El patrimonio por encima de todas las cosas.

Resulta evidente que la cultura de los pueblos y cómo nos vemos o cómo nos ven los demás, es el resultado de una íntima interacción entre nuestro presente y nuestro pasado. Se revive a cada instante lo que hemos creado, lo que hemos hecho y lo que hemos dejado, en el pasado, al parecer, como una cosa olvidada.

Pronto nos damos cuenta que no es posible avanzar, hacer cosas o simplemente progresar, si no nos basamos en esos antecedentes que bien puede haber sido dados por la influencia de factores externos, pero deberíamos saber que, en realidad, todo corresponde a un mandato de lo que nos antecede en nuestra propia historia como sociedad.

El concepto de patrimonio es culturalmente variado y en permanente cambio, lo que da como resultado tantas concepciones de valor patrimonial para un objeto como tantas veces se considere el mismo, según el momento histórico.

Por tanto la idea de "valor patrimonial" es un sentimiento propio de la comunidad en terminado momento de su historia, tomando en cuenta los valores que hayan sido recibidos por la cultura que lo está interpretando, así como el grado de inclusión en la realidad del momento que ella tenga para ese objeto. En otras palabras, "algo" que haya sido considerado de importancia o con valor patrimonial hace cincuenta años, hoy día ni siquiera puede estar presente en la percepción de la misma comunidad.

Esto no quiere decir que solamente tenga "valor patrimonial" lo que la comunidad actual recuerde e interprete como tal. Debe haber en la comunidad una MEMORIA que rescate, valore, guarde y comparta aquellas cosas, objetos, sentimientos, recuerdos, etc. que en su momento fueron considerados valiosos por quienes nos antecedieron. ESO TAMBIEN FORMA PARTE DE NUESTRA IDENTIDAD.

Por lo dicho, cualquier gestión de manejo del patrimonio para su conservación, restauración o reutilización, requiere de una visión comunitaria que lo identifique, lo valore y desee mantenerlo vigente por siempre como valor permanente de ese pueblo, sociedad o pais en su conjunto.

Es imprescindible, pues, para una comprensión cabal del patrimonio propio, tener una idea clara de cuáles son los elementos que lo han ido integrando a través del tiempo, contando con su relación amplia y más o menos profunda y detallada y con una intervención democratizada de la comunidad que permita lograr un consenso en cuanto a su contenido, valoración y utilidades.

La creación de esta relación (que pretendemos lograr a través de nuestro Sistema), cooperará en la fijación por medios tangibles de ese Patrimonio en sus diversas áreas y tipos y, no obstante la relativización que corresponda dado que lo hará nuestra sociedad actual, dará las herramientas necesarias para que las generaciones futuras cuenten con los antecedentes y agreguen sus propios aportes con respecto a lo que van incluyendo en sus vivencias como comunidad eternamente cambiante.

Con el tiempo, el resultado del Sistema que tratamos de implementar, será un relatorio histórico del Patrimonio Departamental, ya que pretendemos continuar hasta cubrir el mismo, con el aporte de todos ustedes.


Qué pretendemos 
con este sitio ?


Pues nada más ni nada menos que hacer una íntima correlación entre nuestro presente y nuestro futuro a través de nuestro pasado.


El reconocimiento de los valores culturales se basa en la recuperación, valoración y difusión de todos esos antecedentes que son los que nos "hacen" tal cual como somos. 


Si "cultura es lo que el hombre hace" no podemos soslayar esta realidad: tenemos teñido nuestro presente con el color mágico de la acumulación de los rasgos culturales de quienes nos han precedido, marcados ellos no sólo por sus propios antecedentes, sino por lo que la naturaleza la la geografía donde nos encontramos inmersos, nos diseñó para que hoy seamos lo que somos...



Lea un breve texto
donde contamos "el porque"
de nuestra idea del
SISTEMA
PATRIMONIAL
DEPARTAMENTAL.