Inicio‎ > ‎

Carta de Baden Powell

publicado a la‎(s)‎ 24 oct. 2011 6:53 por Grupu Scout L'Arfueyu   [ actualizado el 25 oct. 2011 22:24 ]

CABERU MENSAXE DE BADEN-POWELL

Queríos Scouts: Si dalguna vegada viestis la obra de "Peter Pan", acordaréisvos de que’l
xefe de los pirates taba siempres faciendo’l so caberu discursu de despidida por mieu a
que, quiciabes, cuando-y llegara la hora morrer, nun tuviera tiempu pa dalu a conocer.
Asina me pasa a min, y magar que nun toi morriendo nesti momentu, esto va tener
qu’asoceder un día d’estos, y deseyo dicivos unes pallabres de despidida. Remembrái:
esto ye lo cabero que vais oyer de min, poro, meditáilo. Tuvi una vida perfeliz, y deseyo
que toos vós tengáis tamién vides perfelices. Toi convencíu de de Dios mos punxo
nesti mundu maraviosu pa que seyamos felices y esfrutiemos de la vida. Pero la felicidá
nun remana de les riqueces, nin de tener éxitu na carrera, nin faciendo lo que a ún-
y pete. Un pasu hacia la felicidá ye facese sanu y fuerte de neñu, pa poder ser útil y
asina poder esfrutar la vida cuando se ye home. L’estudiu de la naturaleza va enseñavos
cómo Dios llenó de coses guapes y maravioses esti mundu pa que lo podáis gociar. Tai
satisfechos colo que vos tocare en suerte y sacái d’ello’l meyor porgüeyu que seyáis
quien. Véi siempres el llau bonu de les coses y non el malu. Pero la verdadera manera
d’algamar la felicidá ye faciendo felices a los otros. Tentái de dexar esti mundu en
meyores condiciones de como lu atopastis; asina, cuando vos apuerte la hora de morrer,
vais poder facelo felices porque, a lo menos, nun perdiestis el tiempu y fixistis tolo
que pudiestis por facer el bien. "Tai sollertes” d’esta manera, pa gociar d’una vida feliz
y morrer felices: garráivos a la vuesa Promesa Scout siempres, mesmamente cuando
dexéis de ser mozos. Que Dios vos axude a facelo asina. El vuesu amigu,
ÚLTIMO MENSAJE DE BADEN-POWELL

Queridos Scouts: Si alguna vez habéis visto la obra de "Peter Pan", recordaréis cómo el
jefe de los piratas estaba siempre haciendo su último discurso de despedida por temor
de que, posiblemente, cuando llegara la hora en que habría de morir, no fuera a tener
tiempo para darlo a conocer. Así me sucede a mí, y aún cuando no me estoy muriendo
en este momento, esto tendrá que suceder uno de estos días, y deseo deciros una palabra
de despedida. Recordad: ésta es la última que oiréis de mí, por lo tanto, meditadla. He
tenido una vida muy dichosa, y deseo que todos vosotros tengáis también vidas muy
dichosas. Estoy convencido de que Dios nos ha puesto en este mundo maravilloso para
que seamos felices y gocemos de la vida. Pero la felicidad no proviene simplemente
de la riqueza, ni de tener éxito en la carrera, ni dándose uno gusto a sí mismo. Un paso
hacia la felicidad es hacerse uno sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así
poder gozar de la vida cuando se es hombre. El estudio de la naturaleza os enseñará
cómo Dios ha llenado de cosas bellas y maravillosas este mundo para que lo podáis
gozar. Estad satisfechos con lo que os haya tocado en suerte y sacad de ello el mejor
partido que podáis. Ved siempre el lado bueno de las cosas y no el malo. Pero la
verdadera manera de obtener la felicidad es haciendo felices a los demás. Tratad de
dejar este mundo en mejores condiciones de como lo encontrasteis; de esta manera,

cuando os llegue la hora de morir, podréis hacerlo felices porque, por lo menos, no
perdisteis el tiempo e hicisteis cuanto os fue posible por hacer el bien. "Estad Listos" en
esta forma, para gozar de una vida dichosa y morir dichosos: aferraos a vuestra Promesa
Scout siempre, aún cuando hayáis dejado de ser muchachos. Que Dios os ayude a
hacerlo así. Vuestro amigo,
Comments