Hiram Abiff su Historia 1

 Hiram Abiff su Historia            
Vemos cuando Salomón resuelve construir el primer
Templo a Iavé en Jerusalem, apela a la ayuda de Hiram , quien le envía
al mejor de sus arquitectos , Hiram Abá, que era hijo de un hombre de
Tiro y una viuda de la tribu de Neftalí; y con él, miles de obreros
expertos en el arte de construir. Sobre la base de estos hechos
históricos se han desarrollado leyendas y mitos . Leyendas que
hacen ,por ejemplo, una Logia masónica de los grupos de obreros que
construyeron el Templo de Salomón, siendo este el Venerable Maestro,
Hiram el rey de Tiro, Primer Vigilante, y el Arquitecto Hiram Abá, el
Segundo Vigilante. Y entrando al terreno de los mitos , nos
encontramos con los que pretenden que Moisés y Josuéfueron grandes
Maestros Masones, que lo fue asimismo el patriarca Noé, constructor
del Arca; y remontando a la aurora de los tiempos bíblicos, el mismo
Adán resulta haber sido el primer masón. Naturalmente se comprende que
ninguna de estas leyendas ni estos mitos están fundamentados en el
rigor científico de una documentación histórica. Sí lo está, en
cambio, lo relacionado con las Hermandades de Constructores de la Alta
Edad Media, cuya acción más importante comprende lo que puede
considerarse la segunda época de la Institución; y que, en realidad
debería considerarse como la primera, ya que aquí ya entramos en la
Historia, con las Logias de Constructores de la ciudad de Estrasburgo.
Esta antiquísima ciudad, que en sus primeros tiempos se llamo
Argentorantum , fue uno de los principales establecimientos romanos de
las galias, y es célebre en la historia de los antiguos Gremios y las
Confraternidades de Constructores, por haber sido sede del primer
poder central establecido por los francmasones de Alemania . El
establecimiento de las corporaciones de Constructores (o francmasones)
en Estrasburgo data de los tiempos en que los romanos ocuparon aquella
ciudad. Los miembros de los "Collegia Fabrorum" que acompañaban a las
legiones romanas, se instalaron en ella con preferencia, y no tardaron
en construir un centro importante, del que irradiaron numerosas
corporaciones que se extendieron por toda la Galia transalpina, de las
que derivaron luego las celebres corporaciones francas que se formaron
después del abandono de aquellas provincias por los romanos. Aunque
las ciudades de Como en Italia y Colonia en Alemania prevalecieron
durante algunos unos siglos, la construcción de la famosa catedral,
vino a dar nuevamente la primacía a Estrasburgo. La época de esta
superioridad data del siglo XIII, en que terminado el cuerpo principal
del proyecto primitivo, se reformo este, ampliándose con la adición de
nuevas obras de mucha mayor importancia, cuya ejecución fue confiada
al célebre arquitecto Erwin de Steinbach. La acertada organización que
este hombre eminente supo dar a los trabajos , la vida y el movimiento
que imprimió a su Logia, los importantes Congresos que promovió y los
grandes privilegios que logro obtener de los Papas y de los
emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico en favor de las
Confraternidades, acabaron de dar a la Logia de Estrasburgo una
importancia tan grande que a ella se rindieron espontáneamente todas
las demás Logias de Alemania, proclamándola autoridad suprema de la
Confraternidad, y confiriendo al Maestro de la misma el derecho de
resolver sin apelación en ultima instancia en todos los asuntos de la
Institución. Entre los muchos Congresos celebrados por la Gran Logia
de Estrasburgo, son dignos de mencionar: el efectuado en 1275 bajo la
presidencia del mismo Steinbach; el convocado en 1459 en Ratisbona por
José Dotzinger, en el que se sanciono la nueva Constitución elaborada
en Estrasburgo en 1452 y que se basaba en las leyes adoptadas por
ingleses e italianos.
Constitución que se distinguió con el titulo de "Estatutos y
Reglamentos de la Confraternidad de los Canteros o picapedreros de
Estrasburgo"; El segundo Congreso de Ratisbona, en 1464, notable por
el importante acuerdo en que se deslindo la jurisdicción respectiva y
los derechos recíprocos de las cinco Grandes Logias que existían en
aquella época en Alemania, y que eran las de Colonia, Estrasburgo,
Berna, Viena y Magdeburgo; el de Spira, convocado en 1469, en el que
se determinaron los derechos y las atribuciones de las Logias; el de
Basilea, reunido en 1563, en el que se resolvieron las dificultades y
desavenencias que se hablan suscitado entre las 22 Logias que
dependían directamente de la autoridad de la Gran Logia de
Estrasburgo, y en el que fueron revisados y sancionados los Estatutos
de 1459; y por último el Congreso de 15641 celebrado en Estrasburgo,
en el que, para poner termino a las repetidas competencias que surgían
tanto entre las Logias como entre las Grandes Logias , se decidió que
todos los asuntos concernientes a la Confraternidad, serían sometidos
en última instancia, a la Gran Logia de Estrasburgo y fallados por
esta sin apelación. Algunos historiadores sostienen que la Sociedad de
constructores de la catedral de Estrasburgo fue la primera cuyos
miembros adoptaron el nombre de Francmasones. Diversas causas, ajenas
unas a la Masonería y propias otras del desarrollo de ésta,
determinaron la desorganización de este centro poderoso que tanta
influencia había ejercido durante mas de cinco siglos, y que
gravemente debilitado en 1670, acabo por extinguirse en l720, es decir
cuando ya estaba en marcha la nueva organización de la masonería
simbólica establecida el 24 de Junio de 1717 en Londres. La parte más
importante de esta segunda época, puede considerarse comprendida entre
la construcción de la catedral de Estrasburgo y el Congreso de 1564.
En esta época, especialmente en el período comprendido entre los
siglos XI y XVI es que las confraternidades de constructores reciben
la influencia de instituciones que nada tenían que ver con el arte de
construir: por ejemplo: los Rosacruces y Templarios. En los siglos XII
y XIII tienen lugar las Cruzadas. No cabe ninguna duda que los
ejércitos de los Cruzados, sabiendo de antemano que tendrían que
sitiar las ciudades del Asía Menor que encontraran en su camino a
Jerusalem, llevaron consigo todos los elementos humanos necesarios,
aptos en el arte de construir fortificaciones; y desde luengo,
preocupados por el misticismo religioso fanático que les guiaba,
llevaron también hombres expertos en la construcción de iglesias.
Estos constructores, al regresar a Europa, trajeron consigo muchos
secretos del arte de construir aprendidos de los arquitectos y
constructores de Oriente. Los jefes de las Confraternidades de
Constructores trataron de que tales secretos no fueran divulgados; de
ahí que los que entraban a formar parte de la Hermandad juraban no
revelar jamas los secretos del oficio que aprendían, ni tampoco las
formulas y los signos de reconocimiento de la Asociación. Cada Logia
tuvo su Estatuto; naturalmente que había muchos elementos comunes en
los Estatutos de las distintas Confraternidades. Ya vimos que todos
estos Estatutos fueron unificados en el Congreso de Ratisbona en 1459,
reunido por José Dotzinger, que fue reconocido entonces como Gran
Maestro de la cofradía de los Masones Libres de Alemania, la cual
estaba compuesta por Maestros, Compañeros y Aprendices . Al
parecer, estos constructores
de Alemania fueron los primeros que tomaron la denominación de
"Freimaurer" "Masones Libres" o "Francmasones", desde la época del
Congreso reunido en 1275 por Erwin de Steinbach, Maestro Arquitecto de
la Logia de Estrasburgo. Se cree que la palabra "Logia" proviene de la
denominación alemana "Bauhütte" que se daba a la habitación en que el
Arquitecto se reunía con los capataces o jefes de los distintos
gremios que intervenían en la construcción de la Catedral: canteros,
albañiles , carpinteros, vidrieros, etc.. Esta habitación, se
construía antes de dar comienzo a las obras de la Catedral misma. No
hay pruebas documentales de que los Caballeros Templarios y los
Rosacruces hayan aportado su influencia dentro de las Confraternidades
en los siglos XII y XIII; pero es casi seguro que, al ser destruida la
Orden del Temple por el rey Felipe el Hermoso de Francia y el Papa
Clemente V, a principios del siglo XIV, muchos de sus miembros hayan
escapado a Inglaterra y se hayan refugiado en las Logias de
Constructores de aquel reino, que entonces eran tan florecientes como
las de Alemania. Como estos monjes guerreros debían conocer mucho de
fortificaciones , tenían seguramente conocimientos suficientes del
arte de construir que les permitieron ingresar a las Logias como
verdaderos francmasones, es decir, expertos en el arte de construir.
En cuanto a los Rosacruces, nada se sabe de cierto con respecto a su
origen. Según una versión, eran ya conocidos desde el siglo XII como
filósofos herméticos enviados de Oriente con la misión de propagar las
ciencias ocultas por toda Europa. Dejando de lado el aspecto
legendario de la cuestión, los estudiosos más modernos están de
acuerdo en admitir que el origen de esta institución se eleva a
tiempos muy remotos, y que el objeto de sus investigaciones no puede
ser otro que el estudio de la filosofía natural. Esta escuela
filosófica tenía por finalidad poner a los hombres inteligentes y de
animo esforzado, al abrigo de los errores y supersticiones. que
esclavizaban a la multitud , y para ello debían adquirir conocimientos
científicos y hacer estudios filosóficos que les inspiraran la firmeza
de voluntad , el deseo de su perfeccionamiento moral, el amor al
trabajo, la filantropía, y, en suma, la práctica de todas las virtudes
morales y sociales. Es casi seguro que muchos alquimistas celebres de
la Edad Media fueron miembros de la Hermandad de los Rosacruces. Y es
un hecho comprobado que ya en el siglo XVI muchas Logias de
constructores habían empezado a admitir en sus cuadros a individuos
totalmente ajenos al arte de construir, pero que poseían conocimientos
científicos y filosóficos que los hacían elementos muy valiosos en las
instituciones a las que aportaban su saber. Seguramente data de esta
época el ingreso a las Logias francmasónicas de filósofos herméticos,
rosacruces, alquimistas, iluministas , etc. Probablemente una de las
causas que dieron lugar a que las Logias de francmasones dieran
entrada a elementos ajenos al arte de construir, debe buscarse en la
Reforma religiosa promovida por Martín Lutero. Las guerras de Religión
fueron, en el siglo XVI, sangrientas y verdaderamente feroces. Y puede
aceptarse como hecho muy probable que muchos de esos individuos,
demasiado conocidos por su saber, ante el peligro de ser sospechosos
de herejía para la iglesia Católica, o de ser "papistas" para los
distintos grupos protestantes (luteranos, calvinistas, hugonotes,
etc.) procuraron ingresar a las Logias de constructores buscando
refugio indudablemente seguro, ya que las Logias  seguían teniendo
 fueros y privilegios dados por los Papas, los
Reyes de todos los países cristianos, y los Emperadores del Sacro
Imperio Romano Germánico. Algunos se preguntarán si los motivos que
tuvieron las Logias de Constructores para admitir en su seno a estos
hombres totalmente ajenos al arte de construir fueron pura y
exclusivamente los de protegerlos de las persecuciones a que se veían
expuestos . Por nuestra parte nos inclinamos a creer que en el fondo
hubo un motivo utilitario. Es sabido que en la Edad Media todos
aquellos que se dedicaban al estudio de la Alquimia y las ciencias
ocultas, estudiaban y practicaban la medicina; y lo hacían por caminos
de investigación, experimentación y observación que por lo general no
se practicaban en las más celebres Universidades y escuelas medicas de
Europa, que vivieron durante largos siglos aferradas a las obras de
Galeno y Avicena, repitiendo de memoria como un catecismo, las
formulas y conclusiones expuestas por aquellos dos grandes médicos,
sin tratar jamás de verificar si sus observaciones eran exactas. Las
Logias de Constructores tienen que haber visto con gran complacencia,
que aquellos hombres que en la práctica de la medicina realizaban
curas que muchas veces eran tenidas por el vulgo como cosa de
brujería, vinieran a integrarse a sus cuadros como miembros activos,
ya que contando con ellos , aquellos de sus miembros que se
accidentaran o enfermaran, sabían que serían atendidos por médicos que
tenían más posibilidades de curarlos, que los que ostentaban los
diplomas expedidos por Universidades y escuelas de medicina de gran
renombre, pero de menos éxito en la práctica medica que estos
estudiosos que por lo general eran tenidos por hechiceros. Cosa que no
preocupaba mucho a los miembros de las Logias, acostumbrados durante
siglos a las prácticas de libertad que les daban sus fueros . Del
ingreso de estos hombres de ciencia a las Logias masónicas como medida
de salvación, al desarrollo de su influencia filosófica y científica
en las Logias que los acogían, no había mas que un paso. Y es así como
a mediados del siglo XVII (exactamente en el año 1646) encontramos en
la Logia de francmasones de Warrington , en Edinburgo, a un alquimista
y anticuario: Elias Ashmole , nacido en Litchfield en el año 1617 y
muerto en l692. Se dice que en aquella Logia ya hacía mucho tiempo que
ingresaban personas ajenas al arte de construir. Lo cierto es que en
1641, había ingresado en una Logia de Newcastle, John Murray, un sabio
muy amigo de Elias Ashmole, y que fue quien hizo ingresar a este en la
Logia de Warrington. De ambos se ha dicho que eran rosacruces. Elias
Ashmole, profundo conocedor de la Alquimia, la Cabala, los Misterios
antiguos y los anales de los pueblos primitivos , noto de inmediato la
marcha decadente que se empezaba a producir en las Logias de
Francmasones , y se consagro a la tarea de regenerarlas bajo el velo
de la Arquitectura por medio de una representación de los misterios de
la iniciación antigua india y egipcia, dando a la nueva asociación un
objeto de unión, perfección, progreso, fraternidad, igualdad, y
ciencia, mediante un lazo universal basado en las Leyes de la
Naturaleza y en el amor a la humanidad. Se le atribuye el haber
elaborado las bases de la organización de los tres Grados en que debía
fundamentarse su sistema de solidaridad y perfeccionamiento humano; y
asimismo, de haber redactado los rituales de Aprendiz, Compañero y
Maestro, fomentando así la tendencia regeneradora de la Institución.
Pero nada de esto está probado en documento fehaciente. Como tampoco
está probado que las cuatro Logias reunidas el 4 de Junio de 1717 para
constituir la Gran Logia de Londres, adoptaran los rituales atribuidos
a Elias Ashmole, independizándose de la Gran Logia de York. Volvamos
atrás con la Gran Logia de York, de la que se dice que tenía por base
la llamada Carta de York atribuida al príncipe Edwin, en el año 925 lo
que nos referimos al principio. Entre 1655 y 1670 se produjeron en
Inglaterra los graves sucesos que provocaron el destronamiento y
decapitación del rey Carlos I. Fue así que se introdujeron en las
Logias, según se afirma por muchos autores, algunos grados de carácter
político por los partidarios de los Estuardo; entre estos Grados , los
conocidos con la denominación de Maestro Templario y Maestro Escocés ,
que según se ha afirmado por diversos historiadores de la Masonería
años después fueron confirmados por el rey Carlos II en una Asamblea
realizada en York. Uno de los principales propagadores de este sistema
fue el Capítulo titulado "Cannotage de Kilwining" , que al parecer se
hallaba constituido en su gran mayoría por partidarios de los
Estuardo. Cuando se reunieron las tres Logias de Escocia para fundar
la Gran Logia de aquel país, la antigua Logia Capitular "Cannotage de
Kilwining" planteo su derecho a ser registrada con el No.l, ya que,
según la tradición su origen databa del año 1128; pero como no pudo
presentar ningún documento que acreditara su antigüedad, las Logias
congregadas no accedieron a su petición y encabezaron el cuadro con la
Logia "Capilla de María" que exhibió un acta de constitución extendida
en debida forma y fechada en 1598. Ante esta resolución, la Logia de
Kilwining se separo del grupo y se constituyó en autoridad
independiente. Posteriormente, ya constituida la Gran Logia de Londres
en 1717 , la Logia de Kilwining se estableció en Edinburgo en el año
l744 con el titulo de "Madre Logia de Kilwining", que mas tarde cambio
por el nombre de "Gran Logia Real y Gran Capítulo de la Orden de
Heredom de Kilwining". Entre tanto, en Londres, hacia el año 1703, la
Logia de "San Pablo" ya había iniciado los trabajos que se concretaron
en 1717 con la reunión de las cuatro únicas Logias de Londres en la
noche del 24 de junio, en la hostería del Manzano, en Covent Garden; y
que se constituyeron en Gran Logia. A ella se afiliaron muy pronto las
Logias de Gales, constituyendo la llamada "Gran Logia Provincial". La
Gran Logia constituida el 24 de junio de 1717 prescindió desde el
principio de la autoridad que se atribula la Gran Logia de York. Los
historiadores de la Orden admiten que la tercera época de la historia
de la Masonería termina aquí, y que el 24 de junio de 1717 se inicia
la cuarta época, que se supone finaliza con las Grandes Constituciones
de Federico II de Prusia, a quien se atribuye la creación de los
últimos Grados del Rito Escoces Antiguo y Aceptado, supuestamente
promulgadas el 1 de mayo de 1786. Sin embargo, esta afirmación carece
de toda base documental. Jamas se ha encontrado ningún documento
referido a la creación del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, que lleve
la firma de Federico; que, por otra parte, murió el 17 de agosto de
1786, después de once meses de enfermedad. En resumen, Federico murió
apenas tres meses y medio de la fecha de la pretendida promulgación,
con su firma, de las Grandes Constituciones del 1 de mayo de 1786. Lo
que real y verdaderamente se sabe de Federico, es que fue iniciado en
1738, cuando aun era príncipe heredero de Prusia. Mas adelante veremos
cual fue su reacción cuando se intento introducir en las Logias de
Berlín, el sistema de los Altos Grados del Rito Escoces de Edinburgo,
cuya creación, de alguna manera, se atribuye a Miguel Andrés de Ramsay
hacia el año 1728. Entremos ahora a referirnos a la Cuarta Época, que
estaría comprendida entre el 24 de junio de 1717 y el año 1786, fecha
de las Grandes Constituciones (1 de mayo de ese año) , o 1801 en que
se constituyo en Charleston el primer Supremo Consejo del Grado 33 del
Rito Escoces Antiguo y  Aceptado. Para estudiar algunos hechos de
especial importancia, que pueden considerarse como antecedentes del 24
de junio de 1717, debemos retroceder al año 1666 en que ocurrió en
Londres un gran incendio que destruyo buena parte de la ciudad. Para
su reconstrucción, acuden no solo a las Logias de francmasones de
Inglaterra y Escocia, sino también de los países del Continente. La
obra de reconstrucción podía darse por terminada hacia el año 1710.
Muchas Logias ya habían dejado de trabajar. Pero desde el año 1703,
según ya hemos visto, la Logia de "San Pablo", que había venido a ser
la más importante, trabajaba en la reorganización de la Institución,
pero no ya como corporación operativa, sino como francmasonería
especulativa. Esta antigua Logia (que más tarde cambio su nombre por
el de "Antigüedad" que mantiene hasta hoy con el número 2 entre las
Logias dependientes de la Gran Logia de Inglaterra) con el propósito
de aumentar el número decreciente de la Confraternidad, y de
devolverle su importancia moral, toma una decisión que en cierto modo
será el punto de partida de la cuarta época, y la base fundamental de
la transformación de la masonería operativa en especulativa. En
efecto, decide: "Que ella continuará esta bella asociación que
conserva preciosamente los símbolos tradicionales y las doctrinas
humanitarias , y que los privilegios de la Masonería no serán más
reservados a los obreros constructores, sino, como ya se practicaba
antes, serían extendidos a los masones de todos los Estados que
quisieran tomar parte en ella, siempre que fueran debidamente
presentados , que su admisión fuese autorizada, y que fueran iniciados
en forma regular." Y al referirnos a esta época, debemos mencionar los
datos biográficos de uno de los masones más ilustres que tomaron parte
importantísima en la reorganización de la Orden: el Dr. Juan T.
Desaguliers , nacido en La Rochela en 1683 y muerto en Londres en
1749. El Dr. Desaguliers fue un sabio de gran nombradía en su tiempo;
discípulo de Newton, había emigrado de Francia a Inglaterra a causa de
la revocación del edicto de Nantes resuelta por el rey francés Luis
XIV en 1685, resolución por la cual se prohibió el culto y todos los
privilegios concedidos por el rey Enrique IV a los protestantes en
1598. Desaguliers había llegado a ser presbítero de una iglesia
protestante, y ante las persecuciones desatadas por la monarquía
francesa, busco refugio en Inglaterra, donde todos los cultos
religiosos eran libres. Fue iniciado masón en 1709, precisamente en la
Logia "San Pablo", que como ya dijimos desde 1703 estaba abocada a
trabajos de reorganización de la Orden.
 
http://groups.google.com.mx/group/secreto-masonico/browse_thread/thread/8d3d2a39e0fb5459/05f92d5100851c37?hl=es&lnk=gst&q=vigilante#05f92d5100851c37
Comments