“Los retos del Derecho Internacional Humanitario, la Cruz Roja y su historia”      

     


INICIO   ATRÁS                   la.mampara@gmail.com                                                                   octubre, 2007. 
 

“Los retos del Derecho Internacional Humanitario, la Cruz Roja y su historia”

CENTRAL INFORMATIVA/Ángeles Rocha Díaz

 

El pasado jueves, 18 de octubre, en el Edificio de Profesores del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, se llevó a cabo la conferencia “Los retos del Derecho Internacional Humanitario, la Cruz Roja y su historia, en el marco de las actividades que realizará a lo largo del semestre la Asociación de estudiantes de la carrera de Relaciones Internacionales, AIRE.

 

La conferencia contó con la presencia del Lic. Adolfo Betenta, Coordinador Regional del Comité Internacional de la Cruz Roja CICR para México, América Central y el Caribe, quien fue la persona encargada de dar a conocer el trabajo que lleva a cabo el CICR, a lo largo de 150 años de ardua labor y compromiso para con la comunidad.

 

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) es una organización imparcial, neutral e independiente, que tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de la guerra y de la violencia interna, así como de prestarles asistencia. La sede del CICR se encuentra en la ciudad suiza de Ginebra, ya que en está fue fundada en el año de 1863.

 

En las situaciones de conflicto, dirige y coordina las actividades internacionales de socorro del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Procura, asimismo, prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho y de los principios humanitarios universales. De acuerdo con esto, el comité ha enfocado sus labores humanitarias en las zonas de: Sudán-Dafur, Irak, Nepal, Yemen, el Sudeste de Asia –tusnami-, Chechenia, Pakistán –Cachemira-.

 

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja engloba a todas las organizaciones relacionadas con estas dos. Entre estas tenemos: Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR); Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR); y las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (187). Los estados partes constituyen 193 países, todos los del mundo, pero son parte únicamente de la Conferencia más no del movimiento.  El CICR es el órgano fundador del Movimiento. Además de desplegar actividades operacionales, es el protector y el guardián del derecho internacional humanitario. Vela también por la aplicación de los Principios Fundamentales. En colaboración con la Federación organiza las reuniones estatutarias del Movimiento.

 

Los Principios Fundamentales corresponden a: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.

 

El Lcdo. Adolfo Betenta nos explicó que la Cruz Roja Internacional no existe jurídicamente, lo que existe es en realidad el Comité Internacional de Cruz Roja. Además, se refirió a la insignia que representa a la Cruz Roja, nos dice que ésta surgió de un homenaje que la delegación alemana hizo al país de los fundadores de este movimiento, es decir, Suiza. En este sentido, lo que se hizo fue invertir los colores de la bandera Suiza.

 

Las actividades que el CICR despliega en favor de las víctimas de conflictos armados externos e internos así como de situaciones de disturbio son:

 

  • Las actividades de la Agencia Central de Búsquedas, que tiene por misión restablecer las relacione familiares entre personas separadas ya sea por ser víctimas o por residir en el área de un conflicto armado.
  • Las visitas a las personas privadas de libertad. En todas las situaciones de conflicto armado o de disturbios, siempre hay personas detenidas o capturadas, sin embargo estas personas, tienen el derecho al respeto de su vida, de su integridad física y de su dignidad. Los delegados del CICR visitan a estas personas para: protegerlas de posibles desapariciones, torturas, malos tratos, y para mejorar las condiciones de su detención.

De darse un conflicto internacional, el CICR está facultado para hacer esto en virtud de los Convenios de Ginebra que les reconoce a los delegados del CICR el derecho de visitar a los prisioneros de guerra y a los internados civiles, el no permitir que los delegados cumplan su misión es una trasgresión al derecho humanitario. Así mismo, el CICR garantiza a las autoridades que no pondrá en conocimiento de la opinión pública nada de lo que sus representantes hayan visto en los lugares de detención.

 

En un conflicto interno, en virtud del artículo 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra se autoriza al CICR a ofrecer sus buenos oficios para visitar a los detenidos:

 

  • Actividades de socorro: suministro de alimentos; construcción y distribución de refugios (tiendas de campaña, ropa, mantas); asistencia agrícola y veterinaria de emergencia.
  • Actividades sanitarias: asistencia a los heridos de guerra (primeros auxilios, evacuación y tratamiento médico y quirúrgico, ortopedia, colocación de aparatos a amputados, talleres de prótesis); apoyo a los servicios sanitarios existentes (medicamentos, equipamientos, organización, formación); agua y saneamiento (pozos, excavación, bombeo, tratamiento, distribución); nutrición (evaluación de una situación de hambre, búsqueda de las causas).
  • La difusión: por medio de esta actividad se da a conocer el derecho internacional humanitario, la labor del Movimiento en general y la del CICR, en particular, los Principios Fundamentales por los que se guían su acción, sus actividades.

 

Podemos decir entonces, que la labor que imparte este organismo es muy grande y está dirigida a los sectores menos favorecidos de la sociedad. El CICR es un claro ejemplo de altruismo en una época en que la solidaridad y la cooperación están siendo desplazadas por concepciones individualistas que buscan satisfacer y sosegar necesidades propias, antes que las colectivas.

 

 INICIO   ATRÁS