Ministerio Radial Juvenil **SOMOS REDIMIDOS**


¡¡¡Por una Juventud diferente!!!

LAS BUENAS NUEVAS DEL EVANGELIO (IV PARTE):

Bautismo en el Espíritu Santo

 

 

Escrito por David A. Flores S.

 

TEXTOS AÚREOS: HECHOS 2: 37- 39

 

Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos;  para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.

 

 

¿Cuál es el significado de “BAUTIZAR”?

 

ü      Proviene de “BAVPTISMA” y literalmente, consiste en un proceso de inmersión o sumersión (de bapto, mojar, empapar). También es un derivado de “BAPTISMOS” que literalmente se traduce como LAVAMIENTO, ABLUCIÓN, PURIFICACIÓN…

 

ü      Todo acto de BAUTISMO se lleva a cabo con el elemento AGUA, que se usa como el medio de Lavamiento en tal proceso.

 

ü      Como simbolismo el BAUTISMO implica una identificación del creyente con Cristo en su muerte, sepultura y resurrección. Por tanto, podría estar relacionado como una etapa espiritual de MORIR y NACER.

 

1. El Espíritu Santo manifestándose aún desde el Principio de la Creación sobre la faz de las aguas:

 

              Y la tierra estaba desordenada y vacía,  y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo,  y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Génesis 1:2

 

 

2. Manifestaciones del Espíritu Santo sobre personas del Antiguo Testamento:

            

           Setenta varones reciben la manifestación del Espíritu Santo:

 

Y salió Moisés y dijo al pueblo las palabras de Jehová; y reunió a los setenta varones de los ancianos del pueblo, y los hizo estar alrededor del tabernáculo. 25 Entonces Jehová descendió en la nube, y le habló; y tomó del espíritu que estaba en él,  y lo puso en los setenta varones ancianos; y cuando posó sobre ellos el espíritu, profetizaron, y no cesaron. 26 Y habían quedado en el campamento dos varones, llamados el uno Eldad y el otro Medad, sobre los cuales también reposó el espíritu; estaban éstos entre los inscritos, pero no habían venido al tabernáculo; y profetizaron en el campamento. 27 Y corrió un joven y dio aviso a Moisés, y dijo: Eldad y Medad profetizan en el campamento. 28 Entonces respondió Josué hijo de Nun, ayudante de Moisés, uno de sus jóvenes,  y dijo: Señor mío Moisés, impídelos. 29 Y Moisés le respondió: ¿Tienes tú celos por mí? Ojalá todo el pueblo de Jehová fuese profeta, y que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos.        

Números 11:24-29

 

 El Espíritu Santo manifestado en Sansón:

 

Y la mujer dio a luz un hijo, y le puso por nombre Sansón. Y el niño creció, y Jehová lo bendijo. 25  Y el Espíritu de Jehová comenzó a manifestarse en él en los campamentos de Dan, entre Zora y Estaol.                        

  Jueces 13:24-25 

 

Manifestación en Saúl:

Después de esto llegarás al collado de Dios donde está la guarnición de los filisteos; y cuando entres allá en la ciudad encontrarás una compañía de profetas que descienden del lugar alto, y delante de ellos salterio,  pandero,  flauta y arpa, y ellos profetizando. 6 Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos,  y serás mudado en otro hombre. 10  Y cuando llegaron allá al collado, he aquí la compañía de los profetas que venía a encontrarse con él; y el Espíritu de Dios vino sobre él con poder, y profetizó entre ellos.

 1Samuel 10:5,6,10 

  

3. La Manifestación del Espíritu Santo en nosotros es una Promesa de Dios desde El Antiguo Testamento:

 

 

Volveos a mi reprensión; He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros, Y os haré saber mis palabras.    

 Proverbios 1:23 

 

Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra,  y os daré un corazón de carne. 27  Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.                   

 Ezequiel 36:25

 

Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.

Joel 2:28

 

 

4. Antes que Jesucristo empezara su Ministerio, Juan el Bautista anunció cuál era uno de los propósitos por el cual Cristo había venido a la tierra:

 

Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento;  pero el que viene tras mí,  cuyo calzado yo no soy digno de llevar,  es más poderoso que yo;  él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.                    

 Mateo 3:11 

 

También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma,  y permaneció sobre él. Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.   

Juan 1:32-33

 

5. Jesús durante todo su Ministerio siempre habló de la importancia del Espíritu Santo manifestado en nosotros:

 

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos,  ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?                                       

 Lucas 11:13

 

Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.                       

Juan 3:5

 

Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.

Juan 3:34 

 

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz,  diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. Juan 38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. 39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo,  porque Jesús no había sido aún glorificado.       

Juan 7:37 -39

 

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador,  para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros,  y estará en vosotros.                          

 Juan 14:16-17 

 

6. La manifestación del Espíritu Santo fue la promesa final de Jesús a los discípulos, antes de ascender hacia el Cielo:

 

Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. 5  Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.

Hechos 1:4-5 

 

 

7. El Espíritu Santo manifestado sobre TODOS los que estaban reunidos en Pentecostés:

 

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas,  como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Hechos 2:1-4

 

Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto. Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén,  esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis,  puesto que es la hora tercera del día. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños; y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días derramaré de mi Espíritu,  y profetizarán.

Hechos 2:12-18 

 

 

8. Un nuevo pentecostés en una Iglesia que antes el temor que les embargaba, pedían una nueva llenura del Espíritu:              

 

Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; que por boca de David tu siervo dijiste: ¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? Se reunieron los reyes de la tierra, y los príncipes se juntaron en uno contra el Señor, y contra su Cristo. Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera. Y ahora, Señor,  mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús. Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló;  y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.    

Hechos 4: 24-31               

  

Samaria bajo la Manifestación del Espíritu Santo: 

 

Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. Entonces les imponían las manos,  y recibían el Espíritu Santo.

Hechos 8:14-17

 

  

10. El Espíritu Santo manifestado en Saulo de Tarso:

 

Fue entonces Ananías y entró en la casa,  y poniendo sobre él las manos, dijo:  Hermano Saulo,  el Señor Jesús,  que se te apareció en el camino por donde venías,  me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.                              

  Hechos 9:17 

 

11. El Espíritu Santo sobre los Gentiles (Cornelio):

 

Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios.

                               Hechos 10:44-46

 

  

12. El Bautismo del Espíritu sobre los Discípulos de Juan:           

 

Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas,  y profetizaban. Eran por todos unos doce hombres.

   Hechos 19:1-7 

 

 

13. De acuerdo a la Escritura, los Dones, Ministerios, Operaciones y Manifestaciones son SOLO PARA ALGUNOS, pero el Bautismo en el Espíritu es una promesa para TODOS… 

 

 

Ahora bien, hay diversidad de dones,  pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro,  palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu;  y a otro,  dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros;  a otro,  profecía;  a otro,  discernimiento de espíritus;  a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu,  repartiendo a cada uno en particular como él quiere. Porque así como el cuerpo es uno,  y tiene muchos miembros,  pero todos los miembros del cuerpo,  siendo muchos,  son un solo cuerpo,  así también Cristo. Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

1 Corintios 12: 4-13

 

 

14. Las Profecías y las Lenguas son dos señales del Bautismo en el Espíritu:

 

Seguid el amor;  y procurad los dones espirituales,  pero sobre todo que profeticéis. 2  Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres,  sino a Dios;  pues nadie le entiende,  aunque por el Espíritu habla misterios.         

1 Corintios 14:1-2 

 

El que habla en lengua extraña,  a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia. Así que, quisiera que todos vosotros hablaseis en lenguas, pero más que profetizaseis; porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, a no ser que las interprete para que la iglesia reciba edificación.       

1 Corintios 14:4-5

 

Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros;                            

1 Corintios 14:18  

 

15. ¿Por qué es necesario para cada uno de nosotros el hablar en lenguas?

 

Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad;  pues qué hemos de pedir como conviene,  no lo sabemos,  pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Romanos 8:26

 

 Así que, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar lenguas;    

1 Corintios 14:39 

 

 

Escrito por David A. Flores S.