Mensajes‎ > ‎Kabbalah‎ > ‎

Las Claves del Tarot

publicado a la‎(s)‎ 1 feb. 2009 10:03 por Baruch Bashan   [ actualizado el 1 feb. 2009 10:09 ]
    LAS CLAVES DEL TAROT
 
   Los Arcanos Mayores del Tarot, son Claves o Arquetipos que nos conectan directamente con el Inconsciente Superior, situado en las capas sutiles de la Dimensión correspondiente a "los Senderos del Etz Ha Chaim o Árbol de la Vida". Siendo este último un Símbolo que representa el Espíritu de Dios en el Hombre y en el Universo.
   Podemos comparar al Árbol de la Vida como el Átomo Divino, que se repite infinitamente formando la Gran Malla Crística, la cual arropa como un Manto de Luz, a todo el Universo Celestial. Creación Universal de Dios Padre.
 
   Los Senderos antes mencionados, son Canales de Comunicación, entre las 10 Sephirot o Esferas, que se encuentran contenidas en El Árbol de la Vida, interconectándolas unas con las otras.
   Las 22 Claves del Tarot, conjuntamente con las 22 Letras Sagradas Hebreas, que representan a los Elohim o Dioses Creadores del Universo, funcionan en forma Arquetípica, dentro de cada uno de los 22 Senderos del Árbol, conectándonos con las Puertas de la Supraconsciencia, donde se encuentra manifestado el Espíritu de Dios en cada Ser.
 
 
22 Letras Hebreas - correspondientes a los 22 Elohim o Dioses Creadores del Universo.
 
   Esto se logra por medio de un Trabajo Consciente y Especializado, a través del cual alcanzaremos la Unión con "El Cristo Interno", primero en nuestros Corazones, para después poder irradiarlo a toda la Tierra. De esta forma contribuiremos con la Reconstrucción del "Edén o el Paraíso Terrenal en el Planeta".
 
   Este "Trabajo Iniciático" consiste en el equilibrio de "Los Pares de Opuestos", o las dos Polaridades que existen desde el mismo momento que se creó el Universo; cuando el Padre se polarizó en dos Grandes Energías, para dar origen a toda su Creación. Esta Energía, Masculina y Femeninca, se encuentran también dentro de todos los Seres Humanos.
 
   El Perfecto manejo de estas dos Fuerzas, conducen a la Ascensión de la Energía por la Columna Vertebral, la cual corresponde al "Pilar Medio, en el Árbol de la Vida". Esto ocurrirá en el momento en que el Hombre ya se encuentre preparado, para este proceso tan trascendental. Dándose así, el paso final para obtener "Su Iluminación".
 
   Breve descripción del Árbol de la Vida
 
   El Árbol de la Vida está compuesto de 10 Esferas (Sephiroth). Además de ellas, hay una que no está manifestada, la cual se perdió con la caída del hombre y es llamada "Daath". De esta forma vendrían a ser 11 en total. Esta Sephirah se encuentra suspendida en una Dimensión Superior, esperando que nuestro cambio de Consciencia, nos lleve de nuevo a la unión con Ella. Daath es la representación del Edén.
 
   Las Esferas están conectadas entre si, por medio de los 22 Senderos y cada una de ellas contienen los 4 Mundos de la Manifestación Divina.
 
   Por encima del Árbol se encuentran los 3 Velos de lo Inmanifestado, que parten del Estado más Puro de la No Existencia, hacia la Existencia. Ellos son Ain, Ain Soph y Ain Soph Aur. Estos 3 Velos son Aspectos de un mismo Dios, como las 3 caras de una pirámide de base triangular.
 
   Dios Inmanifestado en su Aspecto de Ain Soph, por un Acto de Voluntad Suprema se contrae, formándose el Vacío de Ain, que vendría a ser como una Burbuja que no contiene Nada, dentro de un Todo Absoluto. Esa tensión dialéctica entre el Todo y la Nada, permite la Aparición de la Luz Infinita representada en Ain Soph Aur, la cual finalmente se Materializará en el Mundo Físico, recorriendo las 10 Estaciones del Árbol de la Vida, desde Kether hasta llegar a la última que es Malkuth o la Tierra, bajando por cada una de las Esferas en forma de Rayo Relampagueante, e impregnándose de las Cualidades y Características de cada una de Ellas.
 
 
 
   "Los 4 Mundos de la Manifestación Divina" en cada Sephirah
 
   Los 4 Mundos de la Manifestación Divina, no solamente se encuentran en las Esferas, si no que también Ellas pertenecen a estos 4 Mundos, que además se manifiestan en todo el Esquema del Árbol de la Vida.
 
    Dentro de cada Sephirah existen:
 
    Los 4 Mundos de la Manifestación Divina, los cuales se encuentran en los 4 Niveles distintos de Emanación, que se dan en cada Sephirah, o Esferas del Árbol. Ellos son:
 
 
   1- Olam Ha Atziluth (Letra IUD). Este es el Mundo de la Emanación Divina. La idea de la Manifestación comienza a darse en forma Arquetípica, a través de los 10 Nombres Divinos, correspondientes al Primer Mundo de cada Sephirah. Cada uno de Ellos, representa un Aspecto o Atributo de Dios. Están escritos en Hebreo antiguo, idioma Sagrado y enunciados bajo los principios de la Geometría Sagrada, en Letras de Fuego. Este es el Mundo del Rey Padre Divino o Espíritu Elohim. La Voluntad de llevar a cabo las Ideas de su Magnifica Mente, se realizan por medio de la unión con la Madre Divina y el Arcángel perteneciente al Mundo de Briath de cada Sephirah. El Mundo de Atziluth está Simbolizado por una Corona, la cual tiene una connotación diferente en cada una de las Esferas del Árbol.
 
   2.- Olam Ha Briath (Letra HEH). Es el Mundo de la Creación Divina, el segundo de los 4 Mundos correspondientes a cada Esfera. Se encuentra representado por 10 Poderosos Arcángeles, uno por cada Sephirah, siendo Arquetipos muy especiales al Servicio de los Propósitos de Dios Padre-Madre y están íntimamente ligados con los Nombres Divinos del Mundo de Atziluth.
   Olam Ha Briath, es el Mundo de la Reina Sophia, Reina de la Sabiduría y de los Cielos, Madre Divina. Es también el Alma Elohim, Mujer del Apocalipsis. Simbolizada en este Mundo de la Creación, por una Copa o Santo Grial, que en cada Esfera está creada de un material diferente.
 
   3.- Olam Ha Yetzirath (Letra VAH). El Mundo de la Formación Divina, es el tercero de los Mundos en cada Sephirah. Esta representado por 10 Legiones de Ángeles o Huestes Angélicas, bajo el Servicio y la Custodia de cada uno de los 10 Arcángeles del Mundo de Briath. Los Ángeles están en una Jerarquía de menor vibración que la de los Arcángeles y obedecen incondicionalmente sus Ordenes, las cuales van de acuerdo con la Naturaleza de cada una de las Esferas a las que pertenecen. Están representados en cada Sephirah, por una Espada de diferentes materiales.
 
   4.- Olam Ha Assiah (Letra HEH). Representa el Mundo de la Materia (el Mundo de la Tierra). Donde la Energía Divina se expresa en Vórtices de Luz, que van a dar origen a la Creación Material de infinidad de partículas sub. atómicas (el Átomo), que a su vez se va manifestando en estructuras cada vez más complejas (las Células) y finalmente van a originar a un Ser Viviente, donde el Hombre es su máxima representación. Este plano está Simbolizado por 10 Pantáculos o Sellos, de formaciones diferentes en cada Esfera, los cuales fueron establecidos por Iehova Elohim, para Sellar las Puertas Planetarias del Jardín del Edén.
 
 
   Es importante saber que:
 
   La Kabbalah ofrece un Trabajo maravilloso que nos conecta con el Supra inconsciente (Sentimientos Puros), y de allí pasamos al Supra consciente (Mente Divina), el cual se encuentra situado en las capas sutiles de los Senderos del Árbol de la Vida. Esta Labor se hace por medio de Meditaciones activas diarias, que se trabajan con 22 y 22 = 44 Arquetipos Principales, formando parejas de 2 en 2 en cada uno de los 22 Senderos. Dichos Arquetipos vienen a simbolizar los dos Pares de Opuestos, o Energías Masculina y Femenina.
   La Primera Energía, es la Masculina o del Padre, representa al Supraconsciente (Consciente Superior) y está simbolizada por las Letras Hebreas, cuyo significado son los Elohim, Dioses Creadores del Universo. Estas Energías provienen del Sol Central y se transmiten en cadena por medio de todos los demás Soles, hasta llegar a nuestro Sistema Solar. De allí pasan a la Tierra en forma de Rayos de Luz, que diariamente se reflejan, impregnándonos cada día de una Virtud Divina diferente, la cual se manifiesta a través del Color y la Música de las Esferas.
   La Segunda Energía, es la Femenina o de la Madre, representa al Suprainconsciente (Inconsciente Superior), caracterizado por los Arcanos Mayores del Tarot y tienen que ver con la Energía Lunar proveniente de nuestro Satélite, una Energía Femenina, Punto de Comunicación entre la Tierra y el Sol. Es a través del Inconsciente (Energía Femenina), como podremos comunicarnos con el Consciente (Energía Masculina).
   Al ir limpiando los Senderos (Canales de Comunicación del Árbol de la Vida), por medio de las Meditaciones donde se trabajan con estos Arquetipos Divinos, conseguiremos finalmente ir liberándonos de las antiguas codificaciones, que nos han determinado durante muchas vidas, incluyendo también ésta y que ya para el nuevo cambio de Consciencia del hombre, dejan de tener vigencia.
   Son los pensamientos y emociones incoherentes, grabados en el disco duro del subconsciente, los cuales se activan pasando al consciente, cada vez que se produce una situación externa que los reactiva. Estas energías desequilibradas las conocemos con el nombre de egos o del diablo y componen nuestra personalidad inferior, que siempre nos ha manejado, por eso se dice que internamente poseemos un Ángel, pero también un demonio, son las dos polaridades de una misma moneda, las cuales finalmente tienen que unirse en un justo medio o equilibrio, para poderlas trascender, en otras palabras tenemos que lograr que nuestros egos lleguen a transmutarse y esa energía mal calificada, se transforme en una Energía Superior, trabajando para nuestro Beneficio y también al Servicio de Dios.
 
   Entre algunas de ellas se encuentran: el dolor, el miedo, la escasez, las enfermedades, las angustias, los celos, los resentimeintos, el odio, las rabias, las prepotencias, el orgullo, la vanidad y muchas otras manifestaciones del ego (llamado monstruo de mil cabezas), además de todos los castigos que nos inflingimos por medio de nuestro sentido de culpabilidad. Estas manifestaciones grotescas permanecen impresas en el Alma, creando tapones de energía en los canales de acceso (Los Senderos), que se comunican con la Supraconsciencia situada en las Esferas (Sephiroth) del Árbol de la Vida. En la Era de Acuario, estas vías de accesos tienen que ser limpiadas, para que se produzca la Ascensión y la Iluminación que tantos Seres Conscientes esperamos.
 
   Como se dijo en un principio, "Los Arcanos Mayores" son Piezas muy importantes, conjuntamente con "Los Elohim" (representados por las "Letras Sagradas Hebreas"), ambos Arquetipos trabajan en forma conjunta, ya que dependen el uno del otro, puesto que representan las dos Polaridades (Femenina-Arcanos y Maculina-Elohim), produciendo así, una Profunda Limpieza en las capas más oscuras de nuestro subconsciente, logrando conectarnos a la Supraconsciencia.
 
   Además de todo esto, tenemos que mencionar un tercer Arquetipo, correspondiente a los 12 signos del Zodiaco y a 10 Planetas (donde se incluyen el Sol y la Luna), que rigen el Mundo de Assiah, en cada una de las 10 Esferas. Si sumamos ambos nos dará un número de 22, siendo al igual que los Arcanos y los Elohim, un Símbolo también muy importante dentro del trabajo de los Senderos, para llegar a conectarnos con la Supraconsciencia o Gobierno Supremo, ubicado en cada una de las Esferas del Árbol de la Vida.
 
   En este Trabajo Kabbalístico, lo primero que debemos hacer es crear "La Esfera Templo", que es el Vehículo de Protección que nos libera de las energías externas, contaminadas y aberrantes. Este Método tan antiguo como la Noche de los Tiempos, fue puesto en practica por Seres Iniciados en este Conocimiento, permaneciendo oculto en las Escuelas de Kabbalah, lejos de la manipulación de personas inescrupulosas y manipuladoras. Actualmente fue "sacado a la Luz" en esta Era de Gran Apertura, por medio de un trabajo diario de meditaciones muy hermosas, llamado "La Ronda Sagrada de los Elohim" que llega a todas las personas de una manera sencilla, donde se pone en práctica cada día la Energía del Elohim y la del Arcano correspondiente a ese día.
 
   Su autor, es un apreciado amigo llamado Francisco Arturo Mejías, quien explica en sus interesantísimos Libros, la Técnica necesaria, de una manera muy simple. Es muy importante tomar Conciencia, de que esta labor no debe hacerse, sin crear antes a nivel etérico "La Esfera Templo", puesto que es la que protege nuestra "Mercabah de Luz", para que las fuerzas de la oscuridad no puedan infiltrarse y destruirla.
 
   En toda mi Página Web www.alidaottengo.net hago mención de esta enseñanza, en varias de las entrevistas dedicadas al autor.
 
   Ahora los remito a la fuente matriz, para que se conozcan donde están los lineamentos de este "Trabajo Kabbalístico", serio y especializado, el cual tiene como fin cambiar los destinos del Planeta, produciendo una transformación total hacia la Luz. También los invito a leer entrevistas y artículos dentro de esta Página, que hablan de este tema.
 
   Ellos son: La Legendaria Atlántida y su Capital El Edén. Plan Arcturus. El Edén esta de nuevo en la Tierra. La Ronda Sagrada de los Elohim. El Edén.
 
   Para las personas interesadas en este Trabajo, informo los teléfonos y el correo electrónico de Francisco Arturo Mejías en la página, ya que sus libros los vende él directamente, puesto que esta Importante Enseñanza requiere un seguimiento.
 
 
Primera parte -gratuita- del e-book "Los Arcanos Mayores del TAROT, Interpretación de Iniciación" de Alida Ottengo Domínguez
Comments