disclaimer

Mecanica‎ > ‎

Cambio de bomba, latiguillos y liquido de frenos

jimenin05  - 17 Dic 2010
 
Pues después de cambiar el aceite y los muelles de la horquilla, me decidí a colocar los latiguillos metálicos delanteros y una bomba radial, adquirida a un módico precio en ebay. He escogido una Nissin de 19x21 que mejora de manera notable el tacto de la frenada. Los latiguillos son los de la marca Hel.

Como advertencia previa, hay que tener en cuenta que el líquido de frenos es muy corrosivo y dañino tanto para la pintura y plásticos de la moto como para nuestra piel. Por lo tanto, cualquier precaución es poca para proteger nuestra salud y a la niña. Procurar proteger de salpicaduras con trapos y si cae algo de líquido en algún sitio, paño con agua para quitar inmediatamente las salpicaduras. Por supuesto, guantes en las manos mientras manipulamos el líquido.

Aquí os dejo el tutorial.

Desatornillamos la tapa del líquido de frenos de la bomba.
Imagen

Sacamos con una jeringa la mayor parte posible del líquido de frenos.
Imagen

Colocamos un tubo de plástico desde el sangrador a un bote de plástico.
Imagen

Abrimos el sangrador más lejano y bombeamos la maneta hasta que salga la mayor parte del líquido. Luego abrimos el más cercano e idem de lienzo.
Imagen

El primer truco del día. Si succionáis con una jeringa desde el purgador más lejano a la bomba, ganaréis bastante tiempo de darle duro a la maneta.
Imagen

Cerramos los sangradores y desmontamos las pinzas de la horquilla.
Imagen

Las sujetamos como buenamente podamos.
Imagen

Ahora con el circuito vacío en su mayoría, soltamos el tornillo de la bomba.
Imagen

Proteger todo bien que el líquido es muy corrosivo.
Podéis ver el apaño que he preparado para evitar que el líquido que pueda quedar, estropee algo.
Imagen

Sacamos el latiguillo original y las pinzas y las dejamos para trabajarlas más cómodamente.

Quitamos la clavija de conexión del interruptor de freno.
Imagen

Soltamos la bomba del manillar.
Imagen

Desatornillamos el interruptor de la bomba y la colocamos en la radial. El interruptor que tenía la bomba comprada no valía para el conector de la moto.
Imagen

Imagen

Atornillamos la bomba radial al manillar. Par de apriete: 10 Nm.
Imagen

Imagen

Volvemos otra vez a las pinzas.
Enchufamos un macarrón al sangrador y abrimos el mismo. A la vez, separamos las pastillas con las manos y vemos como sale el líquido de frenos del interior de la pinza.
Imagen

Mirar hasta donde he mandado los bombines.
Imagen

Soltamos los latiguillos viejos de las pinzas.
Imagen

Volvemos a montar las pinzas y las colocamos en la horquilla.
Imagen

Imagen

Par de apriete: 26 Nm.
Imagen

Vamos a por los latiguillos.
Imagen

Enchufamos el interruptor de freno a la bomba radial.
Imagen

Presentamos el rácor con sus arandelas y lo atornillamos a la bomba.
Muy importante: Las arandelas siempre entre banjos y al inicio y final del rácor. Par de apriete según el fabricante entre 19 y 32 Nm. Yo lo he dejado a 28 Nm.
Imagen

Imagen

Imagen

Atornillamos el rácor correspondiente a cada pinza. Par de apriete 28 Nm.
Imagen

Rellenamos el depósito hasta la marca superior y con los sangradores cerrados, vamos bombeando con la maneta hasta rellenar el circuito.
Imagen

Imagen

Un truquillo muy interesante. Si succionáis con una jeringa por los sangradores, rellenaréis el circuito más rápidamente.

IMPOTANTE: el depósito nunca debe quedar sin líquido pues el circuito cogería aire y sería un coñazo purgarlo después.

Una vez el circuito esté lleno (notaréis que la maneta empieza a coger presión), recurriremos a la inestimable ayuda de una bella fémina. En este caso, mi mujer.
Celosísima de la moto, por cierto. Dice que la hago más caso que a ella. ¡Y es verdad!
Imagen

Nuestro ayudante, deberá mantener la maneta apretada hasta atrás mientras vamos sangrando el circuito, empezando por el de la bomba. Vamos haciendo esta maniobra y vemos como sale líquido de frenos con burbujas de aire. Repetiremos hasta comprobar que sólo sale líquido sin aire.
Imagen

Lo mismo con los sangradores de las pinzas. Apretar, soltar, apretar, soltar. Mantenemos apretado, abrimos el sangrador y repetimos hasta que no salga aire junto con el líquido. Como en la foto. ¡OJO! Controlamos que siempre haya líquido en el depósito.
Imagen

Entonces cerramos el sangrador y nos recreamos en el resultado obtenido.
Imagen

Imagen

Ahora intentamos sujetar los latiguillos de la mejor manera posible.

Yo dejé las salidas libres y los sujeté con una de las fijaciones del equipo original, modificando la curvatura para dejarlos de esta manera. Los aseguré con una brida de plástico a unos centímetros por debajo.
Imagen

Imagen

Imagen

Una recomendación que hago: Comprando los latiguillos específicos para nuestra moto, vienen para ser montado en la bomba original sin que queden forzados. Al cambiar la bomba, podéis ver que el acople de salida a los latiguillos se hace por debajo de la bomba y no de manera lateral como en la original. Eso hace que los latiguillos queden un poco forzados. Para evitarlo, os recomiendo que os hagáis con un acople a 90º para que los latiguillos queden sin tensión. De hecho, yo ya he encargado uno y lo pondré en cuanto me llegue. La pieza en cuestión es esta:
Imagen

Y os quedaría todo tal que así.
Imagen

Pero tranquilos, que esta historieta no es necesaria si mantenemos la bomba original.

Lo que procede de inmediato es hacer un paseíto a ritmo tranquilo, vuelta a casa y repasar el purgado.

Y repetir la operación a la semana. Por si las moscas.

¡Ahora tengo el tacto de frenada que andaba buscando! ¡Y controlable sólo con dos deditos!

P.D.: Sépa la concurrencia que ya está colocado el adaptador. Cuando sea posible, irá una foto del montaje final. Y tal como dijo en su día Dae, una brida dando presión a la maneta de la bomba durante toda la noche, hará que el aire suba antes a los purgadores y mejore el tacto de la misma.

 
Comments