Presentación

Starflight era un viejo juego de los ochenta, que prácticamente pasó desaparecido en España. Algunos años más tarde, se programó una versión para la consola Megadrive, que mejoraba sustancialmente los gráficos y el sonido, pero que tampoco fue un gran éxito. Sin embargo, este vetusto título escondía muchas ideas interesantes que, a día de hoy, aún no han sido completamente explotadas.

El concepto recordaba al de viejas series, como Star Trek. Tripulábamos una nave espacial, y nuestra misión era explorar la galaxia, pudiéndonos encontrar en el camino con todo tipo de peligros, incluyendo otras especies inteligentes.

A pesar de las limitaciones técnicas de la época, el juego lograba transmitir muchas emociones, como la claustrofobia de vagar por una galaxia desconocida, o la inquietud de encontrarse cara a cara con un alienígena. 

Juegos espaciales hay muchos, pero casi todos se enfocan al combate, y prácticamente ninguno a la exploración. Siempre he buscado un título que, como Starflight, me permitiera aterrizar en un planeta remoto, y experimentar los peligros de una gravedad, una presión o una temperatura extremas, ya sea para explotar sus recursos o investigar las ruinas de una antigua civilización extraterrestre. 

A falta de alternativas, me propuse crear mi propio versión del Starflight hace algunos años. No sería un videojuego porque me faltan tablas para programar a ese nivel, pero sí un juego de rol. para mí sería mucho más sencillo de diseñar y, en manos de un grupo de jugadores creativos, ofrecería muchísimas posibilidades.


Una de las dificultades que planteó este proyecto, fue crear un universo coherente a partir de una información que, con frecuencia, sólo aparecía como breves notas o líneas de diálogo en los juegos originales.

En un futuro, me gustaría ahondar en ese elementos que son de mi propia cosecha, pulir el reglamento y, dado el caso, quizá plantearme desarrollar una versión comercial.