Drenajes

DRENAJE TORÁCICO

  

Fisiología de la respiración durante la respiración, el aire entra en los pulmones porque hay una presión alveolar baja, y el aire sale de los pulmones cuando la presión alveolar  se hace mayor.  Los pulmones están separados de la pared del tórax por dos tipos de pleuras: La visceral  y la parietal.  El espacio entre las pleuras  está ocupado por un escaso fluido ceroso que no contiene aire.  Aun mismo tiempo, los pulmones son elásticos y tienden a tirar de la pleura visceral apartándola de la parietal; esto crea una fuerza de succión entre las pleuras que puede expresarse como presión negativa.  Esta presión negativa entre las pleuras mantiene los pulmones en completa expansión.  Si la presión en el espacio intrapleural no fuera negativa, los pulmones colapsarían.  El grado de presión negativa en el espacio intrapleural varía durante el ciclo respiratorio; durante la inspiración  como la cavidad toráxico se expande la presión negativa se hace más negativa y durante la espiración  es menos negativa.

   

La presión intrapleural es continuamente negativa durante todo el ciclo respiratorio  (variando en grados), mientras que la presión alveolar va desde negativa durante la inspiración y positiva durante la espiración 

 

 

FUNCIONES BÁSICAS DE UN SISTEMA DE TUBO DE TÓRAX

    

Con la disposición de un sistema de tuvo de tórax, uno o más tubos son  insertados a través de la pared del tórax para remover aire desde el espacio intrapleural;  las pleuras visceral y parietal son traídas en sentidos contrarios en oposición  y la presión es el espacio intrapleural se convierte otra vez en negativa  durante todo el ciclo respiratorio.  De este modo, las condiciones normales son reconstituidas.  A un mismo tiempo la reinserción del tubo es, en si misma  un evento   (iatrogénico)  de alguna consecuencia.  Debe considerarse el propósito terapéutico al crear una nueva estructura externa en la pared del tórax. 

   

De este modo mientras el aire es sacado  por el tubo durante  la espiración, podría también volver a entrar través del tubo durante la inspiración.

   

Para prevenir  la reentrada del aire  dentro del tórax, la terminación de la  porción distal del tubo se sumerge en agua.  El agua permite que el agua salga  pero no entre, y por esta razón se llama un sello de agua. El tubo de tórax y el sello de agua juntos conforman la mayor parte  de los componentes básicos de cualquier sistema de tubo de tórax.

 

 

Sustancias evacuadas

   

Un neumotórax  involucra una cantidad de aire con poco o ningún fluido, a la vez que un hemoneumotórax involucra una cantidad de fluido  con una pequeña o igual cantidad de aire.

   

Un sistema de tubo de tórax  del mismo modo puede ser  usado para evacuar:

  • Una cantidad de aire inicialmente grande sin fluido

 

  • Fluido en su mayor parte con una cantidad  de aire inicialmente pequeña

 

  • Fluido y aire en igual cantidad

 

 

Nos inclinamos por las dos primeras condiciones, en las cuales el material se evacua:   aire únicamente o en su mayor parte fluido

   

Fuerzas de evacuación

   

La presión desarrollada en  el espacio intrapleural durante la espiración es positiva cuando el espacio contiene aire o líquido.

 

Esta presión positiva la consideramos  una condición anormal que en este caso resulta terapéutica: ayuda a evacuar el aire y a drenar cualquier cantidad  de líquido  que el espacio contenga. Mientras  el aire se expele, la presión positiva sirve como una de las fuerzas de evacuación sobre las cuales  depende todo el sistema de tubo de tórax.

 

Una segunda fuerza de evacuación, de la cual depende todo el sistema  de tubo de tórax, es la gravedad.

 

Una tercera fuerza de evacuación es la succión usada en algunos sistemas que evacuan fluido y aire igualmente.

 

Con base en lo anterior existen dos sistemas  de tuvo de tórax:

 

§                     Sistema de gravedad: que utiliza presión positiva  y gravedad solamente

 

§                     Sistema de succión: que emplea presión positiva, gravedad y succión

 

 

 

SISTEMAS DE DRENAJE

   

Movidos por las dos o tres fuerzas mencionadas, el aire y/o el fluido  son transportados desde el espacio intrapleural de la persona,  a través del tubo de tórax, a uno o más compartimientos externos,  en frascos o cámaras en una unidad multicámaras de plástico.

 

 

SISTEMA DE GRAVEDAD DE UN SOLO FRASCO

   

Se utiliza un solo frasco que sirve de recipiente de drenaje y de sello de agua.  El tuvo de vidrio debe quedar sumergido dos centímetros en el agua. Mantener siempre descubierto el tubo de cristal corto para que actúe como respiradero.

    

Las fuerzas que mueven el fluido y/o el aire  hacía el frasco colector son la gravedad y la presión positiva espiratoria.  Siempre que se acumule una gran cantidad  de drenaje en el frasco  del sello del agua aumentará  la presión negativa  lo cual dificulta la salida del aire  o líquido de la cavidad pleural; en tales circunstancias,  debe cambiarse el frasco.

   

SISTEMA DE GRAVEDAD DE DOS FRASCOS

   

En este sistema el aire de la persona  o combinación de aire y fluido  es recibido inicialmente por el frasco colector o de drenaje el cual atrapa el fluido  y pasa el aire hacia delante.  El aire y fluido entran por la boca  del colector y éste  se saca por la boca de salida.

 

En los frascos utilizados para la persona adulta, cada centímetro corresponde a 200 cm3 de fluido; a medida que vaya aumentándose este, la presión negativa irá aumentando y por consiguiente disminuye la capacidad de salida del fluido de la cavidad pleural al frasco. Por tanto cuando haya un volumen de 400 cm3 o de 500 cm3 en el sistema, este debe cambiarse. Recomendación grado C.

 

Sistema de succión

 

Si la persona con drenaje de tórax requiere aspiración, la decisión le corresponde  al médico quien puede establecerlo  desde un principio, o indicarlo en fases  postoperatorias, si la radiografía de tórax  revela ausencia  de reexpansión pulmonar.

    

También está indicada la aspiración en las siguientes situaciones:

 

    • Hemotórax coagulado
    • Fístula broncopleural
    • Postoperatorio de decorticación
    • Neumotórax
    • Pleurodesis
    • Resección  pulmonar

 

SISTEMA DE DRENAJE DE TÓRAX CON SISTEMA DESECHABLE

     

La unidad de drenaje toráxico desechable tiene tres cámaras: la primera conecta aire o fluido;  la segunda actúa como sello bajo agua y la tercera provee  una regulación de aspiración.

   

    • La celda de recolección tiene graduaciones neonatales pediátricas y para adultos.

 

    • La unidad de drenaje incluye  una válvula de alivio de presión que protege a la persona del exceso de presión positiva, que puede ser generada por toser.

 

    • El tubo de recolección es de aproximadamente 1,80 metros de largo, para facilitar el movimiento de la persona

   

PROBLEMAS QUE PUEDEN DESARROLLARSE  EN UN SISTEMA DE TUBO DE TORAX

   

Causas:

 

a.         Desconexión del tubo de la extensión

b.         Desconexión de la extensión, de la boca de entrada del frasco colector

c.         Dislocamiento del tubo en el interior del tórax

 

Sistema de drenaje pleuro-vac

   

El pleura-vac es una unidad de plástico moldeado de una pieza desechable, consiste en tres cámaras que duplican el clásico sistema de tres botellas, sus característica especiales son una válvula de descarga de la presión positiva  que evita la posible acumulación  de presión en el espacio pleural, una válvula de descarga de la presión negativa y una válvula de flotación  de la presión negativa elevada que mantiene el cierre hidráulico incluso cuando existe presiones intratóraxicas negativas elevadas.

 

Técnicas de fijación de la sonda nasogástrica con seda

 

Objetivos:

 

  • Disminuir trauma.
  • Brindar comodidad y hacer una fijación segura y estética.
  • Facilitar la limpieza de las fosas nasales sin movilizar la sonda.
  •  

 

Equipo:

 

    • Seda o hilo grueso
    • Micro poro o esparadrapo
    • Tijeras
    • Algodón
    • Alcohol o tintura de benjuí.

 

 

Procedimiento:

 

    • Corte el hilo con una dimensión que sea el doble de la distancia entre la punta de la nariz y el puente nasal.

 

    • Pase la sonda nasogástrica según técnica.

 

    • Limpie dorso de la nariz con torundas de algodón impregnado en alcohol o tintura de benjuí, para quitar así la grasa.

 

    • Anude la sonda un centímetro por debajo del orificio nasal.

 

    • Lleve las dos puntas del hilo hacia arriba por el dorso nasal.

 

    • Fije el hilo con dos cintas adhesivas de 1/2" de ancho por cuatro centímetros de largo; colóquelas una en el tercio inferior y otra en el tercio superior del dorso nasal, devuelva el hilo sobre el ya fijado y nuevamente inmovilice con una o dos tirillas de micro poro.

 

    • Fije la sonda con cinta adhesiva a la clavícula para mayor seguridad.

 

   

   

CLASES DE SONDAS GÁSTRICAS

 

Sonda de Levin: Suele usarse para hacer intubación gástrica, la punta es sólida en forma de saco con varios orificios a los lados.

 

Sonda de Foucher: Consta de un embudo para facilitar la introducción del líquido y una pera para controlar la salida y entrada de líquido, siempre se pasa por la boca. Se utiliza para hacer lavado gástrico en intoxicaciones generalmente.

 

Sonda de Cantor: Tiene una bolsita de mercurio en la punta. Es una sonda de una sola luz, con varios orificios a los lados que facilitan la aspiración a lo largo del intestino.

 

Sonda nasoentéricas: Son de gran longitud y se introducen por la nariz y se llevan por esófago y estómago hasta el intestino. Se emplean para aspirar el contenido intestinal y prevenir la distensión de las asas intestinales por gas o líquido.  Se utilizan en el tratamiento activo de obstrucción intestinal y en preparaciones para cirugía abdominal con el fin de prevenir distensiones post operatorias.

 

Debido a que el peristaltismo interrumpe o se disminuye 24 o 48 horas después de intervenciones quirúrgicas y por los efectos de anestesia o manipulación de vísceras la aspiración naso entérica tiene   beneficios para  evacuar líquidos  y gases de modo que se prevenga el vómito  y se disminuya la tensión en la herida quirúrgica, para reducir el edema que puede causar  la obstrucción también mejora el riego sanguíneo en la línea de sutura.  Por lo general el usuario mantiene la sonda nasoentérica después de la cirugía hasta que se reanude el peristaltismo, dato que corrobora el médico por  la presencia de ruidos intestinales.

 

Sondas de alimentación:   Entre las diversas sondas nasoentéricas de uso común  con fines de alimentación se incluyen la Keofeed, de Nyphus-Nelson, la de Moss. 

   

Los tubos de alimentación de poliuretano o silicona tienen diámetros pequeños  (6 a 12)  y puntas de tungsteno  y algunos tienen lubricantes activados con agua que facilita la colocación del tubo y la introducción y eliminación del estilete.  El tubo puede doblarse cuando no se emplea estilete  (guía), de manera especial si el paciente no coopera o no puede deglutir.  El estilete se usa con precaución en usuarios expuestos a punciones esofágicas  (ancianos y usuarios débiles con tejido delgado).  El tubo pasa de la misma manera que el naso gástrico en posición fowler alta.  Si esto no es posible se coloca sobre su costado derecho. 

   

Para los pasos del procedimiento, equipos y   precauciones ver intubación nasogástrica

   

LAVADO GASTRICO

 

Definición:

 

Es la extracción del contenido gástrico mediante la gravedad a través de una sonda nasogástrica introducida previamente y por la cual se hacen pasar también por gravedad soluciones que desactiven la acción de líquidos o sustancias acumuladas.

 

Objetivos:

 

    • Extraer sustancias tóxicas, contenido gástrico acumulado.
    • Pasar soluciones que desactiven la acción de líquidos o sustancias acumuladas.
    • Complementar el tratamiento de la hemorragia del tracto digestivo superior
    • Extraer secreciones en el recién nacido.

   

  

Precauciones:

 

    • Siempre debe hacerse por orden médica.
    • Utilizar la solución adecuada que contrarreste la acción de la sustancia ingerida.
    • Evitar el lavado gástrico cuando se han ingerido sustancias corrosivas.
    • No pasar los líquidos a presión, ni realizar aspirado de éstos, vigilar al paciente muy de cerca y observar si la sonda se ha obstruido.

 

   

Equipo:

 

    • Bolsa de gastroclisis o de suero, acondicionar bolsa; abra la bolsa en la parte superior hasta la mitad, conecte equipo de venoclisis y éste a la son- da, abra la llave del equipo y permita que pase el líquido que ha echado a la bolsa por la abertura superior.
    • Recipiente con la solución indicada, que puede ser agua o solución salina.
    • Recipiente para recolectar el líquido extraído.
    • Bolsa para desperdicios.
    • Pañuelos desed1ables.
    • Guantes.

 

   

Procedimiento:

 

    • Realice el procedimiento de intubación gástrica.

 

    • Abra la sonda, introduzca la solución en la bolsa de gastroclisis (nutrifló), permita el paso de ésta por gravedad, si el paciente presenta náuseas suspenda el paso de líquidos. Deje el líquido por unos minutos y facilite la salida por gravedad.

 

    • Inicie nuevamente el paso de líquidos hasta cuando el líquido de retorno sea claro

 

    • Si aparece sangre fresca suspenda el procedimiento y avise al médico. Durante el lavado observe el color y la consistencia del líquido de retorno.

 

    • Deje la sonda o retírela según orden médica.

 

    • Organice el equipo y registre en la historia clínica, cantidad pasada y cantidad recuperada, aspecto, etc.

 

 

 

 

   

 

Comments