Ministerio Radial Juvenil **SOMOS REDIMIDOS**


¡¡¡Por una Juventud diferente!!!

CONFLICTOS ENTRE JÓVENES

¿Cómo lograr

resolverlos

positivamente?

 

Escrito por David A. Flores S.

 

 

 

Definición de Conflicto:

 

v     Del latín "confligiere", significa: chocar.

v     Es aquella situación presentada en la que dos intereses se confrontan entre sí, sin ceder ninguna de las partes.

v     Es el choque de dos motivaciones de carácter opuesto pero que en igual intensidad luchan por atribuirse la razón.

v     Antagonismo, pugna, celos, discordias, desacuerdo, lucha, enfrentamiento, oposición, disensión,  que crea un estado de desasosiego e inestabilidad entre las partes en conflictos.

v     Existencia de dos tendencias contrarias.

 

Interrogantes a respondernos:

 

¿Insisto en hacerlo a mi manera? ¿Me doy por vencido de mala gana?¿Aparento que no hay problemas? ¿Me vuelvo callado y lejano? ¿Empiezo a llamar la atención con palabras fuertes? ¿Me enojo? ¿Doy mi punto de vista con calma y luego escucho con respeto la opinión del otro? ¿Busco alternativas creativas? ¿Estoy dispuesto a sujetarme a un compromiso?

 

Los conflictos no son algo ni bueno, ni malo; sino simplemente algo natural y a veces necesarios:

 

Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados.  

 1 Corintios 11:19

 

¡Ay del mundo por los tropiezos!  Porque es necesario que vengan tropiezos…      

Mateo 18:7(a)  

 

Todo conflicto NO resueltos traen consigo consecuencias destructivas:

 

Y si una casa está dividida contra sí misma,  tal casa no puede permanecer.                                                                                                                           Marcos 3:25 

 

Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.                                                                                                                 Santiago 3:16 

 

Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros                                                                                                  Gálatas 5:14-15 

 

LA MEJOR FORMA DE RESOLVER UN CONFLICTO ES EVITÁNDOLO:

 

No intentes mal contra tu prójimo que habita confiado junto a ti. No tengas pleito con nadie sin razón, si no te han hecho agravio. / El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar. / No entres apresuradamente en pleito, no sea que no sepas qué hacer al fin, después que tu prójimo te haya avergonzado. Trata tu causa con tu compañero, y no descubras el secreto a otro, no sea que te deshonre el que lo oyere, y tu infamia no pueda repararse. Manzana de oro con figuras de plata es la palabra dicha como conviene. / El que pasando se deja llevar de la ira en pleito ajeno es como el que toma al perro por las orejas. Como el que enloquece, y echa llamas y saetas y muerte, tal es el hombre que engaña a su amigo, y dice: Ciertamente lo hice por broma.               

Proverbios 3: 29-30 / 18:19 / 25:8-11 / 26: 17-19 

 

Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo,  que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer. Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos,  por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas.

1 Corintios 1: 10-11

 

Así que,  por cierto es ya una falta en vosotros que tengáis pleitos entre vosotros mismos. ¿Por qué no sufrís más bien el agravio?  ¿Por qué no sufrís más bien el ser defraudados? Pero vosotros cometéis el agravio, y defraudáis, y esto a los hermanos.

                           1 Corintios 6: 7-8

 

Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras,  lo cual para nada aprovecha,  sino que es para perdición de los oyentes. Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado,  como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. Mas evita profanas y vanas palabrerías,  porque conducirán más y más a la impiedad.  / Pero desecha las cuestiones necias e insensatas,  sabiendo que engendran contiendas. Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso,  sino amable para con todos,  apto para enseñar,  sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.

                      2 Timoteo 2:14-16 / 23-26

 

El lado positivo de los conflictos:

 

1. Revelan el grado de madurez del creyente e indica si es emocionalmente inestable.

 

2. Hace que el grupo involucrado siga creciendo hacia su pleno potencial

 

3. Obliga a que las partes hagan una evaluación de su comportamiento, además de identificar actitudes y conductas que necesitan ser modificadas.

 

4. Estimula al cambio, pero no el que resulta de los intentos de castigar a la persona con la cual surge la diferencia, sino de una apreciación honesta de los elementos que han contribuido negativamente al problema.

 

5. A la vez, fomentan la honestidad en las relaciones interpersonales al abrir camino para un diálogo más íntimo y franco con el resto de los integrantes del equipo.

 

 

Las palabras ofensivas son las causas  más frecuentes de los conflictos que se producen entre los creyentes y los jóvenes:

 

Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; mas la lengua de los sabios es medicina / El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustias / Besados serán los labios del que responde palabras rectas / La lengua falsa atormenta al que ha lastimado, y la boca lisonjera hace resbalar. / ¿Has visto hombre ligero en sus palabras? Más esperanza hay del necio que de él.          

                  Proverbios 12:18 / 21:23 /  24: 26 / 26: 28 / 29: 20

 

Tampoco apliques tu corazón a todas las cosas que se hablan,  para que no oigas a tu siervo cuando dice mal de ti; porque tu corazón sabe que tú también dijiste mal de otros muchas veces. / Las palabras de la boca del sabio son llenas de gracia,  mas los labios del necio causan su propia ruina. El principio de las palabras de su boca es necedad; y el fin de su charla,  nocivo desvarío. El necio multiplica palabras, aunque no sabe nadie lo que ha de ser; ¿y quién le hará saber lo que después de él será? / Procuró el Predicador hallar palabras agradables, y escribir rectamente palabras de verdad.             

Eclesiastés 7:21-22 / 10: 12-14 / 12:10

 

Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres.                                         Hechos 24: 16 

 

Pero si yo ignoro el valor de las palabras,  seré como extranjero para el que habla,  y el que habla será como extranjero para mí.

1Corintios 14:11 

 

Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.                                                                            Colosenses 4:6 

 

Por esto,  mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse.                                                                                    Santiago 1:19

 

Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra,  éste es varón perfecto,  capaz también de refrenar todo el cuerpo.                                   Santiago 3: 2

  

Dos maneras de formar parte en un conflicto: PROTAGONISTA O TESTIGO.

 

Los Protagonistas de un conflicto, debemos tratar de resolverlo mediante:

LA NEGOCIACIÓN

(Es el proceso de comunicación o diálogo entre las partes).

 

Doce Consejos para la resolución de un conflicto mediante la negociación:

 

1. - En un conflicto toda discusión comienza cuando una de las partes la inicia y la otra la continúa. Y termina cuando una de las partes decide no continuar.

(Entonces entraron en discusión sobre quién de ellos sería el mayor. Lucas 9: 46)

 

2. - No se necesita defender la razón; si usted sabe que la tiene. La razón siempre triunfa.

(Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; Pedro 2: 15)

 

3. - Controle sus emociones. Mantenga la cordura. De acuerdo a su actitud serán los resultados que obtenga. Recuerde que cada quien es responsable de su propia reacción, de sus sentimientos y de su estado de ánimo. Evite enojarse. Y si se enoja manténgase al margen del proceso conflictivo.  

      (El hombre iracundo promueve contiendas; mas el que tarda en airarse apacigua la rencilla / La cordura del hombre detiene su furor, y su honra es pasar por alto la ofensa. / El hombre iracundo levanta contiendas, y el furioso muchas veces peca. Proverbios 15:18 /19: 11 / 29:22)

 

4. - Tampoco use las lágrimas para hacerse la victimizarse.

 

5. - Sepa como decir las cosas. Evite generar nuevas polémicas que enreden aún más la situación, creando nuevos laberintos con argumentos y posiciones perjudiciales.

       (La blanda respuesta quita la ira; mas la palabra áspera hace subir el furor. Proverbios 15:1) 

 

6. - Hay situaciones donde no vale la pena insistir en una postura, porque los temas son de poca importancia. Lo más prudente es ceder y darle espacio al otro para avanzar hacia temas de mayor peso.

 

7. - Para que la conversación de las partes sea fructífera, trate un solo tema a la vez.

 

8. - En todo conflicto se encuentran diversas personalidades en las partes: Los que se sienten Ganadores, los Resignados y los Negadores.

 

9. - Evite las acusaciones y descalificaciones (Pr. 22:10), en ninguna manera contribuyen con la resolución del conflicto.

(Echa fuera al escarnecedor,  y saldrá la contienda, y cesará el pleito y la afrenta. Proverbios 22:10).

 

10. - Acepte las diferencias de opiniones. No siempre todos pensamos de la misma manera. Mantenga la separación entre las ideas y la persona. Si para cultivar amistades necesitáramos que todos pensaran igual que nosotros, ¡tendríamos muy pocos amigos!

(Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. Romanos 14: 5)

 

11. - Evite exageraciones. No agrande las cosas. Todo problema es del tamaño del que se mire. Trate de quitar de su lenguaje estas cuatro palabras que indican exagerar ción: Todo, nunca, nada y siempre.

 

12. - Afirme su cariño hacia la otra persona que le confronta. Afírmele el valor que tiene para con usted y anule cualquier resentimiento.

(Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios; 1 Corintios 12: 22)

 

Los Testigos de un conflicto, deben tratar de resolverlo mediante:

LA MEDIACIÓN:

(Es ayudar a que las partes en conflictos conversen entre sí. Ser agentes de cambios, pacificadores…Mateo 5:9)

 

¿Cómo interceder en un conflicto? (Filipenses 4.1-3)

 

A. Mostar Amor por las personas en conflicto.

 

1.      Pablo se refiere a ellas como hermanos míos, amados y deseados, gozo y corona mía.

 

2. Las está tratando por igual. (Les dice amados y deseados) Una persona pacificadora tiene que ser imparcial porque la parcialidad impide realizar juicios correctos.

 

B. Tratar a ambos lados del conflicto de la misma manera. (4.2)

 

1. Les ruega que cambien de actitud. A las dos hermanas las trata con afecto, él desea paz para la iglesia.

 

2.      Las trata con dulzura e imparcialidad.

 

3. La iglesia necesita de esta clase de pacificadores

 

 C. Se tiene que buscar la unidad. (4.2b)

 

1.      Al tener un mismo sentir. Esa es la petición de Pablo para Evodia y Síntique. (Véase 1.27 y 2.2)

 

2.      Se tiene que trabajar en armonía tanto en compromiso como en acciones. Los hermanos de Filipos habían sido participantes del evangelio juntamente con Pablo. (Filipenses 1.6).

  

D. Buscar ayuda cuando es necesario. (4.3)

 

Pablo buscó la ayuda de un «compañero fiel». Esta tiene que ser una persona humilde, sabia, prudente. Debe ser una persona que tenga buena actitud, disponible a auxiliar en caso de necesidad. Las dos mujeres en cuestión habían trabajado en la expansión del evangelio junto con Clemente.

 

E. Da crédito de las personas que han trabajado en la obra del Señor a pesar de los conflictos. (4.3b)

 

Cuatro categorías generales para tener en cuenta en la resolución de problemas bíblicamente.

 

a. La conciliación. Ocurre cuando uno de los integrantes decide reconocer y ceder ante el otro. Ve que su oponente tiene razón o, por otro motivo, decide ceder, pero lo hace de buena gana.

 

b. El acuerdo mutuo. Sucede cuando ambas partes consienten en ceder un poco y finalmente llegan a un acuerdo que alberga ambos puntos de vista en forma parcial. Quizá sea la manera principal de resolver conflictos. (Hechos 15.)

 

c. Coexistencia. ((Hechos 15: 36 - 41). Esto ocurre cuando la gente acepta estar en mutuo desacuerdo. No hay problemas; sencillamente se goza de gustos distintos.

 

d. La alternativa creativa. «Ni la mía ni la tuya sino otra». Después de dialogar sobre una cuestión, deciden buscar una alternativa totalmente distinta.

 

Conflictos encontrados en la Biblia:

 

 

Abraham y Lot

 La generosidad revelada (Génesis 13.5–13)

 

Jacob y Esaú

(Génesis 33. 1–4)

 

Saúl, David y Jonathan.

(1 Samuel 19.)

 

Moisés, Miriam y Aarón

La mansedumbre ejemplificada (Números 12.1–15)

 

Pablo, Bernabé y los judaizantes

El diálogo en acción (Hechos 15.1–29)

 

Pedro y Pablo

La confrontación por causa de la hipocresía  (Gálatas 2: 11- 15)

 

 

 

Por: David A. Flores S.

 

CON AYUDA DE APUNTES PASTORALES - DESARROLLOCRISTIANO.COM