Terapia de Pareja Granollers

TOTA LA INFORMACIÓ A : www.xavierconesa.com


Cuatro inventos científicos que han mejorado la sexualidad femenina

Una muestra sobre la investigación sexual en la historia nos recuerda los avances y las ideas que mejoraron nuestro lado más placentero

RITA ABUNDANCIA | 23 DICIEMBRE, 2014 | 07:30 H
cover
Foto: Science Museum / Science and Society Picture Library
Etiquetas: sexo

No hay nada mejor para entender el presente que echar una ojeada al pasado. Por eso laWellcome Collection londinense acoge ahora The Institute of Sexology: Undress your mind, una muestra para que comprendamos mejor nuestra manera de entender la sexualidad, viajando atrás en el tiempo. Disponible hasta septiembre del 2015, pretende hacer un repaso a la manera en que la ciencia y la sexología entendieron e interpretaron el sexo a través de los tiempos.

Objetos, láminas, fotos, material cinematográfico o artefactos imposibles sirven para ilustrar las diferentes ideas que hemos tenido de lo que era la sexualidad. Al principio, ese instinto animal, que nos volvía irracionales y que explicaba comportamientos criminales y delictivos, hasta convertirse, con el tiempo, en una de las expresiones de la inteligencia humana. The Institute of Sexology cuenta también como la dimensión sexual sirvió en un principio para explicar conductas psicológicas irregulares –al estilo de lo que el psicoanálisis hizo en Europa– para luego, gracias a investigadores norteamericanos como Alfred C. Kinsey o Master y Johnson, en los años 40 y 50 del pasado siglo, tratar de ahondar en la uniformidad, el comportamiento habitual de dos personas en una cama.

Muchos nombres conocidos desfilan por la muestra, desde Freud al fundador de la revista Playboy, Hugh Hefner, pasando por Woody Allen. Algunos salen reforzados o con una nueva imagen, como le ocurre al padre del psicoanálisis. A pesar de sus considerables dosis de misoginia, el neurólogo austríaco fue uno de los primeros que abogó por la idea de que el primordial papel del sexo no es la reproducción sino el placer. Además, la muestra recoge una carta manuscrita de Freud en la que trata de explicar, a una afligida madre, como la homosexualidad de su hijo no es una enfermedad.

Otras piezas pueden recordarnos hechos recientes como es el caso del libro Psychopathia Sexualis, publicado en 1896 y escrito por Richard von Krafft-Ebing, en el que clasificaba las desviaciones y conductas “anormales”, cuando las practicas sexuales se dividían en buenas y malas, sanas y enfermizas, correctas e incorrectas. Que la historia se repite lo confirma la nueva y vergonzosa enmienda a la ley que regula la pornografía en el Reino Unido, para la que los azotes fuertes en las nalgas, la eyaculación femenina o los látigos y las fustas entran de nuevo en la zona prohibida, en pleno siglo XXI.

La muestra también permite leer entre líneas la gran ayuda que supuso la confirmación científica al hecho de aceptar o, al menos dejar de estigmatizar, ciertas prácticas o sexualidades como “anormales”. Sin contar con que la sexología parece un saco sin fondo, una ciencia con numerosos misterios aún sin descubrir, lo que la hace todavía más apasionante.

Pero volviendo atrás y según esta muestra, estos son algunos de los inventos, ideas y conceptos que más contribuyeron a mejorar la sexualidad femenina.

El control de natalidad

Desligar el sexo de la reproducción ha sido siempre el primer problema a resolver para que las mujeres pudieran disfrutar plenamente, y sin consecuencias, de su sexualidad. La escocesa Marie Stopes (1880-1958) fue una pionera en esta materia, ya que fundó en 1921 la primera clínica de control de natalidad en Londres. Stopes, que estudió botánica y geología, escribió varios libros que contribuyeron a cambiar las nociones de lo que debía ser el matrimonio, la vida de casada y lo que cabía esperarse de las relaciones marido-mujer. Marie abogaba por perseguir la felicidad y el sexo satisfactorio, además de elegir el número de hijos que se deseaba tener. Ideas totalmente innovadoras en aquella época. Married Love (1918) y Wise Parenthood (1918) fueron dos de sus obras que se vendieron como churros porque en ellas había información asequible y bien explicada sobre métodos anticonceptivos. Tuvo que librar grandes batallas, incluso ante los tribunales, para llevar a cabo su labor
 

anti condom

Caja de condones alemana de los 80.

Science Museum / Science and Society Picture Library

El vibrador

Como cuenta la película Hysteria (2011), el vibrador fue inventado para el tratamiento de esta enfermedad, así como de otros trastornos nerviosos que afectaban a las mujeres a principios del siglo XIX y que solo podían ser tratados, según los médicos de entonces, con un masaje pélvico. Pero existe otra teoría sobre el nacimiento de este útil artefacto, expuesta en un artículo del diario inglés The Guardian titulado No, no, no! Victorians didn't invent the vibrator, en el que se tiende a pensar que la prodigiosa máquina no fue inventada para uso femenino sino para aliviar el dolor muscular, y que más tarde se derivó a otras utilidades. Fern Riddell, la autora del reportaje, basa su hipótesis en el hecho de que la masturbación y darse placer a uno mismo eran vistos entonces como peligrosos y antinaturales, además de existir la creencia de que los orgasmos no debían desperdiciarse así como así, ya que la concepción era más probable después de un acto sexual satisfactorio. Riddle dibuja también una época victoriana diferente a la que estamos acostumbrados, menos mojigata y que contemplaba la sexualidad como algo a cultivar. Según el artículo,  A Guide to Marriage, publicada en 1865 bajo el nombre de Albert Sidebottom, se aconsejaba a las parejas jóvenes que exploraran su relación desde el primer momento y decía “el amor entre los sexos se basa en la pasión sexual”, mientrasFruits of Philosophy, escrita por Annie Besant en 1877, era una completa guía de los métodos anticonceptivos”. Todo un bestseller de la época.

Cualquiera que sea la verdadera historia de este juguete erótico, lo cierto es que, según cuenta Catherine Blacklege en su Historia de la Vagina, “el vibrador fue el quinto aparato doméstico que se electrificó, por detrás de la máquina de coser, el ventilador, el hervidor de agua y la tostadora”. En 1918 podían verse estos artículos en los anuncios de electrodomésticos con el prometedor eslogan de “la ayuda que toda mujer agradece”.

El papel del clítoris

Freud lo calificó de pene inacabado y sostenía que la mujer que solo experimentaba placer mediante la estimulación de esta área genital era inmadura sexualmente. Los Estudios de Master y Johnson pusieron al clítoris en su lugar y clasificaron dos tipos de orgasmos, el vaginal y el clitoriano, además de comprobar la capacidad multiorgásmica del “sexo débil”. Lo que se derivó de estos experimentos fue la existencia de una sexualidad femenina independiente de la penetración, que los más apocalípticos vieron como una amenaza a la heterosexualidad, pero que ayudó a muchas mujeres a comprender mejor su fisiología y a alcanzar el orgasmo estimulando esta zona.

El clítoris sigue siendo objeto de investigación, de hecho se ha visto su anatomía completa por primera vez en 1998, gracias a los estudios de imagen por resonancia magnética que realizó la uróloga australiana Helen O’Connell. Y hace tan solo cinco años que los investigadores franceses Dr. Odile Buisson y Dr. Pierre Foldès crearon el primer sonograma completo en 3D del clítoris estimulado. Solo en su parte externa este órgano posee 8.000 terminaciones nerviosas, el doble que las del pene, y éstas se comunican con otras 15.000 más en la región pélvica.

vibrador

Caja para ‘Vedee’, uno de los primeros vibradores de la historia.

Science Museum / Science and Society Picture Library

La masturbación femenina

Por su propio diseño y morfología, los genitales femeninos, más escondidos y menos accesibles que los del hombre, han necesitado más tiempo para llegar a ser entendidos y estudiados, tanto por la ciencia como por sus propietarias. Las Mujeres de Boston, contribuyeron a que el género femenino se familiarizase con ellos, los viese en un espejo y empezara a utilizarlos para su propio placer. El libro que escribió este colectivo Nuestros cuerpos, nuestras vidas, editado en 1969, fue todo un hito en la historia de la sexología, se tradujo hasta al Braille y fue uno de los mejores manuales sobre sexualidad femenina, enfermedades venéreas y anticonceptivos. Este grupo trabajó por borrar la vergüenza de la masturbación, los embarazos no deseados, la falta de información y la ignorancia existente en torno al cuerpo femenino.

Betty Dodson, la abuela de la masturbación, como se conoce a esta octogenaria, sexóloga y feminista, fue otra pionera en este campo, ya que en los años 70 empezó a reunir grupos de mujeres para enseñarles a conocer sus genitales y las técnicas de autosatisfacción, causando no poco escándalo en la sociedad estadounidense de entonces. Betty tiene todavía consulta en Nueva York, donde se sienta junto a sus alumnas, tumbadas con las piernas abiertas y con un espejo frente a sus partes, para guiarlas en el arte del sexo autosuficiente, tan poco practicado por las mujeres. La gran aportación de Dodson es la idea de que la responsabilidad por la satisfacción sexual está en manos de cada persona. Podemos estar solos y no tener a nadie, pero la naturaleza nos ha brindado la posibilidad de seguir practicando el sexo, aunque sea con nosotros mismos. ¿No es una prestación fantástica?



Badia del Vallès
Barberà del Vallès
Castellar del Vallès CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Sense Escut Castellbisbal
Cerdanyola del Vallès ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Gallifa Gallifa
Matadepera
TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Montcada i Reixac
Palau-solità i Plegamans
Polinyà Polinyà
Rellinars ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Ripollet
Rubí
PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Sabadell  ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Sant Cugat del Vallès ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Sant Llorenç Savall
Sant Quirze del Vallès
TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Santa Perpètua de Mogoda
Sentmenat
Terrassa
Vacarisses CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Viladecavalls CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Aiguafreda PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
L'Ametlla del Vallès ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Bigues i Riells
Caldes de Montbui
Campins Campins
Canovelles PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Cànoves i Samalús
Cardedeu ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Figaró-Montmany CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Fogars de Montclús CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Les Franqueses del Vallès TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
La Garriga CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Granollers  TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Gualba
PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
La Llagosta
Llinars del Vallès
Lliçà d'Amunt CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Lliçà de Vall CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Martorelles
Mollet del Vallès ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Montmeló
Montornès del Vallès CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Montseny
Parets del Vallès ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
La Roca del Vallès  CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Sant Antoni de Vilamajor
TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Sant Celoni
Sant Esteve de Palautordera
Sant Feliu de Codines
Sant Fost de Campsentelles
Sant Pere de Vilamajor
Santa Eulàlia de Ronçana ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Santa Maria de Martorelles
Santa Maria de Palautordera PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Tagamanent CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Vallgorguina
Vallromanes ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Alella
Arenys de Mar
Arenys de Munt
Argentona
Cabrera de Mar TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Cabrils
ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Caldes d'Estrac
Calella
Canet de Mar
Dosrius
Masnou, el
Mataró
Montgat PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Òrrius
Palafolls
Pineda de Mar
Premià de Dalt CONSEJERO MATRIMONIALISTA GRANOLLERS
Premià de Mar
Sant Andreu de Llavaneres
Sant Cebrià de Vallalta
TERAPIA DE PAREJA GRANOLLERS
Sant Iscle de Vallalta
Sant Pol de Mar ASESOR DE PAREJAS GRANOLLERS
Sant Vicenç de Montalt
Santa Susanna
Teià  CONSEJERO MATRIMONIAL GRANOLLERS
Tiana ASESOR MATRIMONIAL GRANOLLERS
Tordera
Vilassar de Dalt PSICOLOGO DE PAREJAS GRANOLLERS
Vilassar de Mar
Vilalba Sasserra
Vilanova del Vallès

La investigación que presentamos se centra en la relación de pareja adulta desde el marco teórico de la teoría del apego. Nuestro trabajo se posiciona en la creencia de que en el ser humano, existe una necesidad biológicamente determinada hacia la formación de vínculos afectivos, cuyo objetivo principal es la consecución de un sentimiento de seguridad psicológica. La teoría del apego, en la que se enmarca este trabajo, es una teoría de la regulación del afecto y como tal, diferencia a las personas en el modo en el que estas sienten y expresan sus necesidades de afecto y en el modo en el que actúan para mantener un equilibrio emocional. Nuestro objetivo ha sido, en primer lugar, estudiar la influencia del estilo de apego, las actitudes amorosas y las dinámicas de interacción, sobre la calidad y la satisfacción de la relación de pareja. En segundo lugar, quisimos profundizar en el efecto que el modelo mental característico de cada estilo de apego tiene en el tipo de respuesta cognitiva, emocional y conductual que muestra una persona en sus interacciones íntimas, y en consecuencia, en la calidad de las mismas. De este modo, aunamos el mundo de la clínica (en concreto, la terapia cognitivo-conductual) con la teoría del apego, en un modelo integrador que enriquece ambas teorías y consideramos supone un avance en la aplicación práctica de los vínculos afectivos. Este trabajo se estructura en dos grandes apartados. El primero se corresponde con los fundamentos teóricos y conceptuales y se compone de tres capítulos que describen los aspectos básicos de la teoría del apego y las relaciones de pareja. El primero, “Aproximaciones teóricas al estudio de la afectividad”, comienza con un análisis de los principales marcos teóricos que han contribuido al estudio de la afectividad. Posteriormente profundiza en el origen, postulados y componentes de la teoría del apego, finalizando con un recorrido por los últimos avances realizados desde la neurociencia en el campo de la vinculación afectiva. El segundo capítulo, “Relaciones afectivas en la edad adulta”, se centra en la vinculación afectiva en la etapa adulta como necesidad primaria. Analiza las similitudes y diferencias con la etapa infantil y el proceso de vinculación con la pareja romántica. En este capítulo se definen los estilos de apego adulto, sus principales características así como las estrategias de regulación afectiva típicas de cada uno de ellos. Posteriormente, se analiza la resistencia al cambio de los modelos mentales. El capítulo termina con un recorrido por las principales teorías clásicas sobre el amor romántico. El último capítulo teórico, “Dinámicas y calidad de la relación de pareja”, profundiza en el estudio, desde una perspectiva clínica, de las diferentes áreas de relación, procesos cognitivos y estilo interactivo, que caracterizan y definen la relación de pareja. Se analiza el efecto de estas variables sobre las dinámicas disfuncionales y la calidad de la relación. El capítulo finaliza con el análisis de la influencia de los cuatro estilos de apego adulto en variables de la relación y en las dinámicas de interacción de las parejas. El segundo apartado se corresponde con la parte empírica. Se presentan los objetivos e hipótesis del estudio, así como la metodología utilizada para la consecución de los mismos. Posteriormente, se analizan y discuten los resultados obtenidos y se plantea un modelo de terapia integrando la teoría del apego en el marco de referencia de la terapia cognitiva. Finalizamos resaltando lo que, consideramos, ha supuesto esta investigación en el avance en la comprensión de los estilos de apego adulo y de las relaciones de pareja.         
Comments