EMPANADILLAS DE CALABAZA

Para hacerlos necesitaremos:

- calabaza

- 150 gr. bacon ahumado

- 2 paquetes de obleas de empanadillas

- 2 lochas de queso 

- romero

- sal y pimienta


Las diferencias con la receta original es que en ésta utilizan masa quebrada y queso parmesano.


Picamos las lonchas de bacon en tiritas o trocitos, y doramos a fuego medio. No es necesario ponerle aceite, ya que la grasa que suelta es suficiente.


Cuando esté dorado lo retiramos del fuego y reservamos.


Mientras se hace el bacon, troceamos la calabaza en dados, con mucho cuidado que la corteza es muy dura.


Utilizamos la misma sartén, con un chorrito de aceite de oliva, para saltear la calabaza. Salpimentamos un poco (ojo, que el bacon le dará un punto salado extra), y dejamos a fuego medio-bajo hasta que se ablande.


Añadimos el bacon, el romero, el queso troceado.


Preparamos la bandeja del horno con papel de hornear, y sacamos las obleas de empanadillas. Encedemos el horno a 200ºC


Las podemos preparar como la empanadillas de toda la vida, o utilizar un cortado en forma de calabaza.


En este caso, ponemos una calabaza en la bandeja, el relleno encima y cerramos con otra calabaza, fijando los bordes con un tenedor.


Batimos un huevo y pincelamos cada empanadilla.


De los restos de masa sacamos unas tiritas muy finas para decorar la superficie, y volvemos a pincelar con huevo.


Introducimos al horno, a 200ºC unos 12 minutos.


Y listas para servir.