1. Los Salmos en el Nuevo Testamento

Se menciona:

(1) "El libro de los Salmos" para citar Sal. 110: 1.

"Pues el mismo David dice en el libro de los Salmos: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies" (Lucas 20: 42-43).

(2) "El salmo segundo" para citar Sal. 2: 7.

"la cual Dios ha cumplido a los hijos de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy" (Hechos 13: 33).

(3) "Otro salmo" para citar Sal. 16: 10.

"Por eso dice también en otro salmo: No permitirás que tu Santo vea corrupción" (Hechos 13: 35).


(4) "Los salmos" para notar una división del Antiguo Testamento

"Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos" (Lucas 24: 44)