PASTA AL HORNO CON TOMATE Y BECHAMEL

INGREDIENTES:

- pasta corta (tipo macarrones)

- salsa de tomate

una lata de atún en aceite de oliva (para dos personas)

- harina

- leche

- aceite de oliva

- sal

- pimienta

- nuez moscada

- pimienta

- queso para gratinar


Primero, hervimos la pasta en agua con sal. Los macarrones van muy bien o cualquier otro tipo de pasta cortita y cilíndrica.


Mientras, hacemos una bechamel. Para hacerla, primero ponemos en el cazo aceite de oliva, y cuando está caliente, la harina, removiendo con unas varillas de madera. Luego añadimos la leche, y de esta forma nunca me salen grumos... Sal, pimienta y una pizca de nuez moscada.


Reservamos.


Cuando la pasta está, escurrimos y enfriamos bajo el grifo, para cortar la cocción.


Vertemos una poca de salsa de tomate en el fondo de la fuente que vayamos a utilizar.


Doramos un poco el atún en el mismo aceite que trae en la lata.


Añadimos el tomate y removemos para que se integren bien y se caliente. Se puede añadir un poquito de orégano, que queda muy bien con la pasta.


Incorporar la pasta a la olla y mezclar con la salsa. 


Y a continuación, vertemos en la fuente de horno. Cerramos con la bechamel...


Y rallamos queso por encima. Yo he utilizado un queso semicurado de cabra, que le da un sabor muy especial. Pero utilizad el que más os guste. O gratinad sin queso, que queda también muy bueno.


Gratinamos hasta conseguir el dorado que nos guste.


Sacamos con mucho cuidado del horno y llevamos a la mesa.


Ahora sólo queda servir y disfrutar...


¡¡Buen provecho!!