Funerales en el Porvenir

Los funerales del porvenir

 

El Consejo de Administración de La cooperativa El Porvenir ha convocado a asamblea extraordinaria para anunciar la buena noticia: la cooperativa ha ganado  un reconocimiento como la más rentable y eficiente de la región. Hecho que merece ser celebrado. De manera extraña, el día de la asamblea el Presidente  de la cooperativa muere. Sus funerales se realizan en medio de grandes contradicciones entre socios y socias, tanto por las causas de su muerte como por el efecto que tendrá para la cooperativa la muerte de este, al ser el que tenia el control absoluto de la gestión de la cooperativa. La vela se celebra en la sede de la cooperativa y asisten todos/as los/as socios/as. El cadáver es llevado en medio de consignas, pregones, canciones, muchas lápidas con diferentes mensajes y coronas. Los/as socios/as que hacen su llegada con el ataúd visten de blanco con negro y candelabros con velas encendidas.

Canción

Somos campesinos, en esta zona nacimos,

para cultivar la tierra, las ideas y el amor;

con los jóvenes creativos, las mujeres laboriosas, los hombres trabajadores,

si podemos avanzar.

Para salir adelante, el machismo hay que enterrar,

aunque nos duela a los hombres hay que aprender a escuchar (bis)

En esta cooperativa

cada idea se decide con la voz de la mujer, el chavalo y la chavala;

somos hombres solidarios,

mujeres muy respetuosas  y jóvenes voluntarios que buscamos el desarrollo.

Para salir adelante, el machismo hay que enterrar,

aunque nos duela a los hombres  hay que aprender a escuchar (bis)

En esta cooperativa;

mejoramos la confianza, y nos comunicamos, para estar  integrados

Un liderazgo sano que fortalece valores,

es lo que necesitamos, para crecer como hermanos

Para salir adelante, el machismo

hay que enterrar,

aunque nos duela a los hombres, hay que aprender a escuchar (bis)

 

Primera escena.


Llegando a la sede de la cooperativa, los socios y las socias exclaman:

 

                                                Don Chico:        Viva la Cooperativa El Porvenir

                                                Todos:                  Viva!!!

                                                Chepita:              Viva la Cooperativa El Porvenir

                                                Todos:                 Viva!!!

                                                Valerio:                Viva la cooperativa El Porvenir

                                                Todos:                  Viva!!!

                                                Doña Lupe:         Viva Sebastián!!!

                                                Todos:                   Viva!!!

                                                Cholita:                Viva la cooperativa!!

                                                Todos:                   Viva

                                                Constancia:          Viva nuestro máximo líder

                                                Todos:                     Viva!!

Doña Lupe:           Perdónanos señor por haberle quitado la vida a este pobre hombre… los quince años al frente de la cooperativa fueron su quitadero de vida…

Todos:    Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo, vendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús…

Cholita:    Fundó esta cooperativa para sacarnos del atraso y de la miseria; para organizarnos, producir los alimentos…y mejorar el nivel de vida…

Todos:    Dios te salve María, llena eres de gracia, señores contigo, vendita eres entre todas las mujeres y vendito es el fruto de tu vientre Jesús…

Constancia:    Logró la eficiencia de la cooperativa, organizó una buena gerencia, nos colocó en el mercado justo, y se ganó el reconocimiento como el presidente del año del movimiento cooperativo. Justo cuando murió, que Dios lo tenga en su santo reino…

Todos:     Dios te salve María, llena eres de gracia, señores contigo, vendita eres entre todas las mujeres y vendito es el fruto de tu vientre Jesús…

Cholita:      Una persona solidaria, trabajadora, leal a la cooperativa, honesto y porque no decirlo: un ejemplo de socio.

Todos:     Dios te salve María, llena eres de gracia, señores contigo, vendita eres entre todas las mujeres y vendito es el fruto de tu vientre Jesús…

Chepita:     Si hay un hombre que se ha entregado en cuerpo y alma a la cooperativa, abandonando sus trabajos, su mujer y sus hijos es Sebastián.

Todos:      Dios te salve María, llena eres de gracia, señores contigo, vendita eres entre todas las mujeres y vendito es el fruto de tu vientre Jesús…

Valerio:    Sebastián, mi hermano, ningún monumento, ninguna estatua, ninguna medalla, ningún homenaje póstumo podría compensar semejante sacrificio.

Todos:     Dios te salve María, llena eres de gracia, señores contigo, vendita eres entre todas las mujeres y vendito es el fruto de tu vientre Jesús…

Vicente:     Sebastián fue un líder, un compañero, un dirigente, un trabajador, un hombre con una conciencia sólida.

Todos:    Dios te salve María, llena eres de gracia, señores contigo, vendita eres entre todas las mujeres y vendito es el fruto de tu vientre Jesús…

Doña Lupe:    Un Presidente con visión de futuro, entregado a la noble causa de la lucha contra la pobreza.

Chico:      (Que ha estado entre el tumulto de gente escuchando los elogios, interviene) Que Dios me perdone por la chanchada que voy a decir… Pero ustedes son un montón de hipócritas…Al muerto le deben estar ardiendo las orejas…Como se atreven a decirle semejante cosa cuando ya está tilinte? Por qué no tuvieron el valor y el coraje de reconocerle en vida sus cualidades, sus virtudes, sus capacidades…?

Valerio:     Palabra que hay gente desconsiderada…Hoy más que nunca, Don Sebastián merece respeto… y me disculpa, pero usted se lo está faltando…

Gabino:     Los que se lo están faltando son ustedes con sus falsedades. Sebastián siempre mereció respeto: como presidente, como persona y sobre todo como ser humano o ya no se acuerdan cuando se lo hartaban por la espalda? (imitando diferentes voces) “ Que se hace lo que él dice… Que no da espacio a las mujeres… Que no da espacio a los jóvenes… Que chanchullos andará haciendo…? Ese jodido va a morir en la Presidencia de la cooperativa… “ Cuantos señalamientos no hacían por la espalda…?

Valerio:      Diablo, ustedes ni muerto dejan en paz a Don Sebastián. Yo hago un llamado a la cordura, a la tranquilidad y al respeto por que Don Sebastián deja este mundo…

Chico:      (interrumpiendo) Y un montón de clavos…esta cooperativa tiene una deuda que solo él sabía de cuanto es, desde hace tres años no hemos recibido los incentivos y no sabemos por qué. La muerte de este hombre es una pérdida para la cooperativa, porque se murió y se llevó a la tumba: los conocimientos adquiridos en cursos, talleres, seminarios, viajes;  los contactos, las relaciones de la cooperativa, las negociaciones y la experiencia acumulada. Esta cooperativa quedó renca, porque si en algo erró el difunto fue en dirigir esta cooperativa sin consultar, sin comunicar creyendo que con nuestro silencio siempre estamos de acuerdo…

Doña Lupe:    Yo creo que deberíamos de dejar las críticas y los cuestionamientos para otro momento. Para Doña Chepita debe de ser incómodo estar escuchando estas cosas…

Chepita:      Pues fíjese que no, más bien me duele que mi marido haya muerto engañado creyendo que uno de los valores que reinaba en esta cooperativa era el respeto…Ahí está él, en cuerpo presente, y aquí estoy yo y mis hijos. Ahora sí seré socia por derecho y si me quieren como parte de esta cooperativa por la que mi marido hizo tantos esfuerzos, exijo que digan todo lo que tienen que decir…

Valerio:    (Dirigiéndose a Vidal) Ahora sí la cagó Don Chico…Piense bien lo que va a decir, porque puede herir a muchas gente y desatar una crisis…

                                                Don Chico:    Pero si ya estamos en crisis…

Valerio:    Hombre más obstinado…Mejor cálmese y guarde sus molestias para la asamblea…

Chepita:    Pero si aquí estamos todos los socios y las socias. Qué diferencia hay? Ya alborotó el panal. Yo prefiero discutir estos asuntos antes que pasar toda la noche trompuda…

                                                Valerio:     Diablo, pero eso es como hacerle una evaluación a un muerto…

Chepita:      ¿Y qué sentido tendría evaluar a un muerto?. Evaluémonos nosotros…Esta cooperativa sigue para adelante y nosotros seguiremos en ella… Y si hemos venido perdiendo el respeto entre nosotros, la honestidad y la sinceridad… Porqué no empezamos por recuperar esos valores diciéndonos las cosas cara a cara… Al fin, somos socios y socias dispuestos a salir adelante y solo vamos a llegar largo cambiando de actitud y de comportamiento…

Chico:      (Aplaude) Muy cierto… Si algo nos debe sobrar en esta cooperativa es el espíritu y la voluntad de seguir adelante, pero no podemos seguir adelante cometiendo los mismos errores: aquí en esta cooperativa hay mucho conformismo y resignación, oportunismo, y para desgracia de campesinos estamos perdiendo la cultura del trabajo y poco a poco hemos venido perdiendo el amor a la cooperativa.

Doña Lupe:      Es verdad, hay violencia intrafamiliar, alcoholismo, adultismo, machismo, y otras miserias que no nos permiten avanzar… (Dirigiéndose al público) Yo voy aprovechar esta vela para compartirles mi testimonio (sale y todos la siguen)…

 

Segunda escena.


Vicente, socio de la cooperativa, se dirige hacia el pueblo con medio saco de café. Tiene que pasar por el patio de Valerio. Esto lo detiene y lo interroga:

 

Valerio:                                  Y vos para dónde jodido vas?

Vicente:                                 (sorprendido) A vender un puñito de café.

Valerio:                                  Es que no sabés que el café hay que venderlo aquí en la cooperativa?

Vicente:                                 Es poquito, medio quintal nada más.

Valerio:                                  Pero es ingreso de la cooperativa.

Vicente:                                Es que los chavalos están sin comida, sin jabón y no tenían nada y entonces decidí vender el puñito.

Valerio:                                Eso es lo que me encachimba. Cuando vienen herramientas es mi cooperativa, cuando vienen insumos es mi cooperativa, cuando hay un proyecto es mi cooperativa, cuando vienen los incentivos es mi cooperativa, cuando hay créditos es mi cooperativa; pero cuando sacan la cosecha la van a vender a otro lado y allí ya no es mi cooperativa, y pagan las deudas en otro lado y si les sobra pagan la de la cooperativa y allí ya no es mi cooperativa. Tronco de socio…


Vicente, cabizbajo, con su saco a hombres se va. Valerio molesto se pone a escoger café y llama a su mujer, Doña Lupe.

 

                                                Valerio:    Vos, vení  ayúdame a escoger café…

Doña Lupe:    Valerio, se me ha ocurrido  una idea brillante para que mejoremos nuestra situación y saquemos adelante la cooperativa.

                                                Valerio:    Y ahora con qué venís?

                                                Doña Lupe:      Es que …Quiero ser socia de la cooperativa…

                                                Valerio:    Socia (le pone la mano en la frente) Pero si no tenés calentura.

                                                Doña Lupe:     Hablo en serio.

                                                Valerio:     (le toma el pulso) Te está circulando bien la sangre.

                                                Doña Lupe:    Quiero ser socia de la cooperativa…

                                                Valerio:     Socia? Socia? Estás loca? Quién te está metiendo eso en la cabeza?

Doña Lupe:    Nadie. Lo que pasa es que a  mí me gustaría que me traten como te tratan a vos, que me digan: PRODUCTORA.

                                               Valerio:      (Se ríe) Pero si ya sos productora… de cipotes…

Doña Lupe:      No me faltés el respeto: Sé  leer y escribir correctamente; tengo conocimientos sobre la problemática  de la cooperativa, de la familia y la comunidad; se administrar con responsabilidad el dinero; no soy viciosa, no malgasto el dinero; de los dos la que más se preocupa por los problemas de la familia soy yo…Y me parece que  tiene que haber un equilibrio entre hombres y mujeres en la toma de decisiones que afectan en la casa.

Valerio:      Dejá de decir babosadas, la mujer es ama de casa. Quién va cuidar los cipotes? Quién va hacer la comida? Quién va jalar la leña, el agua?  Quién va a lavar, a  planchar? Quién va ir al centro de salud con los cipotes, a las reuniones de la escuela? Quién se va a levantar en la noche cuando se enferman los cipotes? Quién me va ayudar en los trabajos?

Doña Lupe:    Tenemos que compartir responsabilidades, tenemos que poner a prueba la solidaridad, la cooperación, el apoyo mutuo…

Valerio:      Suponete que así sea… Pero con qué garantía vas a entrar a la cooperativa si la tierra está a nombre mío?

Doña Lupe:    Es verdad. Está a nombre tuyo, pero es de la familia. Y lo que pretendo hacer es para el bien de la familia…No veo porque no sea la misma garantía…

Valerio:     Sos mas terca que una mula, mujer, la cooperativa es un asunto de hombres…

Doña Lupe:    La cooperativa saldría adelante si hombres y mujeres tomáramos las decisiones por consenso;

                                                Valerio:      La mujer no tiene la capacidad que tiene un hombre…

Doña Lupe:     Las mujeres tenemos capacidad y creatividad para enfrentar los problemas y darle solución; somos seguras en lo que queremos hacer;

Valerio:    No es tan simple ni tan fácil, hay que ir a reuniones, asambleas, encuentros y son fuera de la cooperativa y es peligroso.

Doña Lupe:      Hombres y mujeres tenemos los mismos derechos de participar en cualquier estructura organizativa;

                                                Valerio:     Pero no tenés la experiencia. Esa es una idea loca.

                                                Doña Lupe:    Es una política de la cooperativa integrar a las mujeres.

                                                Valerio:     Lo que estás buscando son problemas, allí te pueden enamorar…

Doña Lupe:    Yo estoy segura de mi misma y no tengo calzón de plomo… las otras mujeres de la cooperativa desde hace tiempo son socias y no han tenido ese tipo de problemas…Respetan a sus maridos y se respetan así mismas…

Valerio:      A mí no me hablés de esas mujeres que lo que hacen es ir a chismiar y a eso es lo que querés hacer…Vos crees que a mí me vas a engañar?

Doña Lupe:     Si me conocieras por chismosa no creo que hubieras vivido tanto tiempo conmigo…Yo lo que quiero es ser socia de la cooperativa para tener la oportunidad de participar en la cooperativa y apoyar con mis capacidades. Quiero ser socia…

Valerio:     Socia? Socia? Te voy asociar a pijasos… El día que entrés a esta cooperativa será el día que me estén echando una palada de tierra encima. Y no se hable más del asunto, socio solo yo… Oístes (Se va)

                                                Doña Lupe:     (hacia el público) Pero de que me hago socia, me hago socia… (Se va).

 

Tercera escena.

Valerio y Vicente vienen de la ciudad. Tomados y discutiendo sobre la cooperativa…

 

En coro:    Viva la cooperativa…Viva la organización… Viva la producción…Viva el desarrollo…viva mi cooperativa…

                                                Valerio:    Mi, cooperativa…

                                                Vicente:     No, mi cooperativa…

                                                Valerio:    Ni verga, mi cooperativa…

                                                Vicente:    No, mi cooperativa…

                                                Valerio:    Acordáte que vos andás vendiendo el café en otro lado…

                                                Vicente:     Es cierto, tu cooperativa…

Valerio:     Fijáte que tengo un problema muy grave: mi señora quiere entrar a la cooperativa. Quiere ir a las reuniones y dice que quiere ser socia.

Vicente:      Tu mujer quiere ser socia…? Mirá, un consejo que te voy a dar. Si vos dejás entrar a tu mujer a la cooperativa vas peligrando como quedarte oliéndote el dedo, o vas a aparecer con unos cachotes como buey…Mirá, en mi casa yo mando. No dejo que mi mujer saque ni la cara en la ventana y cuando se me rebela le meto su vergaso.

Valerio:    Pero si todo el tiempo he hecho eso, pero mirá hoy se me ha rebelado y no la puedo dominar. Quiere andar solo como a caballo. Que querés que haga…

                                                Vicente:     Dejame a mí la cooperativa pues…

                                                 Valerio:     (le hace la guatusa a Vicente) es mi cooperativa…Vámonos…

 

En la casa es media noche y Doña Lupe lo está esperando, los chavalos están despiertos también. Ella camina de un lado a otro en la casa y los hijos la siguen…

                                                Gabino:     Qué le pasa mama?

                                                 Doña Lupe:    Tu papa hijo.

                                                Gabino:     Cálmese

                                                Doña Lupe:     No sabés con quién iba?

                                               Gabino:     No

Doña Lupe:     Esa es una mala señal (se escucha un grito de Valerio que va llegando a la casa bien bolo) hijo escondé los machetes, los cuchillos, las trancas, todo lo que sea peligroso, hay viene ese hombre borracho… (llega Valerio) Sos un degenerado, ese es el ejemplo que le das a tu hijo…Te fuiste a vender el café y te hartaste los reales en guaro que aquí se necesitan para comprar la comida, ropa de los chavalos…

                                                Valerio:      Si para eso me penquello de lunes a Domingo…

                                                Doña Lupe:     Los dos trabajamos…

Valerio:                                Si eso no es nada…Levantarte a la cuatro de la mañana, encender el fuego, hacer el café, echar las tortillas y alistarme el desayuno, bañar los cipotes, alistarlos para la escuela, arreglar la cama, barrer la casa, traer agua, jalar leña, lavar y planchar, ir a las reuniones de la escuela, ir al centro de salud con los cipotes, hacer el almuerzo, llevarme la comida al monte, alistar la cena y servirla, limpiar los trates, dormir los cipotes y acostarte conmigo. Eso no es nada. Eso no es nada…

                                                Doña Lupe:    Sí, pero eso que ¨no es nada¨ a mí nadie me lo paga…

Valerio:     Dejate de estar hablando babosada, mejor andá traeme comida, que para eso yo te traigo las cosa (Doña Lupe le trae sopa en una tasa, pero fría)…

                                                Doña Lupe:    Hartatela…

Valerio:    (Observa la comida y la bota) Vaya caliéntela (Doña Lupe se va a traer de nuevo la comida, Valerio la observa y la vuelve a botar) Desde cuando a mí en la sopa me ha faltado la pechuga?

                                                Doña Lupe:     Eso, eso te lo vas a comer vos (se le lanza encima y lo empuja).

Valerio:      Desde cuando en esta casa me has levantado la vos a mí? (le pega y la tira al suelo, Doña Lupe se levanta y lo toma del cuello de la camisa)

                                                Doña Lupe:    Es la última vez que me pegás…

Valerio:     Como sabés que es la última vez que te voy a pegar (la vuelve a tirar la suelo) y la próxima vez te apello los dientes…

Cuarta escena

Todos regresan a la vela, Don Chico cabizbajo, reflexivo y molesto con la historia que se acaba de contar hace comentarios provocando discusión sobre las y los jóvenes en la cooperativa:

 

Don Chico:    De esa manera es imposible que salgamos adelante… Eso explica porqué hay tan pocas mujeres integradas en la sociedad de la cooperativa…

Valerio:    Mi señora ya está en la cooperativa, y me ha costado entenderla, comprenderla y apoyarla en la toma de sus decisiones. Hasta he salido ganando porque he aprendido a cocinar, a cuidar los niños. Pero usted Don Chico es bueno para mirar la astilla en el ojo ajeno y no para verla en el propio. Ya deseáramos nosotros tener una hija como la que tiene usted.

Constancia:    Esa niña vive una vida frustrada, su mayor deseo es estar en la cooperativa como una socia jurídica, pero usted Don Chico no hace nada para apoyarla… Necesitamos preparar a las personas que en el futuro integraran  la cooperativa;  es bueno que los jóvenes se sientan parte de la cooperativa y tomados en cuenta; eso contribuiría a la integración familiar;  facilitaría el aumento de la producción; y tendríamos mayores  oportunidades de trabajo; y algo muy importante, se lograría la integralidad de la cooperativa.

                                                Don Chico:    Pero es que son jóvenes.  

Chepita:    Sí… Son jóvenes… No se integran a las actividades de la comunidad; no tienen el apoyo de sus padres y no les dan permiso; son hijos bajo dominio; no tienen experiencia; ni garantías; no tienen madurez suficiente para tomar decisiones; pueden ser influidos y manipulados por los adultos.

Constancia:    No podemos negar que tienen conocimientos, capacidades y mejor nivel académico que nosotros; su deseo de superación es porque tienen visión de futuro; mayor capacidad para interpretar las cosas; lo que pasa es que nos cuesta considerar a los jóvenes como personas pensantes.

Chepita:     Los jóvenes son unos irresponsables; no toman las cosas en serio; son vagos y caminan engavillados rodeados de malas compañías; son irrespetuosos; ociosos y haraganes; caminan desubicados y solo locura dicen.  Y lo peor, viven aprendiendo mañas; pierden sus raíces, sus valores; y se vuelven unos creídos. Apenas alzan vuelo y ya ni quieren regresar a la comunidad.

Gabino:    Con esas ideas y con esos prejuicios los jóvenes  jamás los tendremos como aliados. Integrarnos a la cooperativa es una manera de alejarnos de los vicios y que ocupemos nuestro tiempo en actividades positivas; aquí la población juvenil es muy alta; y tienen que reconocer que las y los jóvenes estamos en riesgo.

Don Chico:     Riesgo es integrarlos a la cooperativa; se vuelven independiente; sinceramente, corremos el riesgo de ser sustituidos por los jóvenes.

Cholita:    Ese es el miedo. Los jóvenes tenemos mayores facilidades de movilización, negociación, innovación y creatividad; tenemos leyes que nos favorecen; nuestro aporte a la producción familiar es alto; tenemos nuestros propios intereses y necesidades; y quieran o no, es una política integrar a los jóvenes a las cooperativas; y por si fuera poco, hay oportunidades para apoyar proyectos juveniles en las cooperativas.

Valerio:     Los jóvenes son un potencial que estamos desaprovechando. Lo que pasa es que los padres tememos que nuestros hijos no nos respeten y no nos obedezcan; muchos se vuelven prepotentes y se las quieren dar de absolutos; y con las muchachas es peor  la situación porque los padres tenemos miedo que las chavalas se embaracen o se las llevan.

Cholita:     Los jóvenes tenemos mucho que ver con esta  cooperativa, mi testimonio vale la pena y debería ser parte de esta historia? Si quieren se los cuento… (Todos asienten con la cabeza y salen).

 

Quinta escena

 

Canción:

 

Mi ganado colorado, ya se va por la quebrada,

se va por la carretera, no se me vaya a perder.

Le voy siguiendo sus pasos y no sé dónde voy a dar.

Y si el patrón me regaña un vergaso le voy a dar.

Ayayayay lindo es arrear,

el ganado colorado que no se cansa de retozar.

Ayayayay lindo vivir,

en la isla de moyogua en la montaña del coyolar…

 

                                                Cholita:    Entonces chavalos, como han estado?

                                                Gabino:     Hola Cholita

                                                Cholita:      Échenme la leche aquí

                                                Gabino:      Que te la echen de la pinta (refiriéndose a la otra vaca)

                                                Cholita:     Como vas con los chavalos?

                                                 Gabino:     Ya hice la convocatoria en todito el sector. Va ser un éxito esa reunión.

                                                Cholita:     Y vos Héctor vas a ir a la reunión?

Héctor:     Eso de la reunión no va conmigo, no me interesa. A mí me toca ordeñar, ir a ver el café, ir a sembrar.

                                                Gabino:     Pero habíamos hablado que ibas a ir a la reunión…


El hijo de Valerio y el hijo de Don Sebastián andan tomando licor y pasan por el ordeño de Gabino y Vicente.


Canción:

 

Voy por las calles,

por las calles de mi barrio,

herido va también mi pobre corazón…

Lágrimas, lágrimas de mi barrio,

son tan tristes que dolor,

mi corazón y todos serán testigos

que he perdido la razón…

 

                                                 Sebastiancito:    Viva el guaro!!! Que pasó Gabino?

                                                Valeriano:     No jodás Gabino, echate un cachimbazo…

                                                Gabino:     No tomo

                                                Valeriano:     Pasalo con leche… ¿O es que no sos hombre?

                                                 Sebastiancito:    Sería un buen desayuno…

                                                Gabino:    No gracias, yo no tomo…

                                                Valeriano:     (señalando a Vicente) Aquel maje si no anda con verga…

                                                Sebastiancito:     Este maje no es hombre…echate un cachimbazo, no ay falla…

                                                Héctor:     Estamos cayendo en los vicios…             

Coro:     (Valeriano y Sebastiancito se miran y se burlan) Vicios? (se ríen a carcajadas) si esto no es vicio, esto es alegría, recreación…echatelo broder…

Sebastiancito:    Echatelo, echatelo, (Héctor se empina la botella tratando de que no lo vea Gabino y la Cholita.  Sebastián y Valeriano se ríen y viendo a Gabino comentan)… Este maje si es hombre…

Valeriano:     No anda con babosadas…le hiede la vida… (Sebastiancito mira a la Cholita y se le acerca, le sigue Valeriano y ella se les aparta. Gabino intercede)

Gabino:     Y a ustedes que les pasa pelibuey? A la cholita la respetan, ella es la líder de la comunidad y la cooperativa…

Sebastiancito:     No me confundás, este es el pelibuey, yo soy Sebastiancito, el hijo del presidente de la cooperativa, el hijo de la mera coyunda de la cooperativa… y este es Valeriano, el hijo de Valerio, un socio del consejo de administración…Que te pasa los roconolos son las fieras de la cooperativa…

                                                Gabino:     Dejen de estar matizando a la Cholita…

                                                Sebastiancito:     Es que esta bien bonita la chaparrita esa…es un repollito bien rico…

Gabino:     Ella es la líder  del grupo de jóvenes que estamos formando en la cooperativa… estamos preparando una reunión.

                                                Sebastiancito:     La líder!!!

                                                Valeriano:     La líder!!!

Sebastiancito:     Mis respeto para usted… Disculpe si la ofendí…Diculpame mi amorcito… yo soy bien respetuoso…

                                                Valeriano:     Discúlpame a mi también…

                                                Gabino:     Los invitamos a la reunión… No van a ir?

                                                Valeriano:    Queeee me interesa reunión a mí…

Sebastiancito:     Reunión para qué??? A mí me vale verga la cooperativa, no me interesa esa mierda…Vos no sabes nada de política. Anda en pañales. Vos sabes que es una cooperativa? Yo te voy a decir que es una cooperativa…Una cooperativa es una agrupación de gente que se organiza por los créditos, los insumos, los incentivos y algún proyectito. Eso es una cooperativa…

Valeriano:    Una cooperativa es…Una cooperativa es… No se que es esa mierda…. Si mi papa es socio… para que más, a mí también me vale verga esa reunión, me vale verga la cooperativa…

Sebastiancito:      Mi respeto a nuestra líder… y de nosotros quién es nuestro líder? Vos te me querés ir arriba con el liderazgo…

                                                Valeriano:     Vos o yo… Vos sos nuestro líder…

                                                Sebastiancito:     No, (señalando la botella de guaro y en coro), este es nuestro líder…

                                                Valeriano:     (ambos levantan en alto la botella de guaro) Este es nuestro líder…

                                                 Sebastiancito:     Nos da comunicación

                                                Valeriano:     Empoderamiento

                                                Sebastiancito:     Recreación

                                                Valeriano:    Nos da hombría

                                                Sebastiancito:    Valores

                                                Valeriano:     No, valores no, valor…

                                                Valeriano:    Apropiamiento…

                                                Sebastiancito:     No, apropiación

En coro:    Apropiación… (se ríen y cantan) y los angelitos son yo y tu, tu y yo. Y los angelitos son yo y tu, tu y yo… (se van)

                                                Sebastiancito:      Cholita mi amor…

                                                Gabino:     Van  a ir a la reunión?

                                                Sebastiancito:    Allí va estar la Cholita?

                                                Gabino:     Si claro,

                                                Sebastiancito:     Allí estaremos, no te preocupés…

Cholita:     (retomando la conversación con Gabino) Que temas tocaremos en la reunión?

                                                Gabino:     El de las becas

                                                Cholita:     El alcoholismo

                                                Gabino:     Salud sexual y reproductiva

                                                Cholita:    Las actividades culturales

Gabino:    Las becas, el alcoholismo, salud sexual y reproductiva y las actividades culturales…Toquemos el tema del cooperativismo…Es suficiente…

                                                Cholita:     De acuerdo y cómo dirigiremos la actividad…?

Gabino:    Yo me hago cargo de las dinámicas…y vos coordiná lo del cooperativismo…

                                                Cholita:     Y por qué no lo hacemos los dos (llega el papa de Gabino) Tu papa…

Valerio:     (Valerio le hace seña a Gabino y le murmura) Que clase de repollito… y hasta dónde estás ordeñando te vienen a ver...

Gabino:      Es que anda comprando leche y estamos coordinando la reunión de los jóvenes…

Valerio:      El chancho es el que te estás haciendo, vos crees que un viejo como yo lo vas ha engañar. A lo mejor ya la tenés panzona.

Cholita:     Don Valerio, le exijo respeto… Gabino y yo trabajamos juntos y nunca nos hemos faltado el respeto… Me disculpa, pero usted tiene una mente sucia… (se va)

Valerio:      Gabino, como es posible que me hagás pasar tanta vergüenza con esa cipota? Yo pensaba que  la estabas terapiando y que te la ibas a llevar.

                                                Gabino:    Estamos coordinando la actividad ella y yo para hablar sobre los jóvenes…

                                                Valerio:    De qué me estás hablando?

                                                Gabino:     Ella es la líder del grupo de jóvenes…

                                                Valerio:     Líder?  Esa culito cagado es líder…No me jodás vos con tu líder…

 

Un grupo de jóvenes pasa por el corral. Van de viaje de la comunidad. Valerio y Gabino observan la situación.

 

Canción:

 

Yo vengo para curarles el mal del alma y el mal de amor,

yo vengo para sanarles esas heridas del corazón…

Dale sentido a tus palabras, dale valor a tus ideas.

Yo tengo que alertarte que esos miedos dañan la calma.

Si triste por esta vida, dale sentido a la ilusión.

 

                                                Valerio:      Y eso? Qué es eso?

                                                Gabino:     Los chavalos y las chavalas de la comunidad se están yendo…

                                                Valerio:     Ya la cagamos… (Hace el intento de irse)

                                                Gabino:     Papa, el próximo puedo ser yo… (Ambos se ven y el papa se va enojado)

                                                Cholita:     Gabino, viste, se están yendo los muchachos…

                                                Gabino:     Cholita, discúlpame por la actitud que tomó mi papa…

Cholita:    Vos crees que a mí me preocupa la actitud de tu para? Me preocupa la situación de los chavalos… Ahora solo tienen dos alternativas: o se dedican a beber guaro o se van a Costa Rica…

Gabino:    Tenemos que garantizar que la reunión sea un éxito. Porque a mi no me gustaría irme de la comunidad…

Cholita:     Ni a mí me gustaría hacer lo que hacen las demás chavalas: meterse con un hombre a temprana edad… Y vamos porque ese tema de cooperativismo no es sencillo y por lo visto me toca a mí… (salen)

 

Sexta escena

 

Don Chico está durmiendo con su señora, cholita está leyendo documentos sobre las cooperativas y son las dos de la mañana.

 

Cholita:    La cooperativa es una unidad de producción que integra a la familia para mejorar su nivel de vida.  Papá…

                                                Don chico:     Que tripa se te reventó…

Cholita:     Cuando se habla de la familia,  a quien se refiere?, A usted que es socio o a todos los que vivimos en la casa?

                                                Don Chico:     Hija, la familia es familia, y la cooperativa la integramos la familia.

Cholita:     Nada me dijo. Las cooperativas son organizaciones democráticas controladas por sus miembros, ó sea usted papa, yo no.  quienes participan activamente en las definiciones de las políticas y en la toma de decisiones.  Entonces, los jóvenes si no somos miembros no podemos tomar decisiones. Los hombres y mujeres elegidos para representar sus cooperativas responden ante sus miembros, entonces las autoridades de las cooperativas responden ante usted, y yo, y yo qué? En la cooperativas de base los miembros tienen igual derecho de voto (un miembro un voto). Usted vota por la familia, pero para votar por la familia tiene que contar con nosotros. Papa…

                                                Don Chico:     Que jodes hombre…

Cholita:    Estos estatutos y estos reglamentos hay que cambiarlos, la familia no solo sirve para el trabajo, también  para decidir y lo más importante estos estatutos y estos reglamentos no mencionan a los jóvenes para nada.

Don Chico:    Hija son las 2 de la mañana, te he dicho que no me andés tocando esos documentos. Que necia, solo vivís manoseando esos estatutos, y esos reglamentos, esos documentos son míos.

Cholita:     Papa, me disculpa, pero si la familia integra la cooperativa, estos documentos y estos estatutos son de la familia, no son únicamente suyos.

Don Chico:      Hija, tu mamá y yo ya no te aguantamos, que barbaridad. Nos tenés hasta aquí, nos tenés harto con tu preguntadera…Qué jodes cipota jodida…

Cholita:     Papa los jóvenes necesitamos y debemos integrarnos a la cooperativa, pero estos estatutos y estos reglamentos que ustedes hicieron, no garantizan nuestra participación con igual derecho.

Don Chico:      Hija pero si ustedes participan, cual es el reclamo? Ustedes hacen jornadas de vacunación, reforestación, de alfabetización, limpian la cooperativa, la iglesia, la escuela, ayudan en la contabilidad, en la producción, hacen los censos, cual es el problema?

Cholita:     Se da cuenta en cuantas cosas nos metemos, pero no podemos tomar decisiones, no nos ayudan a elaborar propuestas que respondan a nuestros intereses y necesidades en la cooperativa.

                                                Don Chico:    Pero si para eso estoy yo, entendé.

Cholita:      Usted papa, pero el reglamento dice que las cooperativas están integradas por la familia, usted tiene el privilegio de tomar decisiones y yo? Y yo qué?

Don Chico:     Me lleva el diablo con vos, alístate que en la mañanita te llevo donde la curandera para que te saque de una vez por todas esas locuras (se va, Cholita se queda).

Cholita:    En la cooperativa hay que tomar decisiones colectivas, pero primero hay que hacerlo en la familia. Si no, no habría ninguna diferencia entre una cooperativa y una hacienda…(Dirigiéndose al público)


Octava escena

Don Chico creyendo que su hija tiene un problema de salud, la lleva  al consultorio de la curandera para averiguar qué tipo de problema de salud tiene su hija.

 

Constancia:                        (Cantando) Yo vengo para curarles el mal del alma y el mal de amor, yo vengo para sanarles esas heridas del corazón.  Dale sentido a tus palabras,  dale valor a tus ideas. Dale sentido a tus palabras, dale valor a tus ideas. Yo tengo que alertarles que esos miedos dañan la calma. Si triste por esta vida, dale sentido a la ilusión.

(Con gesto de invocación) Gracias señor por darme el conocimiento y la sabiduría para sanar. Disculpen que vine tarde pero es que hay plantas que están desapareciendo y son las que más necesitamos.


Canción:

(la curandera  observa las miradas de  sus pacientes tratando de identificar y  comprender los problemas de salud)


Yo vengo para curarles el mal del alma y el mal de amor,

yo vengo para sanarles esas heridas del corazón…

Dale sentido a tus palabras, dale valor a tus ideas.

Yo tengo que alertarte que esos miedos dañan la calma.

Si triste por esta vida, dale sentido a la ilusión.

 

Pastora:     En sus miradas hay muchas tristezas, desilusiones, angustias, miedos y desconfianzas. Todo eso los lleva al conformismo y resignación, pero no se preocupen, eso tiene solución (La curandera esparce el incienso entre sus clientes).

                                                Don Chico:    Buenas, Doña Pastora.

                                                Doña Pastora:     Pase adelante Don Chico.

Don Chico:     Bien, Doña Pastora, fíjese que yo vengo por el asunto de la muchacha. Estoy preocupado, fíjese que desde la mañana que se levanta, hasta la tarde que llega a la casa anda en un montón de cosas, anda con los chavalos de la cooperativa, se va para acá, para allá; ella anda en toda cosa, estudia, trabaja y lee toda la noche; pero una cosa que yo he visto es que con toda persona que se topa se instala a platicar de lo que sea, ya sea niño, joven, mujer, adulto, socio de la cooperativa, o la maestra; y cuando llega a la casa es una preguntadera y hay cosas que yo no puedo responder; lo peor es que en la noche empieza a leer y  leer y leer, a veces hasta las dos de la mañana.  Agarra los estatutos, los reglamentos y los folletos de los talleres, y no para de leer, a mi me da miedo que se haga loca o que puede perder la vista con ese jodido candil.

 

Doña Pastora:    Discúlpeme Don chico, pero yo no veo ninguna enfermedad, lo que creo es que es una muchacha inteligente.  A esa edad los chavalos tienen mucha energía, mucha curiosidad, entusiasmo y muchas inquietudes y algo que usted debe entender es que a ella le gusta relacionarse con todo tipo de personas.

Don Chico:    Pero también es cierto que las muchachas de esa edad pasan horas enteras pegadas a la televisión y la radio, y  lo de mi hija lo veo como un fenómeno.

                                                Doña Pastora:     Tráigala.

Don Chico:    Sí, es mejor que la vea, y me diga que le voy a dar (Don Chico sale a traer a la muchacha).

                                                Don Chico:     Vos ya conocías a Doña Pastora.

                                                Cholita:     Sí, como está Doña Pastora.

                                                Doña Pastora:    Y qué grande que está esta muchacha ¿Cómo estás?

                                                Cholita:    Bien, Doña Pastora.

                                                Doña Pastora:     Teníamos tiempo de no vernos y platicar.

                                                Cholita:     Mucho tiempo, pero ahora lo podemos hacer.

                                                Doña Pastora:      Entonces sentémonos a platicar.

                                                Cholita:     Y que ha hecho Doña Pastora.

Doña Pastora:     Curar, curar y curar, esta gente mucho se enferma, las mujeres tienen muchos padecimientos, los jóvenes de dolores de cabeza y los hombres han destruido su hígado por el guaro y el café…

                                                Cholita:     (Cholita ve el circulo de plantas y flores)!!!Y qué bonita la coronita!!!

Doña Pastora:    No es una corona…Es el ciclo de la vida. Esto es la vida.  Las flores y las plantas representan la tierra, la luna, el sol,  esto representa el universo.

                                                Cholita:     ¿Por qué se dedica a la medicina natural?

Doña Pastora:      Para dar respuestas a las emergencias de la comunidad. Las plantas, los animales, el agua, la tierra tienen propiedades para currar, y hay tantas enfermedades aquí, y esto sale más barato. Nosotros venimos de la tierra y es la tierra la que nos debe de curar. Aquí la gente de la cooperativa va hasta el pueblo a gastar en medicamentos caros…

Cholita:      Sí, es cierto, el  poco dinero que gana aquí la gente de la Cooperativa, lo usa para comprar medicamentos caros que recomiendan los hospitales, centros de salud, en vez de aprovechar esta medicina que usted  tiene a mano. Y por eso la cooperativa no sale adelante…

Doña Pastora:      Si mi muchachita, ellos vienen aquí solo cuando no tienen dinero y todos los que vienen aquí salen curados.

                                                Cholita:     ¿Y no se le hace difícil encontrar esas plantas aquí?

Doña Pastora:     No. Aquí hay manzanilla, romero, cola de caballo, albahaca, ruda, jícaro sabanero, zacate de limón, sábila, salvia, suelda con suelda, guayaba dulce, guanábana, frijolillo, jiñocuabo, achiote, quina, trementina, limón mandarina, aguacate, culantro, eucalipto, ajenjo, cálala, amapola y de estas plantas nos sirven las hojas, la cáscara, las raíces, las semillas y sus resinas para curar de una manera sana…. 

                                                Cholita:    Ya no siga… ¿Hay plantas que se estén perdiendo?

                                                Doña Pastora:     Sí, por ejemplo la uña de gato.  Aquí hay infinidad de plantas que se están                                                     perdiendo.

Cholita:      ¿Existe un recetario para tratar las diferentes enfermedades?  Podría ser útil para la trasmisión de conocimientos a los jóvenes.

                                                Doña Pastora:     Tengo un recetario sobre todo esto, lo querés leer?

Cholita:      Si, préstemelo. Por lo que veo tenemos un problema, las plantas curativas están desapareciendo y este es un potencial de la cooperativa. Pero estas plantas las podemos recuperar.

                                                Doña Pastora:    Sí, es un capital natural de la cooperativa que debemos salvar…

Cholita:      Si, y podemos hacer un vivero de plantas medicinales en el patio de la cooperativa.

                                                Doña Pastora:    Dígale a su papa que nos ayude…

                                                Cholita:     Ni se le ocurra…

                                               Doña Pastora:     Al presidente…

                                                Cholita:     Pues, no creo…Don Sebastián ve la cooperativa solo con cara de cafetal…

                                                Doña Pastora:    Ya sé quien nos puede ayudar: La Lupe…

Cholita:      Es verdad, se lo voy a proponer. Voy a regresar para que hagamos un plan y organicemos un equipo de jóvenes para iniciar las actividades del vivero… (se va)

Doña Pastora:      Esta muchacha no está enferma…El que está enfermo es este viejo loco…(llega Don Chico).

                                                Don Chico:    ¿Que le halló a la muchachita?.

Doña Pastora:                    Pues muy interesante, esto si está grave. Usted va a tener que dedicarse a leer, va a tener que salir con ella para saber en qué anda y así responder sus inquietudes.

                                                Don Chico:    Me lleva el diablo (se va y Doña Pastora lo sigue).

Canción:

Yo vengo, para curarles, el mal del alma y el mal de amor;

yo vengo, para sanarles, esas heridas, del corazón…

Yo tengo, que alertarles, que esos miedos, dañan la calma.

Si triste, por esta vida, dale sentido, a la ilusión.

Dale sentido a tus palabras, dale valor a tus ideas.

 

La gente, que vive pobre, sufre en el alma, un gran dolor;

yo creo, que oír su voz, a todos deja, satisfacción…

Yo sé, que en esta vida, valemos mucho, según amamos;

tenemos, que decir, lo que sentimos, lo que pensamos…

Dale sentido a tus palabras, dale valor a tus ideas…

 

No dejes, que la angustia, cierre tus ojos, en cada intento;

sonríe, cada mañana, cuanto te pongas, en el camino…

Intenta, cambiar tu vida, cada momento, con nuevas fuerzas;

dale a tus hijos, un porvenir, que lo merecen, lo necesitan…

Dale sentido a tus palabras, dale valor a tus ideas...

Novena escena

La Cholita llega a la Iglesia de la ciudad para confesarse. Va acompañada de Don Chico y al recibir la ostia aprovecha para aclarar sus inquietudes…

 

Sacerdote:    Gloria, Gloria aleluya, Gloria, Gloria Aleluya, Gloria, Gloria Aleluya, en el nombre del señor…Cuanto sientas que tu hermano necesita de tu amor no le niegas las entrañas y calor del corazón, busca pronto en tu recuerdo la palabra del señor, mi ley es el amor… Gloria, Gloria aleluya, Gloria, Gloria Aleluya, Gloria, Gloria Aleluya, en el nombre del señor…Aleluya hermanos…En la casa de Dios tenemos una joven que ha venido con su padre…hija cuales son las inquietudes que agobian tu alma?

Cholita:    Padre, solo tengo dos inquietudes: por qué los pobres somos tan conformistas, tan resignados?

Sacerdote:     Sencillo hija. Se han perdido las ilusiones, las esperanzas, el deseo de soñar y las ganas de estar mejor…

                                                Cholita:     Pero por qué nos pasa eso?

Sacerdote:     El abuso, las humillaciones, el engaño, la opresión y la sumisión que hemos vivido a lo largo de la historia. Hemos vivido una historia de dominación.

Cholita:     Pero si eso es lo que nos ha hecho daño, porqué nuestros dirigentes y nuestros líderes lo repiten y lo repiten?

Sacerdote:    Y como esperas que se comporten de otra manera si eso es lo que han aprendido en el hogar, en la escuela, en la comunidad…

                                               Cholita:    Y cuál ha sido el papel de la iglesia

                                                Don Chico:     (molesto) Ha no, esto es demasiado atrevimiento… (la saca de la iglesia)…

Sacerdote:     Que lástima, cuando la joven pregunta lo mejor, su padre la saca de la casa de Dios…Que Dios la ilumine y le dé el pan del conocimiento y la sabiduría…Hermanos hasta el próximo domingo…vayan con Dios…

Coro:      Gloria, Gloria aleluya, Gloria, Gloria Aleluya, Gloria, Gloria Aleluya, en el nombre del señor…

 

Escena Décima

                                                Don Chico:    Eso si fue barbaridad, la vergüenza que me hiciste pasar.

                                                 Cholita:    Yo solo preguntaba cosas que deseo saber.

Don Chico:    Viene la asamblea y quiero que estés calladita, porque se van a tratar cosas delicadísimas.

Cholita:     Estoy harta que desconfíen de mi, del menosprecio, que no valoran nuestro trabajo, y no respetan nuestras opiniones… Me sacó de la escuela solo porque yo opinaba diferente a la profesora,  me llevó donde la curandera creyendo que yo estaba enferma, luego me lleva a donde el padre para que me confiese como si he cometido un pecado, como si opinar fuera pecado…Sabe qué?...Me voy a ir de la casa.

Gabino:      Cholita: llegaron los 70 chavalos a la reunión. Va a ser un éxito. No hemos comenzado porque no has llegado vos.

Cholita:    Me voy de mi casa, aquí no se puede hacer nada; no tenemos apoyo de nuestros padres, de la Junta Directiva, ni del Presidente y mi papa me tiene hasta aquí.

                                                Gabino:    Y  la reunión de los chavalos?

                                                Cholita:      De qué sirve el entusiasmo, de qué sirve el esfuerzo, si no valoran lo que hacemos.

Gabino:     Pero ya viene la asamblea. Nosotros tenemos que presentar nuestras propuestas.

                                                Cholita:     Voy a ir, pero lo voy a hacer por responsabilidad.

                                                Gabino:     La chaparra esta flaqueando…

 

Escena once

Canción:

Somos campesinos, en esta zona nacimos,

para cultivar la tierra, las ideas y el amor;

con los jóvenes creativos, las mujeres laboriosas, los hombres trabajadores,

si podemos avanzar.

Para salir adelante, el machismo hay que enterrar,

aunque nos duela a los hombres hay que aprender a escuchar (bis)

En esta cooperativa  cada idea se decide

con la voz de la mujer, el chavalo y la chavala;

somos hombres solidarios, mujeres muy respetuosas

y jóvenes voluntarios que buscamos el desarrollo.

 

Constancia:     Hay que reconocer que en esta cooperativa tenemos jóvenes valiosos, pero no le hemos puesto mente.

Doña Lupe:    A los jóvenes les pasa lo mismo que a nosotras las mujeres, trabajan y trabajan y en lo más importante, que son las decisiones, no se les toma en cuenta. Con la muerte de Don Sebastián tenemos que reflexionar sobre el futuro de la cooperativa y el futuro de la cooperativa está en manos de los jóvenes.

Chepita:    A propósito, mi marido murió de un infarto. Acaban de llegar los resultados de la autopsia. Los problemas de esta cooperativa, las deudas, y algo extraño sucedió para que muriera de esta manera.

Valerio:    Diablo, y yo que creía que lo habían envenenado. Hombre, pero para que él muriera de un infarto, lo debió haber afectado algo fuerte. Qué Diablo sería? No sería esto que nos llegó señores de la cooperativa el porvenir, reciban cordiales saludos y nuestro más sentido pésame, el motivo de la presente es para informarles sobre la aprobación de un proyecto para la cooperativa el Porvenir. El proyecto incluye educación, deporte, producción, cultura y es un fondo de $3000.000. Hay que firmar el contrato a más tardar en ocho días y como requisito tiene que ser firmado por el presidente de la cooperativa. Nuestras condolencias, hasta luego. Yo sabía que algo fuerte lo había matado, ahora ya sabemos, no hay duda, fue la aprobación de este proyecto.

Don Chico:    Ahora si nos llevó el diablo. Solo el difunto sabía de este proyecto, cómo vamos a saber qué proyecto es? Educación en qué, deporte en qué, cultura en qué, producción en qué?. Trescientos mil dólares no es jugarreta, cualquiera se muere del corazón.

                                                Gabino:     Eso si es gestión, qué clase de gestión!!! No babosada…

Don Chico:     La gran cagada es que no consultó con nadie. Pero lo hecho hecho está y de que ese proyecto va…Va

                                                Constancia:    Para poder agarrar ese proyecto tenemos que elegir al nuevo presidente.

Doña Lupe:     Disculpen, pero aquí estamos los socios y socias y podemos hacer la asamblea.

                                                Chepita:     Asamblea…?

Constancia:      Estoy de acuerdo. Pero podemos consultar con la asamblea. Los que estén de acuerdo levanten la mano… (se dirige al público) La asamblea aprueba (o no aprueba) que sesionemos. Discutamos los puntos de agenda, yo propongo:

                                                 1.           Elección de presidente

                                                 2.           El proyecto

                                                 3.           Integración de nuevas socias a la cooperativa

Gabino:     Y a nosotros los jóvenes nos van a dejar a un lado? Yo sugiero que se ponga en agenda la integración de socios jóvenes  a la cooperativa…

Cholita:     Estoy de acuerdo con Gabino, pero además a mi me parece que hay que incluir en agenda la reforma de los estatutos y los reglamentos.

Don Chico:      Asumir la presidencia de la cooperativa es cosa seria…yo por lo menos jamás me zamparía el dedo…

Vicente:     Hombreé, no es presumir, con toda humildad, a mi me gustaría postularme para presidente de la cooperativa (todos se ríen)…

Valerio:     Como podes ser tan degenerado si ni siquiera te preocupas por la cooperativa, nunca venís a las reuniones ni a las asambleas…

Vicente:    Y que jodido te tenés conmigo? Aquí cuando se hacen reuniones y asambleas casi la mitad no viene y cuando se reúne el consejo administrativo, por lo menos faltan dos o tres.

Chepita:     Eso se debería de revisar. Para tener socios de esa calidad mejor no tener nada…

Vicente:    Por eso no me gusta venir a asambleas y reuniones, porque uno sale herido, aunque no hable. A uno no le informan, no le rinden cuenta de nada, y nunca se habla de las cosas que a uno le interesa, solo chochadas se discuten.

Valerio:     Lo que pasa es que con el tipo de socio que tenemos en esta cooperativa no vamos a llegar largo. La cooperativa necesita un socio entregado, responsable, que se mantenga al día con los planes, las finanzas, los estatutos, los reglamentos y sobre todo firmeza en la lealtad y cumplimiento de sus obligaciones…

Constancia:     Por ese punto yo estaría de acuerdo con la Cholita, hay que cambiar los estatutos y los reglamentos, porque no cualquiera puede ser socio de la cooperativa y mucho menos que aspire a la presidencia.

Don Chico:    Aquí el hombre que puede asumir la presidencia es Valerio…No hay otro socio o socia que se haya entregado tanto a esta cooperativa…

Constancia:     Cómo se les ocurre que un borracho y apaleador de mujeres puede ocupar un cargo tan importante?

Valerio:      Diablo, como ve hacen verga…Uno haciéndole huevo por cambiar y no se lo reconocen…

Chepita:    Un presidente debe contar con una serie de cualidades, capacidades; debe tener conocimientos sobre cooperativismo y de todo tipo; lo debe respaldar su experiencia; debe tener tolerancia, honestidad, ser solidario; debe redoblar esfuerzos en el trabajo y eso implica abandonar sus intereses personales, ser servicial, resolver los problemas de los socios y de los habitantes de la comunidad;  ser una persona ejemplar, e incluso estar dispuesto al sacrificio de dejar la familia, perder la parcela, y aguantar todas calumnias de los socios y las socias.

Gabino:     Yo no estoy de acuerdo con la Chepita. Un presidente debe de ser una persona que comparta responsabilidades y funciones para que le quede tiempo para atender a su familia y a su parcela.

Chepita:     Por todo lo que he dicho, este no es el momento para elegir la autoridad de la cooperativa y pido a todos y todas me acompañen al cementerio…

Valerio:    Estoy de acuerdo con la Chepita. Este no es el momento y el ambiente adecuado para discutir estos asuntos…

                                                Vicente:    Y vos crees que yo estoy de acuerdo? Vamos a enterrarlo…

 

La tapa de ataúd se abre y sale la mano del difunto y golpea contra la tapa. Ante los ojos atónitos de los presentes, el difunto se incorpora, se pone de pie y sale del ataúd en dirección a los presentes.

 

Sebastián:    Ahora que me tienen en vivo y a todo color y más vivo que nunca, quisiera que me dijeran de frente todo lo que estaban diciendo. (ante el asombro de todos y todas) Inventé mi muerte para conocer la calidad de socios y socias que son, la calidad de amigos, de compañeros. Ahora díganme las mierdas en mi cara…

                                                Valerio:      Y yo que creía que lo habían envenenado.

Sebastián:    Acaso dudaron de su líder? Quien fue el que logró que llegara la carretera hasta aquí? Fui yo…Quien colocó a esta cooperativa en el mercado justo? Fui yo…Quién logró el aumento de la productividad de esta cooperativa? Fui yo…Quien trajo la energía eléctrica? Fui yo…Quién fue el que gestionó ese proyecto que nos acaban de aprobar? Fui yo…

Valerio:    Hombré, a mi me da vergüenza lo que acaba de pasar en esta cooperativa. Todos creímos en esa muerte… Hasta para asegurarnos buscamos a su médico de confianza…

Sebastián:    Yo le pedí el favor a mi médico que se ofreciera en este servicio…Porque quería saber hasta dónde llegaba su ambición,  su arribismo, su falta de lealtad…Sus intrigas, su falta de franqueza y su hipocresía…

Valerio:     (Acercándose hasta donde Sebastián y poniéndose de rodillas) Hemos cometido un gran error… Sebastián es un hombre íntegro, honesto, trabajador, entregado, abnegado, y lo menos que podemos hacer es pedirle disculpas… Este hombre es un Santo…Hermano, yo te pido perdón... (Dirigiéndose al resto) Y espero que también ustedes lo hagan…(Se acerca Valerio, este le hace seña a la Lupe, quien se acerca indecisa. Ante la mirada de Sebastián, la Chepita también se acerca al mismo tiempo que Vicente. La Constancia indiferente ante lo que está pasando no se mueve de su lugar; en tanto Cholita está muy molesta observado todo desde su posición)

Sebastián:      (Viendo a Gabino) Jamás pensé que mi propio ahijado conspirara en mi contra (ante la mirada de Sebastián, Gabino se deprime y se acerca a arrodillarse). Quién es la persona que tiene los conocimientos?

                                                Todos:    Usted Señor?

                                                Sebastián:    Quién es la persona que ha acumulado experiencia?

                                                Todos:      Usted Señor?

Sebastián:    Quién es la persona que es reconocida por los organismos y las autoridades?

                                                Todos:      Usted Señor?

Sebastián:    Quién es la persona que goza de confianza y credibilidad ante los donantes?

                                                Todos:    Usted Señor?

Sebastián:    A quién es la persona que los funcionarios buscan cuando vienen a esta cooperativa?

                                                Todos:      Usted Señor?

Sebastián:    Quién es la persona que goza de los privilegios, favores y beneficios por su cargo y sus méritos?

                                                Todos:    Usted Señor?

                                                Sebastián:     Quién es el presidente del año del movimiento cooperativo?

                                                Todos:    usted señor

                                                Sebastián:    Quien ha sido el fundador y presidente de esta cooperativa?

                                                Todos:      Usted señor

                                                Sebastián:    Quien es el presidente?

                                                Todos:     Usted señor

Don Chico:     No hay duda. Valerio tiene razón, esta cooperativa tiene un Santo. Yo tengo una idea. Les propongo que a partir de hoy todos los años celebremos a San Sebastián en honor a nuestro máximo líder. Hoy se celebra el día del medio ambiente en el mundo, y aunque no podemos cambiar lo del resto del mundo, si podemos cambiar las cosas en la cooperativa. Propongo que este día quede como la fiesta patronal de la cooperativa en honor a Sebastián…Viva San Sebastián!!!

Todos:     !!!Viva!!! (Se tiran cohetes, bombas, tiquitracas y vivas a todo pulmón,  levantan en peso a Sebastián con la música del son de toros. Cholita y constancia no participan de los festejos, Cholita interviene deteniendo el alboroto)

Cholita:     Silencioooo….Silenciooo…(todos detienen el alboroto y se suspende la música) para payasada es suficiente…Como pueden ser tan irrespetuosos? Esta es una cooperativa, no es un circo…primero usted finge que se muere jugando con nuestra seriedad, nuestros sentimientos y sobre todo con nuestra inteligencia… Y por si fuera poco se burlan de nuestra religión…Usted es un hombre, no es un Santo... nos acaban de aprobar un proyecto que usted mismo gestionó y el desembolso de los fondos depende de la firma del nuevo presidente de la cooperativa, porque según el organismo, usted está muerto. Seamos serios. Aquí estamos todos los socios y socias en esta vela que usted nos inventó, por lo tanto, propongo que atendamos la solicitud del organismo donante. Elijamos al presidente de la cooperativa…

Sebastián:    Hay hijita linda… Te falta mucha caña que moler… Eso se resuelve con una carta de disculpas al organismo…

Chepita:    No estoy de acuerdo… A mí me daría vergüenza… Yo estoy de acuerdo con la cholita…La cooperativa no es un circo… y sobre este asunto de la muerte  la vamos hablar en la casa…

Sebastián:       Ideay, hasta mi propia mujer está en mi contra? La madre de mis propios hijos?  No voy a discutir… hagamos las elecciones… A quien van a elegir?

Lupe:    Aquí habemos personas capaces, esta constancia (hace pausa viendo a Constancia) está Chepita, está Valerio, está Don Chico…

Cholita:     (Al público) Vamos a sesionar o no?.... Entonces, yo propongo a Doña Constancia, esta señora es una socia comprometida y con eso lo digo todo…

Constancia:     Ni quiera Dios… Yo no me siento preparada para eso. Pero aquí se necesita asumir responsabilidades…Aquí no hay una escuela y los niños tienen que viajar a hasta seis kilómetros para estudiar; no hay un centro de salud y somos las mujeres las que acarreamos a los niños enfermos hasta el pueblo; aquí debería de haber un CDI para que las mujeres nos integremos a las tareas de la cooperativa; en ese río nos bañamos, lavamos, jalamos agua para cocinar y está contaminado; las mujeres somos las que jalamos la leña con los chigüines de aquellos cerros y se debería de sembrar unas cinco manzanas de árboles para tener leña cerca; las mujeres somos las que siempre resolvemos los problemas de alimentación y es necesario hacer unos huertos para mejorar la alimentación; cómo se explica que somos la cooperativa más rentable y estamos desnutridos y más pobres?  Si están de acuerdo conmigo, acepto la candidatura.

Chepita:    Propongo que procedamos a votar…porque es urgente  la firma del presidente  para el proyecto y con dos candidatos es suficiente.

Cholita:     Y que el voto sea secreto para que todos y todas nos sintamos libres en nuestra decisión…

Sebastián:     Que es eso de voto secreto? No son ustedes los que andan promoviendo la transparencia…Que se vote a mano alzada para que no quede duda del liderazgo en esta cooperativa…o votemos por plancha para que se mire el arrastre…Así evitamos que anden por los caminos diciendo que hubo fraude…

Cholita:    De la forma que sea, solo le pido a las mujeres de esta cooperativa que piensen en sus intereses y necesidades… Levanten la mano los que estén de acuerdo con Doña Constancia (contea rápido)…Donde están los compañeros que quieren que sus mujeres participen, donde está en enfoque de género…Ahora levanten la mano los que estén de acuerdo con Don Sebastián (contea rápido)…Por lo visto la nueva presidente de la Cooperativa el porvenir es Doña Constancia…

                                                Don Chico:    Venga siéntese Doña Constancia, este es su trono…

Constancia:    Aquí no hay Rey ni Reyna, aquí lo que habemos somos socios y socias y a lo único que le tenemos que rendir tributos es a nuestro mérito y a nuestros éxitos (saca el trofeo que había recibido la cooperativa y lo coloca en el lugar donde paseaban a Don Sebastián). Celebremos el triunfo de la cooperativa el porvenir (todos alzan en hombros el trofeo con música y se van en algarabía).

Canción

Somos campesinos, en esta zona nacimos,

para cultivar la tierra, las ideas y el amor;

con los jóvenes creativos, las mujeres laboriosas, los hombres trabajadores,

si podemos avanzar.

Para salir adelante, el machismo hay que enterrar,

aunque nos duela a los hombres hay que aprender a escuchar (bis)

En esta cooperativa  cada idea se decide con la voz de la mujer, el chavalo y la chavala;

somos hombres solidarios, mujeres muy respetuosas

y jóvenes voluntarios que buscamos el desarrollo.

Para salir adelante, el machismo hay que enterrar,

aunque nos duela a los hombres  hay que aprender a escuchar (bis)

En esta cooperativa; mejoramos la confianza,

y nos comunicamos, para participar  integrado

Un liderazgo sano que fortalece valores, es lo que necesitamos,

para crecer como hermanos

Para salir adelante, el machismo hay que enterrar,

aunque nos duela a los hombres, hay que aprender a escuchar (bis)


FIN

Comments