SOLO SÉ... QUE NO SÉ NADA

La frase que da nombre a la página se atribuye a Sócrates, filósofo griego del siglo V a.c. y me gusta interpretarla como el ansia de conocer y de revisar permanentemente aquello que creemos saber para seguir avanzando.
El conocimiento no se alcanza nunca ¡y menos mal por que si no la vida sería muy aburrida!