Santuario del Café






Santuario del Café


Desde la llegada del Movimiento de Schoenstatt a Colombia en el año 1972, existió un sueño, el cual con las manos de muchos jóvenes, que forjaron poco a poco, con su trabajo, esfuerzo, sacrificio y como parte de su capital de gracias, el que ahora es una realidad, nuestro Santuario del Café, hogar en Pereira, desde el 15 de septiembre de 1995, de la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt.


Cada una de las piedras que conforman esta obra, llevan dentro la vitalidad, la entrega, el poder y sobre todo el amor de todos y cada uno de los jóvenes y familias que participaron en su construcción.


El Santuario del Café es un lugar de peregrinación no solo de la MTA sino del Movimiento de Schoenstatt. Visítalo, vive sus tres gracias fundamentales: El cobijamiento, la transformación interior y el envío apostólico, o sea el impulso a construir una comunidad nueva.


¿Conoces el lugar donde sientes que todo es posible; aquel lugar donde la tranquilidad te hace sentir que regresaste al hogar?


¿Conoces ese lugar que te ayuda a viajar a tu palacio interior, donde sientes el poder y el amor de la MTA y de Dios?


¿Conoces ese lugar donde por la misericordia de Dios, dejas de ser esclavo y encuentras la paz perdida y olvidada, y recuerdas la experiencia de vivir plenamente, de sentirte en comunión con el mundo? 


¿Recuerdas ese lugar donde al llegar te entregas y tus ojos dejan de ver y es tu alma la que encuentra la luz? 


¿Conoces el lugar donde te convences que nada te puede vencer? 


La Respuesta a estas preguntas es sencilla, sé que la conoces, porque ese lugar es: Mi Santuario, Tu Santuario, Nuestro Santuario del Café.


Un Lugar que nunca esta cerrado y nunca lo estará, porque está anclado en ti, porque está dentro de ti tan firme como el de piedra, y las llaves si las pierdes, estarán siempre aquí en nuestro Santuario del Café. 





Artículo Gabriel


MISIONERO LAICO NACIDO PARA SERVIR
Gabriel Loaiza Castaño
Cada amanecer de Gabriel comienza con esta jaculatoria: ¡Mater, Padre: muéstrenme el camino!

Su carisma es llegar a los niños y a los jóvenes y les repite: “la alegría es parte fundamental de la vida del joven, por eso debes decir adiós a la tristeza, a la melancolía, a refugiarte en el alcohol o la droga. Tienes que ser autónomo, entusiasta y reflejar vida. ¡Solo se vive una vez! Piensa antes de actuar”. Estas palabras están sustentadas en su rostro donde predomina una sonrisa que denota la alegría del que sigue al Señor Jesús.

Teniendo 10 años fue invitado a formar parte de un movimiento italiano, los Misioneros de la Consolata, quienes le inculcaron un especial amor a la Santísima Madre de Dios. Participó de trabajos comunitarios donde cada día tenían que organizar diferentes actividades, arreglos del altar, reflexiones y estudios bíblicos.

Entró a formar parte del movimiento de Schoenstatt en 1971 en Nueva York gracias al Padre Ernesto Durán y al Padre Boscamp. En 1972 llevó el cuadro de la Mater a Manizales donde se conformaron grupos de familias, matrimonios, y seminaristas de donde nacieron 14 sacerdotes. Su madre lo asistió en guiar a estos grupos, a más de encargarse de propagar la devoción a la Mater Peregrina. Uno de esos sacerdotes, el Padre Armando Sánchez, fundó en Armenia un Santuario de Schoenstatt.

Acompañado de 54 jóvenes y niños visitó Guayaquil en 1987, 30 de ellos sellaron su Alianza de Amor con la Mater. Fueron ellos, quienes con su Capital de Gracias y con la ayuda de los laicos construyeron el Santuario del Café en septiembre 15 de 1995. En la actualidad, estos jóvenes son profesionales y constituyen las bases que dan vida al Santuario de Pereira en lo espiritual y en lo económico.

Hoy, Gabriel enfrenta una disyuntiva espiritual pues el Obispo Auxiliar de Cali, Monseñor Julio Hernando García, lo ha invitado a participar de la vida sacerdotal. Está esperando una respuesta del Ángel del Señor. Hará lo que siempre ha hecho de su vida: un constante SÍ a la voluntad del Eterno Padre Dios.

Deja un mensaje a la familia del Ecuador: -Cuando se encuentren frente a una tentación, repitan: “ Mater, Padre: muéstrenme el camino”. Apártense y reflexionen-.


Oriundo de Colombia. Nació en Neira, Caldas y se sintió apóstol del Señor desde que tiene memoria. Tiene 56 años y pertenece a una familia de diez hermanos. Sus padres han procurado ser luz para sus hijos. Recuerda que para ellos el rosario diario en familia, el rezo del salterio, la misa dominical eran actos tan normales y hechos con amor.



Cultura Schoenstattiana


¿Qué es schoenstatt?


Schoenstatt es un movimiento apostólico de renovación, nacido en el seno de la iglesia. Su centro espiritual es el santuario de Schoenstatt, donde María se muestra de modo especial como la madre y educadora que da a luz a Cristo en nosotros, conformándonos según su imagen.


El movimiento de Schoenstatt abarca diversas comunidades que forman la <<Familia>> u <<Obra>>de Schoenstatt. Como movimiento de una renovación posee un marcado carácter apostólico y laical; una pedagogía y espiritualidad propias, particularmente aptas para quienes viven en medio del mundo y deben enfrentar un ambiente cada vez más descristianizado y materialista.


Su finalidad es formar una nueva comunidad sobre la base de hombres nuevos que superen la masificación propia de nuestro tiempo y sean capaces de forjar una nueva cultura impregnada por el espíritu de Cristo.


¿Qué significa el nombre Schoenstatt?


La palabra <<Schoenstatt>> designa originariamente un lugar geográfico: Schoenstatt, que se sitúa en la zona oriente de la pequeña ciudad alemana de Vallendar, junto a la ribera derecha del Rin, en las proximidades de la ciudad de Coblenza. Esta situado a unos 90 Km. Al sur de Colonia.


Literalmente, <<Schoenstatt>> significa <<lugar hermoso>>, del alemán: << eine schoene statt>>. Como su centro espiritual - el santuario – y su origen histórico están íntimamente ligados a este lugar, se introdujo en forma natural le designación del movimiento bajo este nombre.




Noticias



Canonización Padre Kentenich



Reflexiones Gabriel


Cada persona es una imagen de Dios, un camino hacia el, y el amor a ella es expresion y proteccion de nuestro amor a Dios.  A traves de las personas lo conocemos mejor y en ellas lo amamos.  El señor sale a nuestro encuentro y nos habla en las personas que nos rodean.

Unidos en oración Gabriel




Saludo Navideño



Ayudas