TALLARINES DE CALABACIN CON BOLETUS Y ALBAHACA

Ingredientes:

- 2 calabacines lo más rectos posibles (para que sea más fácil sacar las tiras)

- 1 cebolla pequeña

- 2 boletus frescos, que en esta época se pueden encontrar en algunas fruterías (pueden ser también en conserva, o secos, que habrá que rehidratar según instrucciones del fabricante)

- 2 cucharaditas de albahaca

- 2 cucharadas de mantequilla 

- 2 cucharadas de leche (o nata)

- aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta

- queso rallado (opcional)


Para que la salsa que de más cremosa, sofreiremos la cebolla en mantequilla, cuidando que no tome color. Cuando empieze a quedar transparente, añadimos los boletus, que habremos troceado con cuidado.


Por otro lado, lavamos bien los calabacines. Hace poco me regalaron el Spirelli, que funciona como un sacapuntas y saca unas tiras perfectas, pero podéis sacar las tiras con el pelador o con una mandolina. Hay que desechar la parte de las pepitas.


Pasamos los "tallarines" a la sartén, donde los saltearemos unos tres minutos. Reservamos. No le añadimos sal, porque soltarían agua y ya no quedarían "al dente".


Mientras, al sofrito le añadiremos dos cucharadas de leche, para dar algo más de consistencia, o nata para cocinar (yo prefiero leche, porque así va a quedar algo más ligero)


Cuando los boletus estén casi a punto, espolvoreamos con albahaca, para que así dé sabor y no se queme, y con pimienta negra recién molida.


Y retiramos del fuego.


Para servir, en cada plato ponemos los tallarines de calabacín, y salpimentamos (si queréis, la sal en escamas le va muy bien).


Servimos la cebolla con los boletus sobre los tallarines


Y saboreamos el aroma de la albahaca con el de los boletus.


¡Buen provecho!