CECILIA ORTIZ

  
POESÍA  
                         

 
 
Cecilia Ortiz. Nací en Buenos Aires, Argentina, o en ese mismo día comencé a tener vivencias de: qué es la vida. Da lo mismo. A partir de allí todo va al encuentro de todo. Mi escritura, la voz de los otros; atreverse. Tal vez es eso lo que me ocurrió aquel 4 de marzo de 1954. Me atreví a ser: ignorada o comprendida. Generadora de poemas o historias de ficción.

 

Docente. Poeta y narradora.  Coordinadora de Talleres escritura.
  
Creadora del grupo literario DE RAÍZ LETRAS - 2006
 
 
Directora propietaria de
 
 
(en soporte papel y en Internet)

 

Cofundadora de la revista
 
 
(2008) 
Staff - Diseño y diagramación - Soporte digital

 

Libros:
 

- En la geografía de mis manos (Poesía),  Editorial Esferas Literarias, 2001 

 
- Doce  poetas argentinos del siglo XXI – Selección Nina Thürler, Ediciones Eleusis, 2005 
 
- Libro secreto (Poemario) Ediciones Literarte, 2007
 
Inéditos:
 
Poemarios:

Memoria del agua- Mi nombre en la tormenta- Canto a la libertad- En silencio- Solsticio de invierno- Vuelo en ciernes

 
Novelas: Paloma (en colaboración con escritora española)

Isla de Lefkas – Nouvelle - Como una moneda.

 
Narrativa:

Juzgarás un hombre - Experiencias por el mundo.

 

Moderadora del grupo "Diálogos de Literatura y Orientación Poética (Grupo Yahoo.ar). Enlace Argentina-Venezuela 2005-2006-2007-2008-2009
 

Colaboradora Revista Poesía- Universidad de Carabobo – Valencia - Venezuela -2004

Colaboradora Biblioteca Fundación Germán Ruiz Pérez- Peñaranda de Braca monte- Salamanca España – Revista Ratón de biblioteca. 2004-2005-2006 http://www.fundaciongsr.es/pdfs/fgsr/raton26.pdf

 

Asistente en representación de Argentina, en el XV Encuentro Internacional: Mujeres Poetas en el País de las Nubes- Región Mixteca, Oaxaca- México, en reconocimiento a obra y trayectoria.  Invitación oficial - Noviembre 2007.

 

Invitada oficialmente a participar al Tercer Encuentro Internacional de mujeres poetas en el Medio del mundo- Ecuador. Marzo/Abril 2008.

 

Mujer destacada en letras, año 2008, por el Honorable Concejo Deliberante de Vicente López (Ref. Expte: 0246/2207- 12 de diciembre de 2008, aprobado en sesión del 18/12/08).

 

Su poema "Canto a la libertad" fue galardonado con el primer lugar en el Primer Certamen de Poesía, Relato y Ensayo “LIBERTADORA MANUELA SÁENZ", promovido por Asociación de Escritoras Contemporáneas del Ecuador. Noviembre 2010.

 

Condecoración al Mérito Literario “LIBERTADORA MANUELA SÁENZ”, otorgado por Asociación de Escritoras Contemporéneas del Ecuador. Noviembre 2010. 

 

 

 


 
 
Miembro del Equipo Editor de la revista literaria
 
 
 
 
 
Responsable Local  de
 
 
 
 
Miembro de
 
 

 
 BLOGS
 
 
Letras libres

 

 
Cecilia Ortiz
 

ALLAS CALLADAS

 

 

Fue en un bosque pétreo donde el cóndor desplegó el instinto

y se hizo vuelo eterno en pliegues memoriosos.
Festivo imperio sobre cumbres
invencibles.
Comprendo el sentido.

Cientos de luceros encendieron un himno

el suelo fue dueño y destino de muchos.

Hombres que siendo niños dispusieron tiempo.

Mujeres con pulso fuerte, empeño entero.

El territorio fue hecho con simiente
verde.
Creció un continente

un metro   cientos de gestos

distintos rostros    credos diferentes.

                 
Un rocío lento mojó los esfuerzos

se removieron escombros con fiebre que no cede

surgieron terruños, montes llenos de bríos.

Lobos y corderos comieron restos de todos los sueños.    

El mundo se hizo estéril

no contiene ni crece.

 
Fue en un bosque pétreo donde el cóndor desplegó el instinto

y el universo vertió un diluvio de peces.

Tiempo corto      

resurrección y muerte.

Me pierdo en un destierro que consume símbolos

sobreviviré

del cóndor heredé el instinto.
 
De: Tiempo de memorias

 

 
  

EN MÍ
 
lo sé ...
aún en el silencio lo sé
en el sendero
        en la mano de una respuesta
        en la hora incierta
 
interrogante
piedad ante el caído en la batalla
        a punta de espada (frenar el impulso)
piedad ante el que llora
en el justo punto de la encrucijada

-el camino avanza sin piedad-
 
silencio quieto
que me lleva              que te trae
         en amapolas rojo intenso
en el canto de la tierra
         que habla por mí
                               en mí
que habla

 

De: Ceremonias en fuga

 

 

ENTRETIEMPO

       

La distancia no inventó

        el tiempo   -todavía-

 

el sol entibia mi piel

        aunque mis manos

                              no lo atrapen

 

la distancia temporal

           no te aleja

 

cuídate de mis ojos

                     (o de mi boca)

        con roles confundidos

                      se acercan

        hasta el mismo borde

                      de los horarios

                             semáforos

                             calendario

                             tiempo

 

        distancia         cero.

 

 

De: Ceremonias en fuga

  

MANANTIAL

 

      

                No hay rendición

                        me cubro de vida

                               (por vivir)

               

                en la mesa comprendí

                        papá contaba de cicatrices

                               (sin lágrimas)

                nunca dejamos de mirarnos

                               -y lo sabe-

                        mamá (eterna) en sonrisa

                        amplia desde su nombre

                        acunaba cansancios

                               (aún lo hace)

 

                vení  - dicen siempre-

                        estamos en tu sangre

                               allí no hay desgarros

                                       (lo sé)

 

                comulgo con el amor

                               y el universo

                        entre sus manos

                        soy  fuente    raza     mujer

                               árbol de estirpe sana.

 

 

                No hay rendición

                me veo

                        como nunca antes.

 

 

 

SIEMBRO 

 

Quiero aprender de las espigas

                               -ritmo del mundo-

a olvidar

la falsa armonía de mis altivos hermanos

¿mi libertad es similar a la de ellos?

 

mis zonas tormentosas vaticinan

                        (ya no creo)

 

Me hiere el sol y la niebla

                        confunde

-debo cazar respuestas verdaderas-

 

¿dónde voy en medio del día que bosteza?

la distancia hace alfabetos

        -la memoria relámpagos-

 

Alguien      (sostiene manos doloridas)

        denuncia ante silencios.

 

Libero la voz

        y siembro a su lado.

 

 

De: Ceremonias en fuga
 
 
CIRCUITO ROJO

 

                        La sangre infinita en círculo de memorias

                    fue acaso el origen de leyes y extravíos.

               Embriagada de ideas

                             libera el aroma salvaje

   símbolo valiente del instinto natural.

               No comprendo su oculto rubor

                   eco indomable

               palabras que iluminan el rostro  que mira al porvenir.

   La sangre infinita transforma el equilibrio

                 voluptuosa

               se declara inocente del pasional mandato

               que delata al cuerpo  y lo domina.

 

               No hay razón

               en la sangre que enmudece

                           habla con el tacto

                                                     cuando no tiene límites.

              Logra más en un minuto

                          que un siglo entero de silencios.

              Sangre pasional

                             que escribe en la piel

              fusiona un rasgo en la línea ondulante

                             del cuerpo distendido.

              Sin tinta deja marcas en el pensamiento

              y se aligera

                             mientras invade el rostro elegido

 

              La sangre infinita

                 hace saltar del cauce al razonamiento

                            y de nada sirve defenderse

              ella avanza     retrocede       sube o baja

              hasta que por fuera de las venas

                              una mano pálida y fría

                                                  la detenga.

 

 

De: Tiempo de memorias