Cofradia‎ > ‎

Himno Verónico



El  Himno  Verónico,  surgió de una idea,  en una conversación de verónicos,  entre los cuáles  se encontraba  Don Ángel Parla Candenas,  que además es Director de Banda. La base de la letra, fue sacada de una poesía,  y cuyos acordes musicales,  fue a cargo del citado Hermano  D. Ángel Parla.


ESPÍRITU VERÓNICO

Cargado con la cruz y escarnecido,
Corona de espinas en su frente,
Sudorosa la cara y escupida,
Avanza Jesús entre la gente.

Curiosa vengativa e iracunda,
Abre filas a su paso la gran plebe,
Sus apóstoles y amigos le abandonan,
y le dejan solo ante la suerte.

Agobiado por el peso y la injusticia,
Cae al suelo en primicia ante la muerte,
Y es entonces cuando surge una mujer,
Entre hombres sin valor y de repente.

Verónico, Verónico de Ocaña,
Valiente, tenaz, trabajador,
Darás testimonio de tu vida
Con fe, alegría y gran amor.

Una mujer que es del pueblo,
Anónima y con recato,
Se acerca al cuerpo caído,
Y limpia el rostro manchado.

Y en aquel trozo de tela,
Sin valor y sólo blanco,
Quedó grabada la imagen 
del Cristo crucificado.

Y desde entonces su nombre,
Anónimo al pueblo llano,
Verónica fue para siempre
y para siempre fue Santo.

Verónico, Verónico de Ocaña
Valiente, tenaz, trabajador,
Darás testimonio de tu vida,
Con fe, alegría y gran amor.

Nosotros verónicos Olcades,
Fervientes defensores de sus actos,
Seguiremos el ejemplo de su vida,
Y queremos morir bajo aquel manto

Verónico, Verónico de Ocaña,
Valiente, tenaz, trabajador,
Darás testimonio de tu vida,
Con fe, alegría y gran amor.
Darás testimonio de tu vida,
Con fe alegría y gran amor.


Comments