Drenaje Linfático.

HISTORIA:

El sistema linfático ha sido un gran desconocido en la historia de la medicina hasta no hace muchos años. En la Antigüedad ya se conocían partes de él aunque no se sabía cuales eran sus funciones.

Hipócrates (460-377 a.C.) y Aristóteles (384- 322 a.C.) y Herófilos ya mencionaban la existencia de unos vasos que contenían un líquido incoloro.

Después de la época de la Antigüedad clásica pasaron casi dos mil años en los que en Occidente no se progresó en el campo de la medicina hasta el siglo XVII, en el Renacimiento, en el que Gaspar Aselli (1581-1626) pudo relacionar el contenido de estos vasos con el proceso digestivo. Por otra parte, el francés Jean Pecquet (1622-1674), descubrió el principal conducto de la linfa y un receptáculo en su inicio.

El sueco Olf Rudbeck (1630-1702) y el danés Thomas Bartholin (1655-1738) fueron los primeros en considerar el sistema linfático vascular como una unidad funcional. Ellos definieron y denominaron por primera vez los ganglios linfáticos, los vasos linfáticos y la linfa.

A finales de siglo pasado el Dr. A. Winiwater (1848-1917), austriaco, desarrolló un método de tratamiento para los grandes edemas de las extremidades combinando masaje suave, medidas compresivas y elevación postural de las extremidades afectadas para favorecer el retorno linfático. A pesar de conseguir buenos resultados, este método cayó desgraciadamente en el olvido al cabo de unos años.

A principios de los años 30 del siglo pasado, el matrimonio danés Emil y Estrid Vodder trabajaban como fisioterapeutas en Cannes, en la Costa Azul francesa. Gran parte de sus pacientes provenían de la húmeda y fría Inglaterra aquejados de enfermedades infecciosas crónicas de las vías respiratorias superiores (sinusitis, faringitis, rinitis, amigdalitis). Lo que más sorprendía a Vodder era que a prácticamente todos ellos se les palpaban unos ganglios linfáticos del cuello hinchados y duros. Intuitivamente se le ocurrió que un suave masaje de estos ganglios mejoraría el estado de salud de aquellos pacientes crónicos, lo cual se confirmó ampliamente en la práctica.

El matrimonio Vodder se dedicó a profundizar sobre las posibilidades del nuevo tipo de masaje desarrollado por ellos, naciendo lo que hoy conocemos como Drenaje Linfático Manual. Algunas inexactitudes que el Dr. Vodder, doctor en filosofía, respecto al papel que desempeña la linfa y el hecho de no ser médico fueron motivos de prejuicios por gran parte de la clase médica durante muchos años, a pesar de mostrarse el DLM como un excelente método en la práctica.

Hace no muchos años, investigadores médicos alemanes, austriacos y belgas comenzaron a estudiar los efectos del DLM a un nivel mucho más científico que el desarrollado por Vodder.

En los últimos años de su vida Vodder cedió la representación de su método a la escuela de Walchsee en Austria y al prof. F%F6ldi en Alemania. La gran demanda de aprendizaje de DLM ha dado lugar a que aparecieran otras nuevas escuelas y variantes en la puesta en práctica del método, aclarando ciertos conceptos, simplificando y destacando lo esencial del DLM, haciéndolo más comprensible y facilitando su aprendizaje.

DRENAJE LINFÁTICO.

Es un método de masaje específico destinado a mejorar las funciones esenciales del sistema circulatorio linfático por medio de maniobras precisas, suaves, superficiales y rítmicas. Estas maniobras actúan activando y mejorando la circulación linfática por sus trayectos naturales y favoreciendo la eliminación de la linfa y líquidos intersticiales (intercelulares).


SISTEMA LINFÁTICO.

La linfa es el líquido que contienen en su interior los vasos linfáticos. Todos ellos forman en su conjunto el sistema linfático vascular, que resulta básico para la supervivencia y salud del cuerpo humano.

Además de este sistema vascular linfático existen una serie de órganos linfáticos que desempeñan una misión básicamente defensivo-inmunitaria, constituyendo todo ello el sistema linfático (orgánico y vascular) y una ciencia que lo estudia: la linfología. El sistema linfático está formado por una serie de órganos y un sistema tubular (vasos linfáticos), cada uno de ellos con unas estructuras y funciones bien diferenciadas.

En los órganos linfáticos se forman unas células llamadas linfocitos que desempeñan un papel fundamental en los mecanismos defensivos de nuestro organismo. Estos órganos son:

    * La médula ósea, donde se forman todas las células de la sangre. Se halla en la cavidad de algunos huesos.
    * El timo. Órgano situado detrás del esternón que alcanza su grado máximo de desarrollo en la pubertad para luego irse atrofiando progresivamente. Ejerce una clara influencia en el desarrollo y maduración del sistema linfático.
    * El bazo. Situado en la parte superior izquierda de la cavidad abdominal. Se encarga de filtrar, retener y destruir los glóbulos rojos y otras células de la sangre cuando están deterioradas. También interviene en la formación de glóbulos blancos.
    * Los ganglios linfáticos. Repartidos por todo el cuerpo. Actúan como estaciones intermedias depuradoras de la linfa.
    * Las amígdalas. Situadas alrededor de la garganta. Son seis y desempeñan funciones supuestamente defensivas por hallarse en la puerta de entrada de las vías respiratorias y digestivas.

El sistema de vasos linfáticos se encarga de llevar la linfa que se forma en los tejidos hacia el sistema venoso, donde desemboca, concretamente en la base del cuello, en el ángulo formado por las venas yugular interna y subclavia, punto denominado Terminus. Los vasos linfáticos se hallan en todos los tejidos del cuerpo a excepción del sistema nervioso central, huesos, cartílagos, médula ósea, timo, placenta y dientes. Este sistema de tubos está formado por:

    * Capilares linfáticos. Estructuras en forma de dedo, a través de ellos se recoge la linfa de los tejidos.
    * Pre-colectores y colectores linfáticos. Vasos responsables de recoger la linfa de los capilares y llevarla hasta los ganglios. En su interior tienen unas válvulas que impiden el flujo en sentido contrario.
    * Ganglios linfáticos. De forma redondeada y tamaño de una alubia. Tienen, entre otras, dos funciones muy importantes:
      - Actúan como filtro depurando la linfa de residuos, antígenos, gérmenes, etc. para que éstos no lleguen hasta la sangre.
      - Son una parte esencial del sistema inmunitario (de defensa). Cuando se requiere una respuesta inmunitaria (p ej. en una infección) se producen en ellos gran cantidad de linfocitos.
    * Troncos linfáticos. Grandes vasos linfáticos que recogen la linfa proveniente de las diferentes regiones del cuerpo. También tiene válvulas en su interior.
    * Conductos torácicos. Recogen la linfa de los troncos linfáticos y la conducen hasta la desembocadura Terminus.

LINFA.

La palabra linfa procede del latín (lympha), que define su aspecto acuoso. Presenta un ligero tono amarillento. Su desplazamiento es unas cinco o seis veces más despacio que la sangre, circunstancia que determina la lentitud de las manipulaciones en el DLM. Contiene más de un 90% de agua y su composición es:

    * Agua más electrolitos que no han sido reabsorbidos por los capilares sanguíneos.
    * Proteínas (3-4%) que no han sido utilizadas por las células de los diferentes tejidos del cuerpo. A través del sistema linfático son devueltas al torrente sanguíneo para su aprovechamiento.
    * Grasas procedentes de la absorción intestinal.
    * Restos de células muertas, de bacterias (en caso de infecciones), de células malignas (en caso de cáncer) y partículas inertes que han alcanzado el espacio intersticial (intercelular) de los tejidos.
    * Células presentes también en el torrente sanguíneo, como linfocitos, glóbulos rojos, granulocitos, monolitos, etc.

INDICACIONES CONTRAINDICACIONES.


El Drenaje Linfático Manual posee un amplio abanico de indicaciones tanto médicas como estéticas. En ambos campos se puede utilizar como técnica principal o de apoyo dependiendo del tipo de indicación.

Indicaciones médicas:

    * En todos los tipos de linfedemas:
      - post-operatorios
      - insuficiencia de la circulación de retorno
      - úlceras varicosas
    * Edemas:
      - post-traumático
      - linfostáticos (edema de brazo tras extirpación mamaria)
      - post-operatorio (mejora la cicatrización)
    * Procesos reumáticos
    * Migrañas, vértigos, cefaleas
    * Enfermedades crónicas de las vías respiratorias como rinitis, sinusitis, faringitis y amigdalitis
    * Resfriado, catarro y bronquitis
    * Otitis
    * Enfermedades crónicas de la piel como acné, eczemas y capilares dilatados
    * Embarazo en descarga de las piernas y prevención de estrías en la piel
    * Post-radioterapia %B7 Hematomas %B7 Post-fracturas o esguinces
    * Estrés

Indicaciones estéticas:

    * Celulitis
    * Piernas cansadas e hinchadas
    * Acné
    * Edemas faciales
    * Quemaduras
    * Post-cirugía estética
    * Cicatrices y queloides
    * Varicosidades y varices

Contraindicaciones:

    * Cualquier disturbio del ritmo cardíaco
    * Accidentes cardíacos recientes como infarto y angina de pecho
    * Afecciones inmunitarias
    * Tumores malignos
    * Hipotensión e hipertensión severa
    * Hipertiroidismo
    * Heridas abiertas
    * Embarazo (sobre el abdomen)
    * Edema nefrítico y edema por infección aguda
    * Infecciones agudas
    * Fiebre
    * Flebitis, trombosis y tromboflebitis

 
Comments