anuncios‎ > ‎MemoriA + ImaginaT‎ > ‎

2 Sena 2 & ReVivir

Q&A Preguntas y Respuestas ReVivir losMayores.com en el Senado

La señora PRESIDENTA: Muchísimas gracias, señor Alvarez.
A continuación se abre un turno de portavoces. Por el Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra el Senador Chivite.
 

« Arcadia feliz »

El señor CHIVITE CORNAGO: Gracias, señora Presidenta.
Señor Alvarez, le doy la bienvenida a esta Comisión, tanto a nivel personal, como por la presentación de su portal. 

Del conjunto de su exposición este Senador se ha quedado con tres ideas básicas:
  • La primera de ellas es la de que «Losmayores.com» nace con vocación de ser un servicio generalizado para un colectivo cada vez mayor en nuestro país y físicamente mejor dotado para ocupar el tiempo en cuestiones que sirvan tanto para su propia realización personal como para el conjunto de ciudadanos y ciudadanas. 
  • El segundo elemento estaría constituido por el concepto de red integrada. Es decir, el portal constituye el punto de referencia de una red que abarca más allá de las páginas de las asociaciones hasta las páginas «web» de los individuos que así lo deseen.
  • Y el tercer concepto sería el de la orientación del portal al servicio de cuestiones vinculadas a las necesidades o demandas de todo este colectivo.


Visto así, gracias precisamente a esa herramienta que nos proporcionan las nuevas tecnologías y que es la pantalla que tenemos enfrente, pudiera parecer que estamos ante algo similar al Paraíso o a la «Arcadia feliz».

Sin embargo, señor Alvarez, y aunque no puedo por menos que compartir en nombre de mi grupo, no sólo la exposición que ha realizado, sino los objetivos y ambiciones que se persiguen, quisiera formularle una serie de preguntas. 
  1. ¿Realmente es esto posible? Si esa posibilidad existe, 
  2. ¿en cuánto tiempo creen ustedes que sería operativa?
  3.  ¿Va a llegar al conjunto de ciudadanas y ciudadanos jubilados de este país?

 A continuación expondré los elementos que, a nuestro juicio, y siendo ambiciosos respecto de la meta final, son limitativos en su desarrollo, pues considero que existen ciertos factores que retardan el proceso de implantación de este plan virtual dirigido a ese sector de la población.
  • El primero de ellos es el hecho de que aquellas personas que ahora tienen 80 años, y a quienes también va dirigido este portal, tienen todavía carencias debido a su formación, fruto de un pasado que desgraciadamente les tocó vivir, y no están familiarizados con este tipo de instrumentos, de herramientas o tecnología. Por tanto, es preciso realizar una labor pedagógica, un cambio de cultura dentro de la propia convicción intelectual, del hábito o costumbre de una gran parte de ese colectivo de jubilados. No obstante, todos somos conscientes de que esa banda es cada vez más reducida en beneficio de quienes pueden haber tenido la suerte de disfrutar de una formación básica diferente. ¿Cómo ejercemos esa labor pedagógica para familiarizar a estas personas con las nuevas tecnologías? 
  • En segundo lugar, quisiera saber cómo se puede financiar todo esto.
Usted ha hablado de los patrocinios de las empresas. Supongo que habrá unos criterios objetivos de selección. Puesto que estamos en red, estamos hablando de que la vinculación está desde el individuo que en su casa coloca una página web hasta las propias asociaciones de distinto tipo que existen en nuestro país vinculadas a los problemas de los mayores. 

¿Cómo resolvemos, no el bucle de conexión, sino el nudo gordiano con el que nos encontramos? Usted, que es un experto en telecomunicaciones, sabe perfectamente por su vida laboral la enorme diferencia que existe en cuanto a la accesibilidad real de un usuario de una población en el ámbito rural, de una población en el ámbito urbano, entre conexiones por las líneas «track», conexiones por las UMTS, si es que algún día llegan; conoce las limitaciones que en estos momentos existen en muchas ciudades y en muchas poblaciones, incluso para las conexiones ADSL; conoce las limitaciones que los costes de conexión y tarifarios suponen para economías de los mayores. Es decir, hay toda una serie de factores que si no impiden su uso --que no lo hacen-- sí son elementos que limitan y retrasan lo que en cualquier caso debiera ser lo contrario en una sociedad en cambio constante, pero sobre todo en cambio acelerado, porque, si no, nunca llegaremos.

Creo que estamos hablando de un sistema nuevo de relaciones humanas, Hay algo que sí que me encantó de su exposición. Dijo que esto no sustituye a las personas. El objetivo es ayudar a las personas a relacionarse más y mejor y en algunos casos de otra manera, pero la relación humana con una persona que se tenga enfrente nunca será sustituida por la que se puede mantener con una máquina a través de una videoconferencia.

Algo que no oí en su exposición y que no me ha quedado suficientemente claro es lo referente a la interactividad en toda la red que, como referencia, pudiera tener el portal que nos ha presentado.
Por lo tanto, concepto de servicio compartido, multiservicio diríamos nosotros, porque ésta es una herramienta que puede ir no sólo desde la formación básica para quien no la posea sino desde la formación reglada para quien quiera perfeccionarlo, sino desde la formación continua para quien quiera mantenerse al día en su formación, hasta cuestiones relacionadas con la salud. 

Ayer leía una noticia en mi tierra, Navarra, en la cual el Consejero de Salud anunciaba, como casi siempre se hacen estas cosas, a página entera, con foto preciosa, etcétera, que los usuarios de la salud en Navarra ya no íbamos a tener que ir al médico porque, a través de la red, nos iban a mandar los resultados de la analítica, el diagnóstico e incluso el tratamiento. ¡Pues qué quiere que le diga! Yo no soy tan mayor, estoy en la madurez y avanzando hacia ahí.
Pero en cualquier caso, me seguirá dando más confianza que mi médico de cabecera o mi médico especialista me dediquen aunque sólo sean cinco minutos. Hay cuestiones en las que, por mucho que queramos vender, las grandes potencialidades de esta herramienta no van a ser sustitutivas de lo que ha sido su dinámica específica. Pero hablamos de teleasistencia, que no hemos desarrollado, y no sólo de teleasistencia en materia sanitaria, que también, como en el caso de una urgencia, estamos hablando de teleasistencia en cuestiones de ámbito social. Es decir, de cómo va a vincular esta red con quienes tienen la responsabilidad legal de atender a los mayores en su ámbito económico, en el de la vivienda. Nos decía que esto también iba a las viviendas de los ciudadanos de más edad, de los mayores. No digo que no haya viviendas adaptadas, pero deseo saber cuál es en estos momentos la proporción de las viviendas, donde residan mayores, que tengan capacidad para recibir la infraestructura básica del equipamiento y el acceso a la red. Digo esto porque, por mucho que nos empeñemos, lo que sí es cierto es que seguimos estando a la cola de Europa en cuanto a conexiones. Cuando le hablo de cuál es el salto cualitativo, me gustaría oír qué papel desempeñan las administraciones públicas, desde el Gobierno central, hasta las Comunidades Autónomas y los respectivos ayuntamientos, en todo este gran programa, qué financiación pública entiende que sería necesaria para superar en estos momentos las barreras con las que nos encontramos, tanto en infraestructura como en equipamientos o en disponibilidad de renta familiar, para dedicar a esta nueva relación humana. ¿Qué cantidad habría que establecer a la hora de hacer la evaluación? En la definición está bien; en la planificación, creo que está perfecta; en la programación ya encuentro alguna laguna; y sobre la presupuestación no he oído ninguna palabra. Por lo tanto, usted, que fue un gran técnico de una empresa muy importante y que, como nos ha dicho, pasó por toda esa escala, sabe perfectamente que, además, después
 

de la presupuestación llega la ejecución, llega la evaluación y, en este caso de las nuevas tecnologías, precisamente por la rapidez del cambio, tendría que llegar la adaptación permanente. Y todavía encuentro que, viendo esa «Arcadia feliz», yo me quedaba maravillado. Seguramente, cuando hoy vuelva a mi pueblo, que es un pueblecito pequeño en Navarra, quizá el «shock» emocional cuando vaya a casa de mis abuelos me impacte bastante.
Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senador Chivite.
Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra la Senadora Delgado.

La señora DELGADO GARCIA: Gracias, señora Presidenta.
En nombre del Grupo Parlamentario Popular quiero también saludar al señor Alvarez.

La verdad es que la curiosidad fue tan grande que accedí a la página web, y ese día, en ese pequeño apartado en el que se habla de un viaje, tuve la grata sorpresa de ver que la excursión iba precisamente al balneario de Solán de Cabras, en Cuenca. Me imagino que serán muchos los sitios que les sugieren para ir, pero me agradó la idea de que un sitio tan escondido y perdido en la sierra de Cuenca fuese visitado y conocido por la asociación que usted dirige.

También quiero felicitarle porque me enteré de que habían recibido el Premio del Club Senior por su presencia en Internet dedicado a los mayores. Usted no lo ha dicho por modestia, pero lo cierto es que le felicito por ese reconocimiento y ese premio.

Al oírle explicar su proyecto de página web, y después de los días que estuve navegando por ella, pienso que experiencias como esta nos demuestran que Internet es una ventana al mundo para todas las personas, pero quizá lo sea de manera especial para los mayores. Desde la ventana de un ordenador se puede acceder a lugares que a lo mejor muchas veces uno no podría ni soñar ni imaginar y que esta herramienta les va a permitir a ellos viajar, conocer y formarse. Cuando usted estaba comentando los objetivos que se pretendían de formar y de proporcionar esa motivación y esa ilusión por vivir a estas personas, me acordaba de una frase del profesor Aranguren cuando afirmaba que esta es una etapa para la realización personal y social, y creo que es muy importante que las personas mayores tengan conciencia de ello. Y digo esto porque todavía a veces, en algunos ámbitos, se oyen estereotipos negativos sobre esta edad, y he podido ver que, a través de su página, de su asociación y de lo que usted nos ha comentado aquí, lo que están proporcionando es ese espíritu positivo, esa realización personal, y que quizás esta pueda ser una etapa en la que, como usted ha dicho muy bien, con la libertad y con el tiempo disponible se puede gozar de cosas a las que, a lo mejor, durante la vida laboral no pudimos llegar y a las que tuvimos que renunciar.
Usted ha hablado también de la formación cultural y de cómo llegar a estos mayores. Precisamente Andre Lemieux señalaba la importancia de educar a las personas mayores y no solamente para aprender y comprenderse a sí mismas, sino precisamente para entender la evolución del mundo que les rodea. Creo que esto es lo que se está llegando a conseguir con el acceso a las nuevas tecnologías de estas personas.
Es cierto que cuando he consultado la página no se hace mención al mundo de los discapacitados --a lo mejor está en alguna parte y no lo llegué a ver--, que puede afectar a cualquier edad, pero muchas veces las personas mayores tienen algún tipo de afección que les lleva a una situación de discapacidad. Por esta razón, me gustaría saber si ustedes lo contemplan o hay algún apartado dirigido a estas personas. Incluso hay unos casilleros donde dan a conocer las noticias más de actualidad y he echado en falta, a lo mejor ya lo han puesto días atrás, una referencia a esta primera conferencia europea sobre nuevas tecnologías y discapacidad, que se celebró los días 6 y 7 de febrero, con la Presidencia española en la Unión Europea, y donde el objetivo era precisamente evitar esta infomarginalidad o infoexclusión con proyectos y programas dedicados a estar personas. Corríjame usted porque, a lo mejor, apareció en su momento y cuando yo accedí no lo vi, pero es interesante que ellos lo conozcan.
Ha mencionado que tienen que hacer sesiones presenciales porque algunas personas no conocen el manejo de las nuevas tecnologías. 

Precisamente en este momento en que estamos aquí, se está celebrando un acto muy importante en el que se presenta por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Secretaría de Telecomunicaciones el Proyecto Internet para todos. Ese proyecto es, efectivamente, una campaña de movilización social y va dirigido especialmente a aquellos colectivos que tienen más dificultades y, por lo tanto, ofrecerles una oportunidad para incorporarse a las nuevas tecnologías. Me imagino que ustedes habrán tenido contacto con el Ministerio, bien directamente o a través del interlocutor del Ceoma. También sé que está previsto mantener contactos con centros colaboradores y, entre ellos, centros de la tercera edad.
Quisiera saber si en esa línea han tenido algún contacto, o si tienen previsto establecer esos contactos a través de su propia página web y de esa red de asociaciones que han ido creando, que me ha parecido muy interesante, formando a personas mayores como monitores que, a su vez, pueden participar en estas sesiones presenciales, incluso a través de la red, para poder ir haciendo una cadena con el fin de que muchas más personas puedan acceder a estas nuevas tecnologías. No se trata tanto del acceso simple, puro y duro a las nuevas tecnologías como herramienta, sino del acceso a esa ventana o portal que mencionaba al principio, que abre la comunicación para estar al día y en contacto, con todo el enriquecimiento que supone participar en el portal que ustedes dirigen, «Losmayores.com».
Existen otras páginas, a lo mejor no como la suya que agrupa asociaciones, sino con alguna entidad, otras organizaciones, o alguna ONG, y quisiera preguntarle si entre ustedes mantienen algún contacto o puesta en común. Como tampoco son muchas páginas, al menos las que yo localicé, me gustaría saber si de alguna manera existe un trabajo común
 dedicado a los mayores. 

Por otra parte, ustedes ofertan gran cantidad de datos, aclaraciones desde el punto de vista legal, sugerencias, porque efectivamente el abanico es muy amplio --
  • me ha llamado mucho la atención el canal de los nietos-- y abarca todo el entorno de nuestros mayores.
  • También me llamó mucho la atención la página dedicada a las fobias, a lo mejor por deformación profesional y ser psicóloga, que me pareció muy bien hecha y muy interesante porque se ahuyentaban fantasmas que todo el mundo puede tener, pero que a veces a estas edades pueden crear problemas, incluso de soledad. 
Entonces, me pregunté a quién tienen detrás como colaboradores, si son ustedes mismos, puesto que habrá personas especializadas en varias áreas, o si cuentan con la ayuda de alguien que pueda dar respuesta y, además, de una manera tan técnica, como pude comprobar en algunas de las cuestiones que planteaban. Por otro lado, no encontré nada sobre comercio electrónico --aunque pude perder algún link--, incluso como información. Usted sabe que en esta Comisión hace unos meses terminamos un estudio monográfico sobre el comercio electrónico, y me gustaría saber si en su portal ha habido sugerencias, preguntas, o si en algún momento ha habido inquietud sobre este tema.

Quiero mencionar un punto que se ha tratado en la Comisión esta mañana, porque es cierto que hay que seguir avanzando y estamos en ello. 

De hecho, hoy se está inaugurando este Internet para todos y, como he dicho antes, durante la Presidencia española de la Unión Europea se ha avanzado en el trabajo para los discapacitados. 

Pero también es cierto que hay que tener muy en cuenta que, aunque siempre hay que seguir mejorando, en estos momentos en el contexto de que nuestros mayores puedan disfrutar de las nuevas tecnologías, 

  • se ha producido un aumento en la penetración de Internet dentro de los hogares españoles. Yo quiero aportar aquí algunas cifras que son importantes, puesto que el 25 por ciento de los hogares españoles tienen conexión a Internet frente al 37,7 de la media comunitaria. Es cierto que todavía estamos por debajo de la media comunitaria, pero también es cierto que el punto de partida, como todos sabemos, fue a unos niveles muy bajos. No olvidemos que desde 1996 España contaba con uno de los mercados de telecomunicaciones más cerrados y monopolísticos de la Unión Europea, con uno de los precios de servicios de telecomunicaciones más caros de toda Europa, y con un enorme déficit en infraestructuras y servicios, con lo cual el camino ha sido largo para andar. 
  • Entonces, en estos momentos tenemos que avanzar más deprisa que Europa, por eso en España el número de hogares conectados a Internet se ha multiplicado por cuatro desde hace dos años, mientras que en la Unión Europea la media es de tres.
  • En este sentido, el esfuerzo que se está haciendo por parte del Gobierno se traduce en 
que cuantos más hogares haya conectados a Internet, más posibilidad de que todas las personas de la familia, especialmente las mayores, puedan tener acceso. Es cierto que hay que hacer una reflexión respecto a estas cifras, porque cuando hablamos de hogares en España hemos de pensar que por estadística éstos cuentan con mayor número de personas que, por ejemplo, los hogares de los países nórdicos. Es decir, en España en una casa hay más personas que la media de otro país, con lo cual cuando se habla del 25 por ciento o de la multiplicación por cuatro en los hogares españoles, supone que en cada casa un número alto de personas tienen opción a conectarse a Internet.
Para terminar, al hilo de las líneas track que se han mencionado hoy aquí 
--supongo que usted lo habrá leído, pero si no, le sugiero que lo haga--, el 26 de febrero de este año la Ministra de Ciencia y Tecnología compareció en una Comisión Especial sobre la Situación de las Poblaciones de Montaña. Yo que procedo de una provincia como es Cuenca, donde la zona rural es muy importante porque tenemos muchos pueblos en la zona de sierra y con dificultades, la verdad es que la comparecencia de la Ministra nos llenó de esperanza, pues en estos momentos y bajo Presidencia española en la Unión Europea, se ha aprobado el denominado Paquete Telecom, donde se incluye el marco regulador de las comunicaciones electrónicas y la necesidad de ampliar algo muy importante y que no estaba: el concepto de servicio universal incluyendo en él Internet, que no estaba incluido y podremos tenerlo dentro de los servicios universales. Yo le sugiero que si no lo ha leído lo lea.
Precisamente la Ministra habla del compromiso de subsanar esas deficiencias en un plazo no superior a dos años, e incluso de algunas alternativas tales como sistemas radioeléctricos digitales capaces de ofrecer estos accesos. Me imagino que usted, como ingeniero y especialista en esta materia, será consciente de que ésta podría ser una alternativa importante.

Señor Alvarez, esperando que el proyecto de Internet que hoy se nos presenta suponga que las personas mayores puedan acceder fácilmente a ese portal y asimismo a otros que se puedan crear, le transmito mi felicitación por su exposición y mis mejores deseos para que sigan ustedes avanzando en esta línea que me parece algo extraordinario.
Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, Senadora Delgado.
Para contestar a los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, tiene la palabra el señor Alvarez.

El señor ALVAREZ RODRIGUEZ (Presidente del Portal Losmayores.com): Muchas gracias por sus palabras de felicitación a mi exposición, señoría. Si me lo permiten, voy a ser absolutamente transparente, claro, sincero y franco con ustedes en todo lo que voy a decir porque, como señalaba el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, una cosa es el idealismo y otra tener los pies en el suelo.
Empezaré por decir que cuando me vino la idea de hacer algo en relación con esto, indudablemente la primera pregunta que yo mismo me hice fue:
¿Pero adónde vas? Quizá por mi experiencia profesional, por mi formación o por la razón que sea, me gustan determinados retos, y ante determinadas situaciones mi interrogante es siempre la misma: ¿Lo dejo o voy a por ello? Quiero decir que todos los factores retardantes de que su señoría hablaba son ciertos y los conocemos. Tenemos conciencia plena de todos ellos y de algunos más, pero personalmente me ha parecido,
 

como ya dije al principio de mi exposición, que merece la pena intentar hacer este esfuerzo.
Es evidente que el proyecto no es de varita mágica, pero ante todas las dificultades que iban surgiendo relacionadas con recursos, financiación, organización, extensión, limitaciones geográficas, nuestro propósito ha sido el siguiente: vamos a por ello, avancemos en ello. Porque, como también he dicho, el portal debe tener siempre un desarrollo continuado, eso sí, a un determinado ritmo. Eso refleja que hemos tenido consciencia de que el tema es muy complicado, muy complejo, muy costoso, que implica mucho trabajo y a muchas personas y debe irse realizando poco a poco. No podemos pretender que se haga de inmediato.
Por otra parte, creo que somos los propios mayores quienes tenemos que ir creando a nuestra vez otros núcleos de mayores y ayudando a otros que no tienen precisamente las mismas condiciones favorables que nosotros. Con esto quiero que decir que si los mayores que contamos con más ventajas llegamos a alcanzar un progreso, es decir, llegamos a darnos cuenta de lo útil que nos es personalmente el uso de estas tecnologías y también nuestras propias aportaciones a la sociedad, esos nuevos núcleos de mayores pueden ser los que ayuden a generar en otros núcleos menos favorecidos, con más limitaciones, ese mismo movimiento con vistas al progreso. En algunas informaciones que yo mismo he estructurado --que hoy no les presento por limitación de tiempo-- menciono enunciados orientados, no ya a resolver sino a demostrar que tenemos una conciencia clara a propósito de estos temas. Cuando hablamos, por ejemplo, de fomentar la vida de las asociaciones, hay que buscar caminos de financiación para conseguir el equipo necesario, encontrar facilidades de conexión con las operadoras en buenas condiciones económicas y de calidad, crear equipos de monitores que salgan de las propias asociaciones y, por supuesto, establecer una programación para la extensión progresiva de este plan a todas las asociaciones y campos.
Cuando hablamos del acercamiento de la red a los asociados, en el caso de núcleos menos dotados de tecnología esto podría resolverse creando centros en pueblos que recojan a otros mayores de pueblos de alrededor parcelando de este modo el problema, digámoslo así. En lo que se refiere a cosas imprescindibles que aún tenemos pendientes, podría mencionarles varias: movilización de proveedores de equipos para disponer de los mismos en condiciones interesantes para los mayores; movilización de las operadoras para disponer de condiciones económicas interesantes, como acabo de decir; movilización de los sistemas financieros para conseguir condiciones interesantes en importe y en tiempo.
Voy a intentar hacer ahora un repaso más puntual a los comentarios que ha hecho su señoría. Es indudable que las personas que tienen ya 80 años tienen mayores dificultades para entrar en estas cuestiones, pero nuestra opinión a este respecto es que, salvo excepciones, a las personas de esta edad hay cosas que aún les emocionan y les mueven. Por eso, hay una serie de cosas que se les pueden brindar. Por ejemplo, puede haber un mayor que tenga un hijo en Méjico que desde hace mucho tiempo no le manda a su padre una foto de su nieta. Pues bien, para poder tener esa foto de su nieta el mayor tendrá que preguntarse: ¿Y qué tengo que hacer yo para que me la mande mi hijo? --y no estoy hablando ahora de tecnologías sino del valor que tiene para ese abuelo la foto de su nieta--. Por otra parte, a ese mayor le cuesta comunicarse con su hijo porque siempre está trabajando, pero si tiene su correo electrónico le puede decir: mándame la foto de mi nieta que ya está bien. Y repito que los mayores nos movemos especialmente por emociones. Luego hay que buscar el punto que emociona, el que le llena a esa persona para encontrar el camino correcto, que puede ser o no Internet.
Pero en esto hay que hacer un matiz muy importante. Cuando estoy trabajando con mayores --por cierto, no sabemos concretamente qué edad se tiene cuando hablamos de mayores; creo que cada uno tenemos una sensibilidad intuitiva a este respecto--, decía que cuando estoy trabajando con mayores una de las cosas que más me satisfacen es la sensación que tengo de que estamos haciendo una serie de cosas sin el menor egoísmo. Esto lo pienso por una razón, porque todo lo que nosotros consigamos mejorar o establecer en la sociedad, y más concretamente en la vida de los mayores, vamos a disfrutarlo muy poquito los que ya somos mayores, pero desde este mismo momento podemos tener ya la satisfacción de que las generaciones venideras, gracias a nuestro esfuerzo, se van a encontrar con algo mejor. Es posible que este avance en las nuevas tecnologías del que estamos hablando muchos no llegarán a verlo porque es lento, pero las generaciones que ya estamos más acostumbradas a todo esto vamos a tener la satisfacción, como digo, de haberles hecho más accesible el camino.
Respecto a las conexiones de accesibilidad, sin duda es una cuestión en la que hay que implicar a las operadoras. Por eso he dicho al terminar mi intervención que en mi opinión se trata de un proyecto de interés social que quienes debemos enunciarlo, proclamarlo y promoverlo somos los mayores a través de una correcta exposición para conseguir la oportuna respuesta de las operadoras, de los generadores de equipo, las empresas de salud, de servicios, residencias, instituciones, del Gobierno y de todos los estamentos. Creo que lo importante es llegar a que todos los que podemos tener una pequeña parte de actuación en este proyecto tomemos conciencia de ello y digamos: este trocito lo voy a hacer yo. Estoy convencido de que quienes debemos buscar ese movimiento somos los mayores.
Los mayores no podemos estar en esa tesitura, y en nuestras reuniones a veces lo digo. Vamos a ver si dejamos de enunciar frases como «hay que hacer», «hay que conseguir»; no, vamos a remangarnos y vamos a ver cómo los mayores podemos hacer algo que se encamine a ese logro. Luego, somos los mayores los que tenemos que buscar los caminos de financiación, la colaboración de las empresas --por presiones--, convenciendo a las operadoras de que no se pueden tener determinados tipos de tarifas. Por ejemplo, se habla de las dificultades de la instalación en las viviendas, e indudablemente es un factor retardante, como otras muchas cosas; no en todas las viviendas existe acomodo, pero un portátil no abulta nada, aunque tiene un costo distinto que el de los ordenadores convencionales.
Pero es que además es posible que eso sea lo que le resuelva el tema al mayor; tenemos que jugar con un abanico enorme de posibilidades.


En cuanto a financiación, diría --y es una respuesta común a las dos intervenciones-- que basta con que cuente cuál es nuestra vida, qué colaboradores, qué equipo tenemos. Ayer leía la noticia de que en los seis últimos meses ha habido dos millones y medio de empresas.com que han desaparecido, y yo me decía: nosotros no; pese a todos los factores retardantes, nosotros no; nosotros estamos ahí, manteniendo el tipo. No hemos conseguido ciertas cosas, y no echo la culpa a nadie de no haberlo conseguido, pero es nuestra imaginación la que tiene que encontrar el camino correcto: profundizando en la concepción del proyecto, en la temática del problema, aunque la idea siga siendo la misma. Tenemos que ser nosotros quienes encontremos la imaginación para llegar a cada uno de los que tienen que colaborar. También he dicho antes que Losmayores.com no puede ser una ONG que sólo funcione a través de subvenciones. Sí es verdad que necesitamos un motor de arranque, y ahí es donde buscamos el apoyo formal, el apoyo oficial de la subvención, pero con el compromiso de no ser, en absoluto, un sumidero de recursos.
Tampoco queremos convertirnos en el gran negocio de Internet, pero sí creo que tenemos la obligación de generar ingresos para que el proyecto sea autosuficiente. Si no lo conseguimos, no podremos avanzar en la línea de sus preguntas; nos habremos limitado a llegar al entorno fácil, y no es ésa la misión de este proyecto; la misión es, como decía, llegar a todos. Hay sitios a los que es más difícil acceder, pero no podemos pararnos. Por ello, en lo que respecta a la financiación, nuestra idea es buscar la financiación que nos permita arrancar y, al mismo tiempo, buscar la financiación procedente del patrocinio de empresas que, lógicamente, deberían estar implicadas en el tema y que, a la larga, podrán generar también sus retornos dentro del proyecto.
En lo que se refiere a la interactividad, más que provocarla nosotros, tiene que estar abierta, y concebida por ejemplo como un embrión, como la sección «Cuéntanoslo», donde se produce la presencia de los visitantes, pero esta interactividad la tenemos que cuidar mucho, porque las intervenciones en los chat se disparan. Por eso hay que ordenarla, y esa ordenación de la interactividad creo que nace de la propia formación que los visitantes van adquiriendo.
Termino con tres conceptos: programación, ejecución y financiación. La programación indudablemente va a ir acompasada a la financiación, a los recursos que se consigan. Tenemos la conciencia clara de que éste es un proyecto para muchos años, hasta que tengamos formados a todos los mayores con la tranquilidad de que primero van a la asociación, allí tienen su ciberespacio, allí charlan, y la propia asociación les ayuda a familiarizarse con el tema, y cuando eso ya está conseguido el propio mayor se plantea tener en casa ese servicio. Pero no podemos pretender convencer inicialmente al mayor de que tenga su ordenador en casa; tenemos que plantear primero la necesidad.
No puedo decir que ya tenemos establecida una programación, por una razón muy sencilla: porque está asociada directamente a los recursos. En este momento estamos terminando la redacción de una primera etapa del proyecto, en la que avanzaremos acciones concretas para los tres próximos años; abordaremos las subvenciones y también las peticiones concretas a empresas. Por tanto, ese paraíso que decíamos va a tener ahora una primera etapa. Naturalmente, podrían ustedes preguntarme: ¿cómo no lo tienen antes? Contestaré a eso cuando dé respuesta a la pregunta de la portavoz del Grupo Parlamentario Popular sobre los colaboradores.
En cuanto a formación, el concepto es amplísimo. Por ello, un portal que pretendiera ser el mejor, sería muy ambicioso. Nosotros nos conformamos con abordar la formación directa que puede llevar a los usuarios, a los visitantes, a nuestros mayores a este conocimiento. Pero sí entiendo que es nuestro compromiso conseguir tener las referencias de las mejores oportunidades de formación. Por ejemplo, si un mayor quiere conocer si existe algún programa determinado en una universidad, se planteará dónde lo busca, y lo que queremos conseguir con el Portal Losmayores.com es ser el punto de referencia; habrá cosas que estén y otras que no, pero quizá alguna de ellas le sirva a ese mayor para saber que ese programa que busca existe, y eso acompasado con formación «on line», y sobre todo teniendo en cuenta que Losmayores.com siempre debemos dar mensajes positivos. El concepto de formación y cultura permanentes para los mayores es el mensaje más positivo que podemos dar.
No sé si he contestado a todas las preguntas formuladas por el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista...

Mostrando 0 elementos
Columna nova
Ordenar 
 
Columna nova
Mostrando 0 elementos
ĉ
Andreu Campanario,
14 abr. 2010 6:06
Comments