Las cinco religiones más grandes del mundo

EL ISLAMISMO
 
La vida religiosa Musulmana: La vida de los creyentes musulmanes está marcada por las oraciones, desde el nacimiento hasta el instante de la muerte. Es costumbre susurrar al oído de los recién nacidos frases del Corán, y también a los moribundos.
 
La práctica religiosa: Es llamativa la homogeneidad de la vida religiosa a pesar de que el Islam no dispone de intermediarios notables entre Alá y los fieles, ya que los rituales como el lavatorio con agua o la oración diaria son personales y las jerarquías desaparecen frente a la práctica religiosa. En el Islam no hay sacerdotes y la relación del fiel con Alá es directa y sin intermediarios.
 
Los musulmanes creen que el hombre existe como exponente supremo de la creación de Alá y que debe construir su destino. El hombre es Libre en su voluntad y sus acciones y puede decidir seguir o no el camino que Alá le ha mostrado a través de su profeta Mahoma, pero, si lo hace, forma parte de una comunidad extensa e identificada. Los cientos de millones de musulmanes que escuchan la llamada del  almuédano se sienten hermanos y se reconocen mutuamente por su devoción a Alá.
 
Los pilares de la fe musulmana: La práctica musulmana gira en torno a la oración, el ayuno, la limosna y la peregrinación. Los cinco pilares de la fe tienen las siguientes características:
1. La chahada o profesión de fe: Consiste en rezar la oración que resume la fe islamica "no hay más divinidad que Alá y Nahoma es su profeta".
2. La ozalá u oración: Los musulmanes debem orar cada día cinco veces. Lo hacen al alba,  al mediodía, a media tarde, al ocaso y por la noche, con la particularidad de tener que realizar cuatro posturas principales al tiempo que recitan la chahada y otras oraciones: de pie, inclinado, prosternado y sentado sobre los talones.
 
Los  almuédanos (sacerdote musulmán que, desde la torre de la mezquita, llama al pueblo a la oración) entonan el verso "Alá es grande" desde los alminares de las mezquitas y, al oírlo, todo musulmán sabe que es el tiempo de rezar y deja por unos momentos cualquier actividad que esté realizando.
 
Previamanete antes de orar, los musulmanes tienen que purificarse por medio de la lmpieza del cuerpo.
Deben lavar el rostro y los brazos hasta el codo, pasar las manos por la cabeza y lavar los pies hasta el tobillo.
 
Los viernes, que es el día santo de los musulmanes, el rezo se hace de forma colectiva y obligatoria.
 
3. El saw o ayuno:  El cumplimiento del ayuno durante el ramadán, mes noveno del año, es una de las celebraciones islámicas más conocidas. Se trata del mes de ayuno y reflexión religiosa a través de las lecturas del Corán y de los ritos establecidos.
 
El ayuno es obligatorio para todo musulmán adulto y está prohido comer, beber o fumar, desde que sale el sol hasta que se oculta. La elección de este mes corresponde con el tiempo en el que Mahoma recibió la Primera revelación.
 
En la puesta del sol, que marca el final del ayuno diario, los musulmanes se reúnen para recitar el Corán y para comer.
 
El día que acaba el ramadán, se realiza una fiesta con un menú especial. Como el calendario musulmán es lunar, el mes de ramadán puede coincidir con cualquier momento de nuestro calendario.
 
4. El hajj o peregrinación mayor: Todo musulmán que tenga salud y recursos para afrontar un viaje a la Meca tiene el deber de realizar al menos una peregrinación en su vida a la ciudad sagrada. 
 
5. El azaque o limosna: Es un deber para todo musulmán ayudar a quienes lo necesiten por medio de la solidaridad. En las comunidades sunitas se tiene que dar el 2.5% de la riqueza acumulada cada año. Muchos fieles entregan el azaque a ONG musulmanas para ayudar a los desfavorecidos o a quien lo necesite.
 
La vida religiosa islámica y la plegaria marcan el ritmo del día, del año y de la existencia. Estas oraciones y rituales son los puentes de unión entre los musulmanes y Alá.
 
 
 
 
Sistemas de préstamo islámicos: En la azora Alá ha autorizado el comercio y prohibido la usura.
 
Siguiendo este precepto, de una manera ingeniosa se han ideado sistemas para prestar de un modo que no pueda equipararse a la usura. Así el sistema bancario islámico ha ideado las siguientes modalidades de préstamo.
 
Al mudaraba. El banco pone el capital y el cliente el esfuerzo para realizar un negocio o el desarrollo de una empresa. Ambos, banco y cliente comparten beneficios y pérdidas, en caso de haberlos.
 
Al murabaha. El banco compra el producto que solícita el cliente y acuerda con él un precio. Se compromete a vendérselo a otro precio acordado, ganando el banco la diferencia.
 
Al musharaka. El banco y el cliente se hacen socios, aportan el mismo capital y asumen los mismos riesgos y beneficios según la siguiente proporción: un tercio para el banco, otro para el cliente y el tercero para amortizar el préstamo. 
 
 
 
  • Mahoma fue el creador de esta religión.
  • A los cuarenta años se sintió profeta y empezó a predicar en forma no muy clara, por lo que no logró muchos adeptos.
  • Era  viudo pero había heredado mucho dinero.
  • Sus primeros discipulos fueron algunos de sus parientes.
  • Mientras meditaba se le había aparecido el ángel San Gabriel y le instigó a conseguir por las fuerzas la difusión de la palabra de Alá.
  • En la Meca fue perseguido y se refugió en Medina durante varios años.
  • Emprende la guerra abierta contra todos sus opositores y logra unir a todos los árabes bajo un mismo signo: la media luna.
  • Al entrar a la Meca destruyó 360 ídolos que allí veneraban.
  • Murió a los 62 años de edad, pero su obra ya había sido terminada.
  • Hoy se levanta la gran mezquita de Omar en el mismo lugar que según Mahoma se le presentó el ángel.
La Religión:
La  fundó en Arabia en el año 622, que hasta ese momento los árabes eran politeístas y fetichistas.
Fue la última religión creada y hoy cuenta con 400 millones de fieles.
Es monoteista, es decir se cree en un sólo dios: Alá.
Se caracteriza por haber conseguido un fuerte arraigo nacionalesta y étnico, llegando hasta el fanatismo.
No es una  mezcla de judaísmo y cristianismo, sino que posee características propias de una nueva religión.
 
Características del Islamismo
  • Se adora una piedra negra (Kaaba) protegida con un manto negro que se encuentra en la Meca.
  • Alá es su único Dios.
  • Todo fiel debe ir una vez en la vida a la Meca y dar tres vueltas alrededor de la pidra sagrada.
  • Su libro sagrado es el Corán.
  • Todos los días se deben dar lavatorios con agua.
  • Se deben dar reverencias mirando hacia la Meca.
  • La limosna y el ayuno son obligatorios.
  • El buen musulmán debe abstenerse de beber licor y comer carne de cerdo.
  • El creyente debe ser circuncidado.
  • No puede tener más de cuatro mujeres.
  • No puede adorar ninguna  imagen u objeto. 
EL JUDAISMO
 
El judaísmo es la más antigua de las religiones monoteístas  de difusión universal y la fuente de todas ellas (cristianismo e islamismo); fue anticipada al patriarca Abraham y revelada por Dios a Moisés en el monte Sinaí. Pero entenderlo como un fenómeno estrictamente  religioso sería insuficiente, pues, además de lo teológico y lo ritual se manifiesta en unos determinados comportamientos tanto individuales como sociales y culturales no menos que en la adhesión a unas creencias.
 
Es esencial en la fe judía la creencia en un solo Dios creador, cuya unidad es indivisible, inmaterial y por ello irrepresentable; eterno, y por ello inmortal; infinito, y por ello inabarcable por la mente humana. Los hombres están dotados de libertada para elegir entre el bien y el mal y reciben el premio o castigo que merecen por su elección. El Dios del judaísmo se manifiesta en el mundo y en la historia: en el mundo, al regirlo con su providencia mediante la renovación continua de su obra de creación; y en la historia, al haber elegido a Israel como su pueblo para servirle y dar testimonio de él en la tierra, elección que se sella en un pacto por el cual Israel recibe la Torá y acepta la responsabilidad de cumplirla.
 La fuente de la doctrina judía es la revelación divina contenida en la Torá, nombre hebreo del Pentateuco, que por extensión se refiere a todo el contenido del judaísmo: las Escrituras, su tradición oral y la interpretación inspirada de las mismas.
 
 
La torá es también guia y norma de vida. El estudio y la erudición en la ley y no alcanzan su objetivo si no van acompañados por la práctica, que lejos de limitarse a lo litúrgico o cultural, halla su expresión en la totalidad de la vida de un judío. Los 613 preceptos , se refieren a los deberes del hombre para con Dios, para con el prójimo y para consigo mismo, y rigen la totalidad de la vida de un judío, desde que amanece hasta que se acuesta, desde que nace hasta que muere y desde los más triviales actos cotidianos hasta las más sacralizadas actuaciones litúrgicas.
 
El rabino es el experto conocedor de la Torá, que además ha obtenido la titulación para ejercer como tal. Su función consiste en ordenar el culto, velar por el cumplimiento de los preceptos y enseñar, interpretar,  aplicar y siempre estudiar la Torá. Puede ocupar el cargo  de dirigente espiritual de una sinagoga, de una comunidad o de un conjunto de ellas; pero con independencia del cargo que ejerza, su autoridad vendrá determinada por razones de jerarquía centralizada, sino por el prestigio que le dé su saber y reconocimiento de éste en el seno de la sociedad judía. El cumplimiento de los preceptos no está limitado a un lugar específico. De muchos el lugar propio es el hogar y es en ellos donde el judaísmo tradicional ha sido decisivo el papel de la mujer, especialmente en lo relativo a las complejas leyes de pureza alimentaria. Mientras estuvo en pie, el Templo de Jerusalén era el lugar en donde se celebraban las fiestas, tras su destrucción fueron los hogares judíos y las comunidades las que heredaron su papel. Los rabinos subrayaron la santidad de la casa: la mesa se convirtió en el altar y el padre en el sacerdote que daba gracias a Dios en las celebraciones.
La sinagoga; las oraciones:
 
 
El lugar habitual de culto es la sinagoga que junto con el templo es la institución más importante del judaísmo,
La sinagoga es el centro de oración, de estudio y de enseñanza, además de ser centro comunal y lugar de reunión para tratar todo tipo de asuntos relacionados con la vida comunitaria.
El servicio religioso se ha mantenido sin cambios básicos a lo largo de sus 2.500 años de historia.
En la sinagoga se celebran los rezos comunitarios tres veces al  día (al anochecer, amanecer y mediodía), en presencia de mínimo diez varones mayores de trece años.
La oración se convirtió en el sustituto de los sacrificios.
Las oraciones,  de alabanza y súplica a Dios, son todas en hebreo con algunos fragmentos en arameo.
Durante el rezo los varones se cubren la cabeza con cualquier sombrero, cubrecabezas o solideo y se cubren con el taled o manto de oración de forma rectangular hecho habitualmente en lana blanca con franjas azules o negras, que se pone encima de la ropa; de sus cuatro ángulos penden unos flecos blancos. Además para el rezo deben ponerse en la frente y en el brazo izquierdo las filaterias, sendos estuchitos de cuero que contienen pergaminos con textos manuscritos de la Semá.
 
Fiestas y conmemoraciones:
Las festividades del judaísmo tienen una doble significación religiosa e histórica; algunas conservan además la memoria de la primitiva organización agrícola propia de la sociedad en que nacieron.
 
 El sábado o sabat:
Día más importante instituido en el judaísmo, que recuerda cada semana el reposo divino del séptimo día. Paralelamente al descanso de Dios en su obra de creación, así también ha de cesar el hombre en su obra de transformación de la naturaleza, tal como encender fuego, manejar máquinas, transportar objetos, caminar más de determinada distancia etc... a no ser de que medie la necesidad de violar el descanso para salvar una vida o atender a un enfermo.
 
LAS ALTAS FIESTAS
 Los festivales o festividades del año judío se celebran, como el sábado, con la abstención de la labor creativa. Adicionalmente, cada festividad lleva consigo un tema particular. Entre los más conocidos están los Días Austeros de Rosh Hashana y Yom Kippur. Rosh Hashana, la festividad del año nuevo, se celebra durante dos días. Junto con la celebración de la majestad y potencia de Dios, viene el tema de la fragilidad del hombre. Como tal, este día santo es parte integrante de la estación penitencial que se extiende hasta Yom Kippur. Lo más importante en el Rosh Hashana es la obligación de escuchar el sonido del Shofar, o sea el cuerno de carnero que simboliza el sacrificio que hizo Abraham en reemplazo de su hijo Isaac (Gen 22). El sonido del shofar se considera también como un llamado para despertar el alma de modo que se arrepienta de sus transgresiones.
 
Yom Kippur, o Día de la Expiación, sigue a Rosh Hashana, diez días más tarde, la víspera se llama Kol Nidre. Los conceptos básicos de este día son: el arrepentimiento, la confesión de los pecados y el regreso al camino que Dios nos ha mos­trado. Todo este día se pasa en la Sinagoga ayunando y orando el perdón de Dios por las culpas en que se haya incurrido contra El. Las culpas por nuestras acciones contra otros hombres sólo pueden ser perdonadas por aquel que ha sido ofendido y que ha perdonado al culpable. Este día termina con una llamada final del Shofar

 

FIESTAS DE PEREGRINACIÓN:
Existen tres Festividades de Peregrinación (Shalosh Regalim) en el calendario judío. En estos días sagrados todo Israel acostumbraba subir al Monte del Templo, en Jerusalem, mientras que aún se conservaba en pie el santuario central. Cada uno de estos gozosos festivales celebra eventos de la historia de Israel y también señala las estaciones del calendario agrícola en la Tierra de Israel.

  

El festival de la Pascua  conmemora la libertad de Israel del yugo de la servidumbre en Egipto. Originalmente se celebraba con el sacrificio pascual. Actualmente la parte central de la Pascua es la recitación de la Haggada durante la comida familiar . Este festival convoca a Israel para que tome conciencia de la importancia de la libertad en la vida de todos los hombres y en la de su propia nación. Era al mismo tiempo el festival de la cosecha de la cebada. Para simbolizar estas dos ideas, se consume pan ácimo y se prohíben los alimentos que contengan levadura durante todo el festival, que dura una semana en Israel y ocho días en la Diáspora.

 

La Pascua es seguida por un período de treinta y tres días durante los cuales se observan momentos de duelo. Conforme a la tradición, este período recuerda a los estudiantes del Rabi Akiba, quienes murieron a causa de una plaga durante la Rebelión de Bar Kojba (132-135 d.e.C). No se celebran matrimonios durante este tiempo, ni el cabello debe ser cortado.

 

Shavuot fue originalmente el festival de los primeros frutos, coincidiendo con la cosecha del trigo. Toma su nombre («Semanas») del hecho de que tiene lugar siete semanas después de la Pascua. Dentro de la tradición rabínica es también el festival que conmemora la entrega de la Tora en el Monte Sinaí. Se celebra durante un día en Israel y durante dos días en la Diáspora.

 

El festival otoñal de la cosecha de la uva (SUCOT) es el más colorido. Los judíos deben habitar en chozas durante esta semana, como símbolo de los cobertizos en que hubieran de dormir los Hijos de Israel durante el tiempo de su peregrinación luego del Éxodo de Egipto. La rama de palma y la sidra  junto con el mirlo y el sauce, son el símbolo de la bendición de Dios y de la esperanza de lluvia abundante durante el año por llegar. El séptimo día para concluir la época del arrepentimiento es Hoshana Raba, se recitan plegarias especiales y los fieles acostumbran dar vuelta a la mesa de lectura en la Sinagoga por siete veces. El octavo día es Shemini Atzeret, cuando se reza por abundantes lluvias, seguido de Simjat Tora, cuando el ciclo anual de lecturas de la Tora se completa y se da comienzo a su lectura de nuevo con rondas de cantos y danzas en la Sinagoga.

 

JANUKA Y PURIM:

 

Januka y Purim son dos festivales gozosos. Januka exige el encendido diario de la Menorá, durante 8 días, para simbolizar la victoria judía sobre los helenistas y sus aliados, los judíos asimilados durante la Revuelta Macabea de 168-165 a.e.c. Purim conmemora la victoria judía sobre el antisemita persa Haman. El Rollo (Meguilá) de Esther se lee en la noche y en la mañana. Se dan regalos a los pobres y hay un intercambio de dulces y masas entre los parientes y amigos. Como en todos los festivales se consumen alimentos especiales de festividad.

 

DÍAS DE AYUNO:

 

Eventos trágicos de la historia judía están conmemorados por una serie de días de ayuno. Estos días se refieren a la destrucción del Primero y Segundo Templo y a la consiguiente pérdida de autonomía judía en la Tierra de Israel. El más importante es el Noveno de Av (TISHA BEAV). En este día se recitan endechas o cantos fúnebres por la destrucción de ambos templos en el 586 a.e.C. y el 70 e.c. y por varias otras tragedias que han asolado al pueblo judío durante la historia.

  

 

NUEVAS CONMEMORACIONES:

 

Recientemente se han incorporado, por parte de muchos judíos, algunos hechos conmemorativos. Yom Hashoa conmemora la destrucción de la judería europea durante el Holocausto. Yom Haatzmaut es el día de la Independencia de Israel. Yom Yerushalaim celebra la reunificación de la ciudad sagrada de Jerusalem en 1967. Mientras que estos días deben aún desarrollar una tradición litúrgica distintiva, es claro que repercuten en la conciencia religiosa del pueblo judío.

 

EL CICLO VITAL
 

El ciclo vital del judío está también rodeado por varios rituales antiguos. Un recién nacido es recibido dentro de la comunidad por medio de una ceremonia especial. A los niños se les efectúan la circuncisión ritual (Berit Mila) a la edad de ocho días, lo que les da el ingreso al Pacto de Abraham. A las niñas se les da el nombre hebreo en la Sinagoga en el momento de la lectura de la Tora.

 

A la edad de 12 años y un día para las niñas, de 13 años y un día para los niños (Bat Bar Mitzva) se alcanza la mayoría de edad religiosa, lo que conlleva la obligación de cumplir con todos los mandamientos de la Tora, tal como los adultos. Este evento va señalado a menudo, especialmente en los tiempos modernos, por una ceremonia y una fiesta o comida festiva.

 

El matrimonio y la procreación se consideran mandamientos positivos. La Ley también fija la ceremonia doble, primero el compromiso y luego la boda. Los dos están unidos por el intercambio de argollas y por la lectura del contrato matrimonial (Ketuba) que garantiza la seguridad económica y legal de la esposa dentro del matrimonio y en el evento de un divorcio. La Halajá gobierna la conducta sexual de los cónyuges. Puesto que es un mandamiento positivo crear una familia, se requiere asimismo que los padres den a los niños una educación judía y la preparación para un futuro trabajo.

  

El divorcio es permitido, aunque es visto como casi una tragedia. Debe ser llevado a cabo en una Corte Rabínica en presencia de testigos y por medio de un documento apropiado (Guet) que libera a la mujer para casarse de nuevo. A partir de la Edad Media, casi todas las comunidades judías han insistido en la monogamia

 

La Ley también gobierna la última etapa humana en este mundo. Se exige el entierro dentro de los tres días de la muerte, como muestra de respeto. Es costumbre elogiar a los muertos. El cuerpo es lavado, vestido y sepultado mientras se recitan los salmos, y los parientes cercanos hacen luto durante siete días (Shiva), con algunos rituales menores del luto continúan por treinta días más (Sheloshim). Adicionalmente hay ciertas restricciones que deben observarse durante todo el año siguiente. El judaísmo opina que los deudos deben demostrar respeto por el fallecido recitando la plegaria del Kaddish durante once meses. Durante el aniversario anual de la muerte (Yahrzeit), los deudos recitan el Kaddish en la Sinagoga y hacen contribuciones de caridad en memoria de su familiar y amigo.

 

 
 
HINDUISMO
 
La triple manifestación del Dios supremo, conocido como la trinidad hinduista (Trimurti), son Brahma, Visnú y Siva, creador, conservador y destructor respectivamente. Aunque estos son los dioses principales, el panteón hindú cuenta con la increíble cifra de 330 millones de dioses. Cada dios posee múltiples avatares. Un avatar es una reencarnación del dios sobre la tierra.

El hinduismo no tiene fundador, carece de ritos  y tampoco posee una jerarquía religiosa. El hinduismo es hereditario, esto quiere decir que no te puedes convertir al hinduismo; sólo puedes ser hindú si has nacido hindú.

Uno de los pilares fundamentales del hinduismo es la creencia en la reencarnación, que está muy ligada al sistema de castas. Según la doctrina de la reencarnación, cada ser humano que muere se reencarna en otro, ya sea humano o animal, y este ciclo se repite eternamente. Si alguien se reencarna en una persona perteneciente a un casta inferior o a un intocable es debido a que su comportamiento (karma) no fue bueno en su vida anterior. Y como no es posible recordar las vidas anteriores, los hindúes aceptan su suerte resignadamente sin siquiera pensar en revelarse, puesto que ellos creen ser los únicos responsables de su precaria situación.

Siendo la vida terrenal un valle de lágrimas, el objetivo a conseguir es librarse del samsara (la rueda de las reencarnaciones) y alcanzar el nirvana, objetivo que sólo alcanzan algunos privilegiados. Son, los sadus, ascetas y santones que consagran su vida a alcanzar dicha meta. Las herramientas de las que se valen para conseguirlo son la meditación, el yoga, el ayuno y la mortificación del cuerpo. Muchos de estos sadus renuncian a toda posesión de bienes materiales y viven como eremitas sin contacto con la sociedad. Se les reconoce porque visten telas de color naranja, aunque algunos van completamente desnudos, y es frecuente que lleven el cuerpo cubierto de ceniza. Las torturas físicas que se infligen no están encaminadas, como en la religión cristiana, a expiar sus culpas (el concepto de pecado, como lo entedemos los cristianos, no existe), sino que es un medio para alcanzar poderes sobrenaturales e incluso para elevarse a la categoría de dios. Así podemos encontrar en la India ascetas que llevan años de pie sin sentarse jamás -ni siquiera para dormir-, u otros que, al contrario, permanecen indefinidamente sentados en la misma posición. También es frecuente que no busquen cobijo ante los rigores del clima (lluvias monzónicas, frío invernal, calor tórrido en el verano),  que soportan con tan sólo unos harapos como única vestimenta. La recompensa, como dijimos anteriormente, es la adquisición de poderes sobrenaturales. Son conocidas las proezas de algunos: pasar semanas enterrados bajo tierra, tenderse sobre camas de afilados pinchos, sobrevivir a la picadura de serpientes venenosas o evitar cualquier clase de enfermedad. En realidad, se dice que pueden poner fin a su vida cuando lo deseen e incluso a algunos, que han desaparecido sin dejar rastro, se les atribuye la capacidad de disociar los átomos que componen la materia

Las creencias hindúes

Samsara: Proceso de nacimiento y renacimiento que se repite vida tras vida en las sucesivas reencarnaciones. Supone un ciclo de vida ininterrumpido: nacimiento-muerte-renacimiento.

 

Brahma: El objetivo principal de las reencarnaciones es conseguir la purificación a lo largo de las sucesivas vidas. La purificación permite al hombre liberarse del ciclo y formar parte de la realidad última eterna: el Brahma, que a su vez es el origen de toda la creación.

 

Karma: Cuando muere una persona, su alma renace en otro cuerpo, sea éste humano o animal. La forma y condición particular, placentera o no, de renacimiento es el resultado del karma, ley por la cual las consecuencias de las acciones dentro de una vida se tienen en cuenta para la siguiente, e influyen en el carácter de quien ha sido reencarnado.

 

Moksha: El proceso de reencarnación finaliza cuando el hindú alcanza la meta espiritual última, el moksha, que es la liberación definitiva del ciclo samsara, la liberación de todas las ataduras terrenales y el retorno al descanso eterno de la divinidad.

 

Los cuatro objetivos de la vida

El hinduismo tradicional afirma que deben alcanzarse cuatro objetivos en la vida:

1. Dharma: el cumplimiento de los deberes impuestos a cada uno en función de su situación en la vida; se consigue a través de la amabilidad, la verdad, la ayuda a los vecinos, el amor a la humanidad y el sacrificio por el pueblo.

2. Artha: la consecución de la prosperidad material y la búsqueda de la legitimación del éxito.

3. Kama: el disfrute del placer legítimo.

4. Moksha: liberación definitiva de las ataduras de este mundo. 

 

 

  • Prácticas de Adoración                                        

  • Hay una adoración dentro de los hogares que se realiza de manera regular y sistemática; y hay una adoración que se realiza en momentos especiales para fines especiales. Hay grupos que se encargan de la adoración a diferentes dioses: y de distintos cultos: vaishnavas, shivaistas, shaktas, y otros. El ritual varia según la casta y las normas védicas y tántricas, además varían según las diferentes partes del país. Las distintas fiestas se ordenan en el calendario hindú, que como el occidental posee 12 meses.

    Podemos nombrar varias prácticas generales:

    PUJA: Es un culto de devoción a una o varias divinidades en varios templos, donde se les realizan ofrendas, cánticos y balanceo de lámparas de aceite.

    REZOS: se reza tres veces al día ciñéndose un cordón considerado como sagrado en el hombro izquierdo, que va hasta la cadera derecha. Todo rezo empieza y termina con la sagrada palabra OM.

    HOLI: Es la fiesta del amor y la primavera, que se lleva a cabo entre febrero y marzo. En esta festividad a los transeúntes se les lanza agua que puede ser perfumada algunas veces.

    PONGAL: Es un festejo en el que se ofrece arroz a las divinidades y se rocía a las vacas.

    Existen también ritos privados llamados Samkaras (Sacramentos), existen 12 principales cuyo objetivo es la purificación y consagración. Entre ellos está la iniciación, el nacimiento, el matrimonio y la muerte.

    Baños en el Ganges: Ritualmente en sus aguas se bañan cada año millones de hindúes, sobre todo en los melas (enormes concentraciones) en días considerados propicios.

    Función del Hombre

    Estos son considerados jefes religiosos, venerados y admirados tales como:

    1) Guru - es el maestro personal que ilustra a los discípulos en el conocimiento espiritual que se ha transmitido de generación en generación de forma oral.

    2) Samnyasin - personas que llevan una vida de ascetismo. Hombre que ha renunciado al mundo y se mantiene tan alejado de él como puede, siguiendo una disciplina ritual definida, para conseguir la comunicación con Dios.

    3) Swami - es un miembro ya iniciado dentro de una orden religiosa, por lo que se haya sujeto a los votos de pobreza, castidad y obediencias al orden.

    4) Yogi - aquel que sigue cualquiera de las disciplinas del Yoga.

    F) Función de la Mujer

    A diferencia de la tradición judeocristiana, en el hinduismo la mujer no es creada de una parte del hombre, sino que el absoluto se dividiría en dos, formando lo que los griegos llamaría MONADA y lo que los chinos llaman TAO, una dualidad manifestada en dos polos; por ejemplo en el hombre: el sexo masculino y el femenino. Es por esta razón que las deidades aparecen en parejas, lo que muestra su dualidad, por ejemplo Visnú y Laksmi; Shiva y Pravati.

    Las mujeres ocupan una posición secundaria en la familia y en la sociedad. Una vez privadas de la infancia, y lanzadas a la edad adulta de forma brutal, las mujeres realizan las tareas más duras y que presentan mayor riesgo para la salud; las responsabilidades de la reproducción, la división sexual del trabajo; la escasez de educación y capacitación, dificultan el acceso al trabajo asalariado de las mujeres restringiendo sus posibilidades de trabajo al mercado informal, en condiciones de inferioridad, a la prostitución, y al resto de trabajos que la sociedad no quiere asumir.

     

    EL BUDISMO

    La palabra "budismo" viene de la palabra "budi" que significa "despertar", y por ello el budismo es la filosofía del despertar.

    El budismo es la Religión fundada en el noreste de la India a partir de las enseñanzas y doctrinas impartidas durante los siglos VI y V a.C. por Siddhartha Gautama, más conocido como Buda o El Iluminado. 

    Pese a que en sus orígenes surgió como un movimiento monástico dentro de la tradición brahmánica dominante en aquel tiempo, el budismo se desarrolló pronto en otro sentido y adquirió características propias. Buda no sólo rechazaba algunos aspectos muy importantes de la filosofía del hinduismo, sino que también desafió la autoridad de sus líderes, no aceptó la validez de las escrituras védicas y se manifestó en contra del culto sacrificial basado en dichos textos. Además, Buda abrió su movimiento a personas de todas las castas, rechazando abiertamente la idea de que los asuntos espirituales de las personas estuvieran determinados por la clase social en la que nacen.

    En la actualidad, el budismo está dividido en dos grandes escuelas: el budismo Theravada (Enseñanza de los Ancianos) y el budismo Mahayana (Gran Vehículo). Los seguidores de la rama Mahayana se refieren en forma despectiva a los de la rama Theravada usando el nombre de Hinayana o Pequeño Vehículo.
    El budismo ha tenido una influencia muy importante no sólo en la India, sino también en países como Sri Lanka, Tailandia, Camboya, Birmania y Laos, donde la rama predominante es la Theravada. Por su parte, la rama Mahayana ha tenido una especial influencia en China, Japón, la isla de Taiwan, Tíbet, Nepal, Mongolia, Corea y Vietnam, así como en la India. Se estima que el número de miembros de la religión budista que hay en el mundo oscila entre los 150 y los 300 millones. La razón por la que existe una diferencia tan grande en esta estimación se debe a dos causas: en gran parte de Asia la afiliación religiosa tiende a no ser exclusiva; y resulta especialmente difícil poder estimar la influencia del budismo en países como China.

    El budismo, como la mayoría de las grandes religiones, ha ido evolucionando a través de los siglos y hasta hace un siglo era practicado exclusivamente en el Asia, pero hoy despierta interés y adeptos en el mundo entero.


    Vida de Buda

    No hubo una biografía completa de la vida de Buda sino hasta siglos después de su muerte. En las primeras fuentes de información sólo se pueden encontrar algunos episodios fragmentarios de su vida. Sin embargo, los estudiosos occidentales generalmente están de acuerdo en señalar que Buda nació en el año 563 a.C.

    Siddhartha Gautama, Buda, hijo del soberano de un pequeño reino, nació en Kapilavastu, cerca de la actual frontera entre India y Nepal. Según cuenta la leyenda, al nacer, los sabios de la zona vieron en él los signos de que llegaría a ser un gran hombre: quizás un gran sabio o el gobernante de un imperio.

    El príncipe Sidharta Gautama disfrutaba de los placeres que su padre, el rey, disponía para él. Los súbditos del pequeño villorio eran bellos y saludables. La comida, la música y el descanso eran abundantes. Sidharta no conocía el sufrimiento.Pero el inquieto joven ayudado por uno de sus sirvientes se escapó un día y cruzó los altos muros del colosal palacio. Allí se encontró de sopetón con la vejez, la enfermedad y la muerte. Profundamente conmovido, decidió buscar el camino hacia la felicidad humana.

    A los 29 años, dejó a su esposa e hijo y se internó en el bosque para aprender de maestros espirituales. Regaló sus elegantes atuendos a un mendigo y se convirtió en asceta. Pero, con su experiencia profunda lograba sobrepasar a cada maestro que conocía, aunque así y todo, no encontraba la respuesta a su inquietud de cómo eliminar el sufrimiento.

     

    Durante seis años Sidharta meditó y meditó. Ayunaba rigurosamente, casi a punto de morir de inanición. Hasta que un día meditando bajo un árbol divisó un maestro de cítara que navegaba río a bajo enseñandole a su discípulo con estas palabras: "Para que el sonido sea óptimo, las cuerdas no deben estar ni tan flojas que no suene, ni tan tirantes que se corten". Entonces Sidharta decidió dejar a los ascetas comprendiendo realmente cuál sería la dirección de su meditación: el camino medio. Así fue como un día, bajo el árbol Bodhi, vivió una profunda experiencia con la cual se alejó su ignorancia y entendió la lógica de la existencia -La Iluminación-. Desde ese momento fue llamado "El Buda" o "El Despierto". Sidharta Gautama, "El Despierto".
    Se dedicó a recorrer distintos lugares, predicando y congregando a un grupo de discípulos, formando con ellos una comunidad monástica que recibió el nombre de sangha. Consagró el resto de su vida a la enseñanza. Viajó durante 45 años a lo largo de la India enseñando su experiencia liberadora. Su compasión y paciencia fueron legendarias y tuvo miles de discípulos. A los ochenta años, viejo y enfermo, pero  feliz y en paz, murió.
     
    Buda transmitía sus enseñanzas de forma oral, por lo que al morir no dejó ningún testimonio escrito de sus ideas y pensamientos. De ello se encargaron más tarde sus discípulos.
    Buda no es un dios, nunca dijo serlo. Ni un dios, ni hijo de algún dios. Tampoco dijo ser algún enviado de un dios, ni profeta. Fue un hombre común perfectamente iluminado, Sólo enseñó su experiencia y nos instó a seguir su ejemplo. De acuerdo a sus enseñanzas y su experiencia, cualquiera de nosotros también podría llegar a ser como Buda.
     
     
    Una estatua de Buda con sus manos descansando gentilmente y su sonrisa amorosa nos conmueve y nos insta a desarrollar paz y amor.



    Las Cuatro Nobles Verdades
    Los elementos centrales en los que se basaba la Iluminación de Buda estaban condicionados por la realización de las denominadas Cuatro Nobles Verdades:

     1.  La vida es sufrimiento. Esta afirmación va más allá del simple reconocimiento de la existencia del sufrimiento en la vida, y se refiere más bien a que la existencia humana es intrínsecamente dolorosa desde el momento del nacimiento hasta el de la muerte. Más aún, este sufrimiento ni siquiera desaparece con la muerte, ya que Buda incluyó en sus enseñanzas la idea hindú de que la vida es cíclica, por lo que la muerte simplemente precede a una nueva reencarnación.

    2.  La causa de este sufrimiento radica en el hecho de que el hombre desconoce la naturaleza de la realidad, y por ello siente ansiedad, tiene apego a las cosas materiales y mucha codicia. Estos defectos provocan su sufrimiento.

    3. Se puede poner fin al sufrimiento si el hombre logra superar su ignorancia e ir más allá de las ataduras mundanas.

    4. El camino para dar fin al sufrimiento es la Óctuple Senda (o Camino de las Ocho Etapas), que consiste en tener:

    •  Una adecuada visión de las cosas.
    •  Buenas intenciones.
    •  Un modo de expresión correcto,
    •  Realizar buenas acciones,
    • Tener un modo de vida adecuado,
    • Esforzarse de forma positiva,
    • Tener buenos pensamientos y
    • Dedicarse a la contemplación del modo adecuado.
    • Generalmente, estos últimos ocho puntos se dividen en tres categorías que conforman el pilar central del budismo: moral, sabiduría y concentración.

     

     

    ¿Es el budismo una filosofía?

    La palabra filosofía se compone de dos conceptos "filo" y "sofía", los que significan "amor" y "sabiduría". La filosofía es el amor a la sabiduría o amor y sabiduría. Ambas describen al budismo perfectamente.

     

    El budismo enseña que debemos desarrollar nuestra capacidad intelectual hasta que podamos comprender nuestro universo claramente. También nos estimula a entregar amor y bondad a todos los seres, sin distinción. Así el budismo es una filosofía, pero no sólo una simple filosofía, es la filosofía suprema.
     

      

    ¿Los budistas adoran ídolos?

    No. Una estatua de Buda rememora la dimensión humana de las enseñanzas budistas. Nos recuerda que nosotros podemos liberarnos del sufrimiento al igual que Buda, encontrando la felicidad en nosotros mismos.
     
    Las imágenes de Buda nos mantiene en mente esa preciosa oportunidad de trascender el sufrimiento y alcanzar la felicidad duradera.
     

    Sí, el Buda murió, pero 2.500 años después de que compartiera su conocimiento  y enseñara con su ejemplo, él inspira a muchas personas y sus palabras aún cambian vidas. Sólo un Buda tiene tal poder siglos después de su muerte.

     

     

    EL CRISTIANISMO

    El cristianismo es una religión monoteísta de orígenes semíticos que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano, y que resucitó tres días después de su muerte.

     

    Sus inicios datan de la primera mitad del Siglo I de la Era Cristiana. (Ya desde el siglo XX, algunos estudiosos no toman como fecha incontrovertible el año 33 d.C. para la muerte de Jesucristo. Sugieren que hay un desfase de 4 a 8 años entre el inicio del cómputo de la Era cristiana y la fecha precisa del nacimiento de Jesús de Nazaret, llamado Cristo .[]Y en adición a esto, no hay clara certeza ni consenso entre estos autores de que éste haya muerto a la edad de 33 años, tal como algunos textos bíblicos parecen mostrar.

    En sus primeras décadas, el cristianismo era considerado como una doctrina sectaria más entre las tradiciones judías e israelitas, al igual que otros cuerpos de ideas y creencias de esa parte del mundo.

     Desde que el cristianismo se convirtió en la religión oficial del Imperio romano en el sigl IV, ha influido de manera significativa en la cultura occidental y en muchas otras. Según un estudio que lleva como fecha el año 2005, habría más de 2.100 millones de cristianos,o cerca de un tercio de la población mundial, siendo la religión con más seguidores del mundo.

    La palabra "cristianismo" proviene del griego christianós, cristiano, la cual a su vez proviene del nombre propio  Christós, Cristo, traducción del hebreo "Mesías" que significa "Ungido". El origen del término se indica en el libro de Hechos de los Apóstoles.

    El criterio generador para basar las creencias se encuentra en la Iglesia, la cual comenzó cuando Jesucristo fundó el cristianismo con la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, ungiendo a los apóstoles a los 50 días de haber ascendido a reinar desde la derecha de Dios Padre.

    Aunque existen enormes diferencias en las creencias entre unos cristianos y otros, la mayoría de las cuales basadas en diferentes interpretaciones de los mensajes bíblicos, aun así es posible plantear afirmaciones generales que describen las doctrinas de una gran mayoría, entre las que destacan: la pasión, muerte y resurrección de Cristo,

    • Jesucristo es el Mesías (o Cristo) descrito en el Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. Las corrientes principales del cristianismo aseguran que es completamente Dios (o divino) y completamente humano.
    • La Trinidad, esto es, que Dios es un ser único y eterno que existe como tres personas eternas, distintas e indivisibles: Padre, Hijo ( encarnado en la persona de Jesucristo), y el Espíritu Santo.
    • La salvación, mediante conversión y perdón de los pecados, y la victoria sobre todas las consecuencias del pecado. Esta salvación es otorgada por la gracia de Dios y fue conseguida por Jesucristo en su crucifixión y su posterior resurrección, mediante la cual se obtiene la vida eterna.
    • La ascensión de Jesucristo al cielo, la instauración del Reino de Dios o del señorío de Jesucristo y su Segunda Venida.
    • La "Resurrección General", en la cual las personas que han muerto junto con los que se encontraren vivos para ese momento se levantarán de la muerte al final del tiempo, para ser juzgadas por Jesucristo.

    No todos los cristianos han aceptado completamente estos estatutos de fe.

    Escrituras

    Existe dentro del cristianismo una agrupación de libros en lo que se conoce como Biblia, que contiene textos sagrados para su consideración y obediencia. Las distintas denominaciones cristianas varían en cuanto a la forma de traducción e interpretación de dichas escrituras.

    Textos

    Virtualmente todas las iglesias cristianas aceptan la autoridad de la Biblia, lo cual incluye el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.

    Otra fuente doctrinal importante son la Tradición apostólica (especialmente para la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa), los concilios y los credos.

    Prácticas

    En líneas generales, Jesucristo es para los cristianos el Hijo de Dios, por lo que sus prácticas se orientan hacia su relación con Dios, de la cual se desprenden sus actividades típicas.

    Dentro de las prácticas ortodoxas y católicas, destacan especialmente siete sacramentos:

    • Bautismo, signo iniciático de introducción al cristianismo. (Bautismo en el Jordán por Juan Bautista).
    • Confirmación, signo que ratifica la fe en Jesucristo.
    • Eucaristía, signo litúrgico de la iglesia católica. (Última Cena).
    • Penitencia, signo de perdón, arrepentimiento de los pecados.
    • Orden Sacerdotal, por el que se inician los sacerdotes. (Lavatorio de pies).
    • Matrimonio, celebración de la unión de un hombre y una mujer ante Dios y la comunidad.
    • Unción de los enfermos, signo de asistencia al enfermo.

     

    Festividades

    Católicos, cristianos orientales y cerca de la mitad de los protestantes siguen un calendario litúrgico con varias festividades.

    Incluso cristianos que no siguen una tradición litúrgica se les puede ver celebrando Navidad y Pascua, aunque existen desacuerdo en cuanto a las fechas de celebración. Unas cuantas iglesias objetan el reconocimiento de festividades especiales, pero no obstante afirman los eventos que se celebran en las festividades. En esta materia, la encarnación y resurrección de Cristo se celebra en los servicios de cada iglesia.

    Una antigua tradición en el cristianismo (probablemente inspirada en la tradición judía) y practicada por Jesús durante su vida, era el ayuno. El catolicismo distingue entre "ayuno" (que consiste en no hacer ciertos días sino una comida y abstenerse de algunos manjares) y "abstinencia" (ninguna carne roja). El período de ayuno más conocido es la cuaresma. En la actualidad, la iglesia católica ha ido sustituyendo esta práctica por un ayuno que implica el privarse de algo deseable como ofrenda a Dios. Cerca de la mitad de los protestantes carecen de la tradición del ayuno. En iglesias evangélicas , el ayuno se practica frecuentemente, muchos de los cuales lo llevan a cabo con abstinencia total de alimentos durante un lapso de tiempo, ingiriendo solamente agua.

    Símbolos

    El símbolo cristiano originario es el símbolo de un pez o Ichthys (del griego Ichthys). Se dice que esta palabra proviene del acrónimo I (Iesous), Ch (Christos), Th (Theou), Y (Hyos, la "h" el signo diacrítico en griego), S (Soter), o "Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador", y que fue utilizado por los cristianos primitivos, al igual que el ancla.

    El símbolo más conocido del cristianismo es sin duda la cruz, la cual apareció como símbolo una vez que Jesús fue asesinado en ella, y sobre la que existen una gran variedad de formas. Algunos afirman que la cruz es el primer logo exitoso a nivel mundial.  Varias denominaciones tienden a favorecer cruces distintivas: el crucifijo para los católicos -dentro del cual diversas órdenes religiosas también incluyen variantes para identificarse, como la Tau franciscana o la Cruz de Calatrava de los Dominicos-, la cruz ortodoxa para los ortodoxos, una cruz sin adornos para los protestantes. Sin embargo, no es una regla utilizar una u otra cruz. Constantino I el Grande utilizó también el Crismón para identificarse con el cristianismo, este último está formado por las primeras dos letras griegas del nombre "Cristo".

    A través de su historia, el cristianismo ha pasado por numerosas divisiones generando diversos grupos con creencias y tradiciones propias que varían de acuerdo a la cultura y el lugar. Estas amplias divisiones, a su vez, no son homogéneas. Por el contrario, algunas ramas poseen amplios desacuerdos y en otros casos la división omite simpatías existentes. Desde la Reforma, el cristianismo se representa normalmente como dividido en tres ramas principales, Católicos, Ortodoxos y Protestantes , pero históricamente existen muchas más.
     
     
     
     
    SECTAS CRISTIANAS
     
     

    IGLESIA ORTODOXA: Nace en las comunidades cristianas del este del imperio Bizantino.

    Sus principios doctrinales se fundamentan en la Biblia y la tradición.

    Gran parte  de la teología y los ritos de la iglesia de oriental se relacionan con los de la católica. Al igual que en la iglesia de occidental, los ortodoxos reverencian a los santos y reconocen los siete sacramentos. En contraste con la católica, la ortodoxa oriental no mantiene el celibato sacerdotal. La liturgia es siempre cantada y no se celebra todos los días y pueden confirmar los sacerdotes y los obispos. Aceptan la doctrina de la transubstanciación. Las iglesias ortodoxas son muy conservadoras y se adhieren a las definiciones dogmáticas establecidas como válidas desde la antigüedad. No existe un sumo episcopado e incluso el patriarca ecuménico de Constantinopla sólo ocupa un sitio honorífico.

    Se calcula que el número global de fieles que la constituyen está entre los 85 y 90 millones de fieles.

     

     

    IGLESIAS REFORMADAS: Comunidades religiosas que provienen de la acción reformista de Zuinglio y de Calvino. Se extienden por Suiza, Francia, Países Bajos, parte de Alemania, Escocia, Hungría, Sudáfrica y América del Norte. La gran mayoría de estas comunidades se encuentran reunidas en la Alianza Reformada Mundial, fundada en 1947.

    Se inició a favor de la renovación de la Iglesia Católica y creó nuevas iglesias independientes de Roma. Se originó por la descomposición de los principios de la Edad Media  y entre sus causas están: 1) La corrupción y desprestigio del papado, que lo llevaron a perder su autoridad, Las grandes diferencias que había entre el clero superior y el inferior. 2) El desarrollo de la mística agustiniana 3) La mayor divulgación de la Biblia por la aparición de la imprenta. 4) Los esfuerzos de reyes y príncipes por ampliar sus dominios sobre la Iglesia y 5) la decadencia de la teología eclesiástica, proporcionada por la crítica histórica.

    Las iglesias reformadas suprimieron la confesión auricular, el uso del latín en la liturgia, el celibato de los sacerdotes, la sumisión al Papa y se propuso la libre interpretación de la Biblia, lo que permitió la creación de multitud de sectas.

     

     

    IGLESIA ANGLICANA: Se originó por una colisión entre la corona inglesa y el papado.

    La ruptura se presentó durante el reinado de Enrique VIII, cuando este se convirtió en suprema autoridad temporal. El motivo inmediato fue la negativa del Papa Clemente VII a anular el primer matrimonio de Enrique con Catalina de Aragón. Bajo la orientación de Thomás Cranmer, el Parlamento decretó una ley que declaraba nulo el matrimonio. Al mismo tiempo, se proclamó válido el contraído con Ana Bolena y se estableció la independencia administrativa y espiritual de la Iglesia anglicana con respecto a la de Roma. Se abandonó el culto de las imágenes y se permitió el matrimonio del clero.

     

    IGLESIA LUTERANA: Nace con Martín Lucero, monje agustino alemán, iniciador de la Reforma Protestante y traductor de la Biblia al alemán. Fue excomulgado por el Papa León X por haber atacado la escolástica y sus tesis.

    Su doctrina puede resumirse así: el pecado corrompe intrínsecamente la naturaleza humana, incapacitándolo para el bien; así, el pecado no es destruido en nosotros, simplemente se echa un velo encima. La justificación del ser cristiano está dada por el abandono y la fe en Cristo y su palabra, que se nos presenta en la Biblia. De los sacramentos, Lucero conserva el bautismo, la penitencia y la cena. La iglesia es la comunidad de los creyentes y es más invisible que visible, de tal modo, no existen intermediarios entre Dios y el hombre. La única fuente de la verdad divina es la Biblia, interpretada individualmente. Niega las indulgencias, el purgatorio, el culto a los santos y los sufragios para los difuntos.

     

     

    Comments