c)- El “ÉTER”

La explicación de la física debe ser mediante un modelo conceptual, un modelo matemático perjudica la comprensión conceptual, sólo es importante luego de una comprensión conceptual.

  ¿Qué es el vacío?   El  “ÉTER”

(Oscar R. Ernst, oscarernst.54@gmail.com)


La luz:

¿Qué era la materia? La idea clásica era que, “la materia era aquello que ocupaba lugar en el espacio”, así la luz, parecía no ser materia. Basados en que la luz no era afectada por la gravedad y no tenía cantidad de movimiento, la luz no era materia, ni poseía masa. Pero la realidad es que la luz es afectada por la gravedad (Einstein) y tiene cantidad de movimiento (efecto Compton).

Esto llevó a pensar que lo que no era materia, era “nada”, vacío. La existencia de la nada. Pero un espacio vacío sin cualidades físicas, es inconsistente con la observación.

Con Maxwell y la luz como una onda, era necesario un medio, para la propagación de la onda, entonces la “nada de Newton”, se transforma en un “éter”, un medio para que las “ondas hertzianas”, pueda propagarse.

Entonces el “éter” se transforma en ese “campo” (región del espacio) “electromagnético”.

El “campo electromagnético” de Maxwell, nada tiene que ver con “fuerza fundamental”, no se trata de una fuerza, sino de la descripción del medio, en el cual se desplazan las ondas, como la luz ("ondas electromagnéticas").

Para Maxwell, así como el sonido era una onda que se transmitía por un medio, la Luz era una onda que se transmitía por el “campo electromagnético” (“éter”). La velocidad de la onda en un medio semi-rígido, es proporcional a la rigidez del medio, por lo tanto el “éter”, era un “sólido casi rígido perfecto”.

No faltan los artículos inconsistentes, sin base científica y lamentablemente desacertados, como el de wiki:  http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89ter_(f%C3%ADsica)

Para finales del siglo XIX, no había duda alguna, todas las observaciones conducían indefectiblemente a un “éter” sólido, donde la luz y demás “ondas electromagnéticas” se desplazaban, era el medio por el cual se manifestaban las ondas, ya que es imposible una onda sin un medio semi-rígido.

 Aparece un problema:

Pero para finales del siglo XIX, aparece el problema del experimento de Michelson y Morley, que traía un problema de suma de velocidades, para este modelo (Maxwell) según la física clásica.

 

El problema en sí, era medir la velocidad de la Tierra relativo a ese “éter” sólido estacionario (problema de "M&M"). Los resultados fueron negativos, ya que no había diferencia entre una dirección y la otra, parecía que el “éter” era arrastrado por la Tierra, tal que no había diferencia de velocidad respecto de la Tierra (su movimiento).

 

Cuando aparece la idea cuántica del fotón (Einstein-Planck), nuevamente aparece la idea del “vacío” como una “nada” (vacío newtoniano). 

El problema surge: 

No hay forma de eludir la idea de onda del fotón. Los recién avenidos “relativistas”, sostienen un fotón corpuscular. Los “maxwellianos” desbastados por la teoría cuántica del fotón, no tienen argumento para hacer frente a las nuevas ideas.

Pero el personaje que pone los problemas (Michelson), no se rinde ante estos “relativistas”:

   EFECTO SAGNAC (1913), Georges Sagnac (oct. 14, 1869-feb. 26, 1928)

“En 1904 Michelson ya propuso la idea de usar un aparato similar para medir la rotación de la Tierra sombre su eje, pero no se hizo hasta 1925 por considerarse innecesario. De todos modos en 1925 lo realizó con el objetivo principal de refutar la teoría balística de la luz (en que la velocidad de la luz dependería de la velocidad del emisor), y también refutar la teoría de un éter totalmente arrastrado… que confirmaba la velocidad de giro de la Tierra sobre sí misma y por lo tanto refutaba las dos teorías… (Los “relativistas” de la época lo tomaron como unas prueba de la teoría de la relatividad, pero Michelson se dio cuenta y dijo que era tanto prueba de la relatividad como de un éter estacionario)… la experiencia de Michelson fue diseñada para detectar movimientos  rectilíneos http://www.relatividad.org/bhole/sagnac.html


Explicación: El experimento Michelson-Gale, toma las dos observaciones desde un mismo observador (un observador fuera del asunto), donde las distancias son diferentes, por lo tanto a mayor distancia mayor tiempo. Comprueba la relatividad. Pero también comprueba un éter estacionario, ya que las distancias son distintas. En tanto el experimento de Michelson-Morley, toma un observador que es parte del asunto (es parte de la relatividad).

 

Destaco: "ERA TANTO PRUEBA DE LA RELATIVIDAD COMO DE UN ÉTER ESTACIONARIO"

La idea de un “éter”; pareciera inconsistente la idea de movimiento de un cuerpo, dentro de un sólido, al igual que con una expansión del universo. Porque la expansión (del universo), no es de pelotitas ni galaxias, ni los movimientos son de cuerpos o partículas; sino de ondas (medios fotones) en la cuarta dimensión en un "éter" sólido y estático.

Explicación: Suponiendo que el universo es una deformación del espacio ("Onda"), en diferentes sentidos, alguien podría pensar que nada se mueve, sino que lo que se mueve es la energía de la onda, no hay movimiento de cuerpo, sino que el espacio ("éter", "campo electromagnético") se estira o se acorta (contrae).

Imagina un espacio estático (sólido), como el sonido en un material sólido; una onda se transmite, hay una contracción y expansión del medio. Aunque la energía es la cantidad de movimiento del medio, cuando este se mueve, finalmente queda estático, ya que el movimiento es apenas es moverse, y transmitir la energía. Y como las cargas son ambas deformaciones (contracción-.expansión, positivo negativo), y todo tiende a lo neutro (ambas cargas), significa que no hay más que una deformación momentánea, y todo queda en el lugar (espacio de cuatro dimensiones).


Pero atención, los fotones NO son una onda continua, como en el estanque. Esta onda por causa de la contracción del tiempo (velocidad “c”), no se expande, sino que se mantiene como en su origen, como si fuese una “burbuja", expandida o contraída, en cada parte, positiva-negativa de la onda. Cuantificación del fotón (QUANTO). https://sites.google.com/site/teoriatiempoespacio/los-fotonesEn la comparación con la ola, sería como un "montón" o un "pozo" de agua, con una dirección, lo que conocemos como ecuación de Schrödinger.

 Se pensaba que la partícula, tenía forma y una ubicación determinada. Las experiencias en el laboratorio comprueban que las partículas no tienen forma, tienen un estado dinámico, existe una "dualidad onda - partícula". La onda relacionada con la materia, es la onda de materia.

Serían como las olitas en un estanque, las olitas no es el movimiento de la cosa (agua), la ola no es un cuerpo que se mueve sobre el agua (aunque parece), sino la transmisión de la cantidad de movimiento (energía) en un medio elástico (semi-rígido), las olas son una variación de la superficie del estanque, no hay traslación, sino apenas un transmitir de energía, en la ilustración, la hoja es un cuerpo, razón por la cual la hoja permanece en el lugar. Pero los cuerpos y las galaxias son ondas. El electrón (o el protón), no es menos onda que la onda (fotón), ni más partícula, que la partícula (fotón). En ningún momento la partícula, es una cosa compacta (ni una pelotita), siempre es una onda, que no se expande. En la comparación con la ola, sería como un "montón" o un "pozo" de agua, con una dirección, lo que conocemos como ecuación de Schrödinger. En ningún momento la partícula, es una pelotita; la ola sobre el agua, no es un cuerpo que se mueve sobre el agua, no es un montón de agua que viene (aunque parece), sino una deformación del agua. Así la partícula, no es un montón de algo, sino una deformación del espacio.

La teoría del éter fue arruinado injustamente por los relativistas. El vacío absoluto, (sin propiedades) no existe.



Conclusión, el movimiento de los cuerpos y partículas es una ilusión de la energía,  es como pensar que la ola del mar, es un cuerpo que se mueve sobre la superficie del agua.


Esta es una de las tantas confirmaciones de que la expansión (del universo), no es de pelotitas ni galaxias, sino de ondas (medios fotones) en la cuarta dimensión en un "éter" estático; que conocemos como espacio, donde el fotón (contracción-expansión del espacio), es una onda espacio, que Michelson lo llama "éter". Donde lo que conocemos como tiempo relativo, es ese devenir de estas ondas en la cuarta dimensión.


 “Onda electromagnética”

La idea de que el fotón tiene una variación magnética y una eléctrica, no tiene base.

Cuando comparamos con un macro-sistema físico, vemos que una espira con corriente, forma un campo magnético; si tenemos otra espira junto a la primera, y variamos la intensidad y/o el sentido de la corriente,  esa variación del campo magnético, produce una diferencia potencial (principio de los transformadores).

Este ha sido el principio para "entender" las "ondas electromagnéticas”.

Pero recordemos que la onda fotón, en sí mismo es estática, la variación está en el paso (movimiento, dirección), no en él mismo.

Para la comprensión del concepto, podemos usar las olas (en el agua); para quien mira desde un relativo reposo, verá  la variación del nivel  del agua, pero desde el surfista el agua está “amontonada”. Así en el fotón, no hay variación, sino que el espacio está contraído-expandido, y el magnetismo es un asunto del espín (“efecto”).

El spin (espín), es propiedad de todas las ondas. Ej. Pensemos en un líquido, cuando una onda se propaga, si la cortamos transversalmente (la ola), en la superficie, es como si tuviese un medio remolino retrógrado, a la dirección de la ola, en su parte positiva; y si miramos la parte baja de la ola, vemos lo contrario (tomando como referencia, la onda, no el líquido, porque el líquido está "quieto").

Desde la ola (en la parte positiva), el líquido sube, se mueve hacia tras y luego baja, moviéndose contra el sentido de la ola (y, baja y luego sube, en la otra parte; la parte baja de la ola). Toda onda tiene intrínsecamente en sí un movimiento retrógrado a la dirección de la onda, en su parte positiva; y un medio giro contrario en su parte negativa. 

La  idea del fotón como el sistema macro-físico, que el fotón es una variación de los campos, no tiene sentido. Mirando al fotón como una partículas compuesta (su parte positiva y negativa).

 

La inferencia sobre la similitud de la variación del campo, en su forma macro-física, es sólo para mantener un prejuicio, al igual que el giro del electrón para mantener el prejuicio del dipolo. El átomo no es un dipolo, los electrones no giran, y el magnetismo depende del espín (medio giro). 

 

Comments