Página principal

Este título tiene su razón de ser. Porque “templanza es la ‘virtud moral’ que

modera la atracción de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes

creados. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos

 en los límites de la honestidad, según se expresa en el Catecismo de la Iglesia Católica".

En virtud de la templanza, nuestra vida encuentra su destino glorioso.

* * *