¡Lucha libre!

     


INICIO     ATRÁS              la.mampara@gmail.com                                                                         octubre, 2007. 

Escríbenos a

la.mampara@gmail.com

Se enfrentaron a dos de 3 caídas sin límite de tiempo.... ¡Lucha libre!

 

CENTRAL INFORMATIVA/ Ana Cristina García García  

octubre, 2007.  

 

Gracias a la colaboración de Asociaciones y Grupos Estudiantiles (AGE) y la Arena México “Las Estrellas”, el pasado 18 de octubre la comunidad del Campus tuvo la oportunidad de disfrutar por primera vez dentro de las instalaciones del instituto. La exhibición de un deporte que forma parte de la cultura mexicana desde hace más de 70 años, estoy hablando nada más y nada menos que de la lucha libre.

 

Con un despliegue de luces, pirotecnia y sobretodo mucha euforia y afición de la audiencia fueron recibidos luchadores pertenecientes tanto al grupo de los “rudos”, como al grupo de los “técnicos”.

 

Los primeros luchadores en pisar el ring fueron los “minis”, del lado de los rudos estuvieron: “Último Dragoncito”, “Tsuky” y “Shockercito” enfrentándose a los técnicos: “Pequeño Damián 666”, “Pequeño Halloween y “Pequeño Mr. Águila”, ganando la lucha los integrantes de los rudos. Esta lucha logró inyectar al público de energía y prepararlos para las siguientes tres que venían.

 

Una vez entrados en ambiente se llevaron a cabo la segunda y tercera lucha conformada por mujeres, del lado de las rudas: “La Nazi”, “Hiroka” y “Mima Shimoda”. A pesar del apoyo de la afición, terminaron por vencerlas las técnicas: “Marcela”, “Luna Mágica” y “Sahori”. Por otro lado la tercera lucha contó con la participación de “Rey Bucanero”, “La Sombra” y “Máximo” contra “Averno”, “Mephisto” y “Olímpico”.

 

Por último, la lucha estelar fue integrada por “Dr. Wagner” y “Místico” enfrentándose a “Último Guerrero” y “Atlantis”, saliendo victoriosos la primera pareja mencionada. Cabe mencionar que sin dudad alguna, los más ovacionados fueron estos ganadores y supieron aumentar el ambiente que ya tenía el público, esto fue gracias al carisma que tienen y al afecto que en especial Dr. Wagner expresó a la audiencia al momento de decir “Viva el Tec”, ganándose de inmediato la ovación de los asistentes.

 

Sin temor a equivocarme creo que esta fue una experiencia única que la comunidad del Campus vivió (sobretodo me refiero a aquélla que nunca había asistido a este tipo de eventos) y esperamos que se vuelva a presentar la oportunidad de apreciarlo, porque para quienes no habían ido sin duda ya les provocó las ganas de ir a vivirlo en su lugar tradicional o por lo menos se pudo satisfacer esa curiosidad por conocer este deporte tan particular.

 

 
INICIO    ATRÁS