicos entonces existentes. Buena parte de esta genealogía (vers. 2-12) podía compararse con las enumeraciones del AT (1 Crón. 1:34; 2:1-15; 3:5, 10-19). El hecho de que, hasta donde se sepa, ningún contemporáneo de Mateo, ni siquiera los enemigos declarados de la fe cristiana, alguna vez pusieron en tela de juicio la validez de esta genealogía, es un excelente testimonio en favor de la autenticidad de la lista genealógica.

genealogía

γενεσεως  [geneseôs] (sust. fem), gen. sing. de γενεσις [genesis]  "nacimiento [generación]" u "origen [principio]".

(El título del Libro de Génesis en las Biblias hebreas es בראשית [berê'shîth], "En el principio", la palabra inicial del libro. "Génesis", le fue asignado por los traductores de la LXX a propósito de su contenido).

Ver:  ראשית [r'shyth] "inicio", "principio", "comienzo", "primero"; "mejor", "principal".

En la Septuaginta (LXX) γένεσις [génesis] aparece 
39 veces: 24 veces (Gén. 2:4; 5:1; 6:9; 10:1, 32; 11:10, 27; 25:12; 25:19; 36:1, 9; 37:2; Éxo. 28:10; Núm. 3:1; Rut 4:18; 1 Crón. 1:29; 5:7; 7:2, 4, 9; 8:28; 9:9, 34; 26:31).
Se traduce del Hebreo תולדות [tholedoth] 
- 39 veces en el AT – “generación”, “familias”, “razas”; “historia” - propiamente de familias, pero también aplicado al origen de otras cosas (Génesis 2:4).

Tholedoth también es traducido
συγγενεια [suggeneia] 
14 veces (Éxodo 6:16, 19; Números 1:20, 22, 24, 26, 28, 30, 32, 34, 36, 38, 40, 42) y
γενεα [genea] 1 vez (Génesis 25:13). 
La RVR  traduce toledoth 
12 veces por "descendencia" (Núm. 1:20, 22, 24, 26, 28, 30, 32, 34, 36, 38, 40, 42); 
4 veces por "descendencias" (Gén. 10:32; 1 Crón. 1:29; 5:7; 7:9); 
3 veces por "descendientes" (Gén. 25:12, 19; Núm. 3:1); 
9 veces por "linajes" (Gén. 36:9; Éxo. 6:16, 19; 1 Crón. 7:2, 4; 8:28; 9:9, 34; 26:31); 
2 veces por "nacimiento" (Gén. 25:13; Éxo. 28:10); 
7 veces por "generaciones" (Gén. 5:1; 6:9; 10:1; 11:10, 27; 36:1; Rut 4:18); 
1 vez por "orígenes" (Gén. 2:4) 
1 vez por "historia de la familia" (Gén. 37:2).

Ver abajo la nota: Genealogía


Jesucristo
 
ιησου χριστου [iêsou christou]


ιησους [iêsous]. Transliteración del arameo Yeshûâ, "Jesús", y éste del hebreo יהושע yhwsh` [Yehoshua'], Josué.

En el texto griego, Lucas y Pablo se refieren a "Josué" como ιησους [iêsous]:

Hechos 7:45
"El cual, recibido a su vez por nuestros padres, lo introdujeron con Josué (ιησους [Iêsous])
al tomar posesión de la tierra de los gentiles, a los cuales Dios arrojó de la presencia de nuestros padres, hasta los días de David" .


Hebreos 4:8
"Porque si Josué (
ιησους [Iêsous]) les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día".

Por lo general se ha entendido que este nombre significa "Jehová es salvación" (Mateo 1:21).  Algunos estudiosos sugieren que debe traducirse "Jehová es generosidad".

El nombre original de Josué, הושע (hwsh` [Hoshea'], Oseas) fue cambiado por יהושע (yhwsh` [Yehoshua'] "Josué":

Números 13:16
"Estos son los nombres de los varones que Moisés envió a reconocer la tierra; y a Oseas (הושע)  hijo de Nun le puso Moisés el nombre de Josué (יהושע)." 

Después del cautiverio babilónico, cuando el arameo reemplazó al hebreo como idioma común de los judíos, este nombre se transformó en Yeshua', que pasó al griego como ιησους  [Iêsous]. En tiempos del NT, Yeshua' era un nombre común entre los judíos (Hech. 13:6; Col. 4:11), y estaba en armonía con la costumbre hebrea de escoger nombres que tuvieran significado religioso (ver Mateo 1:21).

Hoy día, los nombres sirven mayormente como una identificación.  Pero en tiempos bíblicos, se escogía el nombre con sumo cuidado porque daba testimonio de la fe y de la esperanza de los padres, de las circunstancias del nacimiento del niño, de sus propias características, o se relacionaba con la misión de su vida, sobre todo cuando el nombre había sido ordenado por Dios.

El nombre de Jesús está lleno de recuerdos históricos y vislumbres proféticas. Así como Josué había guiado a Israel a la victoria en la tierra prometida, así también Jesús, el Capitán de nuestra salvación, vino para abrirnos las puertas de la Canaán celestial.  Pero Jesús no sólo es el Autor de nuestra salvación (Heb. 2:10), sino que también es el "apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión" (Heb. 3:1). El sumo sacerdote que volvió del cautiverio babilónico (Esd. 2:2) se llamaba Josué (Zac. 3:8; 6:11-15). Así como Oseas amó a una mujer indigna y procuró, en vano, por algún tiempo ganar su afecto, y finalmente la compró de nuevo en el mercado de esclavos (Oseas 1:2; 3:1-2), así también Jesús vino para libertar a la raza humana de la esclavitud del pecado (Luc. 4:18; Juan 8:36).


χριστος [christos]

Traducción del hebreo  משיח mshych [Mashiach]), "Mesías". La palabra "Mesías" significa "ungido". Antes de la resurrección, en los cuatro Evangelios se llama a Jesús "el Cristo" (o Mesías), usando el nombre más bien como título que como nombre personal. Después de la resurrección, el artículo suele desaparecer y "Cristo" se transforma tanto en nombre como en título.

En tiempos del AT el sumo sacerdote (Éxo. 30:30), el rey (2 Sam. 5:3; cf. 1 Sam. 24:6), y en algunos casos los profetas (1 Rey. 19:16) eran ungidos al ser consagrados al sagrado servicio. Esas personas se denominaban entonces משיח, "ungido" (Levítico 4:3; 1 Samuel 24:6; 1 Crónicas 16:21-22).  

En las profecías mesiánicas, el término pasó a aplicarse específicamente al Mesías, quien como
Profeta (Deuteronomio 18:15), Sacerdote (Zacarías 6:11-14), y Rey (Isaías 9:6-7), había sido constituido para que fuera nuestro Redentor (Isaías 61:1; Daniel 9:25-26).  Como Profeta, vino a representar al Padre ante los hombres; como Sacerdote, ascendió para representar a los hombres ante el Padre; y como Rey, libera a los que creen en él, no sólo del poder del pecado en esta vida, sino también del reino del pecado, y habrá de reinar sobre ellos en el reino de gloria.

La palabra χριστος  viene del verbo χριω [chriô] (5 veces en el NT) que significa "rozar", "untar", "ungir". 

En el NT, se dice que Cristo fue "ungido":

Lucas 4:18
"El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido (εχρισενpara dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos;"

Hechos 4:27 
"Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste (εχρισας), Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel,"

Hechos 10:38
"cómo Dios ungió (εχρισεν) con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él."

Hebreos 1:9
"Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió (εχρισεν) Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros."

Y todos los creyentes en forma general:¹
2 Corintios 1:21
"Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió (χρισας), es Dios,"

Cuando se emplean juntos los dos nombres, Jesús y Cristo, se hace una confesión de fe en cuanto a la unión de la naturaleza divina con la humana en una Persona; se afirma la creencia de que Jesús de Nazaret, Hijo de María, Hijo del hombre, es en verdad el Cristo, el Mesías, el Hijo de Dios (Hech. 2:38; etc.). Ver Mateo 1:23; Juan 1:1-3, 14; Filipenses 2:68; Colosenses 2:9.


Griego: υἱός [huios].
Heb. 
בֵּן [ben], (del verbo בָּנָה [banah], "construir", "reconstruir", "establecer", "hacer continuar"). Término que tiene un significado mucho más amplio en el AT que en tiempos modernos, y que también se refleja en expresiones idiomáticas usadas en el NT.

Los significados son:

1. Hijo varón de la primera generación
Génesis 16:15
"Y Agar dio a luz un hijo a Abram, y llamó Abram el nombre del hijo que le dio Agar, Ismael." 
                                                 
2. Nieto
Por ejemplo: a Jehú, hijo de Josafat y nieto de Nimsi: 
2 Reyes 9:2
"Cuando llegues allá, verás allí a Jehú hijo de Josafat hijo de Nimsi; y entrando, haz que se levante de entre sus hermanos, y llévalo a la cámara." 

También se lo llama "hijo de Nimsi" 
2 Reyes 9:20
"El atalaya volvió a decir: También éste llegó a ellos y no vuelve; y el marchar del que viene es como el marchar de Jehú hijo de Nimsi, porque viene impetuosamente."  
Westcott-Hort 1881

Reina-Valera 1960

King James Version
The book of the generation of Jesus Christ, the son of David, the son of Abraham.

La Bible du Semeur
Voici la généalogie de Jésus-Christ et d' Abraham.

Russian Synodal Version
Родословие Иисуса Христа, Сына Давидова, Сына Авраамова.



3. Descendiente de un antepasado famoso, sin tener en cuenta el número de generaciones intermedias. 
Así, José, el padre terrenal de Jesús, fue llamado "hijo de David" aunque vivió 10 siglos más tarde:
Mateo  1:20
"Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es."

4. Hijo adoptivo
 Éxodo 2:10
"Y cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón, la cual lo prohijó, y le puso por nombre Moisés, diciendo: Porque de las aguas lo saqué."

5. Forma bondadosa en que una persona mayor se dirige a un amigo más joven, a un discípulo o a un compañero
1 Samuel 26:17, 21, 25
"Y conociendo Saúl la voz de David, dijo: ¿No es esta tu voz, hijo mío David? Y David respondió: Mi voz es, rey señor mío.... Entonces dijo Saúl: He pecado; vuélvete, hijo mío David, que ningún mal te haré más, porque mi vida ha sido estimada preciosa hoy a tus ojos. He aquí yo he hecho neciamente, y he errado en gran manera.... Y Saúl dijo a David: Bendito eres tú, hijo mío David; sin duda emprenderás tú cosas grandes, y prevalecerás. Entonces David se fue por su camino, y Saúl se volvió a su lugar."

2 Samuel 18:22
"Entonces Ahimaas hijo de Sadoc volvió a decir a Joab: Sea como fuere, yo correré ahora tras el etíope. Y Joab dijo: Hijo mío, ¿para qué has de correr tú, si no recibirás premio por las nuevas?"

1 Timoteo 1:18
"Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia,"

2 Timoteo 2:1
"Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús."

6. Miembro de una tribu o grupo de personas
Nehemías 12:23  
"Los hijos de Leví, jefes de familias, fueron inscritos en el libro de las crónicas hasta los días de Johanán hijo de Eliasib."

Joel 3:6
"y vendisteis los hijos de Judá y los hijos de Jerusalén a los hijos de los griegos, para alejarlos de su tierra."

En muchos pasajes no se nota este uso de la palabra en la traducción española. Por ejemplo:
Ezequiel 25:4 
"por tanto, he aquí yo te entrego por heredad a los orientales, y pondrán en ti sus apriscos y plantarán en ti sus tiendas; ellos comerán tus sementeras, y beberán tu leche."

El texto hebreo dice "hijos de oriente". En muchos casos similares, en el plural "hijos" se incluyen las mujeres y las niñas.

7. Miembro de un grupo profesional o gremio:
1 Reyes 20:35
"Entonces un varón de los hijos de los profetas dijo a su compañero por palabra de Dios: Hiéreme ahora. Mas el otro no quiso herirle."

2 Reyes 2:3
"Y saliendo a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Bet-el, le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad."

Nehemías 12:28
"Y fueron reunidos los hijos de los cantores, así de la región alrededor de Jerusalén como de las aldeas de los netofatitas;" (BJ: "cantores").
 
8. Habitante de una ciudad: 
Lamentaciones  4:2
"Los hijos de Sion, preciados y estimados más que el oro puro, ¡cómo son tenidos por vasijas de barro, obra de manos de alfarero!"
Esdras 2:34 
"Los hijos de Jericó, trescientos cuarenta y cinco."
Como en el inciso 6, "hijos" puede incluir a las mujeres y a las niñas. 

9. Persona que tiene una cualidad:
Lucas 10:6
"Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros."

10. Seguidor fiel:
Génesis 6:2
"que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas".²

11. Ser celestial, creado por Dios; un ángel:   
Job 1:6; 2:1; 38:7
"Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.... Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová.... Cuando alababan todas las estrellas del alba, y se regocijaban todos los hijos de Dios?"

Lucas 20:36
"Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección." (ver nº 13).

12.  Producto del nacimiento o la adopción espiritual
Romanos 8:14, 15, 23
"Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!... y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo."

13. Otros significados:
Hijos de la resurrección
Lucas 20:36
"Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección."

Expresión idiomática hebrea trasladada al griego, y paralela aquí con la frase "hijos de Dios". Los "hijos de la resurrección" son sencillamente los que serán resucitados. El mismo poder que originalmente les dio existencia volverá a darles vida. Todo su ser será renovado para que puedan vivir en el mundo nuevo.


Hijo de David
(Ver nota adicional a Mateo 1:6 > DAVID)
υιου δαβιδ  [huiou dabid]
Variante: δαυιδ [dauid].
Esta era la designación popular empleada por gobernantes (Mat. 22:42; Mar. 12:35; Lucas 20:41) y la gente común (Mateo 9:27; 12:23; 15:22; 20:30-31; 21:9; Marcos 10:47-48; Luc. 18:38 - 39; cf. Juan 7:42) para referirse al Mesías esperado. El empleo de esta frase como título mesiánico indica la comprensión de las profecías que predecían que el Mesías descendería de la familia de David.

Para un pueblo cansado del yugo romano, también implicaba el retorno del reino judío a la independencia y la prosperidad del magnífico reinado de David. David mismo había entendido que la promesa de un hijo que se sentaría en su trono (2 Sam. 7:12-13; Sal. 132:11) se cumpliría en aquel que habría de redimir a Israel (Hech. 2:29-30; ver com. Deut. 18:15). Vez tras vez los profetas de antaño hablaron de este Mesías (Isa. 9:6-7; 11:1; Jer. 23:5-6; etc.). Los escritores del NT repetidas veces aplican el título "del linaje de David" a Cristo (Rom. 1:3; 2 Tim. 2:8; etc.). Como el Hijo de David, Jesús era tanto heredero del trono de David como de las promesas mesiánicas dadas a David.
(Ver comentario de Mateo 1:2 > Abraham)

υιου αβρααμ [huiou abraam]
Entre los héroes de la fe, Abrahán se destacó como "amigo" de Dios:
Santiago 2:23
"Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios."

2 Crónicas 20:7

"Dios nuestro, ¿no echaste tú los moradores de esta tierra delante de tu pueblo Israel, y la diste a la descendencia de Abraham tu amigo para siempre?"

Isaías 41:8
"Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo."

Debido a su fidelidad se eligió a Abrahán para ser el padre del pueblo escogido de Dios. La promesa de que en su descendencia todas las naciones de la tierra serían bendecidas era, según Pablo, una clara predicción mesiánica:
Génesis 22:18
"En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra,por cuanto obedeciste a mi voz."

Gálatas 3:7, 9, 16

"Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham." 
"De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham." 
"Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo."


En consonancia con su propósito de convencer a los judíos de que Jesús era el Mesías, Mateo, a propósito y en forma muy apropiada, hace remontar la genealogía de Jesús hasta Abrahán, mientras que Lucas, que escribió para los cristianos gentiles, consideró que era esencial llevar la genealogía de Cristo hasta el padre de la raza humana.

El propósito de Mateo era el de mostrar que Jesús era descendiente de Abrahán, y que por lo tanto podía ser considerado como heredero de las promesas que le habían sido hechas al patriarca.