TENERIFE

Por encima del Trópico de Cáncer, frente a las costas accidentales del África, en una línea invisible, privilegiada, que rodea el globo terrestre y sobre la que se sitúan algunos de los últimos paraísos del mundo se encuentra Tenerife, la mayor de las islas del Archipiélago Canario.
Apenas algo más de dos mil kilómetros cuadrados de abrupta geografía triangular que se remansa en calas y playas, cuando la tierra se acerca, rendida, al mar, ofrecen al visitante toda una serie de contrastes y atractivos que han convertido a la isla en una de las principales mecas del turismo europeo e internacional.
Tierra legendaria para los antiguos navegantes y para los autores clásicos, que situaron aquí el edén o el Jardín de las Hespérides, hoy continúa siendo una joya natural, anclada en el Atlático, en la que, aún manteniendo su
inolvidable personalidad y sus encantos de siempre, se pueden hallar todos los lujos y comodidades para el relax el descanso, el placer y la diversión.Tenerife, con poco más de dos mil kilómetros cuadrados, es la hermana mayor del Archipiélago, formando provincia con La Gomera, La Palma y El Hierro. Situada entre los paralelos 28º y 29º norte y los meridianos 16º y 17º oeste, es también la isla de mayor altura de las Canarias. Comparte con el resto uno de los climas más agradables y benignos del mundo y es destino turístico de cuatro millones de visitantes al año.                 
Bajo la atenta vigilancia de El Teide, el pico más alto de España, y el mar como fondo omnipresente, Tenerife tiene como más significativa característica su riqueza y diversidad de paisajes y microclimas, resultado del espectacular encuentro de unas condiciones naturales de relieve, vegetación y de difícil proceso de ocupación humana del territorio.                                                                                     En el territorio insular conviven paisajes desérticos, en la costa; con bosques subtropicales, en las medianías y las cumbre; y parajes volcánicos, especialmente el del Parque Nacional del Teide y su cono volcánico, que permanece activo y está considerado como la montaña más alta de España con 3.718 metros de altura. La Isla combina, además, ciudades monumentales con la arquitectura más vanguardista y playas de arena negra con impresionantes acantilados. Todos estos aspectos proporcionan una sorprendente variedad de entornos y paisajes que constituyen el mejor decorado natural, un escenario de posibilidades casi ilimitadas que permite transportarnos a múltiples rincones del mundo y que nos recuerda a La Habana colonial, a bosques del trópico o a las ciudades más cosmopolitas. 

 

 

Municipios

No te pierdas, con la infomación, fotos y fiestas de los pueblos, villas y ciudades de Tenerife y acércate a sus gentes y costumbres.