TARTA DE PERA, ALMENDRA Y AMARETTO

Los ingredientes que vamos a utilizar son:

  • 1 paquete de masa quebrada
  • 100g mantequilla blanda
  • 100g azúcar blanco
  • 100g almendra molida
  • 3 cucharadas soperas harina, un poco más para espolvorear
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera de Amaretto
  • 4 peras maduras
Indicar que en mi caso he sustituido la almendra por avellana, y el Amaretto por licor de avellana...

Si además acompañamos la tarta de la crema de mascarpone que hace Lorraine, vamos a necesitar:

  • 250g mascarpone
  • 1 trozo de jengibre escarchado
  • ½ vaina de vainilla o unas gotas de extracto de vainilla
  • 50g azúcar glass

Por último,  a la hora de servir nos va a hacer falta:

  • 1 cucharada sopera azúcar glass
  • Unas hojas de menta

Estiramos la masa quebrada. Untamos el molde que vayamos a utilizar con un poco de mantequilla y espolvoreamos harina. Si nos ayudamos con una brocha de silicona es muy fácil...


Una vez estirada la masa sobre el molde reservamos en la nevera.


Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que quede bien integrado. 


Añadimos las almendras molidas (en mi caso avellanas...) y la harina. Mezclamos bien.


Añadir el huevo, que a mi me gusta batir previamente. 


Ahora el Amaretto, aunque como en casa no gusta este licor, he utilizado licor de avellana.


Batimos bien para que quede todo bien mezclado. 


Sacamos el molde de la nevera y extendemos el relleno alisándolo bien.


Lavamos y pelamos las peras, y las cortamos a lo largo en dos mitades. Ahora hay que decidir cómo las vamos a poner en la tarta, si queremos que hagan algún dibujo o alguna forma, para que el corte se apapte a éste.


Como no tenía muy claro si quedaría bien hecha la fruta o no, la mitad de las piezas las puse en rodajitas de dos o tres milímetros, y el resto enteras.


Horneamos durante 35-45 minutos y sacamos cuando el relleno esté dorado.


Si vais a acompañar la tarta con la crema de mascarpone, unos 5 minutos antes de que la tarta esté lista, poner el queso en un bol, picar muy finamente el jengibre y  añadir las semillas de vainilla o el extracto. Tamizar el azúcar glass sobre el bol y mezclar con cuidado. No batir mucho ya que el mascarpone puede separarse quedando con una textura granulada. Reservarmos.


Cuando la tarta esté lista, la masa deberá estar dorada y el relleno de almendra parecerá que se ha hinchado alrededor de las peras.


Sacamos del horno y dejamos enfriar unos minutos.


Retiramos del molde y ponemos en una fuente para servir.


Colocamos las hojitas de menta para decorar, y espolvoreamos con un poco de azúcar glass.


¡¡Buen provecho!!