LASAÑA DE CALABAZA

INGREDIENTES:
Queso Parmesano
50 g miga de pan seco (natural)
600 g batata y calabaza para hacer puré (si no encontramos batata, se puede utilizar boniato)
4 ramitas de romero fresco
12 hojas de salvia
Aceite de oliva
12 hojas de lasaña (yo he aprovechado y he comprado pasta verde...)
100 g piñones tostados
75 g hojas espinacas baby
Salsa Blanca:
100g Queso Parmesano
Un trozo de 2 cm de jengibre fresco
600 gr queso Ricotta 
2 yemas de huevos medianos
Un pellizco de nuez moscada recién rallada
Ensalada:
3 cucharadas AOVE (aceite de oliva virgen extra)
1 cucharada vinagre balsámico
Un pellizco mostaza inglesa en plovo (opcional)
1 bolsa de rúcula salvaje
Sal y pimienta negra recién molida

Precalentamos el horno a 220°C.
Ponemos agua a hervir para hacer el puré de verduras.
Mientras esperamos, rallar el queso Parmesano fino para la parte de arriba, vertemos en un bol con el pan y reservamos.
Cuando el agua haya hervido, esparcimos la calabaza y la batata en una olla grande, con una pizca de sal y vertemos el agua hasta cubrirlo. Ponemos la tapa, llevamos de nuevo a ebullición, y entonces dejamos que hierva unos 15-20 minutos hasta que esté suave.
Volvemos a hervir agua. Mientras esperamos, rápidamente preparamos las hierbas para después. Recorrer las ramitas de romero hacia abajo para que se suelten las hojas, cortarlas con las hojas de salvia y apartar en un bol pequeño.
Verter el agua en una olla grande, añadir unas gotas de aceite, deslizar las hojas de lasaña y dejar cocinar 5 minutos (como no hay mucho líquido en este plato, las hojas de lasaña necesitan precocinarse un poco incluso si es “lasaña precocida”)
Mientras, preparar la salsa blanca. Rallar el queso Parmesano fino y pelar y rallar el jengibre. Colocar ambos en un bol mediano, añadir el queso Ricotta, las yemas y la nuez moscada, salpimentar, mezclar y apartar.
Una vez que las hojas de lasaña se han cocido 5 minutos, escurrirlas y colocar de nuevo en la olla. Añadir un poco más de aceite y remover suavemente para que se cubran de aceite y no se peguen.
Comprobar que las verduras están suaves y tiernas. Escurrirlas bien y volver a colocarlas en la olla. Aplastarlas con un chafador hasta que el puré esté suave y añadir sal y pimienta al gusto.
Ahora preparar la lasaña en la fuente de horno, colocada en una bandeja de horno. Extender la tercera parte del puré de verdura en la base del plato. A continuación, colocar una tercera parte de hierbas, piñones y hojas de espinacas encima. Entonces, colocar cuatro hojas de lasaña encima, recortando si hace falta para que encaje. Extender una tercera parte de la mezcla de Ricotta.
Repetir dos veces más, obteniendo tres capas, y por último, esparce la mezcla de Parmesano y pan por encima. Hornear unos 15-20 minutos. Mientras se hace, preparar el aderezo de la ensalada simplemente mezclando el aceite de oliva, vinagre balsámico, mostaza en polvo (si se usa) y mezclar en un bol pequeño.
Cuando la lasaña esté lista, la pasta se notará suave al pincharla con un cuchillo y la parte de arriba estará crujiente y dorada. Cortar en porciones, levantar cuidadosamente cada porción y servir con rúcula salpicada con el aliño.
¡¡Buen provecho!!