PANNACOTTA DE YOGURT CON GELATINA DE GRANADA

Ingredientes para la pannacotta:

- 3 hojas de gelatina

- 100 ml. nata

- 100 ml. leche entera (aunque yo he utilizado semidesnatada)

- 100 gr. azúcar glas

- 1 vaina de vainilla (yo he utilizado azúcar vainillado)

- 300 gr. yogurt griego


Ingredientes para la gelatina:

- 135 gr. gelatina de frambuesa en cubitos (yo he utilizado un sobre de preparado de gelatina de frambuesa)

- 300 gr. zumo de granada


Primero ponemos las hojas de gelatina a remojo.


Mientras, en un cazo, vertemos la leche, la nata y el azúcar, a fuego suave hasta que el azúcar se haya incorporado totalmente.


Escurrimos las hojas de gelatina, añadimos al cazo, retiramos del fuego y removemos. Dejamos enfriar.


Mientras preparamos los recipientes para que queden inclinados.


Si tenéis una tabla para cortar el pan como ésta, será muy cómodo utilizando un rodillo por ejemplo.


Si no, en cualquier bandeja, a base de paños de cocina enrollados, se pueden preparar igual.


Batimos el yogurt, y cuando se haya atemperado la mezcla del cazo, vamos incorporándolo poco a poco.


Vertemos la pannacotta en los vasos, sosteniéndolos volcados, tal cual los vamos a dejar en reposo para que cuajen. Hay que vigilar que no se manchen mucho los vasos. A mi me ha resultado muy cómodo hacerlo con un cucharón. 


Metemos los vasos en el frigo.


Ahora toca hacer la gelatina de granada. Para hacerla, he utilizado un sobre para hacer gelatina de frambuesa, siguiendo las instrucciones.


Al disolverse bien la gelatina, le he incorporado el zumo de granada. Se remueve y cuando se atempere de pasa también a la nevera. Hay que tener en cuenta que si se añade a la pannacotta caliente, ésta se puede volver líquida otra vez...


Así que cuando la pannacotta esté bien sólida y la gelatina fría y algo espesa, es el momento de sacar los vasos del frigo, ponerlos en posición "normal" y rellenarlos de color...


Para servirlos, los decoré con unas hojitas de menta.


¡Buen provecho!