Cómo caminábamos por el suelo australiano.


    (reflexiones sobre nuestra historia en Australia).

          Escribe: Sergio Martin Montenegro.

El exilio voluntario o forzoso es y seguirá siendo un campo valioso en la estructura vital de cada persona. Se aprende, se añora y, sobre todo, se sufre.

 

“El destierro es redondo:

un círculo, un anillo:

te dan vueltas tus pies, cruzas la tierra

no es tu tierra,

te despierta la luz, y no es tu luz,

la noche llega: faltan tus estrellas,

hallas hermanos: pero no es tu sangre”.                                   

                         Pablo Neruda