VICHYSSOISE

INGREDIENTES:
- 1 cebolla
- 200 ml. de nata
- 4 ó 5 puerros
- 2 patatas medianas
- 1 cucharada de mantequilla
- 1 litro de caldo de pollo
- aceite, sal y pimienta

Picamos la cebolla muy finita.

En una olla, derretimos la mantequilla y cuando esté caliente añadimos la cebolla.

Abrimos y limpiamos los puerros, utilizando sólo la parte blanca (guardamos un trocito de la parte verde), y los picamos también muy finos.

Los añadimos a la olla.

Ahora hay que dejar que queden cebolla y puerro muy suaves y transparentes, pero que no tomen nada de color, ya que si lo hacen el color final de la crema cambiará.

Pelamos y cortamos las patatas en rodajas más o menos finas, y las añadimos.

Podemos ahora echar un chorrito de aceite si vemos que lo pide.

Cuando lleven cinco o diez minutos, añadimos caldo y dejamos que hierva a fuego lento unos 40 minutos.

Pasado ese tiempo debe quedar así trabadito...

Salpimentamos y trituramos.

Dejamos atemperar y guardamos en la nevera para su consumo al día siguiente.

Se le añade la nata y se mezcla con la misma batidora o con varillas. Si queréis, la nata se le puede incorporar el día anterior, pero por costumbre lo hago así. Y por tranquilidad, que suelo hacer bastante cantidad y me dura para varios días y creo que es mejor añadirla un día después...
Si ha quedado muy espeso, se le puede añadir un chorrito de leche.

A la hora de servir, se suele aderezar con un poco de perejil picado. Pero en mi casa mi madre siempre ha cogido un trocito de la parte verde del puerro (ese que habíamos reservado antes), y lo partimos muy, muy finito. Le da un puntito crujiente que nos encanta.

¡¡Buen provecho!!