SIN RED, IMPROVISACIÓN-POESÍA Y MUSICA

Crítica de 'Funeral celeste' en La Nueva España
                                                                          VICTOR M. DIEZ
DENTRO DA SEMANA DE POESÍA SALVAXE, COLABORACIÓN  E APOYO MUTUO EN TEMPOS OSCUROS QUE NOS ILUMINAMOS PRENDENDO LUME A MEDIOCRIDADE E A MEZQUINDADE DO PODER


Sin Red, en concierto                       ILDEFONSO RODRIGUEZ, COVAS VILLEGAS Y VICTOR

 El cuarteto SIN RED cumple cinco años de existencia, extraño caso de estabilidad en el panorama de la improvisación libre internacional, más tendente a la individualidad y los encuentros esporádicos.
    La propuesta de esta agrupación va más allá de la mezcla de música y poesía; ése trasfondo se rinde a su rigor improvisatorio y su radical contemporaneidad expresiva. No hay acuerdos previos, no hay partituras. El poema y su música se diluyen, se hacen polvo, para renacer en la reescritura de voces e instrumentos. Una aventura de libertad y riesgo de la que el espectador se siente partícipe.
    SIN RED ha actuado en numerosos festivales españoles y extranjeros: Francia, Reino Unido, Austria o Brasil, superando el medio centenar de puestas en escena. Además, lleva a cabo una labor pedagógica para artistas interesados en la improvisación de todos los campos y ha grabado un disco.
    Este espectáculo basado en la escucha, en la composición espontánea, se enriquece en cada nueva aparición pública. La compenetración de sus miembros les permite practicar un “repentismo” que va más allá de la actitud circense del “más difícil todavía”, para recogerse tanto en los matices particulares como en la energía común. 
    CHEFA ALONSO (saxo soprano, percusión menuda)  
Instrumentista, compositora y profesora de saxo y de improvisación. Natural de La Coruña, Chefa Alonso se dedica desde 1995 a la interpretación y enseñanza de la música improvisada y a la composición e interpretación de música para teatro y danza, formando parte del colectivo Musicalibre. Además de sus grupos estables de improvisación, ha tocado ocasionalmente con una gran variedad de músicos del panorama internacional de la música improvisada. Ha actuado en numerosos festivales internacionales. Actualmente vive en Londres y esta realizando un doctorado sobre improvisación libre en la Universidad de Brunel. Está becada, para esta actividad, por el Ministerio de Cultura de España. Forma parte de la Orquesta de improvisadores de Londres (LIO) y continua con sus dos grupos estables: Akafree y SIN RED.
    COVA VILLEGAS (voz)
Nacida en Asturias, reside en la ciudad de León hace años. Ha pertenecido a numerosos combos de jazz como cantante. Hace casi una década forma el grupo "Quinteto Cova Villegas" y en 1999 graba su primer disco "Canción de las Orillas". En 1998 forma parte de la orquesta de improvisadores dirigida por Butch Morris, en Barcelona, y participa como cantante dentro del octeto "En Crudo", en el III Festival Internacional de Música Improvisada Hurta Cordel, en Madrid. Desde entonces, su actividad improvisatoria se desarrolla con SIN RED.
    VÍCTOR M. DÍEZ (poesía, objetos)
León, 1968. Es autor de varios poemarios. Como poeta de acción ha llevado a cabo frecuentes interacciones con músicos: El Espejo Soñado, En Crudo, etc. En la actualidad, pertenece a "Sin Red". Es miembro de la Asociación de Improvisadores Músicalibre. Ha tenido la oportunidad de compartir escenario con improvisadores del panorama europeo como Peter Kowald, Evan Parker, Lol Coxhill, Christoph Irmer, Mick Beck o Jean Pallandre… Además de participar en orquestas de improvisación dirigidas por Butch Morris, Walter Thompson, Dave Tucker o Steve Beresford. En 2004 fue invitado a participar en un concierto por la London Improviser’s Orchestra.
    ILDEFONSO RODRÍGUEZ (saxos, clarinetes, juguetes) 
Originario de León, escritor y músico, está dedicado especialmente al jazz y a la música improvisada. Participó en todas las ediciones del Festival Internacional de Música Improvisada, Hurta Cordel, con diversas formaciones: Orquesta FOCO, dirigida por Peter Kowald, "En Crudo’, reunión de música, poesía y plástica; Quinteto "Jazzanga clan" (vientos, percusión y poesía), Orquesta FOCO dirigida por Wolfgang Fuchs, y "Sin Red" (música, danza y poesía). Participó en la orquesta de improvisación de Butch Morris. Es fundador del cuarteto "Dadajazz" y es miembro de "Sin Red". Es profesor de saxo en la escuela municipal de música de León y dirige allí un taller de improvisación.

Entrevista con <em>Sin Red</em>, grupo de música español de libre improvisación.

Sin Red lleva a Don Gutierre su yuxtaposición de música y poesía

Cova Villegas, Víctor M. Díez, Ildefonso Rodríguez y Chefa Alonso son los artistas implicados

Ricardo Suárez - león Ricardo Suárez 24/04/2005El colectivo artístico leonés Sin Red, integrado por Cova Villegas (voz), Víctor M. Díez (poemas), Ildefonso Rodríguez (saxos y clarinetes) y Chefa Alonso (saxo soprano y percusión), acude esta tarde, a las 20.00 horas, al Palacio de Don Gutierre para presentar una propuesta que aglutina diversas formas de expresión cultural, apostando por la vertiente más experimental. Su paso por el festival Musique et Quotidien Sonore, celebrado en la localidad francesa de Albi, y una gira por tierras británicas, además de los conciertos ofrecidos en Alemania, Noruega o Italia, son algunos hitos en la trayectoria de un colectivo que se formó en octubre del 2001. Una intensa preparación previa y una actitud atenta a la fluidez de la actuación dan como resultado un inspirado ejercicio de comunicación verbal, musical y corporal, en el que destaca la perfecta interacción entre los componentes del grupo. La yuxtaposición de música y palabra es la base sobre las que se desarrolla un espectáculo improvisado y abierto a las circunstancias que se den durante su ejecución. La estructura del concierto permanece abierta en todo momento, un alarde de virtuosismo que se materializa gracias al talento y profesionalidad de los protagonistas. Aunque formado inicialmente como septeto, en la actualidad está integrado por el cuarteto que conforman Cova Villegas, una experimentada cantante que ha formado parte de grupos como En trío, El combo de Sara o el quinteto que lleva su nombre; el saxofonista Ildefonso Rodr¡guez que alterna trabajos musicales, como Un viaje por Galicia o En crudo , con la poesía; el poeta Víctor M. Díez, un artista polifacético que ha sido galardonado con el Premio Letras Jóvenes de Castilla y León; y Chefa Alonso, compositor de las bandas sonoras de espectáculos como Dos damas de Ferrol o La lavandera. «El hombre-bala» Comienza en San Marcelo y finaliza en la Plaza de Regla, una circunstancia que convertirá la Calle Ancha en un largo y multitudinario escenario. La celebración de la feria del libro ha convertido el centro de la ciudad en un bullicioso muestrario artístico en el que confluyen las propuestas más dispares. Como el espectáculo circense El hombre-bala , que será escenificado por la compañía Los Deméndez, que culminará con un espectacular salto de su protagonista por encima de las cabezas de los asistentes. Tres integrantes de la familia Deméndez, un apellido tradicionalmente unido a esta especialidad circense, se encuentran en la encrucijada de continuar o no con la tradición del clan. El vetusto cañón que utilizaron su abuelo y su padre les acompaña en un periplo que, por razones emocionales y económicas, desemboca en la revitalización del número. Un vetusto manual de usos y aplicaciones del artefacto, y su contagioso entusiasmo serán las armas con las que librarán esta particular batalla. A las 19.00. Boda en busca de mecánico Los integrantes de Trapu Zaharra vuelven hoy a la plaza de San Marcelo para presentar una nueva e hilarante propuesta, tras la representación ayer de El pisito . En esta ocasión será el espectáculo La avería el que, a partir de las 13.00 horas, convierta la feria del libro en un gran e improvisado escenario por el que desfile una disparatada familia camino de una boda. Miguel Muñoz es el director de un ejercicio de teatro de calle, protagonizado por Santi Ugalde, Ramón Monge, Txubio Fernández de Jáuregui y Carmen Esteban, destinado a provocar la hilaridad del respetable. La madrina de una boda observa impotente cómo el coche se niega a avanzar, cuando se encuentran en el pueblo de al lado, teniendo que ponerse manos a la obra ataviada con sus mejores galas. La participación de varios peatones será decisiva para llegar al final de un recorrido en el que les espera una grúa.«La Pícara Justina» El Albéitar recibe hoy (21.00) y mañana (13.00) una interesante versión escénica de la conocida historia de La Pícara Justina , un texto cuya autoría fue atribuida erróneamente a Francisco López de Úbeda. Ha sido el actor y director vallisoletano Raúl Gómez, que protagoniza la obra acompañado de la actriz berciana Trinidad Osorio, el principal impulsor de una traslación a los escenarios que destaca por su fidelidad al texto original. El divertido mundo en el que se desenvolvía esta mujer ingeniosa y risueña, poblado de gordas mesoneras, estudiantes engañados, brujas viejas, jugadores y todo tipo de pillos, es rememorado por una Justina ya mayor que desgrana los recuerdos de su vida. Desde sus antepasados y su infancia en el pueblo hasta su deambular de romería en romería, pasando por una larga lista de amantes y pretendientes. Un ameno juego escénico que reivindica el valor de una marginalidad creada por la propia sociedad.

Entrevista con Sin Red, grupo de música español de libre improvisación.

Ildefonso Rodríguez, en una foto de Francisco Suárez

                           ILDEFONSO RODRIGUEZ

P: ¿Qué es la Libre Improvisación?
R: Es un modo de hacer, de representar, de tocar que se basa en la composición en tiempo real ¿Cómo? Se basa fundamentalmente en la escucha de los elementos con los que uno interacciona, incluido el lugar en que sucede la música. La imitación, el contraste, la puntuación, el subrayado, la autarquía… son algunos de los procedimientos que cada actor utiliza en la intervención, en el lienzo de composición que se hace aquí y ahora, a la vista y al oído, en una suerte de combustión espontánea. 

P: ¿Cómo se llega a la libre improvisación? ¿Se ensaya? ¿Tiene algo de jazz en su alma? 
R: Se llega con la búsqueda de nuevos lenguajes, de nuevas actitudes, de metas no convencionales o comerciales. El modelo vigente sigue con la sacrosanta autoría de compositores que tratan al ejecutante como a una mera máquina que ensaya (repite) y llega a interpretar algo ajeno hasta un supuesto “virtuosismo”. ¿Qué ocurre si el instrumentista es considerado como músico-compositor, o el actor como dramaturgo? Es un giro copernicano, el músico, el actor crean con su técnica y su talento su propia partitura invisible, espontánea, en tiempo real. En eso tiene que ver con el jazz, ahí se empezó a experimentar esa libertad; pero a la libre improvisación llegan músicos de la música contemporánea o del folk, por ejemplo. Dicho esto, se puede decir que sí, que se ensaya, pero no buscando afianzar el aprendizaje mecánico de un saber, sino buscando “muscular” esa escucha, aprender a reaccionar, abrir nuevas búsquedas, experimentar otras formas, etcétera… 

P: ¿De verdad no hace falta hacer repertorio? ¿O es a lo que se aspira?
R: Va dejando de hacer falta después de un período de aprendizaje. Se instala en uno cierto mecanismo básico de composición. Nos conocemos tanto que vamos sabiendo muy bien administrar los lugares de densidad y de ligereza, detectamos enseguida si un compañero ha dado con algo, si hay que apoyar o es mejor dejarlo sólo, si ha aparecido en el cuarteto un trío o un dúo en el que no cabes. La cabeza empieza a trabajar en qué salida o qué enlace le vas a dar a esto cuando se agote… Etc. 

P: ¿Quién era Peter Kowald y por qué tuvo tanta influencia sobre vuestra música?
R: Peter era un gran músico y artista. Una figura histórica, clásica en su vanguardismo. Tuvimos la suerte de conocerle a través de Barbara Meyer, que es de su misma ciudad, Wuppertal, en Alemania. Fonso y yo (Víctor) hicimos un gran esfuerzo para traerle a León en 2002, para trabajar con él. Organizamos un festival y una orquesta que él dirigió. Pasamos parte de aquel verano con él y nos empezó a dar consejos impagables para Sin Red. En septiembre recibimos una llamada de Nueva York y supimos que se había ido: Nuestro encuentro resultó ser una bella despedida. Su generosidad era pura poesía; su compromiso y solidaridad, su vocación de crear entramado, red entre los improvisadores, pura poesía política; y su música un monumento a la libertad y a la belleza. 

P: El festival de música organizado por Derek Bailey, Company Weeks, duró hasta 1994. ¿Por qué acabó? ¿No existen otros festivales de libre improvisación? 
R: Desconocemos por qué acabó este festival, pero no es difícil entender lo duro que es organizar este tipo de eventos, que suelen tener en contra a programadores miopes, contadores de cabezas, de audiencias. El desgaste para los responsables es ímprobo, te lo puedo asegurar (Víctor). No obstante, hay muchos, lo difícil es que duren. Nosotros podemos decir con orgullo que pertenecemos a un colectivo, Musicalibre, que organiza desde más de una década el festival Hurta Cordel, en Madrid, apoyado por La Casa Encendida, que ha creído en el proyecto y lo ha mimado, valorando precisamente que su selecto público no era de masas. 

P: ¿Por qué el nombre Sin Red?
R: Aparece en un poema de Víctor: “Sin red. Esa es la consigna de los tiempos”. Nos parecía que podía resumir el espíritu de lo que anhelábamos: la búsqueda del riesgo, la necesidad de no ponernos en el lugar cómodo, exigirnos ese trabajo de investigación pero sin caer en la pirueta circense del más difícil todavía… Para completar dicho más arriba, nuestra música es escénica, su actividad visible es parte de su ser. Por eso, el disco es una referencia, una invitación, una instantánea de algo que es dinámico. 

P: ¿Cómo y cuándo os formasteis como grupo? 
R: Lo formamos en 2001 con el espíritu ya comentado antes y como consecuencia de otros intentos: En crudo, Blanca Doble, etc… Al principio éramos músicos, poetas y bailarines… eso duró poco precisamente porque era difícil profundizar. En la primera formación estuvieron la propia Barbara Meyer y Nilo Gallego… 

P: ¿Para quién es Sin Red? ¿Cómo se puede aprender a entender y apreciar esta música sin ser músico, o sea, ser profano pero alguien que disfruta con la música?
R: No tenemos un target premeditado. Somos conscientes de nuestra cuota de rareza para el mercado y para la audiencia convencional. Esa es nuestra virtud, creo, para el que lo sabe entender. Creo que a veces ponemos a prueba los prejuicios y las seguridades. Corremos el riesgo de no gustar como gusta un adorno, un arte decorativa; se trata más bien de hacer pensar y sentir lo que suena en nuestro interior y en nuestro alrededor, en nuestro pensamiento, en la película de nuestros sueños… 

P: ¿Qué obstáculos habéis encontrado en vuestra trayectoria?
R: Son tantos que los hemos olvidado. 

P: Acabáis de sacar un nuevo álbum, Aguacero, de casi una hora de duración y que se acompaña de un libreto sobre el grupo con poemas en castellano (traducidos al inglés) y un documental de casi media hora. ¿Por qué hacer un documental? ¿Quién es Barbara Meyer?
R: Es, como pude verse en el documental, una estupenda cineasta y una excelente música, demasiado tímida a veces. Eso sin contar con la amiga tan especial que es para nosotros. Su delicadeza, sensibilidad y oído le permiten construir un violonchelo mientras monta una película en la India y estar siempre pendiente de sus amigos. Antes señalábamos que nuestro trabajo tiene que ver con su propia visibilidad: eso justifica ya la película. 

P: ¿Cuál es el reto definitivo de Sin Red?
R: Creemos que Sin Red no casa con definitivo. 

P: ¿Dónde y cuándo tendrá lugar vuestra próxima actuación?
R: En León (podría parecer lo normal, pero te aseguramos que hemos tocado más en Londres que en Castilla y León) el próximo 15 de julio dentro del programa UN GOLPE DE DADOS. 

P: ¿Futuros proyectos?
R: Caminar, caminar… “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”, escribió Antonio Machado. Es un buen lema. 

YH: A todos de Sin Red, gracias por mantener esta entrevista.

Su nuevo álbum, Aguacero, está disponible en nuestra Tienda Online aquí.

Sin Red es:
Chefa Alonso, saxo soprano, percusión menuda.
Víctor M. Díez, poemas, objetos
Cova Villegas, voz
Idelfonso Rodríguez, saxos, clarinetes, juguetes

Nuevo álbum de Sin Red, Aguacero incluye:
• Aguacero CD, 52:42
• Sin Red, documental por Barbara Meyer, 29:40 
• Libreto (páginas: 37) que acompaña al documental con poemas por Víctor M. Díez; traducciones al inglés por Cy Williams.

CHEFA ALONSO en una foto de MARÍA MURCIEGO

La improvisación libre llega al Festival de Jazz de Madrid

By Ainara in Eventos
[Traductor]

El Festival Internacional de jazz de Madrid, en su XXIX edición, y dentro del apartado “Jazz con sabor a club”, ofrece en el Bogui dos noches dedicadas a dos formaciones jazzísticas: Uz, trío de vientos (jueves 17/11) y el Quinteto de Cova Villegas (viernes 18/11) y dos noches con tres formaciones punteras de improvisación libre: Sin Red, cuarteto de poesía y música improvisada, Moon-Dos, dúo electro-acústico (sábado 19/11) y la Orquesta FOCO (representada en esta ocasión por 15 músicos), alma musical de la asociación Musicalibre y plato fuerte del festival Hurta Cordel (Festival Internacional de Improvisación libre), en todas sus ediciones (domingo 20/11).

La improvisación libre, actividad básica de la creatividad humana, ha tomado en los últimos años en Europa un protagonismo y una fuerza en determinados círculos y ambientes artísticos que contrasta con la indiferencia con la que es tratada por la mayoría de la instituciones académicas y culturales de nuestro país.

Estamos hablando de la improvisación libre, es decir, una improvisación no ligada a géneros musicales específicos, sino vinculada al lenguaje y la expresión personal, al propio instrumento, al sentido de lo colectivo como motor de crecimiento, a la confianza en el individuo, a un espíritu de igualitarismo. En fin, una actividad que quiere darle la espalda al capitalismo atroz que está sumiendo nuestras sociedades en la desesperación y la ruina.

Un aspecto de la improvisación que ha prendido en estos últimos años en Europa es la conducción y las orquestas de improvisadores. La conducción, un director que se sitúa al frente de una orquesta de improvisadores, existe desde hace más de veinte años y supone una novedad en la historia de la música contemporánea, ya que, mediante el uso y la interpretación de una serie de señales – un lenguaje de signos para improvisadores-,  establece un vínculo entre la composición escrita y la improvisación. Pero estas señales, a su vez, permiten una interpretación flexible y dan la oportunidad a los improvisadores de trabajar con su propio lenguaje, al mismo tiempo que deben ser interpretadas adecuadamente, según el contexto musical del momento. Indican maneras de comportarse dentro de un contexto de improvisación colectiva.

Las cinco propuestas programadas en el Bogui son proyectos vinculados a la asociación Musicalibre, en cuanto que están formados por socios de la misma. Esta asociación, con mas de quince años de existencia, es el colectivo más activo en España en el desarrollo y la programación de la improvisación libre.

Chefa Alonso

Uz, tres tubos, que inauguró el pasado Festival de Jazz San Juan Evangelista, está formado por Chefa Alonso (saxo soprano y percusión), Marcos Monge (saxo tenor y clarinete bajo) y Miguel Bestard (tuba). Trabajando un repertorio original, compuesto por los tres miembros del grupo, la música de Uz es amable y alegre, y recuerda la sonoridad de los titiriteros, el circo, el blues, el free. Han actuado en España y Alemania. Hermanos de tubo/Soldando un sonido con otro/Para montar el nido.


Quinteto de Cova Villegas, un grupo a camino entre León y Madrid, está formado por Cova Villegas (voz), Ildefonso Rodríguez (saxo tenor y clarinetes), Cy William (guitarra eléctrica), Jorge Frías (contrabajo) y Diego Gutiérrez (batería).

Este  grupo de jazz contemporáneo, cuya música se mueve entre la modalidad y la improvisación abierta, maneja un repertorio amplio que, unificado por los arreglos y la sonoridad propia del quinteto, va desde temas de Cole Porter o de Duke Ellington, a la canción popular española y latinoamericana, sin olvidar el blues, el fado y las composiciones originales.

Sin Red, cuarteto de poesía y música improvisada, es la formación estable de improvisación libre de más larga trayectoria en España; está formada por el poeta Víctor M. Díez, (textos, objetos sonoros), Cova Villegas (voz), Ildefonso Rodríguez (saxos, clarintes, flautas, juguetes) y Chefa Alonso (percusión menuda, saxo soprano).

La propuesta de esta agrupación va más allá de la mezcla de música y poesía; ése trasfondo se rinde a su rigor improvisatorio y su radical contemporaneidad expresiva. No hay acuerdos previos, no hay partituras. El poema y su música se diluyen, se hacen polvo, para renacer en la reescritura de voces e instrumentos. Una aventura de libertad y riesgo de la que el espectador se siente partícipe. SIN RED ha actuado en numerosos festivales españoles y extranjeros: Francia, Reino Unido, Suiza, Austria, Alemania, Rumania o Brasil.

Moon-Dos, dúo que explora las posibilidades sonoras de la mezcla y el diálogo entre dos instrumentos acústicamente opuestos como son la guitarra eléctrica, icono del rock, y el violoncello, estrella de la música clásica, está formado por dos jóvenes y excelentes músicos improvisadores: Paloma Carrasco (cello) y Javier Pedreira (guitarra eléctrica).

Estos dos grupos, Sin Red y Moon-Dos compartirán escenario la noche del sábado 19, tocando por separado y aunando fuerzas en una última pieza.

Orquesta FOCO, conducida por Chefa Alonso y Gregorio Kazaroff.

FOCO, orquesta de improvisadores de la asociación Musicalibre (Madrid), es la orquesta más longeva de Europa, ya que cuenta con más de quince años de existencia. Ha sido dirigida por conductores de la talla de Butch Morris, Peter Kowald, Keith Tippet o William Parker, entre otros. Ha actuado en todos los festivals internacionales de improvisación (Hurta Cordel), así como en “Improvisa en el Palau”, en el Palau de la Música de Barcelona. Gracias a la experiencia como improvisadores de sus componentes, la música de Foco se mueve con una gran agilidad entre contextos musicales muy contrastados que pueden ir de lo genérico a la sonoridad más contemporánea. Los conductores trabajan con señales pero siempre basándose en la improvisación y en lo que está sucediendo en cada instante.

En esta ocasion la orquesta Foco estará formada por quince músicos:

Cova Villegas, voz; Ainara LeGardon, voz; Víctor M. Díez, textos, juguetes; Javier Escaned, saxo soprano; Ildefonso Rodríguez, saxo alto; Marcos Monge, clarinete bajo; Miguel Bestard, tuba; Francis García, mandolina procesada; Paloma Carrasco, cello, piano; Gregorio Kazaroff, electrónica; Juan Carlos Castillo, guitarra eléctrica; Graciela López, guitarra eléctrica; Víctor M. Vázquez, cuencos tibetanos; Chefa Alonso, percusión; María G. Cameselle, contrabajo eléctrico.
Y AQUI COVA VILLEGAS, ILDEFONSO RODRIGUEZ, CHEFA ALONSO Y VICTOR M.DIEZ
En la imagen, Sin Red en Bucarest