TRUFAS PERSONALIZADAS

Ingredientes:

- 250 gr. chocolate negro para postres

- 200 ml. de nata para montar

- 50 gr. mantequilla

- 1 pizca de sal

- cacao puro en polvo, para espolvorear

- 1 cucharadita de canela en polvo (opcional)

- sello de lacre para personalizarlas (en este caso, si entráis en la web de Sandra veréis que tenía en casa el mismo lacre).


En un cazo, ponemos la nata a calentar a fuego medio, para que no hierva. Añadimos la pizca de sal.


Una vez caliente, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado, y removemos hasta que se haya disuelto en la nata.

 

Añadimos la mantequilla, y removemos igualmente hasta que se haya integrado.


Añadimos la canela y removemos nuevamente. Si preferimos, podemos añadir otra especia, o un chorrito de licor.


Pasamos a un tupper, y dejamos enfriar a temperatura ambiente, para pasarlo a la nevera cuando no esté caliente. La idea es que se pueda manejar y moldear bien.


Si hace calor (como me pasó a mi), habrá que ir enfriando cada vez que veamos que el chocolate se ablanda y se pega a las manos.


Con una cucharita, vamos sacando porciones y con las manos hacemos una bola. 


Vamos reservando en una bandeja con papel de hornear.


Cuando estén todas, en un bol vertemos el cacao en polvo y vamos metiendo cada bolita de chocolate. Le damos un "meneito" al bol y cuando se haya cubierto la trufa completamente, pasamos a la bandeja y reservamos.


Pero de momento están perfectas así. Aunque si queréis personalizarlas, falta un paso más.


Habrá que meterlas trufas otra vez en la nevera, para que endurezcan bien. vamos sacando poco a poco, y vamos presionando con el lacre.


Esta fue la parte más complicada, porque como he comentado antes, hacía bastante calor, y aunque iba sacando trufas poco a poco, la primera muy fría, la segunda, vale, y la tercera, blanda...


Sandra recomienda meterlas como una hora en el congelador, junto con el lacre, pero a mi no me funcionó.


Lo que sí es muy importante es revisar que el lacre esté limpio entre trufa y trufa.


Yo las preparé en una cajita en pequeñas cápsulas rizadas blancas.


¡Buen provecho!