Capacidad de perdonar
Basado en La capacidad de perdonar. María Martina Casullo 

El Perdon como terapia

Terapia de Perdon

Caracteristicas del perdon

El resentimiento

Como perdonar

Nivel psicologico

Nivel espiritual

Tora

Iom Kipur

Teshuva

Yom Kippur

Juan Pablo II

Perdon y resilencia

Psicologia del perdon

Los niños y el perdon

Pasos segun R.Enrigh

consejos de R.Enright

Capacidad de perdonar

La llave de la felicidad

Bibliografia

 

Algunos investigadores han vinculado la capacidad de perdonar con la salud psíquica y el bienestar psicológico ( Subkoviak y cols, 1995). Complementariamente la incapacidad de perdonar está vinculada positivamente con la presencia de sintomatología psíquica. ( Mauger y cols, 1992).

No todos los investigadores coinciden en considerar que el poder perdonar es una conducta beneficiosa; para algunos ( Katz, Street y Arias, 1997) perdonar hace a los sujetos más vulnerables a la re-victimización en los vínculos interpersonales con presencia de situaciones de abuso y maltrato.

Las diferencias teóricas surgen, generalmente, a partir de la definición que se plantea referida al constructo analizado. Para varios estudiosos del tema el poder perdonar se vincula con la posibilidad de renunciar a sentimientos de enojo y resentimiento, en tanto que otros señalan que la reconciliación es un componente central del proceso de perdón. ( Hargrave y Sells, 1997).

Analizaremos brevemente algunas conceptualizaciones sobre el perdón.

a) Yamhure Thompson y Snyder ( 2003) definen el perdonar en el marco de un proceso de transgresión donde el vínculo del sujeto con el transgresor, la transgresión y sus secuelas se transforma de negativo a neutro o positivo. La fuente de la transgresión y, por lo tanto, el objeto del perdón, puede ser el propio sujeto, otros sujetos o una situación percibida como fuera del control personal. ( enfermedad terminal, el destino, un desastre natural). En esta definición, el apego negativo alude a pensamientos, emociones o comportamientos negativos que el transgredido o víctima experimenta hacia el transgresor y las consecuencias de sus acciones.

El denominado apego negativo incluye cogniciones, afectos, memorias o comportamientos que se generan cuando se recuerda el evento sucedido. Quien perdona, se libera de un vínculo de apego negativo en la medida que:

a) transforma la valencia negativa del vínculo de apego en una neutra o positiva,

b) se combinan la modificación de cambio de la valencia y la debilitación el tipo de apego.

En los casos en los que alguien perdona, el apego negativo desaparece y la persona puede desarrollar benevolencia y sentimientos positivos. Si se logran desarrollar sentimientos positivos hacia quien fue percibido como ofensor, la persona puede o no intentar una reconciliación. Por ello estos autores no consideran que reconciliarse sea una parte necesariamente constitutiva del hecho de perdonar.

La capacidad de perdonar es INTRAPERSONAL. El objeto del perdón es el SELF , UNA SITUACIÓN DETERMINADA u OTRAS PERSONAS. El hecho de poder perdonar no excluye la opción de reclamar justicia, en la medida en la que la motivación de tal reclamo no sea simplemente vengativa. Los sentimientos de venganza revelan un apego negativo y la incapacidad de perdonar.

b) McCullough y colaboradores ( 2000) sugieren que el poder perdonar refleja cambios prosociales en las motivaciones interpersonales y en función de ello el sujeto experimenta:

  1. a) menos motivación para evitar contactos personales con el ofensor,

  2. b) menos motivación respecto a la búsqueda de revanchas,

  3. c) mayor motivación hacia actitudes de benevolencia.


Estos investigadores se centran en el análisis de la motivación, no tienen en cuenta cogniciones, afectos y comportamientos e incluyen la benevolencia, que para los autores analizados en el inciso anterior es producto de la transformación de una valencia negativa en otra positiva.

El poder perdonar es un proceso intrapersonal, en tanto que la reconciliación es interpersonal.

La capacidad de perdón no sólo alude a los vínculos con otros sino que hace referencia a los vínculos con los objetos internos y la propia subjetividad.

c) Enright y sus colaboradores (1998) también incluyen la benevolencia como requisito para poder perdonar. Sostienen que el poder perdonar supone la voluntad de abandonar el derecho al resentimiento, los juicios negativos y las actitudes de indiferencia hacia quienes nos han lastimado o injuriado, posibilitando el desarrollo de sentimientos de compasión, generosidad y aún amor hacia ellos.

d) Hargrave y Sells (1997) definen la capacidad de perdonar en términos del esfuerzo para restaurar sentimientos de amor y confianza de manera tal que tanto víctimas como victimarios puedan poner punto final a un vínculo destructivo. Para ellos el proceso supone:

  1. 1) Dar la oportunidad de compensación, lograr que la víctima pueda percibir a su ofensor en términos no amenazantes.

  2. 2) Poder analizar en forma conjunta con el victimario la experiencia pasada y el daño provocado.