Puerta vieja


 

…nos encontrábamos todos al pie de la puerta pesando si abrirla o no.   La tratamos de empujar, pero nos dimos cuenta que era muy pesada para esto. Los hombres la golpeamos, pero fue inútil no le pasaba nada, de repente se empezó a sentir todo mas frió y daba una sensación de escalofríos, además cada ciertas opiniones negativas de ciertas personas se entraba a un silencio aterrador interrumpidos por ruidos extraños ocasionados detrás de la puerta. No sabíamos que hacer tratamos de abrirla con palos, piedras, etc. El cansancio nos ganó y caímos sentados en el suelo esperando que una solución cayera del cielo. Un silencio produjo un miedo enorme, y vimos unas extrañas  sombras  que se dirigían a nosotros rápidamente, todos nos encogimos intentando abrazarnos mutuamente, cada ves se acercaban mas cuando ¡de repente! vimos a los chiquillos que fueron por la puerta nueva con una gran llave dorada, la probamos con la puerta mal cuidada y lo logramos ¡abrimos la enorme puerta!. Una enorme luz segó nuestro ojos, cuando nos recuperamos no dimos cuenta de que...