Ministerio Radial Juvenil **SOMOS REDIMIDOS**


¡¡¡Por una Juventud diferente!!!

EL SÍNDROME DE ROBOAM EN LA JUVENTUD CONTEMPORÁNEA

Cuando se toman decisiones incorrectas por causa de consejos incorrectos

Escrito por David A. Flores S.

 

 

TEXTO A LEER: 2da Crónicas 10: 1-19

 

De los cinco sentidos, el más importante y el que nos puede bendecir abundantemente y ayudarnos a crecer, es Aprender a “ESCUCHAR”. Pero, “ESCUCHAR CONSEJOS” tiene sus ventajas y también sus riesgos. Por eso, todo cristiano debe tener la suficiente madurez para examinar todos los consejos y distinguir entre ellos ¿cuáles son los buenos? y ¿cuáles son los malos?

 

¿Qué es escuchar?

 

Implica guardar silencio, mirar, atender a una voz, oír atentamente, prestar atención a lo que se nos dice. El significado bíblico de “escuchar” va mucho más allá de eso e implica “GUARDAR”,  “OBEDECER”.

 

¿Qué es un Consejo?

 

Es una idea, parecer, explicación, corrección, planteamiento, sugerencia, orientación, indicación, recomendación, lección, consulta, reflexión, reprensión, recordatorio, exhortación, oferta, advertencia, aviso, alerta, dirección, etc.

 

Características de un Consejo:

 

v     En todos los consejos (sean buenos o malos) siempre se busca influir en la voluntad, en las intenciones y en el designio del oyente, para que éste tome una decisión apegada a los argumentos del consejero.

 

v     Todo consejero que emite un comentario tratará de propiciar e influir en el comportamiento de una persona hacia determinadas actitudes (buena o mala).

 

v     La intención de un consejero es CONVENCER y para ello sus argumentos irán orientados y dirigidos a la mente del oyente para lograr que éste logre meditar, pensar y reflexionar sobre eso, para que luego influenciado por ese consejo éste toma la decisión propuesta.

 

v     Todo consejo estará condicionado a la posición y conducta que el consejero tenga. Si la conducta del consejero es mala sus consejos serán malos. Por eso, no solo debemos considerar y evaluar el “QUÉ” del un consejo, sino “QUÍEN” lo está diciendo y “PARA QUÉ” lo está emitiendo.

 

Resultados Positivos de los que APRENDE A ESCUCHAR a los consejeros del bien:

 

Que el justo me castigue, será un favor, Y que me reprenda será un excelente bálsamo Que no me herirá la cabeza; Pero mi oración será continuamente contra las maldades de aquéllos.                                                                                                  

Salmos 141:5 

 

El oído que escucha las amonestaciones de la vida, Entre los sabios morará. El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; Mas el que escucha la corrección tiene entendimiento.      

  Proverbios 15:31-32

 

Ahora, pues, hijos, oídme, Y bienaventurados los que guardan mis caminos. Atended el consejo, y sed sabios, Y no lo menospreciéis. Bienaventurado el hombre que me escucha, Velando a mis puertas cada día, Aguardando a los postes de mis puertas.

Proverbios 8:32-34

 

Como zarcillo de oro y joyel de oro fino es el que reprende al sabio que tiene oído dócil.

Proverbios 25:12

 

El camino del necio es derecho en su opinión; Mas el que obedece al consejo es sabio.

 Proverbios 12: 15

 

Escucha el consejo,  y recibe la corrección, Para que seas sabio en tu vejez.  

Proverbios 19: 20 

 

Como aguas profundas es el consejo en el corazón del hombre; Mas el hombre entendido lo alcanzará.

Proverbios 20:5 

 

Los pensamientos con el consejo se ordenan; Y con dirección sabia se hace la guerra.

  Proverbios 20:18 

 

Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que oiga como los sabios. Jehová el Señor me abrió el oído, y yo no fui rebelde, ni me volví atrás.

Isaías 50:4-5 

 

Implicaciones de los malos Consejeros y los que menosprecian el buen consejo:

 

      …el consejo de los impíos lejos esté de mí.                                      Job 21:16 (b)  

 

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

Salmos 1:1 

 

Por cuanto aborrecieron la sabiduría, Y no escogieron el temor de Jehová, Ni quisieron mi consejo, Y menospreciaron toda reprensión mía, Comerán del fruto de su camino, Y serán hastiados de sus propios consejos. Porque el desvío de los ignorantes los matará, Y la prosperidad de los necios los echará a perder; Mas el que me oyere,  habitará confiadamente Y vivirá tranquilo,  sin temor del mal.

Proverbios 1:29-33

 

Donde no hay dirección sabia,  caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad.

Proverbios 11:14 

 

Los pensamientos de los justos son rectitud; Mas los consejos de los impíos, engaño.

Proverbios 12:5

 

Pobreza y vergüenza tendrá el que menosprecia el consejo; Mas el que guarda la corrección recibirá honra.

Proverbios 13:18

 

Y digas: ¡Cómo aborrecí el consejo, Y mi corazón menospreció la reprensión; No oí la voz de los que me instruían, Y a los que me enseñaban no incliné mi oído! Casi en todo mal he estado, En medio de la sociedad y de la congregación. / Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; Mas en la multitud de consejeros se afirman.

Proverbios 15: 12-14, 22 

 

El hombre que reprendido endurece la cerviz, De repente será quebrantado,  y no habrá para él medicina.                 

 Proverbios 29: 1

 

Así como hay consejeros del bien y otros del mal, los oyentes de consejos también pueden estar inclinados hacia lo bueno o hacia lo malo.

 

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,                     Juan 10:27 

 

Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.

 Santiago19-20

 

Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye. Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye;  el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.

1 Juan 4:5-6

 

El que corrige al escarnecedor, se acarrea afrenta; El que reprende al impío,  se atrae mancha. No reprendas al escarnecedor,  para que no te aborrezca; Corrige al sabio,  y te amará. Da al sabio,  y será más sabio; Enseña al justo,  y aumentará su saber.

Proverbios 9: 7-9

 

En su propia opinión el perezoso es más sabio que siete que sepan aconsejar. 

Proverbios 26:16

 

Pero si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá por su maldad, pero tú habrás librado tu alma. Pero si al justo amonestares para que no peque, y no pecare, de cierto vivirá, porque fue amonestado; y tú habrás librado tu alma.

Ezequiel 3:19, 21

 

Cuando nos creemos autosuficiente, perdemos la sensibilidad de escuchar a los demás y nuestros oídos se cierran para No oír consejos:

 

De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías,  que dijo: De oído oiréis,  y no entenderéis; Y viendo veréis,  y no percibiréis. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,  Y con los oídos oyen pesadamente,  Y han cerrado sus ojos;  Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane.  Pero bienaventurados vuestros ojos,  porque ven;  y vuestros oídos,  porque oyen. Porque de cierto os digo,  que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis,  y no lo vieron;  y oír lo que oís,  y no lo oyeron.                                   Mateo 13:14-17 

 

Y me dijo: Hijo de hombre, toma en tu corazón todas mis palabras que yo te hablaré, y oye con tus oídos. Y ve y entra a los cautivos, a los hijos de tu pueblo, y háblales y diles: Así ha dicho Jehová el Señor; escuchen, o dejen de escuchar. Mas cuando yo te hubiere hablado,  abriré tu boca,  y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: El que oye, oiga; y el que no quiera oír, no oiga;  porque casa rebelde son.

Ezequiel 3:10-11, 27 (2:1-10) 

 

El que aparta su oído para no oír la ley, su oración también es abominable. 

Proverbios 28:9 

 

ANÉCDOTA:

 

En un Congreso Cristiano para Jóvenes, ciertos muchachos al enterarse que los encargados de las Conferencias iban a ser unos Predicadores no muy jóvenes, ellos dijeron: “Ese Congreso va a estar aburrido porque van a traer solamente viejitos … puro cartuchos quemados”

 

 

Todo cristiano que aspira crecer debe entender que es indispensable aprender a escuchar:

 

Entonces David tomó consejo con los capitanes de millares y de centenas, y con todos los jefes. Y dijo David a toda la asamblea de Israel: Si os parece bien y si es la voluntad de Jehová nuestro Dios, enviaremos a todas partes por nuestros hermanos que han quedado en todas las tierras de Israel, y por los sacerdotes y levitas que están con ellos en sus ciudades y ejidos, para que se reúnan con nosotros; y traigamos el arca de nuestro Dios a nosotros, porque desde el tiempo de Saúl no hemos hecho caso de ella. Y dijo toda la asamblea que se hiciese así, porque la cosa parecía bien a todo el pueblo.

 1 Crónicas 13:1-4

 

…Todos estos eran administradores de la hacienda del rey David. Y Jonatán tío de David era consejero, varón prudente y escriba; y Jehiel hijo de Hacmoni estaba con los hijos del rey. También Ahitofel era consejero del rey, y Husai arquita amigo del rey. / Y el consejo que daba Ahitofel en aquellos días, era como si se consultase la palabra de Dios. Así era todo consejo de Ahitofel, tanto con David como con Absalón.

1 Crónicas 27:31-33 / 2 Samuel 16:23 

 

Por tanto,  es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído,  no sea que nos deslicemos. / Mirad que no desechéis al que habla...

Hebreos 2:1 / 12:25   

 

Si alguno tiene oído, oiga.                                                                  Apocalipsis 13:9

 

 

¿De quienes debemos atender consejos?

 

1.      A Dios el Padre. (Salmos 16:7 / Isaías 28:29 / 29 15 / 30: 1/ Jeremías 32:19 )

2.      A nuestros Padres terrenales. (Génesis 49:1-2 / Proverbios 13:1 / Proverbios 15:5)

3.      A nuestros Pastores (Hebreos 13: 7, 17)

4.      A los Ancianos que tienen mayor trayectoria de vida.

5.      A los hermanos y amigos que procuran nuestro bien (Proverbios 27: 9)

 

 

El consejo es uno de los siete espíritu de Cristo:

 

Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová;  espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder,  espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. / Porque un niño nos es nacido,  hijo nos es dado,  y el principado sobre su hombro;  y se llamará su nombre Admirable,  Consejero,  Dios Fuerte,  Padre Eterno,  Príncipe de Paz. 

Isaías 11:2  / 9: 6

 

Un General orgulloso, pero que sabe oír consejos de una muchacha extranjera y también de sus criados:

 

Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. Y de Siria habían salido bandas armadas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha, la cual servía a la mujer de Naamán. Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra. Entrando Naamán a su señor, le relató diciendo: Así y así ha dicho una muchacha que es de la tierra de Israel. / …carne se te restaurará, y serás limpio. Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra. Abana y Farfar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavare en ellos, ¿no seré también limpio? Y se volvió, y se fue enojado. Mas sus criados se le acercaron y le hablaron diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la harías? ¿Cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio? El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio. 

           2 Reyes 5:1-4 / 11-14

 

El valor de un líder que aprende a ESCUCHAR:

 

Y Moisés respondió a su suegro: Porque el pueblo viene a mí para consultar a Dios. Cuando tienen asuntos, vienen a mí; y yo juzgo entre el uno y el otro, y declaro las ordenanzas de Dios y sus leyes. Entonces el suegro de Moisés le dijo: No está bien lo que haces. Desfallecerás del todo, tú, y también este pueblo que está contigo; porque el trabajo es demasiado pesado para ti; no podrás hacerlo tú solo. Oye ahora mi voz; yo te aconsejaré, y Dios estará contigo. Está tú por el pueblo delante de Dios, y somete tú los asuntos a Dios. Y enseña a ellos las ordenanzas y las leyes, y muéstrales el camino por donde deben andar, y lo que han de hacer. Además escoge tú de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia; y ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez. Ellos juzgarán al pueblo en todo tiempo; y todo asunto grave lo traerán a ti, y ellos juzgarán todo asunto pequeño. Así aliviarás la carga de sobre ti, y la llevarán ellos contigo. Si esto hicieres, y Dios te lo mandare, tú podrás sostenerte, y también todo este pueblo irá en paz a su lugar. Y oyó Moisés la voz de su suegro, e hizo todo lo que dijo. Escogió Moisés varones de virtud de entre todo Israel, y los puso por jefes sobre el pueblo, sobre mil, sobre ciento,  sobre cincuenta, y sobre diez. Y juzgaban al pueblo en todo tiempo; el asunto difícil lo traían a Moisés, y ellos juzgaban todo asunto pequeño. Y despidió Moisés a su suegro,  y éste se fue a su tierra.

xodo 18:15 -27)

 

El trágico consejo de una mala madre

 

Cuando Ocozías comenzó a reinar era de cuarenta y dos años, y reinó un año en Jerusalén. El nombre de su madre fue Atalía, hija de Omri. También él anduvo en los caminos de la casa de Acab: pues su madre le aconsejaba a que actuase impíamente. Hizo pues lo malo ante los ojos de Jehová, como la casa de Acab; porque después de la muerte de su padre, ellos le aconsejaron para su perdición. Y él anduvo en los consejos de ellos, y fue a la guerra con Joram hijo de Acab, rey de Israel, contra Hazael rey de Siria, a Ramot de Galaad, donde los Siros hirieron a Joram.               

(2 Crónicas 22:2-5)

 

LA INFLUENCIA DE UN CONSEJO NEGATIVO PUEDE REPERCUTIR EN LA DECISICIÓN QUE TOMEMOS, LO CUAL PUEDE CAUSAR NUESTRA PROPIA RUINA

ALGUNOS EJEMPLOS DE MALOS CONSEJOS EN LA BÍBLIA:

 

 La serpiente a Eva

(Génesis 3: 1-7 - 2 Corintios 11:3)

 

De Jonadab a Amnón, hijo de David

(2 Samuel 13: 1-5)

 

La esposa de Job a él

(Job 2: 9) 

 

De Semaías a Nehemías

(Nehemías 6:10-12) 

 

De Balaam al Rey Balac

(Número 31:16)

 

LOS MÁS GRANDES CONSEJOS DE UN BUEN CONSEJERO:

Proverbios 4:10 -27

 

 

 

Por: David A. Flores S.