Angangueo

Templo de la Inmaculada Concepción de María

Fachada Principal

Templo de la Inmaculada Concepción de María.

Angangueo, se localiza también en el oriente michoacano. Limita al norte con Senguio, al este con el Estado de México, al sur con Ocampo y al oeste con Aporo. Su distancia a la capital del Estado es de 170 km. Es una población que se desarrolla auspiciada por la producción minera. Su nombre Proviene del purépecha, cuyo significado es “Entrada a la Cueva”.

 

En ella se localizan dos templos principales, el mas antiguo denominado Parroquia de San Simón Abad, que data del siglo XVII, ubicado a un costado de la plaza principal sobre una plataforma que sobresale del nivel de ésta plaza, el cual presenta la tipología de los templos de la época, esto es, planta de una sola nave, con ábside rectangular, y coro en el acceso, con una cubierta formada por un conjunto de seis bóvedas de crucería.

 

La portada sobresale del paramento y está formada por tres cuerpos, los cuales presentan columnas con capiteles decorados a la manera renacentista y rematados por un entablamento, los vanos de acceso y de la ventana coral se rematan con un arco apuntado propio de la tendencia neogótica. Sobre el costado derecho de la fachada se observa la torre campanario, la cual se desplanta de un entablamento. Los vanos de esta torre se rematan por arcos apuntados semejantes a los que presenta la portada. Sobre el entablamento se aprecia la leyenda “Se concluyó esta torre en el año 1862 a esmero de los operativas mines”, por lo que se concluye que de acuerdo las características de la portada y la fecha marcada en la torre, ambos elementos fueron posteriores a la fábrica del templo.

 

 

Opuesto a la parroquia, y desplantado a nivel de la plaza, se ubica el Templo de la Inmaculada Concepción de María, edificado a finales del siglo XIX por el arquitecto José Rivero y Heras. Esta construcción se erige bajo instrucciones y recursos de los propietarios de las minas, de ahí que es conocido entre la población como, “el templo de los ricos”. Se construye en una sola etapa a diferencia del templo parroquial, arquitectónicamente su programa se define por una planta de cruz latina con ábside poligonal; sobre el crucero se eleva una cúpula con linternilla apoyada sobre pechinas. La cubierta de la nave y de las capillas laterales se conforman por bóvedas de arista delimitadas por arcos apuntados u ojivales, en ellas se advierte el sistema de nervaduras a la manera de la arquitectura neogótica. El acceso se presenta como nártex, sobre el cual se localiza el coro, este acceso está flanqueado por una pequeña capilla a la izquierda y la escalera de acceso al coro a la derecha. Exteriormente el templo presenta dos volúmenes salientes, en correspondencia con el tipo de planta, los muros laterales son flanqueados por contrafuertes. La fachada principal obedece a la tipología de templos con torre al frente. Este elemento presenta cinco cuerpos, en los dos primeros, al igual que los muros laterales, poseen contrafuertes laterales, lo que enmarca la esbeltez de los tres cuerpos superiores. Los vanos tanto de la nave como los que ornamentan la fachada, están diseñados de acuerdo a la tendencia neogótica, en donde domina la verticalidad de los elementos arquitectónicos y se evidencia el sistema estructural nervado, conceptos que se retoman como parte de la filosofía academicista.