TARTA TATIN DE TOMATE CHERRY Y ALBAHACA

Ingredientes:

- 500 gr. hojaldre preparado

- 40  tomates cherry

- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

- un pellizco de sal marina

- pimienta negra recién molida

- 2 cucharaditas de miel

- 2 cucharaditas de pan rallado

- harina para trabajar la masa

- huevo batido, para pintar el hojaldre

- un manojito de albahaca fresca

         

Lorraine utiliza una sartén apta para horno. Si no contamos con una de ese tipo, utilizar primero sartén y luego fuente de horno...


Precalentamos el horno a 200ºC


Salteamos los tomatitos en dos cucharadas de aceite de oliva virgen. Añadimos una pizca de sal, pimienta, miel y pan rallado.


He de confesar que me despisté y no utilicé ni pan rallado ni miel... Como variación, le añadí un poco de orégano, que le da un punto muy bueno al tomate.


Sólo se saltean unos dos minutos o así, lo justo para extender la masa de hojaldre sobre una superficie enharinada y marcar el molde que vayamos a utilizar.


Si contamos con un sartén apta para horno, este paso lo haremos antes de saltear los tomates.


Ahora vertemos los tomates en el molde. Y colocamos encima el hojaldre.


Pintamos con huevo batido. Aunque no se va a ver, ya que al servirla se le dará la vuelta a la tarta y el hojaldre quedará debajo, Lorraine recomienda hacerlo para que le dé un punto crujiente extra.


Y al horno. Entre 15 y 20 minutos.


Cuando saquemos la tarta del horno, hay que tener en cuenta que el tomate suelta jugo, así que antes de emplatar es conveniente dejar que salga, con cuidado de no quemarnos con el molde.


Para servir, colocamos un plato encima y damos la vuelta rápidamente, de forma que el hojaldre quede como base.


Se le echan unas gotitas de aceite por encima a los tomates, y albahaca. Si no se encuentra, se le puede poner menta o cebollino picado.


Queda muy bien con una ensalada simple, queso y embutidos, que podremos preparar mientras se hornea la tarta.


¡¡Buen provecho!!