BRAZO DE GITANO DE LACON Y CAMEMBERT

Ingredientes:

- 50 g. de leche

- 50 g. de aceite suave

- 4 yemas de huevo

- 4 claras de huevo

- 70 g. de azúcar

- 80 g. de harina

- una pizca de sal

- colorante rojo

- papel de horno blanco (que al darle la vuelta se pueda seguir el dibujo)

- lápiz

- 1 terrina crema de queso camembert

- 200 gr. lacón ahumado (3 ó 4 lonchas)


Lo primero será cortar el papel de horno del tamaño de la bandeja, para que no forme pliegues ni arrugas luego.


Hacemos nuestro dibujo. Yo quise poner "Rafa" y "40" copiando la tipografía de las máquinas de escribir antiguas. Colocamos en la bandeja con el dibujo hacia abajo, para que el bizcocho no entre en contacto con el grafito.


Ahora comenzamos con la preparación del bizcocho.


Primero mezclamos la leche y el aceite con sólo 20 gramos de azúcar, hasta que quede bien disuelto.


A continuación añadimos la harina, tamizada, y las yemas de huevo.


Las claras las montamos a punto de nieve con el azúcar restante (50 gr.), que se debe añadir en tres veces, y cuando estén bien firmes, se incorporan a la mezcla anterior, con movimientos envolventes para que las claras no bajen demasiado.


Ahora habrá que separar una parte de esta mezcla para incorporarle el colorante.


Yo utilicé colorante en gel Red-red, de Wilton. Como quería que quedase muy intenso el colore, se me quedó la masa algo más líquida de la cuenta.


El único problema es que al ser más líquida los dibujos no pueden ser tan precisos.


Así que, cambio de planes...


Sobre la marcha, y sin plantilla, dibujé unas letras más grandes, teniendo en cuenta que hay que hacerlo simétrico, como si se viera en un espejo.


Horneamos nuestra masa coloreada un minuto a 160ºC.


Sacamos y vertemos el resto de la masa, extendiendo con cuidado, y de nuevo al horno, esta vez 15 minutos.


Cuando retiremos del horno, colocaremos sobre un paño de cocina húmedo.


Retiramos el papel de horno, con cuidado...


Habrá que darle la vuelta para colocar el relleno, colocando sobre otro paño húmedo. Extendemos primero la crema de queso, y colocamos sobre ésta las lonchas de lacón ahumado. 


Enrollamos tirando con suavidad del paño hacia nosotros, dando la forma de brazo de gitano y de forma que quede bien firme.


Además aprovechamos para cortar los extremos y dejarlo con una presentación más limpia.


¡Buen provecho!