La realidad del regimen comunista de la Cuba de los Castro por dentro


FUENTE: aciprensa.com

FECHA: Martes 10 de octubre de 2017

Denia Fernandez, una de las Dama de Blanco, habla sobre la Cuba de hoy

MADRID, 10 Oct. 17 / 09:31 am (ACI).- La Dama de Blanco Denia Fernández visitó Madrid invitada por el Observatorio de Política Internacional de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). Inicialmente estaban convocadas otras cuatro Damas de Blanco, pero todas fueron retenidas y se les impidió viajar a España.

A Denia Fernández las autoridades cubanas sí le permitieron viajar, pero sabe que salir del país para denunciar el régimen de los Castro en la isla tiene sus consecuencias.

Tienen miedo de que salgamos al exterior a denunciar lo que sucede en Cuba”, “ahora me han dejado salir pero se que cuando vuelva viviré las consecuencias y tendré una represión. Por supuesto que tengo miedo, pero es mi país y tengo que llegar, a expensas de lo que cueste”, aseguró Fernández en entrevista concedida a ACI Prensa.

En el último año, el número de presos políticos en Cuba se ha duplicado, por lo que actualmente más de 100 personas están encarceladas por sus ideas en la isla.

Denia Fernández explicó que el deshielo en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba “no ha supuesto ningún cambio para el cubano de a pie” y que las dificultades han aumentado especialmente con el paso del huracán Irma, que dejó 10 fallecidos y numerosos destrozos en la isla.

“Desde el paso del huracán todo se ha encarecido, además todavía quedaban muchas personas afectadas por el huracán Sandy, que pasó en el año 2012, que no se habían recuperado, así que harán falta años y años hasta que se restablezcan los afectados por Irma”, indica a ACI Prensa.

Por eso Fernández explica que las Damas de Blanco han comenzado un trabajo para ayudar a los más afectados por esta tormenta tropical.

“Repartimos alimento, ropa y demás cosas que pudieran necesitar. Ahora se están retomando algunos proyectos para ayudar a los más afectados en la reconstrucción total o parcial de sus viviendas”, asegura.

Un proyecto que pretende, según explica la Dama de Blanco, “suplir las necesidades que el régimen de los Castro no ha hecho, ya que ha dejado de lado sus obligaciones”.

Según explica Denia Fernández, el régimen de los Castro ha perdido apoyo entre los cubanos en los últimos tiempos: “Debe tener entorno a un 40 por ciento de apoyo entre los ciudadanos, mientras que la disidencia ronda el 60 por ciento. Aunque muchos por miedo no se declaran abiertamente de la oposición, pero por la calle se escuchan cada vez más comentarios. El pueblo se ha unido bastante, pero por miedo no se expresan”.

Un apoyo a la disidencia que se muestra con actos: “El pueblo ya no permite que se nos golpee cuando nos arrestan. Hay una mayor sensibilización”.

“En Cuba no hay libertad de expresión, no tenemos  acceso libre a internet, no podemos asociarnos a ningún movimiento. Nos llaman mercenarios o terroristas por denunciar violaciones y no podemos salir a la calle a manifestarnos. Además encarcelan a las personas por causas políticas y se les declaran causas comunes para no demostrar al mundo que en Cuba hay políticos”.

Pero insiste en que, a pesar de las dificultades, “la disidencia existe y está viva, pero desde el gobierno no lo quieren reconocer. En el caso de Venezuela la oposición sí sale en la televisión, pero esto en Cuba nunca ha existido, ya que desde el régimen no se ha dejado que se sepa que existe una verdadera oposición”.

Importancia de la comunidad internacional

Fernández comparte con ACI Prensa que su lucha como Dama de Blanco es “denunciar todas las violaciones que cometen y que el mundo conozca la verdadera realidad del pueblo cubano”, también en la opinión pública internacional.

“Según tengo entendido el rey de España visitará Cuba pronto y es importante que se conozca también la realidad de las personas que viven en la isla, para que no se dejen llevar por la primera impresión. También hay que ver si esas visitan dan oxígeno a los Castro o no”, apunta.

“España es un país democrático y nosotros luchamos por una democracia que en el mundo existe, pero que en Cuba no se da porque no tienes libertad de expresión. Si yo hiciera esta misma entrevista en Cuba, al salir de esta habitación iría presa, al igual que el periodista y la grabación de la entrevista se perdería”, resalta.

Pero a pesar de las dificultades ni ella ni ninguna de las Damas de Blanco se dan por vencidas, porque según precisa, se trata de una lucha “en la que no pensamos ceder ni un milímetro, sólo así lograremos el cambio deseado para el pueblo de Cuba”.


PAGINA PRINCIPAL