Bienvenidos al Rincón de la Patrulla Coatí, donde encontrarás de todo, Tradiciones, Actividades, etc.

 

COATÍ

 Coatí, también conocido con los nombres comunes de coatimundi, pizote o cuzumbo, este pequeño mamífero es parecido a un mapache, aunque con el cuerpo más delgado, la cola más larga y el hocico truncado, parecido al de un cerdo, largo y móvil. Sus orejas son cortas, como las patas, y su cola es anillada; el color del pelaje varía de rojo a negro y es más claro por debajo.

Los coatís son animales de costumbres tanto diurnas como nocturnas y suelen vivir en bosques y selvas; trepan con facilidad a los árboles y pasan tanto tiempo en las ramas como en el suelo. Son carnívoros muy activos; gracias a su olfato, buscan con su hocico insectos, pajarillos y huevos, aunque si hay abundancia de fruta, se alimentan casi exclusivamente de ella. Su carácter curioso e inquieto hace de ellos mascotas cariñosas.

Los coatís son animales sociales y viven en grupos que pueden estar formados por hasta veinte individuos; todos ellos son hembras y machos jóvenes, pues los machos adultos son solitarios. La hembra se separa del grupo cuando llega el parto y da a luz una sola cría, que es cuidada y atendida en un nido en lo alto de un árbol. Se conocen sólo dos especies de coatís: la primera, con el pelo de color castaño oscuro, está distribuida por México y América Central; la otra, algo más pequeña que la anterior y de color rojizo, vive en la cuenca del Amazonas. Una especie emparentada, de tamaño menor y que habita en el norte los Andes, en Venezuela, Colombia y Ecuador, es el coatí de montaña, también llamado coatí menor.

Los coatíes (cualquiera sea su especie) son animales sociales que viven agrupados en bandas de entre 5 a 20 individuos, bandas o manadas integradas casi siempre solo por hembras y machos jóvenes ya que los machos adultos tienen hábitos solitarios. El período de gestación dura en promedio 77 días, unas cuatro semanas antes de alumbrar, la hembra preñada construye en las ramas de los árboles un nido, allí pare entre 2 a 6 crías que se mantienen en el nido hasta 6 semanas.

Miden entre 4 a 14 dm de longitud, según sea la especie y el sexo. Lo más frecuente es que los ejemplares adultos midan más de 8 dm. En esta medición se cuenta su alargada cola que tiene por sí sola una longitud equiparable a la del resto del cuerpo. Sus alturas a nivel de la cruz son muy reducidas (raramente más de 3 dm). Poseen extremidades cortas concluidas en fuertes uñas que les permiten horadar suelos de tierra bastante duros, hocico alargado y puntiagudo que les facilita un excelente olfato, ojos relativamente grandes y orejas cortas.

El pelaje de los coatíes tiene colores que varían desde el castaño al negro pasando por el rojizo.

Marchan fácilmente por el suelo, apoyando toda la planta de sus pies al modo de los plantígrados, así como también son hábiles arborícolas.

Por su alimentación son omnívoros, aunque dentro de su dieta se les puede considerar (según las circunstancias) como insectívoros o -si abundan las frutas-, como frugívoros. Además de insectos y frutas, su dieta incluye huevos y pichones.

Clasificación científica: los coatís pertenecen a la familia de los Prociónidos (Procyonidae), dentro del orden de los Carnívoros. El coatí de México y América Central se clasifica como Nasua narica, y el coatí de la cuenca del Amazonas como Nasua nasua. Por último, el coatí de montaña se considera un género aparte y se clasifica como Nasuella olivacea.

 Fuente: Encarta y Wikipedia