Terapias de Pareja Santa Coloma de Gramanet

TOTA LA INFORMACIÓ A : www.xavierconesa.com


Y si practicáramos el sexo todos los días durante un año?

Algunas parejas estables (y sobre todo valientes) se han atrevido y han sobrevivido para contarlo. Para muchas de ellas la experiencia ha sido positiva.

RITA ABUNDANCIA | 1 JULIO, 2014 | 07:26 H
cover
Foto: Everett Collection
Etiquetas: sexo

La prueba de fuego para saber si tu pareja todavía te desea, bien podría ser ésta: proponerle un año de sexo diario e ininterrumpido, sin excusas, y esperar a ver las diferentes expresiones que se suceden en su cara. Yo se lo planteé a la mía, aunque soy mucho menos ambiciosa y me limité tan solo a un mes. Lo primero que me dijo es que estos artículos semanales estaban empezando a afectarme a la corteza cerebral, el hipotálamo y a ambos sistemas nerviosos, el simpático y el parasimpático, con lo que es muy probable que estuviera perdiendo el raciocinio y el libre albedrío. Cuando le comenté que iba en serio, que no era solo por mi ocupación, y se lo planteé como una experiencia, un trabajo de campo o una cierta “meditación” sexual, sufrió un microataque de pánico que dominó con bastante sangre fría y algunas respiraciones profundas. Tras lo cual me dijo que no le veía la gracia a convertir una actividad placentera en una rutina, porque entonces se transformaba en un infierno. “¿Qué pasa si tienes que irte de viaje, o si alguien de los dos está enfermo?”. Formulaba esta pregunta tonta como si lo que más le preocupara eran los días en los que “no se podía” en vez de los que “había que hacerlo por narices”, pero en el fondo lo que intentaba era ganar tiempo en busca de un argumento contundente. “No estamos hablando solo de coito sino de las muchas expresiones y manifestaciones de la sexualidad, como el sexo oral, por ejemplo”, solté para intentar aliviar, en parte, su sufrimiento.

Las parejas sin sexo empiezan a extenderse cada vez más. Ya saben, esas que se adoran pero que no se sabe por qué extraña fuerza cósmica no mantienen ya relaciones sexuales, o lo hacen muy de tarde en tarde. Según la revista Newsweek, que llevaba a la portada el artículo No sex, please, we’re married, se considera sexless mariage a aquel que tiene menos de 10 encuentros sexuales al año y entre el 15 y el 20% de parejas en EEUU se engloban ya en este, cada vez menos selecto, grupo. La sexualidad es algo tan maravilloso, sano y relajante que lo dejamos solo para ocasiones especiales, como el juego de té de la abuela o los stilettos extremadamente sexys que un día nos compramos, pero que aún no hemos estrenado porque nos dejan los pies destrozados. En esta curiosa ideología lo malo es para diario, mientras lo bueno se reserva solo para fechas señaladas. El trabajo, la familia o los hijos son las excusas más utilizadas a la hora de preguntarse por qué tras un cierto tiempo de convivencia, el sexo empieza a estar en peligro de extinción.

Sarah Kavanagh, de 31 años, y su marido Colin, de 40, de Cheshire, Reino Unido, tuvieron mi misma idea y ella se lo planteó a su pareja, con la que habitualmente reservaba sus encuentros para el saturday night fever, mientras él se quejaba de que quería más. En un pequeño diario que publicó el rotativo británico Daily Mail, contaban sus experiencias. Un mes de sexo, algunas veces mecánico y a contrarreloj –para acabar antes de las doce y no entrar en el día siguiente– y también, en ocasiones, sorprendentemente pasional. Treinta días en los que Sarah perdió 21 libras de peso, mejoró su autoestima y su aspecto. Su madre, que no estaba al tanto del reto, al verla tan radiante le preguntó si había descubierto una nueva base de maquillaje; mientras una amiga, conocedora del asunto, le prohibió que le diera ideas a su marido. Una etapa en la que la pareja empezó a enviarse de nuevo mensajes eróticos, a flirtear y que descubrió que es prácticamente imposible discutir con alguien con quien acabas de hacer el amor hace apenas unas horas.

La pregunta del millón que nos formulamos todos es la siguiente. ¿Qué hacer cuando no se está a tono? Porque todos llevamos a cabo diariamente cosas que no nos apetecen, pero seguramente coincidimos en que para el sexo hace falta un cierto estado de ánimo, que no es especialmente indispensable para ir al supermercado y adquirir un saco de patatas. Les contesto con las palabras textuales de la blogger Brittany Gibbons, en un artículo publicado en el Huffington Post, en el que relataba su experiencia de un año de sexo diario, titulado Lo que pasó cuando hice el amor todos los días durante un año. Gibbons decía respecto a eso de las ganas: “Así es como conseguí superar mi miedo a comer ostras y a conducir en la nieve. Te obligas a hacerlo hasta que ya no te das cuenta de que saben a moco o de que no puedes controlar tu vehículo. Te obligas a hacerlo hasta que, de repente, te encanta”.

Un término medio entre el mes y el año de sexualidad sin parar fue el caso de Annie y su media naranja, que dio para un libro, Just do it, de Douglas Brown (Harmony), el marido, y donde el maratón sexual duró 101 días con sus noches incluidas. Los Brown se lo tomaron en serio y establecieron unas reglas nada flexibles. El sexo oral estaba permitido, pero solo como juego preliminar, ya que debía haber coito, pues era lo único que contaba como válido. Según relata un artículo de Fox News, “tenía que ser cada día, en la salud y en la enfermedad, para lo bueno y para lo malo y en la riqueza y en la pobreza”. Poniendo el listón tan alto no es de extrañar que la principal preocupación de la pareja fuera la del cansancio. “Me sentía como una estrella del porno o un medallista de oro olímpico”, comentaba Douglas, “trabajas, viajas, tienes hijos, tienes que limpiar, lavarte los dientes. Mientras todo esto ocurre ya se ha ido la mayor parte del día y solo estás dispuesto para caer rendido. Este fue el gran impedimento, superar la fatiga. Mi cuerpo no estaba preparado para que fuera miércoles, a las nueve y media de la noche y tener todavía que practicar el sexo”. Por si fuera poco, los Brown, de la vieja escuela, no se conformaban con algo rápido. A ellos les gusta ducharse primero, encender unas velas y cumplir con todos los rituales del slow sex.

Los beneficios de este esfuerzo, según cuenta Douglas en su libro, se hicieron patentes sobre todo en el ámbito de la comunicación. “Creo que desde entonces nos comunicamos más claramente y con más honestidad”, decía el autor, mientras Annie hacía un apunte que suscribo al 100%, “hay una especial manera de sentirse amada y deseada que solo puede venir del sexo”.


https://sites.google.com/…/asesor-de-parejas-mollet-del-val…
https://sites.google.com/…/terapi…/asesor-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/ter…/consejero-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/tera…/psicologo-de-parejas-mollet
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasmataro/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasantacoloma/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejagranollers/
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonialista-mollet…
https://sites.google.com/…/tear…/asesor-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/tear…/asesor-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadepar…/asesor-matrimonial

https://sites.google.com/…/t…/assessor-de-parelles-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadep…/assessor-matrimonial
https://sites.google.com/…/…/consejero-matrimonial-barcelona
https://sites.google.com/…/…/conseller-matrimonial-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadepa…/psicoleg-de-parella
https://sites.google.com/…/tearapiadepare…/sexoleg-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadeparejabarcelo…/sexologo
https://sites.google.com/…/te…/tearapia-de-parella-barcelona
https://sites.google.com/…/t…/terapeuta-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiade…/terapeuta-de-parelles

https://sites.google.com/…/tea…/terapia-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadepar…/asesor-matrimonial
https://sites.google.com/…/t…/assessor-de-parelles-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadep…/assessor-matrimonial
https://sites.google.com/…/…/consejero-matrimonial-barcelona
https://sites.google.com/…/…/conseller-matrimonial-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadepa…/psicoleg-de-parella
https://sites.google.com/…/tearapiadepare…/sexoleg-barcelona
https://sites.google.com/…/t…/psicologo-de-parejas-barcelona

https://sites.google.com/…/tearapiadeparejabarcelo…/sexologo
https://sites.google.com/…/te…/tearapia-de-parella-barcelona
https://sites.google.com/…/t…/terapeuta-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiade…/terapeuta-de-parelles
https://sites.google.com/…/tea…/terapia-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadepar…/asesor-matrimonial
https://sites.google.com/…/t…/assessor-de-parelles-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadep…/assessor-matrimonial

https://sites.google.com/…/…/conseller-matrimonial-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadepa…/psicoleg-de-parella
https://sites.google.com/…/t…/psicologo-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadepare…/sexoleg-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiadeparejabarcelo…/sexologo
https://sites.google.com/…/te…/tearapia-de-parella-barcelona
https://sites.google.com/…/te…/tearapia-de-parella-barcelona
https://sites.google.com/…/t…/terapeuta-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/tearapiade…/terapeuta-de-parelles

https://sites.google.com/site/terapiaparejapsicologo/
https://sites.google.com/…/terapia-de-pareja-psicologo-cons…
https://sites.google.com/…/terapia-de-pareja-psicologo-cons…
https://sites.google.com/…/terapia-de-pareja-psicologo-cons…
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/adiccion-…
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/adiccion-…
https://sites.google.com/…/ter…/adiccion-a-las-drogas-mollet
https://sites.google.com/…/adiccion-al-alcohol-granollers-a…
https://sites.google.com/…/terap…/adiccion-al-alcohol-mollet
https://sites.google.com/…/terapiapar…/adicciones-granollers

https://sites.google.com/…/terapiapar…/adicciones-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejap…/adicciones-mollet
https://sites.google.com/…/adiccion-al-alcohol-granollers-a…
https://sites.google.com/…/terap…/adiccion-al-alcohol-mollet
https://sites.google.com/…/terapiapar…/adicciones-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejap…/adicciones-mollet
https://sites.google.com/…/ter…/asesor-de-parejas-granollers
https://sites.google.com/…/terapia…/asesor-de-parejas-mollet
https://sites.google.com/…/terap…/asesor-de-parejas-mollet-1
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/asesor-de…
https://sites.google.com/…/te…/asesor-matrimonial-granollers

https://sites.google.com/…/terapi…/asesor-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/asesor-matrimonial-santa-perpetua
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/consejero…
https://sites.google.com/…/ter…/consejero-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/ter…/consejero-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonial-santa-perp…
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonialista-granol…
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/consejero…
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonialista-santa-…
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/conseller…

https://sites.google.com/…/ter…/conseller-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/terapiaparej…/hipnosis-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsi…/hipnosis-mollet
https://sites.google.com/…/terapi…/hipnoterapeuta-granollers
https://sites.google.com/…/terapi…/hipnoterapeuta-granollets
https://sites.google.com/…/terapiapar…/hipnoterapeuta-mollet
https://sites.google.com/…/terapiap…/hipnotizador-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparej…/hipnotizador-mollet
https://sites.google.com/…/…/psicoleg-de-parelles-granollers
https://sites.google.com/…/tera…/psicoleg-de-parelles-mollet
https://sites.google.com/…/…/psicologo-de-parejas-granollers
https://sites.google.com/…/psicologo-de-parejas-granollers-1

https://sites.google.com/…/tera…/psicologo-de-parejas-mollet
https://sites.google.com/…/psicologo-de-parejas-santa-perpe…
https://sites.google.com/…/terapiaparejaps…/psicologo-mollet
https://sites.google.com/…/t…/psicoleg-de-parella-granollers
https://sites.google.com/…/terap…/psicoleg-de-parella-mollet
https://sites.google.com/…/terapiaparej…/psicoleg-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsi…/psicoleg-mollet
https://sites.google.com/…/terapiapareja…/sexoleg-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsic…/sexoleg-mollet
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsi…/sexolegs-mollet
https://sites.google.com/…/terapiaparej…/sexologa-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsi…/sexologa-mollet
https://sites.google.com/…/terapiapare…/sexologas-granollers

https://sites.google.com/…/terapiaparejaps…/sexologas-mollet
https://sites.google.com/…/terapiaparej…/sexologo-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsi…/sexologo-mollet
https://sites.google.com/…/terapiapare…/sexologos-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejaps…/sexologos-mollet
https://sites.google.com/…/terapiaparej…/sexolegs-granollers
https://sites.google.com/…/…/terapeuta-de-parejas-granollers
https://sites.google.com/…/tera…/terapeuta-de-parejas-mollet
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/terapeuta…
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/terapeuta…
https://sites.google.com/…/ter…/terapeuta-de-parelles-mollet
https://sites.google.com/…/terapiapare…/terapeuta-granollers
https://sites.google.com/…/terapiaparejaps…/terapeuta-mollet

https://sites.google.com/…/ter…/terapia-de-pareja-granollers
https://sites.google.com/…/t…/terapia-de-pareja-granollers-1
https://sites.google.com/…/t…/terapia-de-pareja-granollers-1
https://sites.google.com/…/terapia-de-pareja-psicologo-cons…
https://sites.google.com/…/terpia-de-pareja-consejero-matri…
https://sites.google.com/…/tractament-depressions-granollers
https://sites.google.com/…/te…/tractament-depressions-mollet
https://sites.google.com/…/tratamiento-de-la-ansiedad-grano…
https://sites.google.com/…/tratamiento-de-las-fobias-granol…
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/tratamien…
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/tratamien…
https://sites.google.com/…/ter…/tratamiento-depresion-mollet
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejagranollers/

https://sites.google.com/…/terapiasdepare…/asesor-de-parejas
https://sites.google.com/…/te…/asesor-matrimonial-granollers
https://sites.google.com/…/terapiasdeparejagranollers/conse…
https://sites.google.com/…/ter…/consejero-matrimonial-mataro
https://sites.google.com/…/ter…/consejero-matrimonial-mataro
https://sites.google.com/…/terapi…/consejero-matrimonialista
https://sites.google.com/…/…/psicologo-de-parejas-granollers
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasmataro/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasmollet/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasmollet/
https://sites.google.com/…/asesor-de-parejas-mollet-del-val…
https://sites.google.com/…/terapi…/asesor-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/ter…/consejero-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonialista-mollet…
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonialista-mollet…

https://sites.google.com/…/terapi…/terapia-de-parejas-mollet
https://sites.google.com/…/terapiaparejapsicologo/terapia-d…
https://sites.google.com/…/terapia-de-pareja-psicologo-cons…
https://sites.google.com/…/tea…/terapia-de-parejas-barcelona
https://sites.google.com/…/terapia…/terapia-de-pareja-mollet
https://sites.google.com/…/terapia-de-pareja-psicologo-cons…
https://sites.google.com/site/asesormatrimonialgranollers/
https://sites.google.com/site/asesormatrimonialmataro/
https://sites.google.com/site/asesormatrimonialmollet/
https://sites.google.com/site/psicologoenmolletdelvalles/
https://sites.google.com/site/hipnosismontmelo/

https://sites.google.com/site/xavierconesalapenapsicologia/
https://sites.google.com/site/terapiadeparejabarcelona/
https://sites.google.com/site/tearapiadeparejabarcelona/
https://sites.google.com/site/terapiadeparejamataro/
https://sites.google.com/site/terapiadeparejamollet/
https://sites.google.com/site/terapiaparejapsicologo/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejabadalona/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejagranollers/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasantacoloma/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasmataro/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasmollet/

https://sites.google.com/…/terap…/asesor-de-parejas-badalona
https://sites.google.com/…/tera…/asesor-matrimonial-badalona
https://sites.google.com/…/t…/consejero-matrimonial-badalona
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonialista-badalo…
https://sites.google.com/…/te…/psicologo-de-parejas-badalona
https://sites.google.com/…/terapias…/asesor-de-pareja-mataro
https://sites.google.com/…/terapi…/asesor-matrimonial-mataro
https://sites.google.com/…/terap…/asesor-de-parejas-badalona
https://sites.google.com/…/ter…/consejero-matrimonial-mataro

https://sites.google.com/…/asesor-de-parejas-santa-coloma-d…
https://sites.google.com/…/asesor-matrimonial-santa-coloma-…
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonial-santa-colo…
https://sites.google.com/…/terapi…/asesor-matrimonial-mollet
https://sites.google.com/…/consejero-matrimonialista-santa-…
https://sites.google.com/…/psicologo-de-parejas-santa-colom…
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejasantacoloma/
https://sites.google.com/site/terapiasdeparejabadalona/

Los caminos del Señor son inescrutables y Charla Muller, una mujer cristiana y norteamericana que estaba leyendo la epístola a los Gálatas (5, 22-23) en su grupo de estudios bíblicos, decidió lo que iba a regalarle a su marido por su 40 cumpleaños: 365 días consecutivos de sexo. Charla desterró dos tópicos de un plumazo: el erotismo no está reñido con las religiones y el sexo no acaba en el matrimonio cuando el hombre deja de pedirlo. Esta cristiana practicante quería darle a su marido un regalo inolvidable que nadie más pudiera proporcionarle y avivar el fuego de la pasión, algo famélico en los últimos años. Del resultado nació otro libro 365 Nights. A memoir of Intimacy de Charla Muller (Berkley Trade), que pretendía, de paso, afrontar los 40 de una manera diferente a la habitual, en la que, según ella “el hombre se dedica a los affaires y los coches y ella al bótox y la liposucción”. De nuevo el problema del deseo, pero según cuenta Muller en su libro, y recoge este artículo publicado en El Mundo “la idea era que el deseo llegaría solo. El sexo regular nos proporcionaba una sensación de salud y bienestar que nos estimuló el deseo de tener todavía más sexo. El sexo también es un gran liberador de estrés. Un buen y relajante revolcón con Brad era una forma magnífica de distraerse de la sensación de que el mundo se vendría abajo si yo no estaba ahí luchando contra los dragones 24 horas al día, siete días a la semana. Podía relajarme, sentir cómo esas endorfinas tintineaban por todo mi cuerpo y olvidarme del mal día. Y, en lo que quizás era lo mejor de todo, nuestros momentos íntimos me hacían sentirme más joven”.

En el mismo artículo hay una declaración del libro de Charla que hace alusión a la reacción de los amigos, generalmente comprensivos, que miran a la pareja que se ha autoimpuesto esta titánica tarea con una mezcla de compasión y desagrado. “Una noche estábamos en un restaurante italiano, llenándonos de vino, pasta y pan. Una amiga me dijo: ‘Me da pena por ti. Ahora tendrás que irte y hacer el amor. Yo puedo ir a casa y ver Saturday Night Live en la cama’. Le dije que ese día ya habíamos tenido uno rapidito –contratamos a la cuidadora de los niños una hora antes. La noche, en realidad, empezó con un polvo–. Así que no, no fue un sacrificio; al menos, no lo fue durante la mayor parte del tiempo”. Aunque más adelante reconoce que “los últimos meses lo hacíamos mecánicamente, pero creo que aun así tenía un valor. Incluso cuando eran polvos rápidos y no una experiencia de luna de miel para alucinar en colores eran una buena manera de conectar. Me hacían mirarle a los ojos y a él mirarme a los míos, y comunicar física y emocionalmente”.

Esta devota cristiana concluye con un consejo para todas las parejas casadas: “Sea cual sea la frecuencia con la que lo estéis haciendo, duplicadla. Y, de aquí a seis meses, duplicadla otra vez. Es una prueba de que estáis aquí, vivos y estrechamente juntos”. La conclusión de Annie Brown es todavía más contundente: “El sexo es como una pizza, aunque sea malo, siempre es bueno”.
 



Badia del Vallès
Barberà del Vallès
Castellar del Vallès CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Sense Escut Castellbisbal
Cerdanyola del Vallès ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Gallifa Gallifa
Matadepera
TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Montcada i Reixac
Palau-solità i Plegamans
Polinyà Polinyà
Rellinars ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Ripollet
Rubí
PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Sabadell  ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Sant Cugat del Vallès ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Sant Llorenç Savall
Sant Quirze del Vallès
TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Santa Perpètua de Mogoda
Sentmenat
Terrassa
Vacarisses CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Viladecavalls CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Aiguafreda PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
L'Ametlla del Vallès ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Bigues i Riells
Caldes de Montbui
Campins Campins
Canovelles PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Cànoves i Samalús
Cardedeu ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Figaró-Montmany CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Fogars de Montclús CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Les Franqueses del Vallès TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
La Garriga CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Granollers  TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Gualba
PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
La Llagosta
Llinars del Vallès
Lliçà d'Amunt CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Lliçà de Vall CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Martorelles
Mollet del Vallès ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Montmeló
Montornès del Vallès CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Montseny
Parets del Vallès ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
La Roca del Vallès  CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Sant Antoni de Vilamajor
TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Sant Celoni
Sant Esteve de Palautordera
Sant Feliu de Codines
Sant Fost de Campsentelles
Sant Pere de Vilamajor
Santa Eulàlia de Ronçana ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Santa Maria de Martorelles
Santa Maria de Palautordera PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Tagamanent CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Vallgorguina
Vallromanes ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Alella
Arenys de Mar
Arenys de Munt
Argentona
Cabrera de Mar TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Cabrils
ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Caldes d'Estrac
Calella
Canet de Mar
Dosrius
Masnou, el
Mataró
Montgat PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Òrrius
Palafolls
Pineda de Mar
Premià de Dalt CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Premià de Mar
Sant Andreu de Llavaneres
Sant Cebrià de Vallalta
TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Sant Iscle de Vallalta
Sant Pol de Mar ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Sant Vicenç de Montalt
Santa Susanna
Teià  CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Tiana ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Tordera
Vilassar de Dalt PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Vilassar de Mar
Vilalba Sasserra
Vilanova del Vallès


La forma en la que una pareja vive su relación viene determinada tanto por las características particulares de sus miembros (estilo afectivo, historia de aprendizaje, experiencias en relaciones románticas previas, etc.), como por el contexto cultural y social en el que se inicia y se desarrolla (factores culturales, roles de género, etc.). Todos estos aspectos van a ser determinantes en las dinámicas de interacción que se generen en la pareja y, por lo tanto, en el ajuste y la calidad de la misma. Este último capítulo teórico recoge los factores más relevantes que definen, conforman y profundizan en la comprensión de las relaciones de pareja. Se inicia con un breve recorrido por los factores socioculturales que ejercen su influencia sobre el modo en el que la persona se enfrenta y vive sus relaciones de pareja, para concluir con la importancia del compromiso como variable clave en la definición de las relaciones íntimas. Continúa el capítulo centrándose en aquellas áreas que caracterizan las dinámicas interactivas de la relación, así como el procesamiento cognitivo característico de las relaciones románticas. Seguidamente, nos centraremos en variables de ajuste a la relación, dependientes, en gran medida, de las áreas y procesos cognitivos señalados previamente. En concreto, nos centraremos en el análisis del conflicto y la satisfacción con la relación. Finalizaremos el capítulo relacionando todos estos aspectos con los patrones de apego analizados en capítulos anteriores. Describiremos cómo las dinámicas de interacción y las variables de calidad de la relación están influidas por el modelo mental mantenido por cada miembro de la pareja que, en su lucha por lograr y mantener el sentimiento de seguridad emocional, hace que las personas actúen, sientan y piensen en función de esquemas de procesamiento particulares, que se hacen especialmente evidentes en el marco de las relaciones íntimas. TESIS DOCTORAL 98 1. INFLUENCIA DE LOS FACTORES SOCIOCULTURALES EN LA DEFINICIÓN DE LA RELACIÓN DE PAREJA En el estudio de las relaciones de pareja, es importante atender a todos aquellos factores socioculturales que están influyendo, de una u otra forma, en la dinámica relacional. Las tendencias sociales repercuten en la forma de entender y vivir la relación de pareja y, por tanto, en el ajuste y la satisfacción con la misma. A continuación nos detendremos en el análisis de algunos de los aspectos socioculturales más influyentes. La sociedad actual se caracteriza por su énfasis en la individualidad, entendida como la priorización de los logros personales frente a los de relación: solvencia económica, éxito laboral, sobrevalorización de la libertad personal y anteposición de los propios deseos, etc. Puesto que toda relación implica cierta dosis de sacrificio personal, el hecho de que existan influencias que sobrevaloren estos aspectos puede tener repercusiones negativas sobre el ajuste a la relación. En este sentido, diversos estudios indican cómo en las culturas con tendencias individualistas existe un menor sentimiento de interdependencia con los demás (Hinde, 1984; Lewis, 1999), lo que genera actitudes pasionales hacia el amor frente a actitudes de tipo pragmático o de amistad (Dion y Dion, 1988; Goodwin y Findlay, 1997; Hendrick y Hendrick 1986). La influencia de la cultura llega a ser tan relevante que, en el estudio llevado a cabo por Sprecher (2002), las diferencias en el tipo de creencias románticas hacia el amor resultaron ser mayores entre las distintas culturas evaluadas que entre hombres y mujeres dentro de la misma cultura. Otro aspecto sociocultural relevante son las expectativas sociales que definen qué se entiende por una relación y qué comportamientos han de esperarse del otro. Hace apenas dos décadas los roles de género estaban claramente diferenciados, sin embargo, en la actualidad el ideal social de la igualdad entre sexos está generando un conflicto de roles en la relación (Brehm, 1985). La importancia de esta búsqueda de la equidad viene en parte condicionada por el aumento de las actitudes individuales (Amato, 2007). Se presiona para que no se reproduzcan las pautas tradicionales, para que se deslinde función y género, fomentando de este modo unas expectativas de igualdad y simetría irreales por cuanto distantes de la realidad. Las generaciones actuales han sido criadas bajo los roles tradicionales; negar que existen diferencias de DINÁMICAS Y CALIDAD DE LA RELACIÓN DE PAREJA 99 género, y enfrentarse a una convivencia creyendo en ello, genera una serie de demandas y tensiones que originará desajustes que pueden derivar en conflictos e insatisfacción con la relación. De esta posición no se deriva una actitud de resignación sino una visión realista que fomente actuaciones prácticas que logren cambios desde una evaluación real de la situación. En relación con estas expectativas, encontramos también cierta carga psicológica en lo referente a las funciones que la pareja debe cubrir: fomento de la realización profesional de sus miembros, reparto de las tareas del hogar a partes iguales, alta satisfacción sexual, comprensión y apoyo incondicional, completo entendimiento, etc. Esta sobrecarga de demandas hace que se responsabilice a la pareja de la propia felicidad, lo que conduce a niveles de exigencia que, en muchos casos, son una fuente de desilusión y desengaño. La idealización del amor imperante en nuestra sociedad es en parte responsable de que el sentimiento de amor romántico resulte un prerrequisito imprescindible para la consolidación y mantenimiento de la relación de pareja (Simpson, Campbell y Berscheid, 1986) y de la búsqueda constante de la sensación fisiológica de estar enamorado (Sanz, 2002, comunicación personal). Con esta idea de partida, cuando la fase pasional decae cediendo espacio al desarrollo de otros aspectos de la relación (Sternberg, 1986, 1998), aumenta la posibilidad de que se desarrolle un sentimiento de pérdida, que puede conllevar cierto desamor e infravaloración de otras áreas de la relación. Ligado a este aspecto, encontramos la sobrevalorización de lo novedoso y lo joven, donde se da un valor añadido a todo lo que suponga novedad y cambio. La rutina es vista con valencia negativa, olvidando que es una faceta psicológica necesaria tanto para la estabilidad personal como para generar un sentimiento de seguridad. Una relación necesita de cierta rutina para estabilizarse en el tiempo y proporcionar seguridad. En épocas anteriores, el mundo emocional y las cuestiones sentimentales de la relación estaban menos priorizados que en la actualidad, donde son considerados aspectos centrales en la comprensión de las relaciones. La vida en pareja ya no tiene como objetivo principal ni el logro de una estabilidad económica, ni la crianza de los hijos, ni la regulación o permisividad de la sexualidad. Hoy en día, para comprender el complejo mundo de las relaciones debemos centrarnos, principalmente, en aspectos relacionados con el mundo de lo emocional. De hecho, la mayoría de los problemas afectivos y sexuales que presentan las parejas tienen su origen en estos estándares (Ellis y Grieger, 1981). TESIS DOCTORAL 100 El resultado de la mayor complejidad sociocultural actual conlleva una mayor diversidad en las relaciones comparadas con aquellas que, pocos años atrás, se formaban entre las personas que decidían unirse para formar una familia. Desde el tamaño familiar, el número de hijos y la ocupación de los miembros de la pareja, hasta los procesos cognitivos y afectivos que se generan en las mismas. En la actualidad, podemos encontrar formas de relación tan diversas que ofrecer una definición que enmarque todas estas alternativas u opciones implicaría una generalización excesiva y una vaguedad en las características que la integran y definen. Encontramos diferencias importantes en relaciones tan diversas como las heterosexuales, homosexuales, parejas casadas, con cohabitación, parejas de hecho, parejas divorciadas que se reagrupan con hijos de diversos matrimonios, etc. En este sentido, podemos considerar la relación de pareja como la unión de dos personas entre las que existe un deseo de unión exclusiva y un proyecto de vida en común con un claro sentimiento de compromiso entre ellos. Expertos en terapia de pareja aseguran que, hoy en día, una de las características principales que definen una relación de pareja es el sentimiento de compromiso que existe entre sus miembros (Wallerstein y Blakeslee, 1995). Rusbult (1980, 1983 y Rusbult y Buunk, 1993) definió el compromiso como un estado psicológico que representa una orientación a largo plazo que incluye sentimientos de apego a la pareja y el deseo de mantener una relación (ver capítulo 2). Para estos autores, el compromiso implica componentes emocionales y cognitivos, que influyen directamente en un amplio rango de conductas que son esenciales para el crecimiento y mantenimiento de la relación. De esta forma, el compromiso facilita el refuerzo del proyecto afectivo común, promoviendo la estabilidad (Lauer y Lauer, 1986) y la calidad de la relación (Fletcher, Simpson, y Thomas, 2000). En este punto, resulta interesante comentar que diversos estudios han señalado la existencia de una mayor tasa de disolución y un menor ajuste en aquellas parejas que cohabitan antes del matrimonio (Berscheid y Reis, 1997, Noller 2006), explicado en parte por el débil compromiso con el matrimonio de estas parejas (Bennett, Blanc y Bloom 1988; Hyde y DeLamater, 2000; Watson, 1983). Por otra parte, además de su naturaleza afectiva, el compromiso tiene una función amortiguadora de los conflictos. Así, por ejemplo, pequeños problemas pueden ser altamente destructivos en aquellas parejas en las que no se ha establecido un compromiso fuerte (Liberman, et al., 1987). Esmond, Dickinson y Moffat (1998), DINÁMICAS Y CALIDAD DE LA RELACIÓN DE PAREJA 101 encontraron que el compromiso, después de las habilidades comunicativas, era una de las variables principales que diferencian aquellas parejas que mantienen una relación duradera de aquellas otras que acaban en separación o divorcio. En resumen, el compromiso es una de las variables psicológicas claves que definen el concepto actual de relación de pareja. Sin embargo, existen además una serie de áreas características de la relación que resultan básicas para el estudio y diagnóstico de la calidad de la misma. En el apartado siguiente se describen estos aspectos.