CONOCIMIENTO‎ > ‎

09 | La población y la organización política de España

CONCEPTOS BÁSICOS

DEMOGRAFÍA - NATALIDAD - MORTALIDAD - DENSIDAD -  CRECIMIENTO REAL -  CRECIMIENTO NATURAL - INMIGRACIÓN -EMIGRACIÓN - SALDO MIGRATORIO - TERCIARIZÁCIÓN - ÉXODO RURAL - SUFRAGIO UNIVERSAL - CABILDO - CONSTITUCIÓN
MONARQUÍA PARLAMENTARIA - DIVISIÓN DE PODERES - REFERÉNDUM - ELECCIONES - DIPUTACIÓN - ÁREA METROPOLITANA

 La población de España

La demografía es la ciencia que se ocupa de estudiar la población y sus características. La demografía nos dice como es la población en España.

El crecimiento de la población Española

La población española ha ido creciendo a lo largo de la historia desde la Prehistoria. Hoy tiene yna población de más de 46 millones de habitantes. El crecimineto no ha sido constante. Para medir las variaciones de población se tienen en cuenta dos procesos:
  • El crecimiento natural o vegetativo
  • El crecimiento real

Características de la población española

Para conocer las carcaterísticas de una población se analizan distintas caracteristicas:
  • Según el sexo nacen más hombre que mujeres, pero las mujeres viven más años.
  • Según la edad , la población española está envejecida, porque hay menos personas jóvenes que maduras o ancianas.
  • Por su origen, el número de habitantes nacidos en el extranjero ha aumentado mucho en los últimos años.
  • Según la actividad económica a la que se dedican sus habitantes o los sectores de actividad 

¿Cómo se distribuye la población española?

El mapa de la densidad de población muestra que la población española se distribuye de forma desigual. Las  comunidades más densamente pobladas se localizan en las zona próximas a la costa, islas y Madrid, mientras que en el iterior hay menos habitantes.
Esto se debe, entre otras razones, a que parte de la población española abandonó las provincias del interior, donde se dedicaban, a la agricultura, para trabajar en la costa y en Madrid, donde se desarrollaron antes la industria  y los servicios.
 
 


La economía de España

En los últimos cien años, España ha crecido mucho económicamente. Nuestro país se encuentra entre los más ricos del mundo con un alto nivel de vida, gracias a las transformaciones económicas que se han dado en nuestra economía. A principios del siglo pasado, la mayoría de la población se dedicaba a la agricultura y vivía en el medio rural, con unas condiciones distintas a las que vivimos hoy.                   

El sector primario

  1. La agricultura y ganadería
  2. La pesca
  3. La minería
  4. La silvicultura o explotación forestal

El sector secundario

  1. La industria
  2. La producción de energía
  3. La construcción

El sector terciario

En 1990, la población activa que trabajaba en el sector terciario o sector servicios no llegaba al 20% del total. Hoy son  dos terceras partes de las personas activas las que trabajan en este sector, que integra un abánico de actividades diversas

Este crecimiento, en el sector terciario es un reflejo del enorme desarrollo de España en el siglo XX. El sector terciario es el sector más desarrollado en las economías más rícas. El proceso por el que los servicios pasan a ser la actividad económica principal y a emplear más personas que los otros sectores, recibe el nombre de terciarización.

La organización política de España

Todas las leyes que se aprueban en España y todas las decisiones que toman las instituciones del estado deben estar de acuerdo con la Constitución. La institución encargada de comprobarlo es el Tribunal Constitucional, que puede llegar a anular una ley aprobada por las Cortes, si es declarada insconstitucional.
 
Todas las personas procuran organizarse para funcionar mejor, los países hacen los mismo y se organizan politicamente.

La ley de leyes: la Constitución

En todos los paises se elaboran leyes que establecen la organización política. En España la ley que está por encima de las demás se llama CONSTITUCIÓN. La Constitución Española fue aprobada en 1978. Se establecen los derechos, deberes y obligaciones de los ciudadanos, y se define el funcionamiento de las principales instituciones del estado: el Rey, el poder legislativo, ejecutivo y judicial.