FELIPE FUENTES GARCÍA

 
POESÍA  

 
Felipe Fuentes García nace en Arrabalde (Zamora, España). Es licenciado en Ciencias Matemáticas, y ejerce la docencia como catedrático de Matemáticas en el I.E.S. Dr. Balmis de Alicante, España, donde reside, habiendo escrito varios libros de didáctica de las Matemáticas y de Estadística.
 
Ha pertenecido al consejo de redacción de la revista de creación literaria "El caracol del faro", que ha desarrollado la Asociación del mismo nombre, de la que ha sido cofundador. Ha publicado poemas en varios números de dicha revista y colaborado en el “III Ciclo de Poesía Temática de Alicante-Murcia”.
 
Participa activamente en diferentes foros poético-literarios.
 
Su trabajo poético, en cuanto a la forma, es fiel al ritmo silábico, cultivando igualmente la poesía rimada, sobre todo el soneto, y la poesía libre de rima, pero sujeta a medida. En cuanto al fondo, por lo común, sus temas se adentran  en una reflexión introspectiva existencial como forma de conocimiento. Los autores que han ejercido una mayor influencia en su visión de la poesía son A. Gamoneda y J. A. Valente.
 
 
Bibliografía:
 
En el campo poético literario:
 
Evidencias del paisaje, Gráficas Iruña S.A., Pamplona, 1997.
Reflujo, Fundación Odón Betanzos Palacios, Rociana del Condado (Huelva).
El caracol del faro, Campobell S.L., Murcia, 2003.
El amor y la memoria, Gráficas Antar S. L., Alicante, 2002.
 
Trabaja actualmente en los poemarios Fragmentos de una búsqueda e Íntimo extremo.
 
 
Premios:
 
Primer premio al mejor libro de poemas en el Certamen Nacional “Amantes de Teruel”  (1995)
Primer premio al mejor libro de poemas  en el Certamen Nacional “Amantes de Teruel” (1996)
Primer premio al mejor libro de poemas en el Certamen Nacional “Ángel Martínez Baigorri” (1997).
Primer premio al mejor libro de poemas en el Premio Internacional de Poesía “Odón Betanzos” (2000)
Finalista en el XXIX Premio Mundial "Fernando Rielo de Poesía Mística" (2009)
 
 
Publicaciones en la Web:
 
Algunos de sus artículos literarios o propuestas poéticas pueden leerse en:
 
Canal-literatura:
Revista El fantasma de la glorieta:
http://www.elfantasmadelaglorieta.com/14_sumario.htm
Revista poética EHEU!:
Ha publicado el E-book "Album rural”:
http://ebooksnpoesia.zzl.org/AlbumRural-ebook.pdf
y colaborador en el E-Book Ritmos Íntimos:
http://ebooksnpoesia.zzl.org/Ritmos-intimos-ebook.pdf
 
 
Otros datos de su perfil están recogidos en Wikipedia.
 

 
  
ES FUNDADOR Y ADMINISTRADOR DE LOS FOROS
 
 
 

DIRIGE LA COLECCIÓN
 
 
 
ES EL CREADOR E IMPULSOR DE
 
 
 
ES MIEMBRO DEL CONSEJO DE REDACCIÓN DE 
 
 
 
 
PÁGINAS WEB
 
 
 
 
 
 
 
 ES MIEMBRO DE
 
 
 
 
 

ANGOSTURA

LA LUZ se adelgazaba lentamente
en el hondón del tiempo. Tú
todavía cabías en sus ojos.

Luego su ausencia entera entraba en ti
como nieve en el humo,
como el silencio
en la ahogada latitud del páramo.

Tú hilabas
un vellón de dolor interminable
bajo el oscuro blanco de aquel rostro. Ibas
de rama en rama entre sus párpados
como el ave sedienta de la luz que sostenía
el solo amor en vela de su cuerpo.

 
TIEMPO Y ORTO DE AYER

HUBO un tiempo de luz.
                                        En la bahía
de tu piel de cereza fueron olas
mis manos incesantes, banderolas
orlando en impaciencia el mediodía.

A solas de los dos, fue tuya y mía
—ya en rubores el sol, rolando a solas—
La trenza de mejillas y amapolas
con que se ungió en amor.
                                            Y amanecía.

Tiempo y orto de ayer.
                                     Memoria y llama
hortelanos son hoy de la indulgencia
en el llanto de sed que oscuro clama
por poblar tanta noche, tanta ausencia.

Sed de ti requiriendo a cielo abierto
copos de tu rumor por mi desierto.

 
EL VUELO

RECORREN mis pupilas
los ámbitos profundos
entre lentos abrazos,
------------------------ ---alas,
audaces ondas de alargadas manos frágiles.
De súbito, me yergue,
me arrastra el vuelo hasta la blanca cúspide
del vértigo y, tendido, en abandono
por sus anchas banderas,
bebo el secreto cristalino de la altura.

A los pies del vacío una gaviota
yace en asombro muda,
áptera, ciega, encadenada.
----------------------------------Y yo,
con la voz sofocada de los náufragos,
en silencio, sin pausa, voy muriendo.

 

AGUA HACIA TI

AGUA hacia ti —la sed hasta la hondura—,
arroyo desbocado a tu reclamo,
voy derramando savias como un ramo
ceñido de mi carne a tu cintura.

Vengo desde los surcos de la altura
—turbio de tierra y vuelo— en rudo tramo,
y mi bronco rumor cuando te llamo
es el tosco cincel que te hace oscura.

Por no llegar a ti, sin ti, vacío,
cierne mi abrupto cauce en tu ribera
hasta hacerlo una senda de rocío.

Que, aunque seque la voz tan dura espera,
yo haré del eco ronco de mi río
canto de tu cristal de primavera.


SECRETO DE LLAMA

ESCUCHO en las retamas el quebranto
de los tallos resecos.
Camino entre las sombras.
                                           Como un árbol
la noche se agiganta, y me desnuda
tras el pretil de las almenas frágiles,
un lejano clamor iluminado.
La inmensidad entona su distancia
con el eco de un tiempo detenido,
aquilata su música a un fulgor de retorno.
Y arrecia en mí la noche. Y se despierta
un secreto de llama en el silencio,
un reducto de paz en plenitud de jubilo.
¿Quién arroba mi ausencia en este canto,
quién pulsa estos acordes
que rozan en el alma como un ala
suavísima de pájaro?

Bajo el quebrar de huesos de la breña
palpo un ascua que guarda la armonía
de un indeleble amanecer ungido.
    

MALVA Y GRIS

APENAS queda sed en los varales
de un verano ya muerto. El griterío
de la niñez del verde baja al río
a lavar la memoria de cristales.

Los álamos del tiempo hacen señales
con pañuelos de fronda, graderío
de la luz encaramada al desafío
de la hiedra que nubla los tapiales.

En surcos los silencios desperezan
polvaredas del barro. Tras las eras,
mientras, veladas cúpulas de calma,

los humos blancos de la aldea rezan,
la soledad arrasa las banderas
—malva y gris— de los páramos del alma.