Mensajes‎ > ‎Ascensión‎ > ‎

El Verdadero Significado del Servicio

publicado a la‎(s)‎ 1/2/2009 14:39 por Baruch Bashan   [ actualizado el 1/2/2009 14:40 ]
El Verdadero Significado del Servicio

Un Mensaje de Jesús Sananda

Concilio del Amor

Canalizado a través de Linda Dillon (Traducción: Odilia Rivera)

 

Este es un mensaje de Jesús reconfortante y conmovedor que cambiará su energía y entendimiento para siempre. Esta canalización fue hecha en la ceremonia de apertura durante la reciente iniciación de maestros de la 13ava Octava del Concilio del Amor pero su importancia es aplicable a todos. Es nuestro amoroso hermano Jesús quien nos habla acerca de porqué estamos aquí y de qué realmente se trata esta jornada humana. Este artículo es largo pero vale cada segundo de lectura.
 
 
Saludos, Yo soy Jesús Sananda. Vengo a ustedes este día como Jeshua, su hermano de alma quien ha caminado a menudo con ustedes. Debido a que hay un malentendido acerca de que los Maestros no encarnan, como muchos de nosotros venimos una y otra vez, usualmente por razones de servicio, yo vengo ahora para hablarles acerca de esto.
 
Servicio tiene la misma connotación en la Tierra como en Sirio (en serio). Sirio, nuestro planeta de juego, de la manera de los delfines, biblioteca de las ballenas, casa de los perros –que a través de la interpretación humana vino a significar adusto, pesado, sintiéndose uno dios, olvidando como jugar, sentimientos de importancia personal, recogiendo información– cuando todo el significado de Sirio fue jugar. De la misma manera que Venus significa Amor, y Electra significa azul, esas son palabras de lenguaje universal, símbolos que su hermana les ayuda a recordar, signos que vienen hacia delante.
 
Por lo tanto, cuando les hablo este día de servicio, hablo de la alegría pura de estar vivos.
 
Hay tiempos en esta existencia en que cada uno ha sentido “Yo estoy aquí para estar en servicio y caminaré con dificultad. Si, Padre-Madre, Yo haré tu ofrecimiento y haré tu servicio” pensando que esto es un peso o responsabilidad que llevan sobre sus hombros. Y entonces se dirigen a mi y dicen: “Mírenlo, el vino e hizo su servicio y tuvo que llevar a cuestas la cruz y morir, ellos lo persiguieron y ni siquiera recibió recompensa” Por lo tanto, si, cuando mi madre me dijo “Iras a la Tierra y ayudarás a la gente a recordar” Yo dije, “Seguro, iré. Abrazaré la vida de un hombre” No, no olvidaré quien soy porque esto es maestría, es simplemente recordar. No quiero decir recordar el expediente de cada una de las vidas, sino el profundo corazón recordando la esencia de quien son. Este es el verdadero servicio que traen a la Tierra. El recordar. El aceptar su espíritu en forma y vivir su vida plenamente. Este es su servicio. Cada uno de ustedes ha elegido como expresarán este servicio, como expresarán esta alegría de estar encarnado como un maestro, como un sanador, como un canal, como una esposa, como un esposo, como una madre, un padre, un amigo. Déjenme decirles mis hermanos y hermanas, cuando hablo con ustedes, cuando les dije que regresaría,
 
No les dije:”vamos a sufrir y a morir en la miseria” les dije “vamos a jugar”.
 
Hay una densidad sobre este planeta que ha crecido y crecido y ha tomado vida propia: una creación humana, porque este es la raza creadora más poderosa en muchas, muchas galaxias. No vinieron a sufrir. Vinieron a ser y a sostener la luz de Dios en forma física, ser la voz, la mente, la voluntad, las acciones, y la vida de lo que son, y lo cual es UNO.
 
Su servicio es respirar. Su servicio es levantarse en la mañana y estar felices de estar vivos y de ser quienes son. Es estar absolutamente en el momento. Si, hay también otro componente: Es estar entrelazados unos con otros. Es por esto que uso esta palabra muy específicamente en mi fusión con ustedes. Entrelazar es servicio. Significa abrazar, poniendo sus manos sobre otros. Esto es porque ponen dos dedos hacia el corazón. No están simplemente tocando el pecho de la otra persona, están entrelazando su corazón, entramando y conectándose con ellos. Esto es servicio. Podríamos reemplazar la palabra “servicio” con el término “jugar”, y podrían tener mas claramente la idea de lo que estoy hablándoles. No es un peso, no es trabajo. Es lo que trae alegría pura hacia ustedes.
 
¿Ha habido creaciones de dificultades, de oscuridad, de densidad? Si. Y es por esto que se voltean unos a otros y dicen: Juguemos juntos y esfumemos esto a través de las risas y la alegría.
 
¿Hay momentos de sufrimiento? Si. Están en forma humana. Ustedes son los maestros en la creación y en esa maestría encontrarán su habilidad, no para ignorar el dolor y el sufrimiento en su planeta, porque es por eso que tienen compasión, es por eso que tienen esperanza, es por eso que tienen fortaleza – es sobrepasar todo para conseguir una sonrisa. Piensen de sí mismos como una persona en servicio, alguien que es un técnico. Son el técnico que repara el “corazón y la sonrisa.” Esto es lo que ustedes hacen. No importa nada, solamente como van extendiéndose hacia los demás.
 
Ah, me dicen: “Ya lo sé Jeshua, y hay una trampa.” Ustedes no viven en el vacío. Ustedes no eligieron ir al vacío. Eligieron venir al planeta Tierra a restaurar el amor. Ese es el plan. Ese es su propósito solamente porque es una réplica exacta de quienes son. Si no fueran de alegría no les importaría, no serían afectados, no habría diferencia. No ocurrirían sufrimientos. Pero vinieron a vivir en comunidad y a interactuar con otros.
 
Nos sentamos alrededor y tuvimos esta conversación en otro tiempo. Antes de que yo me fuera de su compañía en una forma – no en otra- muchos se voltearon hacía mi y dijeron: “Y ¿cual es el punto? ¿Para qué todo este trabajo si solo termina en derrota, sufrimiento, dolor y pérdida? Y a cada uno de ustedes todavía algunas veces les merodea este sentimiento de desesperación. Yo veo a mis viejos amigos volteando hacia mi y diciendo: Bueno, y ¿cuál es el punto? Y cuando me volteo hacia ustedes les digo: “El punto fue continuar, porque yo no soy solamente la encarnación de la promesa, ustedes lo son. Ustedes son los que irán hacia delante y compartirán el amor con sus amigos, familiares y vecinos.”
 
Es una pena que mucho se haya perdido. Mucho de ello sale a relucir ahora, pero muchas de las historias de risa y amor, de compañerismo han sido perdidas y eso es lo que ustedes fueron a compartir con los demás. Había esperanza. No, no solo esperanza de redención, porque ¿a quien realmente le importa la próxima vida si está sentado con comida a la mesa? Era esperanza de amor, de ser aceptados, de ser abrazados y de aceptar la dulzura de la propia divinidad, no solo brillando a través, sino siendo permitidos brillar a través suyo y de otros.
 
Muchos de ustedes han sido miedosos acerca de eso. Si, han sido juzgados, encontrados culpables, torturados, mutilados y asesinados por esa creencia y por ese brillar a través. Pero esto es una memoria. Todavía es su propósito brillar a través, y no lo hacen en ese solitario confinamiento. No lo hacen sentados consigo mismos. Lo hacen compartiendo esta esperanza y alegría de quienes realmente son con alguien más, y otro más, y otro más.
 
Cada uno de ustedes ha tenido la experiencia de encontrar a su verdadero amor, encontrar a alguien a quien han apreciado mucho y han dicho a otros:”No lo creerás, encontré a algunos y ellos son maravillosos. Están llenos de luz y me hacen reír y mi corazón se expande y me siento completo cuando estoy con ellos”. Recuerdo haberlos aburrido a muerte hablándoles de María Magdalena, pero yo nunca me aburrí. Piensen en tener ese sentimiento, ese conocimiento, de su ser cada momento de cada día. No hay necesidad de que se jacten porque no necesitan hablar de ello de esa manera, pero esa energía, esa brillantez resplandecerá a través suyo.
 
Por ello, cuando se voltean hacia mi y me dicen: “Jeshua. ¿Qué debo de hacer? ¿Cuál es mi servicio? ¿Como puedo realizar el plan de la Madre?” Yo les contesto: Vayan a jugar. Y es por ello que muchos de ustedes han sido liberados y después de serlo, muchos de ustedes se dan cuenta de que lo que realmente aman jugar es a su trabajo sagrado.
 
Hagan aquello que les da alegría. Es esto tan simple. Y en esto, hacen su servicio. ¿Está claro?
 
Si, habrá tiempos en los que los atropellará esa 4 x 4 y se voltearán hacia mi y me dirán:”Bueno, Jeshua esto no se siente como alegría. Esto se siente como la crucifixión. Se siente como dolor, angustia, sufrimiento, pena, y pérdida:” Y no sería yo honesto negándolo, porque esto también es parte de la jornada de destruir la ilusión humana. Por lo tanto, hay momentos de devastación y hay momentos cuando dicen: “No se si puedo seguir y no se si quiero seguir haciéndolo” Cuando esto suceda, vayan dentro de su corazón y sientan mi presencia y la de todo el Concilio con ustedes. Sepan que dentro de mi corazón y dentro del suyo todavía yace el amor y la alegría. No necesitan hacer otra cosa mas que respirar. Permitan que este sentimiento de desesperanza se vaya hasta que puedan crecer con la alegría otra vez y abrazarla. No nieguen lo que esté muy obvio ante ustedes. Si, pueden entenderlo y eso les enseñará fortaleza, pero cada uno de ustedes ha tenido también suficiente de eso.
 
Cuando no sepan que hacer, manténganse inmóviles. Y vayan hacia esa chispa en donde estoy con ustedes y simplemente sean. Pero cuando lloren, sepan que lloran la lágrima de millones. Y cuando ríen sepan que su risa es la risa de Dios y reverbera a través de todo el universo. Y cuando estén allí otra vez, vayan hacia fuera e interconéctense en su comunidad, con su círculo y con los que aman.
 
Esto no es acerca de vivir una vida libre de pena, dolor y sufrimiento. No, esas no son endémicas al planeta o al plan. Ellas son la ilusión que están sobrepasando y limpiando para la restauración del amor. Pero negarlas es prolongarlas. Cuando estén listos otra vez, salgan a jugar. Y si jugar y dar no es su alegría, no lo hagan. Así de simple es. Si están comiendo veneno y esto los hace enfermos, entonces les sugiero que dejen de hacerlo. Por lo tanto jueguen en comunidad, en interacción con los demás –esto no se desarrolla solo, se entrelaza con otros.
 
Ahora, hay una parte de mí que sabe, mis queridos amigos, que estoy predicando al coro, porque ustedes ya han dicho: “Si, haremos el dolor, el sufrimiento y la risa, y viviremos en el 12:12, pero llévanos a casa el 13th. Para que mostremos eso a alguien mas.” Estoy impresionado. Y les diré porqué. Por que es la realización de la promesa que nos hicimos unos a otros hace mucho tiempo. Fue la promesa de esperanza. Yo esperé y ustedes esperaron. Ahora hemos vuelto a estar juntos en una victoria festiva. Haremos esto juntos porque no hay regalo más grande para cualquier universo que estar en el corazón del Uno y estar encarnados. Ese es el servicio que compartirán con otros. Ese es el juego que darán. Esa es la alegría que se darán a si mismos y a todos nosotros.
 
Están listos. Han sido llamados y han respondido.
 
ES tiempo de cambio, cambio dramático. Pero no viene desde la bolsa de Valores o de la Casa Blanca. Les digo otra vez, que proviene mis hermanos y hermanas de ustedes. El emperador no ha usado ropa durante un largo tiempo y esto es lo mas gracioso de observar. Por lo tanto, rían, reconózcanlo y compartan el júbilo, compartan la broma y vayan hacia delante.
 
Hasta luego.
Comments