| 1 | La función de nutrición

El aparato respiratorio y la respiración

Las  células que forman nuestro cuerpo necesitan nutrientes y oxígeno para poder realizar sus funciones vitales. El aparato respiratorio obtiene oxígeno del aire y expulsa el dioxido de carbono.

Los componentes del aparato respiratorio

El aparato respiratorio está formado por las vías respiratorias y los pulmones.
  1. Las vias respiratorias son los conductos a  través de los cuales circula el aire en nuestro cuerpo. Se dividen en las fosas nasales, la laringe, la faringe, la tráquea y los bronquios.
    • Las fosas nasales son dos cavidades de la nariz por las que entra y sale el aire. Su misión consiste en limpiar, calentar y humedecer el aire que llega a nuestro cuerpo.
    • La faringe es un tubo que comparten el aparato digestivo y el respiratorio. Además de alimentos, también conduce el aire desde las fosas nasales a la laringe.
    • La laringe es un conducto que une la faringe con la tráquea. En su interior se alojan las cuerdas vocales, dos músculos alargados que vibran con el paso del aire y producen la voz.
    • La tráquea es un tubo, cuyas paredes están reforzadas por una especie de anillos, que se divide en dos tubos llamados bronquios.
    • Los bronquios son dos conductos, cada uno de los cuales llega a un pulmón. Allí se ramifican en conductos más pequeños denominados bronquiolos. A través de los bronquios el aire sale y entra de los pulmones.
  2. Los pulmones son dos órganos esponjosos de color rosáceo. Dentro de cada pulmón, los bronquiolos terminan en una especie de saquitos, llamados alvéolos pulmonares.

El proceso de la respiración

La respiración consiste en introducir aire en nuestro cuerpo para obtener el oxígeno y en expulsar el dióxido de carbono. Hay dos procesos:
  1.  Los movimientos respiratorios de inspiración y espiración. Los pulmones se mueven gracias a un músculo en forma de membrana que se llama diafragma y a los músculos intercostales.
  2.  El intercambio de gases que se realiza en los alvéolos pulmonares. Cada alvéolo está rodeado por una red de capilares, unos vasos sanguíneos muy finos. El oxígeno que llega a los alvéolos, pasa del aire a la sangre atravesando la pared del alvéolo y la del capilar. Simultáneamente, el dióxido de carbono pasa de la sangre al aire por el camino inverso.

La respiración celular

La sangre con oxígeno que parte de los pulmones, pasa por el corazón y se distribuye por todo el cuerpo gracias a los vasos sanguíneos.
El oxígeno de la sangre atraviesa los vasos sanguineos y entra en las células. Allí se combina con los nutrientes y se produce la energía que las células necesitan para realizar sus actividades. Este proceso se llama  respiracion celular.
Como consecuencia de esto se produce el dióxido de carbono que, al ser perjudicial para las células, es expulsado hacia la sangre, que volverá a los pulmones.
 Los pulmones
                                                                                                     Pulsar
                                                                   Actividad 1 ] [ Actividad 2 ] [ Actividad 3 ] [ Actividad 4 ]